Tacos

Están algunos un poco soliviantados por aquí porque el pasado 31 de marzo, durante la retransmisión que hizo la BBC de la regata Oxford-Cambridge, a uno de los timoneles se le pudo oír en varias ocasiones utilizar un lenguaje no apto para damiselas. Oskar Zorrilla, aunque pudiera parecerlo por la grafía de su nombre y -permítanme el chiste malo- su rudo léxico, al menos durante la competición, no es vasco sino un colombiano-estadounidense de 25 años matriculado en la Universidad de Oxford. Y en su (increíblemente) discreta cuenta de Twitter deja constancia de que pertenece al peso pluma, como buen timonel. Encaramado a sus 52 kilogramos de peso se encargada de controlar la dirección del barco y la frecuencia de las paladas, y también anima o azuza a sus compañeros para hacerlos llegar a buen puerto. Y llegar los primeros.

Pues bien, se han registrado más de 200 quejas tramitadas mediante un formulario como este. Más de 6 millones y medio de espectadores asistieron a la retransmisión de la explosiva competición por televisión, durante la cual los comentaristas se deshacían en disculpas por el lenguaje de Zorrilla. Pero la realización seguía dejando el micro abierto. ¿Cómo? ¿Un micrófono registrando el sonido ambiente en las traineras? Pues sí, desde 2006 la audiencia puede disfrutar desde casa del sonido de las palas rompiendo las aguas del Támesis, los jadeos de los remeros y, por supuesto, las arengas de los timoneles. ¿Y qué espera la realización de un programa que se oiga en estos casos? ¿Ruegos e interpelaciones en el más delicioso de los acentos posh?

Traigo esta cuestión a cuento porque es una excusa para presentarles, por si no lo conocen, al Ofcom (Office of Communications). Se trata de un órgano regulatorio que vela por la corrección y probidad de los medios de comunicación británicos y por la libre competencia en la industria de las telecomunicaciones en el Reino Unido. Pero si se trata de responder con un sí a mi anterior pregunta, francamente yo lo dudo tanto como usted…

Todas las entradas que, como esta, pertenecen a la categoría Una vasca en Oxford, están redactadas mientras disfruto de una estancia como investigadora visitante en el European Studies Centre de la Universidad de Oxford y observo, desde fuera, cómo somos y cómo nos ven.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *