Receta: Tartar de navajas

Las navajas quizás sean uno de los moluscos que menos se utilizan en la cocina de los hogares bizkainos. Que no os dejen intimidar su tamaño o forma, si se prepara de forma adecuada tiene un sabor exquisito digno de cualquier banquete real. Os recomiendo una receta muy sencilla capaz de cautivar a cualquier tipo de comensal: tartar de navajas sobre lámina de calabacín. ¡Empezamos!

Ingredientes (para 4 personas)

  • 24 navajas
  • 1/2 calabacín
  • Tomillo limonero
  • Perejil
  • Tomate seco
  • Naranja
  • Puerro

Elaboración
Comenzamos escaldando las navajas en agua hirviendo con sal por espacio de 10 segundos. Una vez transcurrido el tiempo las extraemos de su concha, las limpiamos de sus visceras y nos quedamos con la parte más blanca, la cual trocearemos y reservamos. En el mismo agua de escaldar las navajas, haremos lo mismo con unas navajas de puerro y unas láminas de calabacín. Reservamos. Picamos el tomillo limonero, el tomate seco y lo mezclamos con las navajas y unas gotas de zumo de naranja. Añadimos el puerro escaldado y aliñamos con aceite de oliva y unas gotas de zumo de limon.

Emplatamos en un plato llano, colocando una lámina escaldada de calabacín y sobre ella el tartar de najava. Rociamos el conjunto con un aceite de oliva virgen extra.

Receta: Pochas con nécoras y huevo poché

El verano en el País Vasco, salvo a algunos días de mucho sol y un calor intenso, no suele ser de los más calurosos de la zona y todo ello se ve reflejado en la gastronomía. No tengas miedo de degustar unas deliciosas pochas tan solo porque en verano aborrecemos todos los primeros platos calientes. Atrévete con esta receta que fusiona lo mejor de la tierra y una porción de mar: pochas con nécoras. ¡Empezamos!

Ingredientes (4 personas)

  • 4 nécoras
  • La punta de guindilla roja seca
  • 1/4 de pimiento rojo
  • 1 tomate
  • 1 ajo
  • 1/2 cebolla
  • 500gr de pochas cocidas con puerro
  • 4 huevos
  • Vino blanco
  • Aal
  • Aceite de oliva

Elaboración:
Comenzamos haciendo los huevos poché, para ello nos ayudamos de un film trasparente de cocina y un bol. Colocamos el papel sobre el bol y lo engrasamos con aceite de oliva. Rompemos sobre ello el huevo con cuidado de nos cascar la yema. Con todo ello hacemos una bolsita, la cual prensaremos al máximo para conseguir una forma redonda. Coceremos en agua hirviendo, por espacio de 4 minutos y medio. Una vez cocido lo refrescamos en agua con hielo y dejamos reservar en un plato sin quitar el film.

Seguidamente picamos el ajo, la guindilla, el pimiento, el tomate y la cebolla. Todo ello lo ponemos a pochar en una sarten, donde una vez hecho incorporaremos las necoras, el vino blanco y dejaremos hacer tapado por espacio de 5 minutos. Transcurrido el tiempo extraemos las necoras y añadimos al sofrito las pochas previamente cocidas con un trozo de puerro. Dejamos cocer el conjunto para unificar sabores.

Emplataremos en un plato hondo las pochas, las necoras troceadas y culminaremos con el huevo poche.

Receta: Arroz cremoso con percebes

Después de un pequeño paron en el blog debido a la reapertura del nuevo Tamarises, vuelvo a estar con vosotros. Han sido muchos meses de frenética actividad para que todo salga a la perfección pero por fin encuentro un pequeño espacio a la semana para intentar acercar algunas de mis receta de cocina favoritas en vídeo. Esta semana os traigo un arroz con un toque muy marino: risotto de percebes con un pure de algas. Una forma diferente de sorprender en la cocina a nuestros comensales. ¡Empezamos!

Ingredientes (4 personas):

  • 100 gramos de percebes
  • Un manojo de ramallo de mar (algas)
  • 100 gramos de chirlas
  • 200 gramos de arroz cocido
  • Aceite de Oliva
  • Alioli de Miel (3/4 de alioli, 1/4 de miel)

Elaboración
Comenzamos cociendo el percebe en un agua hirviendo durante 30 segundos, reservamos. En el mismo agua escaldamos las algas por espacio de 15 segundos. Limpiamos el percebe y partimos en trozos pequeños. Seguidamente trituramos las algas con un poco de su agua de cocción con ayuda de una batidora, hasta conseguir una crema fina con un color verde intenso.
En una sartén, con un chorro de aceite, abrimos las chirlas, añadimos el percebe troceado, el arroz (previamente cocido) y lo ligamos todo con la crema de algas hasta conseguirla textura deseada. Empletamos en un plato hondo y añadimos como acompañamiento una quenefa de alioli de miel.