La reina de las tarimas está escocida

Disculpen la ordinariez, pero ese era el hilo argumental declarado del último capítulo de Gandía Shore por el que me pasé hace unos días. El documental de MTV España está siendo una de las revelaciones de la temporada para la cadena: este domingo alcanzó un 3,5% de cuota de pantalla. 750.000 espectadores con la tele puesta, muchos de ellos dispuestos a entrar en el juego, reír las gracias, comentar la boutade de turno y tener tema de conversación en Twitter y fuera de él.

Así que me alegra saber que Conchi Medrano, catedrática de Psicología Evolutiva y de la Educación de la UPV/EHU, cuyo trabajo alrededor de la influencia de los realities entre los adolescentes hace tiempo conocía y respeto, considere que hay otros modelos sociales más perjudiciales que los que aparecen en Gandía Shore o en cualquiera de sus antecendentes. Ella menciona como influencias realmente negativas el antiejemplo de Urdangarin y los mercenarios de la vida privada -y estoy segura de que también podría hablar de algún que otro «millonario prematuro»-, y considera que un entorno familiar “normal” es un modelo mucho más potente en la formación de la identidad adolescente que un programa de televisión.

Así que me quedo más tranquila después de leer la entrevista que Arantza Rodríguez publicó el sábado 8 en Deia y el resto de diarios del Grupo Noticias. Las palabras de Medrano acompañan este reportaje sobre el programa, en el cual aparecemos Arturo Torró, alcalde de Gandía, y quien les dirige a ustedes estas líneas. A lo que pueden leer aquí -¿y ya desde el cinismo?-, sólo me queda añadir mis felicitaciones a MTV España, que gracias al formato ha conseguido una notoriedad fuera de toda duda que ya quisieran para sí el resto de las TDT, y a la productora del programa, Magnolia, que ha sabido encontrar a bufones a la medida de su esquema. A saber, el de unos personajes dispuestos a llevar al extremo sus personalidades límite a cambio de un par de bolos de discoteca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *