Deportes y otras chorradas

Poco pan y pésimo circo, cantaban los Def Con Dos en 1995. Queda un poco lejano, pero el tema podría seguirse aplicando a la situación actual, en la que La Crisis sigue recortándonos el mendrugo en el plato. Y de lo otro… Probablemente ya conocen el estudio que publicó el martes la fundación Ipar Hegoa, dependiente del sindicato LAB, en el cual se afirmaba que atendiendo a criterios de la representación de políticos, marcos geográficos y áreas temáticas, los informativos de la radiotelevisión pública “no tiene en cuenta o incluso prescinde de la realidad y sociedad a la que se dirigen”. Y seguro que han llegado a sus propias  conclusiones, más aún después de que ayer Alberto Surio asegurara que el caso Urchueguía [Enlace roto.]. Así que yo voy a hablarles de otra cuestión, tampoco menor, que se desliza en esa misma investigación elaborada por Aztiker después de analizar 1.066 noticias -479 de las cuales aparecieron en distintas ediciones de Gaur Egun y Teleberri-.

Según este examen (en PDF aquí en castellano, y aquí en euskera), el 30% del tiempo y las noticias de las que se ocupan los informativos analizados lo hacen bajo el epígrafe de Deportes: tres de cada diez piezas giran alrededor del deporte. Estudiando cualquier otra televisión, probablemente llegaríamos a conclusiones parecidas, si no más exageradas: la sobrerrepresentación en el espectro informativo del deporte. Que en realidad no es tanto deporte sino fútbol. Que en realidad no es fútbol sino declaraciones de futbolistas, anuncios de partidos, cruce de manifestaciones entre entrenadores interesadamente enfrentados, presentaciones de zapatillas patrocinadas, traspasos y fichajes multimillonarios, la casa en la que vive Cristiano Ronaldo o el anuncio que protagoniza Messi. Puro circo romano, sin fronteras entre lo importante y lo accesorio, montado alrededor de algo que, en realidad, es entretenimiento. De acuerdo, también entrega, pasión, ilusión, esfuerzo… que en muchos casos quedan relegados a un segundo plano a favor del espectáculo de lo banal. 

Si a ello le sumamos el chorreo de noticias estúpidas, prescindibles o escasamente significativas, nos encontramos con unos informativos que de ningún modo contribuyen a informarnos: un niño chino que pesa 70 kilos a sus tiernos tres añitos; la graciosísima e incomprensible “conversación” entre dos bebés gemelos; un video grabado con un móvil de la agresión que sufre en su aula un profesor de Secundaria; “nuevas imágenes de un videoaficionado” que captó en toda su intensidad cómo el tsunami llegaba a una localidad costera japonesa; videos de los bomberos madrileños intentando demostrar que fue la Policía municipal la que inició una protesta; la -preciosa pieza para finalizar un informativo de fin de semana- floración del cerezo de Etxaurri. Todos son ejemplos de hoy, 31, vistos y oídos en distintos informativos en los que, por cierto, cada vez tienen menos peso las imágenes propias y se ha abierto la puerta a más y más grabaciones amateurs, clips de youtube pixelados hasta lo inaceptable e imágenes extraídas de vídeos corporativos.

Sólo quien quiere sigue autoconvencido de que basta con ver la tele para estar informado. Pero de ahí a asumir que un informativo puede confundirse con un canal de Youtube o una herramienta al servicio de la promoción de clubes privados va un trecho largo.

2 comentarios sobre “Deportes y otras chorradas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *