Cómo hacer la mejor tortilla de patata

Ya ha llegado Marijaia y trae consigo numerosos concursos de cocina por toda la villa de Bilbao. Que mejor manera que comprovar nuestra valía como cocineros probando suerte en alguno de estos certámenes. No puedo asegurarte la victoria pero al menos, te regalo algunos de los consejos que utilizamos los profesionales en nuestros platos. Hoy, cómo realizar la mejor tortilla de patata del mundo. ¡Empezamos!

Un secreto para hacer una tortilla de patata especial es conseguir darle la cremosidad que muchas veces le falta. Para ello partimos de una buena patata, siempre importante, aunque más importante aún a pesar de llamarse tortilla de patata es el huevo. Usar un buen huevo, a poder ser de caserío (yema amarilla, cáscara blanca) que podemos encontrarlos fácilmente en el mercado de la ribera.

Existe una polemica sobre los ingredientes adicionales con los que aderezar dicha tortillas. Particularme, la mejor tortilla de patata tiene que tener un poquito de cebolla pochada para darle ese punto de jugosidad y suavidad a todo el conjunto.

Ingredientes:

  • 600 gramos patata
  • 1 cebolla
  • 4 huevos de caserio
  • 4 yemas de huevo de caserio
  • aceite
  • sal

Elaboración:

Ponemos aceite a calentar en una sartén. Mientras se calienta, vamos cortando la cebolla en dados pequeños, la pochamos en el aceita y cuando ya la tenemos casi transparente a fuego suave, le añadimos la patata cortada tambien en dados pequeños. De esta forma conseguimos bajar la temperatura del aceite y que la patata se nos vaya pochando lentamente. Una vez que la patata empieza a coger tonos dorados. Ya la tenemos lista para, una vez escurrida del aceite, mezclarla con el huevo. El gran secreto de esta tortilla es la proporción de yemas sobre claras, que será siempre del doble de yemas por el de claras.

Terminamos cuajando la tortilla a fuego medio en una sarten bien engrasada. La vuelta es mejor dejarse de historias y ayudarse de un buen plato para no derramar ni la más minima gota de la sarten. Dejaremos cuajarla levemente procurando que el interior nos quede casi líquido, ya que con el calor residual que tendrá el conjunto terminará de hacerse por dentro.

 

Receta de Navidad: Ñoquis de patata con Pesto Rojo

Pastas hay muchas. Italia se enorgullece hablando de las mil y una que poseen, de diferentes formas, tamaños, cortes y sabores, pero todas tienen algo en común excepto una: los ñoquis o gnocchi.
Podemos elaborarlos con diferentes harinas como la de trigo, castañas, maíz y darles diferentes sabores como espinacas, calabaza, etc. Es una receta tan internacional a día de hoy, que dependiendo del país que la consuma cambia por completo sus componentes, amoldándola a sus productos básicos.
Hoy nos hemos decantado por mostraros la receta mas típica y sencilla, unos deliciosos ñoquis de patata que vamos acompañar de otros productos típicos italianos: unas delicadas hojas de rucula que nos pondrán un contrapunto de amargo a nuestro plato y una salsa pesto rojo, menos conocido que el pesto genovés, pero no menos sabroso.

Ingredientes (para 4 personas):

500gr de patatas cocidas y peladas
100gr de harina
1 huevo
Sal
Queso parmesano
Aceite de oliva virgen extra
Pesto rojo
Rucula

Elaboración:
Trituraremos las patatas con ayuda de un rallador aun cuando permanezcan calientes, añadiremos un poco de sal, el huevo y mezclaremos. Añadimos poco a poco la harina hasta que se pueda amasar con las manos. En todo momento trabajaremos con la mesa enharinada, pero controlando bien la cantidad de harina, la cantidad de la receta es un promedio, a lo mejor necesita algo más o algo menos (depende de las patatas, de la harina, del tamaño del huevo, etc). La masa debe resultar blanda, pero fácil de trabajar, que no se pegue en la medida de lo posible.

Una vez conseguida la masa, la dejaremos reposar unos minutos y seguidamente la cortaremos en porciones y hacemos canutillos de un grosor de unos 1,5 cm. Cortaremos porciones de 1 cm o 1,5 cm y las pasamos por un tenedor presionando para hacer un hueco por un lado y por otro lado un dibujo de estrías. Los coceremos en agua hirviendo con sal. Los echaremos en el agua y cuando suban arriba los vamos sacando, esto serán unos dos minutos.

Emplatado:
En un plato hondo, colocaremos los ñoquis, sobre ellos el pesto rojo, la rucula y virutas de queso parmesano, culminaremos el plato con un chorro de aceite de oliva virgen extra.

Receta de navidad con una pasta italiana de patata