Todavía no hay vacuna

Pido perdón por el incómodo baño de realidad, pero me permito recordar que nada de lo que nos han dicho sobre las diferentes vacunas contra el covid-19 se ha difundido a través de publicaciones científicas. Cada impactante buena nueva la hemos ido conociendo a golpe de comunicado o pomposa comparecencia ante los medios generalistas. Y en no pocos de los casos, con inmediata reacción en las bolsas, que eran las auténticas destinatarias de unos anuncios donde las poderosas farmacéuticas nos iban escamoteando sistemáticamente información. De sonrojo, por ejemplo, la de Oxford-AstraZeneca, que olvidó contarnos que sus esplendorosos resultados eran solo en menores de 55 años. Pillados en renuncio, sus impulsores confesaron que, glups, quizá sea necesario practicar alguna prueba adicional.

Pero lo más ilustrativo sobre el estado verdadero de la carrera es el aviso de la Agenda Europea del Medicamento: hasta finales de año, como muy pronto, no podrá evaluar las diferentes vacunas. O sea, que menos cuentos de la lechera y menos ventas prematuras de la piel de un oso —es decir, de un virus— que todavía no se ha cazado. Está bien tomar posiciones para estar listos cuando llegue el gran momento, pero todo lo demás es impostura y lanzar a la población el peligrosísimo mensaje de que esto está chupado.

12 comentarios en «Todavía no hay vacuna»

  1. No. Todavía no hay vacuna y cuando la haya no va a ser la panacea.
    Iremos poco a poco inmunizándonos hasta «controlarlo» como ahora pasa con la gripe y demás virus.
    Nos venden la moto y la compramos que la vacuna va ser el remedio inmediato para erradicar la covid, pero los virus una vez instalados se quedan con nosotros.
    Nos hará falta vacunas, fármacos y sobre todo el sentido ese que dicen que existe, pero que no se ve por ningún lado.

  2. Por una parte las farmaceúticas elevan el precio de sus acciones con sus afirmaciones de efectividad de las vacunas, no probadas, y por otra los políticos tranquilizan a la plebe con verdades a medias aún a sabiendas de que la cosa no pinta tan bien como nos quieren hacer ver. Mentiras cortoplacistas para salir del apuro. Mañana será otro día y ya buscarán otro discurso, total con éste lío de los menús y número de comensales como no nos enteramos de nada….

  3. El mensaje con el que abren los diarios dr la CAV cada día desde hace unas semanas, en primera plana y letra muy gorda es que bajan mucho los contagios.
    Quienes leen eso cada día cuando mientras desayunan asumen en su inconsciente que esto está chupado.
    Un poquito de prudencia por favor.

  4. No estás con la última, Javier. ¿Ya sabes ese estudio que dice que los niños no contagian y que hay que dejar de torturarlos con protocolos y que sena niños y tao? Lo lees con cuidado y dice los niños que siguen los protocolos en escuela y que mantienen sus burbujas contagian poco. No me jodas, lo sorprendente es que sigan contagiando. Lo mismo pasa con los estudios sobre transmisión en el trabajo, si tienes a tus trabajadores como sardinas y en régimen de semiesclavitud se contagian. Si tomas medidas concretas, no. Dirás «obvio», pero hay muchísima gente que está usando eso para descartar que la mayor parte de la transmisión sea familiar y social.

    Hay un negacionismo del idiota, del que nos dice que es un cirus inventado por china o por vete a aeber quién. Y está el negacionismo cuqui, el que nos llama histéricos al resto por querer mantener las medidas de alejamiento social otro puñado de meses.

    El negacionismo cuqui costará miles de vidas, pero, oye, el nazi soy yo.

  5. ES BROMA¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ por si acaso.
    Pero si los primeros que se ponen la vacuna son los políticos siempre ganamos.
    Si funciona perfecto. Y si no funciona nos quedamos sin políticos.
    Vale, vale, vale….. pero no lo quito.

  6. Leí en un tuit que los que dicen que los primeros que se tienen que vacunar son los políticos son los mismos que montarían un cristo si los políticos fueran los primeros en vacunarse.

  7. Muy cierto hay gente que siempre está en el lado de protestar por todo ..
    Si les dices que están los primeros para vacunarse dirán que no ,solo faltaba que prueben otros , pero si les dices que van los últimos protestarán también porque quieren ser los primeros .. Imposible acertar con los que son protestantes profesionales

  8. Están corriendo historias de pobres niños asustados porque temen matar a sus abuelos si salen, o pobres ancianos si están asustados y sin salir… Que no hay derecho de andar metiendo miedo. Y lo veo en gente, que, en principio, no debería de ser sospechosa de querer hacerle la ola a los cayetaners o Pamiés de turno.

    Pero es que este miedo está justificado. Os lo explicaré con claridad, si todo el mundo cumple como es debido, las posibilidades de contagiarse son bajas. De hecho, son bajísimas. Pero son bajísimas ahora y eran bajísimas en verano, cuando la circulación del virus era menor (bastante menor, de hecho) que ahora.

    Sin embargo, ¿Qué es lo que falta? Que se cumpla la puñetera normativa con cabeza. Nada más.

    De hecho, ahora que lo pienso, esta situación es paralela a si hay o no hay aerosoles. Puede mover a risa, pero hay ahora mismo un debate epidemiológico a cuchillo, con ataques personales incluidos, sobre si existe o no transmisión más allá de las gotículas. ¿Importa eso si nos estamos gritando a la cara en un espacio más o menos cerrado? ¿Importa eso si el asintomático empieza a dar abrazos? Pues eso. Existen las consecuencias psicológicas sí o sí. La cuestión es, ¿Merece la pena el decir a la gente que exageramos con las medidas? Podemos tratar a gente con trastornos psicológicos más o menos y una situación en la que la economía y la vida vuelvan a la normalidad cuanto antes será muchísimo más fácil que con un carro de muertos más sobre la mesa y tener que esperar que hasta el último de nosotros se vacune para empezar a reconstruir.

    Ese abuelo que tiene miedo o esa niña que tiene miedo, ¿Cuándo terminará antes su tortura, cuando la vacuna se muestre un tope eficaz porque seguimos tomando medidas (porque en ese caso, desde el 30-40% de inmunidad podremos quitarnos er bixo de encima) o seguimos para bingo y tenemos que esperar al 70% de inmunidad, allá por las navidades de 2021?

  9. Buenos días, Javier.

    Habrá una tercera ola y una cuarta ola, ya que escucharemos que hay que salvar San Valentín, la semana santa, las Fallas y todo lo que siga de consumismo. Pero desgraciadamente de lo que no se habla es de los avances sobre el tratamiento, que eso sí que sería importante descubrir para que disminuyera la mortandad… Tómate estas pastillas durante tres días cada ocho horas y listo. Si fuera imposible erradicar el virus de los humanos, el tratamiento sería el mejor complemento a la vacuna.

    Un saludo

  10. Cierto, yboncete.
    Yo soy persona de riesgo, ya me he vacunado de gripe como todos los años.
    No me gusta la especulación en bolsa con la vacuna, no me fio, y esperaré todo lo que pueda para ponérmela.
    También como tu, llevo tiempo preguntándome por que no se avanza nada – o porqué no se dice- con respecto a un posible medicamento.
    Desde mi absoluta ignorancia pero por otras enfermedades, creo primero era el medicamento y luego la vacuna.
    Pregunto. Es posible tener una vacuna sin haber descubierto antes un medicamento ?????
    Que es mas » facil » descubrir un medicamento o una vacuna ????
    Posiblemente esté diciendo alguna burrada, pero por si acaso.
    Saludos

  11. Ahora nos dicen que para les fechas «señaladas» en vez de 6 personas se podrán reunir 10. ¡Claro! el virus ha entendido por fín, ya le ha costado, que son días muy especiales y en días tan «señalados»ha prometido que se cogerá vacaciones, que no nos preocupemos.

  12. Lo de que se puedan reunir en una casa 6 o 10 personas dependiendo de la fecha, ya ofende.

    Creo que lo ha dicho una consejera del G. Vasco.

    Esto refleja el concepto que tienen de nosotros, como súbditos, menores de edad, cortitos intelectualmente o yo que se.

    Que nivel de dirigentes……..

    Como hay que elegir entre cumplir todas las normas o ninguna, porque hay algunas completamente absurdas, y no se pueden hacer excepciones, seguiré cumpliendo todas.

    Pero que no me digan que no puedo protestar POR CASI TODO.

    Como «los de siempre».

    Y algun@s deberíais tener en cuenta que a los ciudadan@s -no me gusta hablar de gente – no es que nos dicten unas normas, es que ya nos están haciendo cambiar de hábitos y eso no es fácil.

    Menos el de consumir aunque nos saltemos las normas. Venga luces, venga navidad, y con la uvas a aplaudir al balcón.

    Mekaguentoloquestudiao.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *