Amigos como Puigdemont

No me cansaré de repetir que ninguna buena acción queda sin castigo. Ni tampoco que hay determinados amigos que hacen que sobren los enemigos. Que se lo pregunten al lehendakari. En buena hora se le ocurrió atender la llamada angustiada de un entonces accidental president de la Generalitat que no sabía cómo salir de la brutal trampa para cazar elefantes en la que había entrado por su propio pie. Lo suyo habría sido preguntarle al desbrujulado Puigdemont, menos Carles que Manolete, que si no sabía torear para qué se había metido. Pero Urkullu es como es y, como siempre, pensando en echar una mano, que en el caso que nos ocupa era evitar un desastre, cambió los mocasines por las katiuskas y se fue de hoz y coz a un barrizal del que inevitablemente iba a resultar pringado por activa, pasiva o circunfleja.

Como se acaba de ver, el pago por tal favor ha sido que el señor de Guaterló se haya despachado tildando a quien le echó el capote de desmemoriado o, como han entendido nuestros succionadores procesistas de salón, de mentiroso. Hay que ser muy miserable para hacerlo y muy malnacido para jalearlo. Más, cuando sobran los detalladísimos archivos de Urkullu para saber que la trola gorda a la par que cobarde —¡otra vez!— es la del delfín desviado de Artur Mas. Lo que ocurrió aquel 26 de octubre de 2017 es público y notorio. Está tasado y medido porque lo contamos todos los medios, igual los más proclives al soberanismo que los entregados al unionismo. Puigdemont citó a la prensa para anunciar la convocatoria de elecciones. Un tuit hablando de 155 monedas y tres mil estudiantes gritando le hicieron dar marcha atrás.

13 comentarios sobre “Amigos como Puigdemont”

  1. Amigo y admirado Javier, creo que la vuelta a las ollas del cocidito te ha hecho mella en la idem. No entiendo tus epítetos al president Puigdemont y menos que nos llames malnacidos a los que le jaleamos. Porque sí, Javi, somos un porrón los nacionalistas vascos que apoyamos su actuación, con sus errores y vacilaciones. Si quieres defender al lehendakari no hace falta que insultes al de Girona, porque te guste o no las razones que da son ciertas y comprobables. No convocó elecciones porque se le rebelaban los suyos, sí, y lo ha reconocido(tampoco es criticable), pero también y fundamentalmente porque con ello no aseguraba la no aprobación del 155. Hubiera sido la torta un pan. Cargarte el procés para que encima te apliquen el sartenazo. Y ello no lo pudo asegurar Urkullu, pese a sus loables intentos. Quizá lo tuvo que remarcar más en su declaración, y es esto lo que no gustó a Puigdemont…con razón. Sobran esos insultos Javier, impropios de alguien que como tú ha denostado siempre esa manera de proceder.

  2. Hablo de hechos tasados y medidos, insisto. Puigdemont había tomado la decisión y la asumía. Al final, la victoria fue del unionismo. Rajoy y Sánchez aprobaron el 155 y se convocaron unas elecciones que pudo haber convocado Puigdemont.

  3. Urkullu debería haber pasado del tema catalán, pero lo de Catalunya es un caso tan complejo y extraordinario que era casi imposible ignorarlo.
    Nos queda en la retina desengaños como la efímera república y tragicomedias como el piolín y a ¡por ellos! Oeoeoe… ¡Manda huev!!
    En aquellos momentos los políticos honestos de fuera de Catalunya estaban confundidos de lo que realmente allí ocurría y Urkullu pecó un poco de «pardillo» al creer que Hispanistan de Felipe uve palito era distinto al de Fernándo II e intervino creyendo que con la razón y la palabra podía evitar algo trágico para el pueblo noble catalán sin antes haber medido quienes y que querían los salvapatrias de los bandos enfrentados.

  4. Pues el cocidito madrileño ha sido el mejor programa de crítica y sonrisas que se ha hecho en radio Euskadi en toda su trayectoria.
    A ver si recuperamos aquel periodismo que nos hacia creer en
    algo.

  5. Hecho probado es que la victoria en esas elecciones convocadas por Rajoy fue de Puigdemont y del independentismo, lo que seguramente no hubiera ocurrido si las convoca quien hubiera roto su hoja de ruta, con el fin consiguiente del procés. Y por qué hay que dar por supuesto que lo mejor es que hubiera elecciones?… No se si nos damos cuenta de que en Catalunya hay una mayoría política soberanista y que ha decidido ir hasta el final. Hay que respetarlo aunque no lo compartamos… o no nos interese aquí. Digámoslo así de clarito. En todo caso insisto en que no puedes exigir que el triunfante sea el mediador… cuando los que se juegan su futuro político y personal son ellos, incluido Puigdemont. Y sin seguridad de no aprobarse el 155 no cabía convocar elecciones, lo que es cierto y obvio. En eso insiste el de Girona. Menos insultos amigo Javier, que no es lo tuyo.

  6. Puigdemont ha querido justificar a posteriori su decisión. Mala, contraproducente e ineficaz decisión, que además de precipitada demostró no haberla previsto con anticipación exigible en un procès «elaborado» al milímetro. Le ha fastidiado que se haya declarado que la presión de la calle le ganó. Si fue así después de buscarlo calculadamente, fue un error de cálculo. Y si no fue así, fue una frivolidad irresponsable y suicida. Javier no insulta, recuerda lo acreditado, no las autojustificaciones a posteriori en un intento de velar vergüenzas propias.

  7. A mí me parece que esta columna no entra a valorar estrategias o legitimidades políticas, ni si lo mejor era tirar para adelante con la DUI o convocar elecciones.

    Aquí de lo que se trata es de que hay dos versiones sobre unos mismos hechos y de a quién da cada uno más credibilidad. Con el factor no menor añadido de que Puigdemont se permite el lujo de tachar de mentiroso a Urkullu.

    Sinceramente, creo que incluso con independencia de afinidades políticas y de la posición de cada uno sobre el «procés»…¿¿¿de verdad alguien tienen alguna duda sobre quién miente y quién dice la verdad sobre este tema concreto???
    Yo, la verdad, le otorgo muchísima más, pero mucha más, credibilidad personal a Urkullu que Puigdemont. Estaré en desacuerdo en muchas cosas con el Lehendakari pero no le veo mintiendo. Y de Puigdemont…pues sí que me cuesta bastante menos imaginarlo mintiendo porque le convenga hacerlo en un momento dado.

  8. No se trata de mentir, sino de incidir suficientemente en las razones de Puigdemont de no convocar elecciones: no se aseguraba que no hubiera 155. Punto. Hizo bien Puigdemont.Y menos lecciones a quien tiene el apoyo popular en Catalunya y se juega la piel, y menos desde la comodidad del peacemaker….

  9. Pues creo que Urkullu tiene más apoyo popular en la cav que euskadi en catalunya. La lista de urkullu fue la más votada en escaños y en voto. A Puigdemont, para empezar, le ganó en votos, creo recordar, Ciudadanos. Ahí es nada.
    Y el que ha acusado de mentir ha sido Puigdemont. Urkullu se ha limitado a contestar a preguntas y después ratificarse en que lo que ha dicho es cierto y que lo probará. Y yo le creo.
    Pero parece que lo que contó Urkullu no se ajusta del todo al mesiánico padre de la patria de personaje que intenta crear el otro.

  10. Yo le he oído en directo a Urkullu argumentar, además de que tenía Puigdemont sus partidarios en la calle, que no tenía suficentes garantías de la no aplicación del 155. Luego Urkullu no sólo no miente, sino que no oculta nada. Le queda a Puigdemont aclarar cual es la falta de memoria de Urkullu, qué ha omitido.
    Y respecto a que Puigdemont hizo bien, ¿en qué hizo bien? ¿Evito el 155?. ¿Consiguió la proclamación de la República con su DUI y su viaje a Belgica? ¿Tenía suficiente fuerza para despreciar la oferta, al no tener suficientes garantias, sólo con la intuicion de Urkullu, de soportar un envite del Estado con toda su fuerza, su apoyo europeo? No entiendo en donde está la virtud de su decisión.

  11. Puigdemont solo ha insistido en la principal razón de no convocar elecciones, la inevitabilidad del 155. Lo debió de acentuar Urkullu, pero quizá no quería subrayar el fracaso de su mediación, con toda la buena voluntad que se quiera, pero interesada porque, a ver si lo entendemos, la apuesta del independentismo es firme y propia. Hay que respetarla. Quieren un referéndum, con todas las consecuencias. En frente, un estado antidemocrático al que están ganando la batalla en Europa. Puigdemont es su adalid y el grano en el culo de España. Un auténtico líder, que tiene el apoyo de muchos vascos soberanistas. Endavant president!!

  12. Pues yo creo que Puigdemont tuvo en su mano de forma muy clara evitar el 155.
    Rajoy tenía poquísimas ganas de aplicarlo y se le notaba mucho. Otra cosa es que hubiera voces que sí lo deseaban pero…¿Rajoy?
    De haber estado tan ansioso por hacerlo lo hubiera hecho y con bastante fundamento cuando se produjo esa DUI y luego se suspendió. Porque por mucho que se dejase en suspenso…pues…que un presidente de una CA declare se que se convierte en República Independiente pues me parece un motivo de bastante peso ya en ese primer momento para suspender esa autonomía.
    Pero..no lo hizo. Dio un plazo a Puigdemont para aclarar la situación. «Oiga, explíquenos usted si esto que ha hecho, que es bastante gordo, es lo que es..o es otra cosa». Y se jugó la baza de la convocatoria de elecciones a la Generalitat precisamente para que Rajoy tuviera una vía para no aplicar el 155 pese a las presiones que tenía.
    Creo que es obvio que Puigdemont pudo evitar el 155 convocando elecciones pero no lo hizo.
    De hecho, sí lo hizo Rajoy nada más ponerse en marcha el 155 y en cuanto se le celebraron dichas elecciones, suspendió su aplicación. Blanco y en botella. Primero trató de evitar su aplicación y después trató de tenerlo en vigor el mínimo tiempo posible.
    Yo soy muy crítico en cómo está llevando esto el Estado, pero me parece obvio que esto fue así.

    Me parece que la judicialización, la aplicación del código penal, etc, no es el camino. Me horripila ver a gente en la cárcel por algo así.
    Sin embargo no entiendo cómo incluso un soberanista no es capa de ver que para un gobierno español, llegados a ese punto y tras haber aguantado el primer envite (una declaración de independencia de un gobierno regional, que se dice pronto) sin aplicarlo a la primera y haber dado opción de reconducir el tema con nuevas elecciones, no tenía otra opción que terminar aplicando el 155.

    Pero es que hasta por mera lógica. A ver si me puedes responder una cosa:
    ¿Se puede ser al mismo tiempo Presidente de la Comunidad Autónoma de Catalunya y Presidente de la República de Catalunya?
    Y creo que ambas opciones son excluyentes; o lo uno o lo otro.
    ¿Qué era Puigdemont tras la DUI? ¿Me lo puedes decir tú?
    Porque….eso es exactamente lo que preguntó Rajoy a Puigdemont tras la DUI (que insisto….yo creo que ya era lo suficientemente gordo como para aplicar ese 155 en ese primer momento pero se hizo un nuevo intento.
    Si Puigdemont había proclamado la República, evidentemente había disuelto la Comunidad Autónoma porque ambas cosas a la vez, no son posibles.
    No veo qué otra opción le quedaba al gobierno de un estado que restituir esa situación y el propio Estado en ese territorio.
    Y creo que los catalanes deben poder decidir su futuro y si quieren ser independientes, que lo sean. Me parece absurdo y estúpido que no se recurra en un caso así a la herramienta esencial del referendum aunque sea para avanzar y saber qué quiere la gente en vez de especular tanto, etc.

    Pero..si vamos a esos días y en términos de estrategia…es que si te declaran la independencia de parte de tu territorio no sé qué otra opción le quedaba al gobierno.

  13. Por mi parte, y para terminar el debate, diré que la aplicación del 155 es inconstitucional y subvierte derechos individuales y colectivos básicos, lo que en su día reconocerá la justicia internacional. Nunca, repito nunca, puede la defensa de la unidad de España preterir derechos fundamentales. Ahí lo dejo, y un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *