Inseguridad, desigualdad

Las concentraciones de repulsa se parecen cada vez más a la palangana de Poncio Pilatos. Unos van a lavarse las manos, otros se despiojan la conciencia, y los hay que aprovechan para marcarse un dos por uno. Total, son cinco minutos en silencio con el gesto estudiadamente compungido y, si cabe, unas palabras de repertorio para que se las lleve el viento hasta la próxima vez que toque participar en el ritual. Ayer fue en la capital de Euskadi, en memoria de Pilar, la mujer de 75 años que falleció el martes después de haber sido salvajemente agredida la antevíspera en su portal por dos tipos que la asaltaron para robarle.

Aquí ya espero al primer ser angelical que se me eche a las teclas para precisarme con severidad que la causa última de la muerte fue un ictus y que es técnicamente imposible relacionarla con las lesiones. Vamos, que no debemos precipitarnos en establecer actos y consecuencias, que todo pudo ser pura coincidencia, una fatalidad, una de esas crueldades que nos depara el destino. En resumen, cosas que pasan en las mejores familias, en las sociedades más avanzadas y prósperas, hechos aislados, incluso aunque se repitan en bucle, tan lamentables como inevitables, por los que no cabe culpar a nadie. Ni insinuarlo, ojo, no vaya a ser que caiga sobre uno la retahila de acusaciones que ustedes y yo estamos pensando.

Me pregunto, con poca esperanza, lo confieso, si alguna vez seremos capaces de romper esta perversa espiral de hipocresía autocomplaciente. ¿Tan difícil es ponerse de verdad de parte del débil, que es la víctima? ¿Por qué no vemos que la inseguridad es una de las peores formas de desigualdad?

15 comentarios sobre “Inseguridad, desigualdad”

  1. Estas cosas van a ir mucho a más antes de empezar a ir a menos, Javier. Las prioridades políticas van por otros teatros y otros discursos, pasteleando siempre con los lobbies y al ciudadano de a pie que le vayan dando.

  2. Sr. Vizcaíno, no se engañe: la inmigración se está abordando con ansia de mano de obra barata, complejo de culpa e impermeabilización ante la realidad.

    Eso sólo puede cambiarlo el pueblo con su voto.

    Pero si la mayoría les han convencido de que quejarse equivale a ser XXXX, mal lo tenemos.

  3. El problema de la inseguridad e nusto pasi resulta epwcialmente relevante por dos motivos que no veo que ndie hya abrdado en público :
    El primero y principal, no veo ninguna voluntad politica, ni ideas claras, ni estrategias de gestión valientes, decididas y bien planificadas por parte de nuestos amancebados poliicos y/o tertulistos, que tambien disfrutan de su parcela de poder publica.
    Voy a omitir mi opinion sobre la mayoria de las oenegetas que han hecho del acogimiento masivo y descontrolado (financiado con nuestros dineros) su modus vivendi.
    El dia en que se les hagan auditorias públicas en sus cuentas o se considere delito empadronar a mas de mil personas africanas en una lonja, veréis qué risas.
    El segundo es que aunque disfrutemos de un cómodo auogobierno y mas maderos por metro cuadrado que en San Luis, Misouri, no somos un estado, y como no lo somos, no podemos elaborar ningun plan de extranjeria ni tomar decisiones de alto nivel al respecto, sino agachar la testud, verbalizar lo indignados que estamos porque acogemos a más menas de los que cabe mientras otras comunidades no tienen ninguno etc.
    Ah, si, y prometerles a los encargados de los centro de acogida que harán todo lo que esté en su mano para que no vuelva a sufrir la enésima agresión, especialmente las mujeres.

    El segundo es

  4. Uf, cómo se me han ido los dedos.
    Primera linea » en nuestro pais».
    Segunda » nadie haya abordado».
    Y sobra la ultima.
    Mil perdones.

  5. Por citar un caso que descubrí ayer.
    El currículo de Eneritz de Madariaga, la nueva apuesta de Podemos para vivir de los presupuestos, es este (copio literalmente de su propio Linkedin):

    «Desarrollando tareas de gestión del servicio; planificación, desarrollo, control y evaluación del proyecto, coordinación con los técnicos de la Diputación Foral, participación en el Foro de Menas. Gestión y coordinación del equipo, planificación de carteleras, supervisión del equipo, contrataciones, entrevistas de personal. Gestión y supervisión de los casos y de los planes educativos individualizados.»

    Es un ejemplo, pero hay muchos del pelo, y de otros partidos.
    Se trata de parvulitos sin ningún tipo de preparación para desenvolverse en el mundo real, en la economía real, en la creación de riqueza y en su reparto justo. Niñatos, en su mayoría profesores de disciplinas casi nunca técnicas o funcionarios desde que dejaron el biberón. Ninguno ha trabajado. Ninguno ha creado empresas -o al menos lo ha intentado-. Son los eternos Teóricos de la Revolución, que han cambiado el cafetín lleno de humo por el Internet. Gente guay golosa del Colacao, habituados a vivir de sus padres, del cuento o de la subvención, y que por desconocer el valor de las cosas, son generosos con todo lo de los demás.
    ¡Qué distintos a estos manzanillos los cocodrilos y cocodrilas que están o aspiran a estar donde se juega duro y se corta el bacalao! Canas, garras, colmillos filosos, años de brega jugándose muchas veces el pellejo, casi siempre gente preparadísima y listísima…

    Todo lo anterior (que, además, ocurre aquí, allá y acullá) debe hacernos reflexionar: ¿Cómo coño unos membrillos, que por añadidura ni saben ni se enteran de nada, pueden organizar o dirigir algo?
    Y esta reflexión conduce inevitablemente a esta otra:
    ¿Sirve realmente para algo lo que sale de las urnas?

    Eduardo Galeano la contestó hace años: «Si votar sirviera para cambiar las cosas estaría prohibido»
    Y el menda, ya con canas y miles de kilómetros rodados, se adhiere a lo por él dicho

  6. Corto y pego de Noticias de Gipuzkoa de hoy.
    Esta es la escoria que está sustituyendo a la población autóctona irreversiblemente menguante; bien, porque unos jóvenes se nos van, bien porque otros no nacen debido a nuestras singularidades, unas singularidades que llenan plazas y avenidas todos los meses de marzo, y que al extranjero causa admiración.(Porque al verlas una sola vez piensa que se trata de un hecho revolucionario y meritorio puntual; opinión que cambiaría si contemplara la evolución del conjunto, en cuyo caso le causaría extrañeza; y a algunos, pena)

    https://www.noticiasdegipuzkoa.eus/2019/05/16/sociedad/euskadi/condenado-a-14-anos-y-9-meses-por-violar-y-maltratar-a-su-novia-menor-de-edad

    («¿Cómo sabes Palmer, que es un sobrevenido?» oigo los reproches. Pues muy fácil: por muchos motivos. El principal, el que he decidido adoptar como Primero, y casi siempre Único, es que «no se dan detalles»)

  7. Muy de acuerdo con tu análisis, Palmer.
    Peripatética nuestra tolerancia mal entendida ante la ineficacia, tolerancia mal entendida también ante la incompetencia o desidia de los politicos profesionales que conocen el percal y no hacen absolutamente nada por reconducirla, tolerancia infame de los pensadores oficiales, los creadores de opinión y todas aquellas personas que con su poder de influencia terminan justificando lo injustificable echando la culpa de esos delitos a la pobreza asi en general, como algunas feministas ortodoxas, ante u caso de violación perpetrado por moros o gentes de «otras culturas» le echan la culpa al heteropatriarcado, asi, con dos ovarios bien blindados.

  8. Soy un tío normal. Ingeniero Industrial. Del País. Con poca pasta. Siempre que he votado he elegido «Euskal Boto».
    En twitter, que creo que es un invento cojonudo siempre que lo uses bien, sigo a 320 tíos e instituciones, de diverso pelo, pluma e ideología. En euskera, castellano, catalán, francés e inglés, mayormente, y en menor medida en otros idiomas que pueden traducirse fácilmente con los traductores automáticos.
    Una página que sigo es «Defend Europa», que quizá los guays podrían considerar de «extrema derecha» aunque para el menda solo muestra la otra cara de la Luna,una cara que ni vemos ni nos la enseñan. (No caigo en el error de considerar lo que me muestran como «solo es esto» y/o «todo es esto»… pero con el paso del tiempo se ve que va a más.)

    Esta mañana han pasado estas imágenes de Trezale, un pueblo francés que acaba de ver como si hubo un «antes», ya están metidos en un «después». Y es espantoso.
    (No corrijo el texto, porque voy escopeteado a una cita. Repito, para acabar, que ni hago proselitismo de ninguna clase, ni considero que es mayoritario -¿aún?- en Europa, ni pretendo que se tome esto fuera de contexto para extrapolar a la totalidad)

    https://twitter.com/DefendEvropa/status/1129062858329919493

  9. Creo que no hay que olvidar la raíz de todo esto: las ganas de tener mano de obra barata.

    La patronal se aprovecha de que hay países mucho más pobres cuyos habitantes están dispuestos a trabajar aquí en condiciones pésimas. Se infla el mercado de mano de obra y los logros que tanto costó conseguir se van al garete.
    Además, los países emisores pierden a sus jóvenes, a la poca gente formada, no progresan y siguen siendo igual de pobres o más. Continúan siendo, pues, una mina d emano de obra barata.
    Y aquí invertimos tiempo y dinero en formar gente que debe marcharse porque aquí no tienen futuro, lo que también es malo para el país.

    ¿Y qué es lo mejor de todo? Que la misma derecha que propicia la inmigración masiva es la que nos promete arreglar el problema… Ojo, que hay gente que se lo cree.
    Y, todavía mejor, los que se oponen a la invasión que han propiciado lo basan en la defensa de ciertos valores que acaban siendo, básicamente: machismo, homofobia y xenofobia; es decir, los mismos que traen la mayoría de esos inmigrantes. Sólo que éstos los defienden en nombre de Alá y los «salvadores», en nombre de Cristo.
    ¿Cómo puede suceder esto? Muy fácil: convenciendo a la mayoría de población autóctona de que son culpables de la pobreza de África, Sudamérica o Asia y vendiéndoles la moto de la «multiculturalidad» como una cosa progresista y moderna.

    Lo terrible es que parece funcionar porque la gente podría cambiar esto con sus votos y acaban votando a los que, por activa o por pasiva, impulsan esta tinglado.

    ¿Lo harán pensando que sus hijos no tendrán que irse a Alemania, Holanda o donde sea a trabajar? O, peor aún, ¿lo harán sabiendo que se irán y creyendo que se lo merecen por ser culpables de la pobreza de los que vienen?

  10. Hola de nuevo.
    Parece que ya está cuajando la cosa. Me refiero que hay cada vez más personas que están viendo de qué va todo esto (Dominio del Mundo por parte de una élite híper forrada; sionista; ramas todas del tronco aristocrático germano, ramas occidentales; endogámica)
    Quizá hay que pensar que cuando la marinería y tropa nos damos cuenta de las cosas… ya es tarde. Pero quizá no. Chi lo sa?

    Pero si he vuelto a entrar aquí es para decir a quienes lo lo sepan que el día 28 de mayo a las 18 h 30 m, en el Paraninfo de la Universidad de Deusto, organizada por BIZKAIA TALENT, presentada por Pedro Miguel Etxenike, tendrá lugar la conferencia de título «El populismo, el nacionalismo, y la revuelta contra las élites» a cargo de MICHAEL SANDEL

    (página oficial de la convocatoria: https://blogs.deusto.es/deustoforum/proxima-conferencia-michael-sandel-el-populismo-el-nacionalismo-y-la-revuelta-contra-las-elites-garmendia-hitzaldiak/)

    De nada

  11. Es lógico que se ataque los nacionalismos desde el poder: son lo que impide que la mancha globalizadora cubra todo el planeta.

    Querer defender las diferencias frente a la tendencia uniformizadora que el capitalismo necesita para tener un público con gustos consumistas homogéneos es todo un ejercicio de rebeldía.

  12. Pues si, Kalergi y los demás, creo que el tan denostado nacionalismo, el pequeñito, el que se identifica y distingue en un territorio pequeño para evitar que le devoren, va a ser al final quien le plante cara al proceso homogeneizador que de momento parece exitoso.
    Todos marrones, todos con las mismas papilas gustativas, todos consumiendo los mismos productos, de la misma manera, todos con gustos y paquetes culturales idénticos, todos mediocres.
    Todos excepto las élites que lo mangonean a placer, que siempre matriomonian y procrean con señore@s de piel exquisitamente blanca.

  13. Para Anlinber,

    Sí, está claro que la única oposición que tiene ahora mismo la globalización son los pequeños nacionalismos defensivos.

    Por eso es tan importante que no sea la extrema derecha la que los encabece.

    Pero es igualmente importante que no caigamos en el autorracismo: las élites son, en buena parte y cada vez más, de piel morena arábiga y amarilla.

  14. Supongo, Kalergi, que he vuelto a ser confusa en mi homilia por parciales…
    Lo que queria decir es que es paradójico o ironico, qué se yo, que los que creen que les interesa un mundo mezclado y sin matices, cuando eligen pareja oficial lo hacen entre las que tiene la piel más blanca.
    No es más que una apreciación sin importancia, pero me gusta aclarar las cosas.

    Dicho lo cual, cuando faltan sólo unas horas para que acabe la eterna campaña electoral, no he oido a nadie hablar de la inseguridad y el miedo que pasan las que siempre siempre tienen pocas opciones de cambiar de barrio si les acosas las hienas.

  15. Anlinber, perdona; no te había entendido bien.
    Completamente de acuerdo contigo.
    En cuanto a las acosadas por las hienas ¿qué más da que pasen miedo o sean atacadas? ¿Acaso no es más importante que los empresarios tengan mano de obra barata y que los que se sienten culpables por la pobreza en el mundo -menos por la de aquí, claro- tengan la conciencia tranquila?

    O tenemos las prioridades claras o no vamos bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *