Diez años

Me encantan las hemerotecas. Husmear en lo que hace un año, catorce, veinte, ocupaba las portadas de la prensa y, en un acto de fe en la teoría de los vasos comunicantes, las supuestas preocupaciones de la ciudadanía. Esto también rige para el resto de medios. Por eso estos días he disfrutado al revisar la tesis doctoral de mi compañera Marian González Abrisketa que firmó hace unos años un análisis de la información televisiva durante la campaña electoral previa a las elecciones autonómicas de mayo de 2003 -las primeras en democracia, por cierto, en las que una formación política fue ilegalizada… que hasta entonces la izquierda abertzale había tenido representación y responsabilidad política, no crean…-.

Hoy que despedimos mayo resulta chocante comprobar cómo según los datos del Euskobarometro del mayo de 2003, el 61% de los vascos veían con optimismo el futuro de Euskadi para los siguientes 10 años. Mi yo del presente mira con una mezcla de condescendencia e incredulidad a nuestro cándido yo del pasado. Ni lo veíamos venir.

La TVE de hace diez años, entonces con bien de anuncios a cara descubierta, era la de Ana y los Siete y la de los viernes de El retorno de Omaíta. La que emitió el programa más visto de la temporada: el festival de Eurovisión en el que participó Beth (“dime lo que puedo hacer, como te puedo tener…”). La de Urdaci denunciado por C C O O por falta de imparcialidad al informar sobre una huelga general. Mientras el resto de cadenas la petaban con Los Serrano, Siete vidas, La isla de los famosos y Hotel Glam, el Telediario de Urdaci, y Ribagorda los fines de semana, hablaba sobre el Prestige o la guerra de Irak. Y era discutido y discutible, pero al menos tenía un share medio del 22%.

Mañana sabremos los resultados de audiencia de los Telediarios del mes de mayo. Con las críticas a la línea editorial de la corporación arreciando, desde fuera y desde dentro, y reconociendo que no hay fragmentación de las audiencias que valga, estoy segura de que no hay nadie en TVE que no firme hoy repetir el 13,9% arañado en abril. Igual hasta resulta que diez años no han pasado en vano. Igual resulta que hoy, 2013, no todo vale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *