Una agresión silenciada

Con seis meses de retraso, nos enteramos de una agresión sexista ocurrida —siempre hay que poner “presuntamente”— en Zarautz. Según denuncian colectivos nada sospechosos, el porqué de tanto tiempo de ocultamiento tiene que ver con el lugar donde se produjeron los hechos y, sobre todo, con la filiación política del señalado como autor del ataque. El episodio ocurrió en la Herriko Taberna de la localidad costera y el tipo en cuestión es un antiguo concejal de EH Bildu y personaje referencial de la izquierda soberanista en el municipio. La víctima, una joven de 19 años que trabajaba —en pasado— en el bar.

No hace falta tener demasiada imaginación para saber que habría ardido Troya si la agresión hubiera tenido como marco un Batzoki, una Casa del Pueblo o una sede del PP. Incluso sin siglas de por medio, los acontecimientos hubieran tenido un curso bien distinto. Esta vez lo que se hizo fue seguir lo que nos presentan como un protocolo interno vanguardista del copón que ha desembocado —¡tras medio año y solo después de que el asunto saliera a la luz pública!— con la retirada del carné al supuesto agresor. Nada que ver en absoluto con lo que se proclama a voz en grito para el mismo tipo de situaciones. Debo decir también, bien es cierto, que esta conducta no me ha sorprendido lo más mínimo.

21 comentarios en «Una agresión silenciada»

  1. Pues yo no termino de entenderlo.
    Ante este tipo de (presuntas) agresiones no tienen problema en poner la palabra tabú en los papeles. Las contorsiones para evitar enfrentarse a los fascistas propios son difíciles de vender en general, pero al menos entran dentro de un discurso en el que la violencia de euskolabel no es nunca violencia de verdad, sino consecuencia de otras cosas. Pero el encubrir cosas así, no encaja por ninguna parte.

  2. «La junta del Arrano y Sortu reconocieron desde el primer día la gravedad de la agresión. Asimismo informaron desde el primer momento a la persona agredida», se ratifican los firmantes de la nota, que aseguran que los protocolos internos continúan vigentes: «La agresión se ha producido, y eso tiene consecuencias. Por lo tanto, el procedimiento continúa y seguiremos dando los pasos previstos en el protocolo interno, trabajando en la dirección predeterminada».

    Así, llaman a una concentración la tarde de este jueves en Zarautz frente a la herriko taberna, donde está convocada otra por los colectivos que han hecho pública la cuestión. «Si bien la movilización convocada pretende denunciar la propia gestión de la agresión, es nuestro deseo denunciar la agresión misma», señalan en la nota, donde recogen que es «tan grave como sospechoso que algunas personas, con otros objetivos, se aprovechen de este tipo de hechos para manchar el nombre y la existencia de Arrano Elkartea y de la izquierda abertzale, al haber hecho uso de una serie de mentiras».

    «Es inadmisible que nadie ponga en duda el compromiso y la firmeza de la izquierda abertzale y del Arrano hacia este tema», zanjan, antes de concluir que, «en cualquier caso, respetando los tiempos de la persona agredida, ya que ha tomado la decisión de hacer una denuncia pública, nosotros también apoyamos que se denuncie públicamente la agresión».

  3. Tampoco creo que el presunto sinvergüenza tenga mucho castigo.
    A los sevillanos de la manada sólo les han caído 18 meses por drogar, someter a abusos sexuales en grupo, grabarlo en su móvil para descojonarse los cerdos de ellos a una chavala en Pozuelo o por ahí.
    El estado español es un chollo para la violencia de género. Para los tarados, claro.

  4. Seis meses después. Seis meses después. Seis meses después. Y parapetándose en la víctima. Jamás se hubiera consentido en otro caso. Jamás. Y qué vergüenza, no solo el silencio de los ocultadores, sino el de quienes en ocasiones similares se llevan por delante lasa mínimas prevenciones. Es directamente incalificable que se acuse a nadie de quere ultilizar el hecho. Pero, ya digo, es el retrato de la brutal hipocresía que distingue entre agresiones según quién las cometa. Nada nuevo.

  5. Pues puede ser el mismo tipo de comunicado y explicación, clavado, que los que da la jerarquía eclesiástica cuando sale a la luz un caso de pederastia de un sacerdote.
    Primero lo tratan con sordina y lo tratan «internamente» y luego apelan a esos protocolos internos, etc.

  6. Algo me escama… Por qué la víctima no puso una denuncia? Es un hecho tan grave que debe ser denunciado en comisaría o juzgado al minuto 1. Iba a estar la víctima desprotegida si denunciaba? O qué «daño colateral» causaba denunciando? Me huele muy raro este asunto

  7. Culpar a la víctima, señor Lothar. Muy propio. Desde un seudónimo. Que sepa que es la última vez que escribe aquí. Mantengo su comentario como muestra de la miseria moral que se puede llegar a albergar.

  8. Es coherente el retraso en sacar a la luz la agresión primaria a una indefensa empleada. La «gente» ahora no está para estas cosas. Ni para votar ni para estos escándalos.

  9. Por cierto; mención especial para Irantzu Varela ¿alguien le ha escuchado media palabra sobre el caso? ¿alguien le ha visto algún gesto de apoyo a la víctima?

  10. Increíble el nivel que esta adquiriendo el PNVismo en su ataque feroz a EhBildu.
    Las encuestas reales no deben ser tan buenas como las del batzoki eitb focus.
    Hay una red de intereses muy fuerte…muchos nervios.
    Es hora de empezar a ver con que tipo de gente nos la jugamos…son. Su patria es el dinero.

  11. No, lo increible es tapar una agresión sexual y justificarlo. O debería serlo. Yo ya digo que no me extraño. Conozco el paño. Y tampoco es (debería ser) increible venir a este blog como tapador de una agresión sexual a insultar bajo un un seudónimo cagón. Tampoco me extraña.

  12. ¿Qué día fue la agresión? Se menciona que se denunció en diciembre: qué día fue la denuncia? Se ha lapidado a la persona señalada como agresora, basandose solo en una carta anonima. Que no especifiva los datos mencionados. Esa carta anonima es la unica fuente de todas las noticoas publicadas en medios.

    No hay dudas que si denunció, hubo agresión. Pero creo que antes de señalar y juzgar a un presunto agresor los periodistas deben de indagar lo que pasó, cuándo paso, cómo paso.

    Sino todo es tan fácil como grabe.

  13. No salgo de mi asombro. No va de una carta. Está el testimonio de la víctima y la de extrabajadores del local. Lo único fuera de toda duda es que hubo una agresión precedida, además, de otros momento incómodos para la víctima.

  14. Pero Ainhoa; entonces hay que aplicar ese mismo rasero a todos los casos y no puede ser tan absolutamente abismal la diferencia de tratamiento que se da según sea el color político o la afinidad ideológica que se tenga con el presunto agresor.

    Ese «garantismo» al que apelas…o es válido o no lo es para casos de agresiones sexuales. Pero en todos los casos debe ser el mismo criterio. Y no lo parece.

  15. El nik sinisten dut en este caso se tranformo en …dena gezurra dek .
    Ni atisbo de empatia por la chica de 19 años , tan solo un frio y calculado ejercicio de como salir del paso sin coste politico .
    Y de suplantacion de la justicia por un supuesto reglamento interno ( exactamente igual que ciertas jerarquias eclesiasticas ocultando repugnantes abusos )

  16. Pues, a mí me sorprende teniendo en cuenta lo que pasó o les pasa a sus amigos de ERC: con representantes públicos que aprovecharon su cargo para el contrabando de tabaco, cargos públicos condenados por pederastia, dimisiones por no prestar atención ante denuncias por abusos sexuales, … ¿es qué estos de Sortu (como dice Iñaki, Bildu no existe) no son capaces de aprender nada?

    Como la infección por coronavirus, el abuso -cualquier tipo de abuso- no es algo de razas o religiones, y tiene que ver más con los valores personales, por lo que no se puede condenar a un partido o a un país por sucesos más o menos puntuales de sus miembros.

    Pero denominarse de izquierdas supone ciertas asunciones que en otros planteamientos pueden suponer “cierta compresión” con la corrupción, libertad personal, igualdad,…. Pero, para un partido de izquierda no: menos permisividad y más contundencia en su investigación y condena.

    Todo debe ser que los de SORTU no son de izquierda… algo que ya se sabe.

  17. La hipocresía y el cinismo son santo y seña de nuestros pata negra. Ellos levitan sobre nuestras almas ustelas y diruzales contraponiendo su pulcritud, generosidad y desprendimiento sin límite. Otegi vela por nuestra salud enfrentándose al empresariado vasco, esa caterva que explota a nuestros esforzados trabajadores con casita en Jaca y bicicleta de 3.000 euros.
    Cómo va a haber algún impuro en el paraíso soberanista y de izquierdas?. Hombre, no me jodas….

  18. Es fácil. Condenan el Franquismo, condenan el GAL, condenan la dispersión de los presos de ETA, las torturas… (y me parece bien) pero no condenan los asesinatos de ETA, los secuestros, los impuestos «extra», las amenazas,las pintadas…
    Y qué pasa con la violencia de género? Pues lo mismo, es más importante el quién que el qué, y así se ponen según toque los primeros en la pancarta o los últimos.

  19. Bueno
    Espero que sirva de educación social a nuestro entrorno
    Lo he visto muchas veces cuando estuve en un sindicato trabajando en la crisis de 2008
    No pretendo tocar la nariz
    Lo que esta claro es que hay que tener la mente abierta.
    Y que muchas veces el que, o los que más critican y parace más intransijentes con las injusticiasinjusticias,
    C
    uando tocan en las carnes propias
    Lo tapan o tapamos
    Conviene mirarse al espejo con sinceridad, es un ejercicio difícil pero en el que creces como persona
    Saludos a todos

  20. En general, el mal de España es pensar que todo lo que hacen los míos es bueno porque somos los buenos. Y todo lo que hacen los otros es malo porque ellos son los malos, claro. Incluso cuando hacemos lo mismo.
    En ese aspecto, sin duda alguna, la izquierda abertzale es desde hace muchos años más españolaza que los del barrio de Salamanca que batian cacerolas hace poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *