Trolas de ayer y hoy

Ni un par de días antes, la ortodoxia progresí repicaba con denuedo la última gran frase de San Noam Chomski, que a punto de cumplir los 90, parece haber descubierto la pólvora. “La gente ya no cree en los hechos”, pontificaba el gurú en el suplemento megaguay del diario a veces megaguay y a veces no tanto, bien es cierto que forzado por un entrevistador genuflexo y succionador. ¿Ya no cree? ¿Es que alguna vez ha sido de otro modo? En la propia obra anterior de un pensador tan longevo está esa misma idea referida a diversos acontecimientos de los que ha sido contemporáneo.

Llama la atención que justo ahora nos parezca una novedad que el personal se trague sin rechistar las trolas más toscas. Y aquí vuelvo al comienzo, porque muchos de esos mismos que asentían al borde de la fractura cervical mordieron como panchitos el burdo cebo que tiró alguien en esa gran charca que son las redes sociales. El trampantojo en cuestión consistía en una fotografía de Abascal, la sensación del momento, besando la tumba de Franco. No les sé decir si era un tuneo con photoshop o un pavo que se parecía al de Amurrio, pero sí que cantaba a montaje cutre a mil millas. Eso no evitó que la instantánea chungalí se tomase por cierta, dando paso a todo tipo de cagüentales, que no cesaron cuando llegaron los desmentidos acompañados de pruebas. Los más moderados porfiaban que la imagen podría haber sido cierta. Los demás seguían insistiendo en que seguramente lo es, y puedo apostarles que en el futuro continuará rulando por ahí como la del falso Albert Rivera vestido de falangista. Pero luego daremos lecciones sobre bulos y rumores.

Un comentario sobre “Trolas de ayer y hoy”

  1. Ha habido, hay y habrá trolas, unas mas grandes que otras, una grande fue hace 40 años cuando los «padres» Fraga, Gabriel Cisneros, Miguel Herrero y 4 un poquito menos sospechosos nos presentaron «su democracia» como paraíso terrenal existente en otras tierras y que los parias de esta íbamos a gozarla, sí por los hue…
    Carrillo, González y demás metían trolas a sus bases enseñando una libreta en B como diríamos ahora.
    Casado, Rivera, Abascal, Iglesias y demás trolean y trolean como grandes artistas porque tuvieron grandes maestros que nos trolearon con la OTAN con la UE con mentiras sobre grandes atentados, crisis inventadas, pactos de Moncloa y la madre que lo par… por sus amos de la banca.
    Algunos recordamos todas estas trolas y si tenemos salud veremos las que seguirán viniendo.
    Lo de aquí arriba lo dejamos para otro día porque trolas tampoco faltan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *