SEMANA ( y santa)

Abro el periódico por la última página. Es una costumbre que heredé de uno de mis, llamémosle, guías espirituales y que sólo rompo con La Vanguardia, en cuyo caso voy directamente a la columna de Quim Monzó, que siempre es capaz de hacer trascendente lo aparentemente intrascendente en medio de tanta trascendencia.

Me encuentro con una oferta televisiva muy curiosa. Por un lado se me ofrece la historia de Thor ,un arrogante guerrero que por designio paterno debe luchar contra las fuerzas » más ocuras de Asgard» (sic). También puedo elegir entre una película en la que «la Tierra está siendo invadida por unos alienígenas que pretenden hacerse con los océanos para utilizarlos como fuente de energía » ( sic, too) u otra , titulada The Amazing Spider- Man, en la que «Peter, que , como la mayoría de los adolescentes está intentando descubrir quién es, termina por reconocerse como Spiderman…» ( sic, too, too)

Cierro el periódico. ¡ Y luego dirán que esto de la Democracia no es sino una continuación del Franquismo! Desde luego quienes lo dicen no tienen ni idea de lo que era una Semana Santa de aquellas. Los cines cerrados, las iglesias permanentemente abiertas con los cristos, las vírgenes y los santos ( y santas, of course) tapados con paños morados ( nada que ver con los repúblicanos, ¡eh!), la cantinela circular de los tambores lejanos de las severas cofradías de encapuchados, y en la televisión, en la única televisión que había, la reposición exacta, sistemática, regular, obsesiva, de la tragedia de Ben – Hur y de la epopeya de Los diez Mandamientos con aquel siempre transido Charlton Heston.

Aún así, parece que los hay que añoran aquellos tiempos que, por cierto, a pocos números que se hagan duraron menos que estos, y por ellos ( y ellas, of course too) volveríamos a la televisión única de la patria única para la familia única…No se han dado cuenta de que estamos en la época de Netflix, de las matrias y de la monoparentalidad optativa…

5 comentarios sobre “SEMANA ( y santa)”

  1. Estimado D. Vicente:
    Se ha olvidado usted de «Molokai» (aquélla de la isla de los leprosos) que también era inamovible por estas fechas.
    Por lo demás, como de costumbre, una columna estupenda.
    Saludos.

  2. Semana Santa y ole…
    Tras publicar reciente en facebook un Sketch con imagen de costaleros portando a Belen Esteban y a príncipe ingles sobre silla gestatoria porteada por aborigenes, una ofendida persona contesta con una frase. (del Dr. Doménec Luengo):
    La sinceridad sin empatía es simplemente crueldad. Desconfía de quien se manifieste: «Yo digo siempre lo que pienso». La verdad debe contemplar siempre la valoración del posible impacto en el otro, incluso es una magnifica opción callar si lo que vas a decir no mejora el silencio.
    Contestación del, agnóstico, aconfesional y laico bloguero:
    Por eso el culto religioso, manifestarlo de forma externa, estentórea, plañidera, beata y callejera, es más un acto de dominio de poder y folclorismo, que no de respeto a los demás pobladores de este mundo, donde hay cientos de religiones y dioses, lo cual confirma el deber ético, de hacerlo de forma privada, todas y cada una de ellas. Los mejores creyentes hasta en un apagado garaje, se ven con su Dios.
    A todo esto habría que añadir que hay que respetar la memoria histórica,… y como la HISTORIA no es ciencia exacta matemática, hay que recordarla en perfecto orden de factores.
    La Inquisición ha sido determinante para imponer esta práctica, ante tantos «incrédulos conversos» colonizados conquistados.
    ¡ DEBOTO y ético cristiano ante todo…… HAY QUE PARECERLO !….. durante una semana, … el resto del año zafándolo, en los MANDAMIENTOS más egoístas y lucrativos. …
    ….* Amen *…

Responder a Iñaki Murua Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *