El misterio de Los misterios de Laura

El fenómeno paranormal que nos ocupa difícilmente será tratado en Cuarto Milenio. Dudo de que el ínclito Iker Jiménez -que, por cierto, no es mi primo- pueda explicar el éxito de una de las series que se está destapando como imbatible en las noches de esta temporada. Sí, amigos, anoche, por quinta semana consecutiva, Los misterios de Laura fue la emisión más vista del día. En horario de máxima audiencia, 3.238.000 personas vieron su primer capítulo (17% de share). El segundo, una reposición, fue seguido por 2.485.000 (16,9%) espectadores. Para mí es toda una sorpresa el éxito de un producto de buena factura, es indudable, pero más soso que un pan sin sal.

Esta es la segunda temporada de Los misterios de Laura, así que es probable que no necesiten que les diga que es una serie protagonizada por una inspectora con supuesto olfato, que resuelve crímenes a partir de pistas que a los demás les habían pasado desapercibidos y que tiene un look entre monja y moderna que echaría para atrás a cualquier fashionista que se tuviera por tal -espero que en la vida real María Pujalte sepa despegarse de la imagen de su personaje por el bien de quienes la rodean y quieren bien-. Tiene una madre y dos hijos y está divorciada del padre de los niños, que también es policía en su misma comisaría. Un par de secundarios forman parte de su equipo y un montón de personajes episódicos por capítulo dan cuerpo a historias autoconcluyentes cortadas todas todas todas por el mismo patrón. Ni drama ni comedia, ni guión chispeante. Y aun siendo una serie de suspense, de este tampoco hay demasiado.

Laura no me cae especialmente simpática, las secuencias familiares están metidas con calzador y me dan igual, el planteamiento de los casos a resolver no suele ser demasiado original y la resolución a veces me parece tan forzada que haber seguido el capítulo entero se me antoja una pérdida de tiempo. Puede considerarse atemporal, aunque no faltará quien la encuentre más bien añeja. Pero ahí me tienen, una semana más, arribando en el puerto de La 1. Es tan fácil, tan doméstica, exige tan poca atención, que sin una pizca de entusiasmo me entrego en sus brazos mientras dedico las neuronas a hacer la lista de la compra.

Desde hace unos meses, gran parte de los canales ha decidido dedicar las noches del lunes a la ficción propia. Ayer Antena 3 despedía para siempre a Física o Química -en semanas anteriores programó algunas de sus otras series, como La reina del Sur y Los Quién-, LaSexta mareaba un poco más a Antonio Melero haciendo de BuenAgente, y Telecinco decidió atrasar hasta el late time el capítulo de [Enlace roto.] que, a estas alturas acumula demostrada solvencia para provocar chistes y es, sin duda, la apuesta más fallida de la temporada. A no ser que usted sea un seguidor acérrimo de la (ciencia) ficción adolescente, un fan irredento del costumbrismo casposillo o un devoto de Pilar Rubio, no me extrañaría que, igual que yo, ayer optara por la correcta pero gris Laura. La serie le parecerá bastante insustancial, sí, pero al menos se ahorró unos cuantos sustos. Caso resuelto.

4 comentarios sobre “El misterio de Los misterios de Laura”

  1. En fin, Estefanía, he leído tu blog y con este artículo he decidido dejar de hacerlo.
    Que una serie tan entretenida, fáceil y bonita de ver, bien dialogada e interpretada te parezca gris y anodina, lo respeto, aunque no lo comparto.
    Pero que dés por hecho que casi cuatro millones de personas hacen como tú, todas las semanas, es decir, ver Laura porque no hay nada en las otras cadenas, me parece un poco presuntuoso. Que te pase a ti no quiere decir que le pase al resto de la población.
    Y que digas que no hay nada la noche de los lunes, en fin… es la noche con más competencia de la semana: -cuatro y la sexta (con la peli y bones hasta la semana pasada) dan sus mejores datos de la semana, alrededor del 10
    -Supervivientes (que lo alargan hasta la extenuación para hundir a Laura) hace quinces
    – la final después de cinco años de Foq levantó mucha expectación (aunque no se tradujo en datos)
    – Indiana Jones… ejem… Indiana no te parece una competencia aceptable?) (Laura le ha sacado más de tres puntos)
    – Y no nos olvidemos de los estrenos más ruidosos de la temporada (Los Quien y Piratas) que se han estrellado contra Laura.

    No, claro que no hay competencia… No sé la tele que verás tú, pero desde luego, te digo que como parte de los cuatro millones que vemos Laura todas las semanas, no lo hacemos porque somos tan borregos que vemos algo que no nos interesa porque no hay otra cosa. Hay mucha cosa, y Laura es la mejor opción con diferencia.

    Y se me olvidaba: me he reído en todos los capítulos (pienso que la serie tiene comedia, aunque tu afirmes categóricamente que no), en alguno, hasta me he emocionado… y lo de que los guiones no sean chispeantes… en fin, pienso (es mi opinión) que son los mejores guiones ahora mismo en una serie española.

    Como conclusión, piensa lo que quieras de la serie, pero por favor, no te erijas en portavoz de los cuatro millones de personas que la vemos porque nos gusta, nos encanta, es más, nos apasiona.

  2. Barlett,

    Cada cual puede tener su propia opinión, respecto a Los misterios de Laura o respecto a cualquier otro espacio. No conozco los motivos por los cuales los cuatro millones de espectadores de Los misterios de Laura siguen la serie cada lunes (algunos con… pasión, visto lo visto). Sólo parto de mi propia experiencia, la observación de mi entorno y del análisis del producto y su contexto de emisión.

    De ningún modo considero a quienes ven este u otro programa borregos sin criterio. Nunca he ido por ese camino. Pero no deberías olvidar que los registros de audiencia revelan el número estimado de espectadores que tienen conectado un canal dado en un momento concreto, no la atención que le dedican. Y es obvio que hay productos que exigen más implicación por parte del espectador que muchas de las series españolas que, como tú mismo/a dices, son «fáciles de ver».

    Quizá uno de los activos de Los misterios de Laura (otro, porque no seré yo quien discuta la calidad de su factura y de sus interpretaciones, que tú apuntas) es el único que no mencionas pero probablemente no te haya pasado desapercibido: el resto de las cadenas han anunciado, estrenado, retirado, alargado, probado… y TVE1 es la única cadena estatal que ha marcado una pauta regular para su oferta de lunes noche. Y somos animales de costumbres…

    Un saludo, y gracias por pasarte por aquí. Se trata de compartir opiniones.

  3. Recuerdo dos series espanolas de los 90 , ‘El comisario’ y la otra ‘ Hospital central ‘, con mucho drama pero sin duda dos series que se podian ver en la television ,por ahi aun debe existir aquella serie de los 70 o de los 60 ,creo que producida por Tve ,’El hombre y la tierra ‘ , que para su epoca marco su triunfo , Creo que ‘Nadina’ fue una serie muy popular en la Tve ,algo asi como un melodrama novelistico , un saludo Estefania.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *