Guerra de vacunas

Era lo penúltimo que nos faltaba por ver, una guerra por el modo de aplicar las vacunas. ¡Y con premios y castigos, oigan, decididos caprichosamente por el paternalista gobierno español! Zanahoria y sobadita en el lomo para las comunidades que se liaron la manta a la cabeza y se pusieron a dispensar viales como si no hubiera mañana, es decir, como si no fuera necesaria otra dosis. Pescozón, afeamiento de la conducta y reducción del suministro a las que, como la demarcación autonómica, prefirieron pecar de prudentes y administraron solo las dosis que garantizaban la segunda e imprescindible vuelta.

Se actuó así a riesgo de que el cuñadismo, igual el ilustrado que el sin desasnar, empeñado en convertir la inmunización en carrera de pinchazos al por mayor, despotricara contra las autoridades sanitarias por ser farolillo rojo. Luego el tiempo, o sea, la realidad de la producción de algo que todavía está en puñeteras mantillas, demostró que la cautela tenía razón de ser. A la todopoderosa Pfizer se le cruzaron los hechos tozudos, y tuvo que anunciar que echaba el freno en la distribución. Lo lógico y, desde luego, lo justo habría sido que las comunidades derrochadoras pagasen su desparpajo competidor. Pero Sánchez, Illa y Simón han decidido, conforme a sus caracteres, castigar a las que actuaron con mesura.

12 comentarios en «Guerra de vacunas»

  1. De acuerdo en la idea general del articulo, aunque según tengo entendido es cosa de una semana y creo que finalmente a Euskadi han llegado las 9.000 que tocaban.
    ¿O no es así?

  2. En tiempos de zozobra florecen las malas personas. Están siempre ahí pero en la angustia se mueven como trumpianos en el Capitolio.
    No quiero ni imaginar lo que fue la guerra civil si en una pandemia se prima lo ideológico sobre lo lógico.
    La gestión central de las vacunas está siendo lo que se barruntaba que iba a ser.
    Una guerra partidista.

  3. Esperemos a que acabe el partido.
    Todavía no ha terminado el primer tiempo y ya se sienten ganadores todos los equipos.
    Lamentable y mosqueante que para la misma enfermedad, haya 17 presidentes autonómicos y uno central, NO GALENOS, imponiendo distintas recetas.
    Supongo que cuando acabe esto que va para numerosas prórrogas, quien se haya equivocado pida disculpas por una vez.

  4. Todo este lío me ha recordado el cuento de la Cigarra y la Hormiga. Pero en aquel cuento, la H
    ormiga aparecía como prudente y su comportamiento quedaba muy valorado, todo lo contrario de lo que la moraleja del cuento, decía del comportamiento de la Cigarra.
    Pero ahora, según parece, es mejor ser Cigarra que Hormiga.
    Por eso, quienes han sido prudentes con la administración de las vacunas, o sea Hormigas, son los malos, y en cambio quienes han actuado como Cigarras, sin asegurar el futuro inmediato que es disponer de la segunda dosis, esos son los buenos.
    ¡Cómo cambian los tiempos…. y los cuentos!
    Y así nos va, pero mientras tanto, el virus sigue con su «trabajo», aunque alguien piense que también esto, es un «cuento».

  5. Que más da , si se llegan a poner todas ahora se criticaría una falta de prevision ,si se tiene prevision critican por lo contrario
    Si se cierra la hostelería salen los sindicatos y la oposición a la calle en manifestación y si no se cierran también protestan y azuzan por qué no se cerro todo y ahora estaríamos mejor
    En fin es kafquiano ..
    La gestión no se si es muy acertada en algún sitio pero desde luego para aportar ideas hay muy pocos y para criticar ,protestar y decir que la única manera es la mano dura y a la vez dicen que nos quitan libertad .. El mundo se ha vuelto loco ..

  6. Muy de acuerdo, creo que hasta los críticos más acérrimos del PNV tienen que reconocer que en general son buenos gestores, más aún en comparación con lo que se ve por otros lares.
    Y luego sale Denis Itxaso diciendo que él «garantiza» el suministro de vacunas porque «estamos en Europa». Pero vamos a ver, ¿si Pfizer no las manda qué vas a garantizar tú? ¿Las vas fabricar en tu casa con una probeta? Dirán que esos mensajes son para tranquilizar, pero a mí personalmente no me tranquiliza que ante cualquier imprevisto me suelten la primera simpleza que se les ocurre.

  7. Javier, no voy a hablar de guerras de marcas de vacunas ni de dosis de vacunas por Comunidades.

    Solo haz cuentas y di o piensa cuanto tiempo hace falta para vacunar a 3.200.000 vascos de Euskal-Herria o a 47.000.000 de españoles.

    Al ritmo de hoy en día tanto de producción de las vacunas como de vacunación práctica, es imposible hacerla antes del verano, es más es imposible hacerla antes de una década, (70% de población vacunada).

    Esto se está haciendo muy, pero que muy mal, por parte de los Gobiernos y de las farmacéuticas, ocultando así mismo, que se o nos tendremos que vacunar una o dos veces al año, en el caso de que funcione, que la gente piensa que es vacunarse y listo, se terminó el problema, y no, el problema sigue y seguirá y por bastante tiempo, y a este ritmo mucho más.

  8. Pfizer anuncia retrasos en el suministro de la vacuna.
    En previsión de que eso pudiera ocurrir, el gobierno vasco reservó la segunda dosis para quien hubiera recibido la primera y así poder completar el tratamiento.

    En España se han vacunado sin hacer esa previsión. Pero ahora viene papá estado y dice: “de la nueva remesa que reciba, voy a dar más a quien más haya gastado, y el gestor/previsor que se jod…aguante”

    Es decir, me obligan a ceder la vacuna que me corresponde a otra persona de fuera de la CAPV.

    Cuando alguien que no entienda (o no quiera entender) lo que es el concierto y el cupo vasco y os diga que es un privilegio y una insolidaridad, le ponéis este ejemplo del reparto de vacunas.

  9. La “carrera” no debería de ser contra nadie, solamente CONTRA EL VIRUS. Pero es obvio que esa carrera existe y no la estamos ganando. Yo he calculado que para tener el 70% de la población de la CAPV vacunados para el treinta de junio de 2021, se deberían vacunar unos diez mil al día: ¿cuantos se están vacunando actualmente? Y este dato del 70% para conseguir la inmunidad de rebañó los dio el Dr. Fauci, pero hay expertos que consideran que haría falta más del 90%. Como ha comentado un contertulio, no sabemos si la inmunidad será duradera o habrá que vacunarse todos los años, como con la gripe; si es así, a este paso, se nos van a superponer dos o tres campañas. Ya he comentado en un blog anterior que hay países que han acumulado un stock amplio (Israel,…), también es cierto que cerraron los contratos muy pronto y parece que han pagado un precio más alto. La UE creo que se ha dormido un poco en los laureles.

  10. En este pais de pandereta como siempre se castiga al que hace un uso razonable y planificado para no tener desabastecimiento de ultima hora y poder hacer la vacunacion de dos dosis que esta indicada,y sin embargo favorecen a los que ponen todo lo que les llega sin tener en cuenta el posible problema de ultima hora por falta de unidades de vacunas. TODO UN DESPROPOSITO.

  11. Guardar la vacuna para una segunda dosis no es planificar nada, es simplemente que a aquellos vacunados, unas 11.000 personas en la CAV en este caso no les falte la segunda dosis.

    Para el resto de la población no hay ni llega para la primera dosis.

    Y al de seis meses como máximo de duración de la inmunidad ( si funciona) volvemos todos a comenzar desde cero.

    Esto no es como la vacuna de la gripe señores que se vacunan 4, aquí hay que vacunar a todo el mundo (que quiera), y eso ya solo en la CAV son más de 2.000.000 de personas. ¿De donde van asacar vacunas para todos?. Hay que tener en cuenta que una inmunidad de rebaño se podría conseguir con una población vacunada o con anticuerpos de entre el 70 y el 90%. Esto es sencillamente IMPOSIBLE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *