CRÓNICAS PANDÉMICAS. 9.(G)local.

«Glocal» es una expresión surgida en la última década del siglo pasado de la mano del sociólogo Roland Robertson ( Globalization. Social Theory and Global Culture , 1992) con la pretensión de describir un proceso de interrelación entre lo local y lo global que ha generado una nueva comprensión del mundo así como «la intensificación de la conciencia del mismo como un todo».

Sin embargo esta expresión puede que acabe por tener una acepción algo diferente al resumir muy bien cierto sentimiento que se ha extendido durante la problemática desescalada tras el confinamiento y que apunta a una revalorizacion de lo local en una nueva dimensión global que para muchos y muchas ha sido un descubrimiento.

Y así, si se ha mantenido cierta atención, se ha tenido la oportunidad de ver las calles antes vacías luego llenas de un paisanaje muy variado en el que apenas si nos habíamos fijado por su misma inmediatez ;de ver otra ciudad con solo levantar la mirada y atisbar balcones y buhardillas;de viajar en un autobús hasta el final de la línea y visitar un barrio tan curioso como desconocido; de probar la gastronomía de siempre, ya aparcada entre tantos platos exóticos; de retomar , en fin, ese libro tantas veces comenzado ,sin la presión mediática de las novedades literarias ( sobre esta cuestión no puedo evitar la mención al inteligente film La biblioteca de los libros rechazados – Rémi Bezançon , 2019)

Y así lo local parece haber devenido global en su distancia recuperada, propio y ajeno a la vez, tan cercano y tan lejano , y sin la intermediación electrónica ya casi de obligado cumplimiento , esa que en ocasiones recuerda y demasiado al débito matrimonial..

Local, global, glocal…¡(G)local!

6 comentarios en «CRÓNICAS PANDÉMICAS. 9.(G)local.»

  1. «esa que en ocasiones recuerda y demasiado al débito matrimonial» ¿demasiado? Pero don Vicente ¿se ha levantado con mal pie?

  2. Vicente…. magnífico, una vez más. En cualquier caso es increíble los esfuerzos subterráneos que algunos y algunas hacen para hacernos creer que la pandemia no tiene un componente (especialmente en sus consecuencias) social.

Responder a Vicente Huici Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *