Un acuerdo inesperado

Sorpresas te da la vida. De pronto, lo imposible se convierte en titular. EH Bildu se abstendrá en la votación de los presupuestos del Gobierno vasco. Traducido a pasta, hablamos de 176 millones de euros y la aceptación de tres de las seis propuestas políticas de la coalición soberanista. No parece un precio excesivo por neutralizar el no de la segunda formación de la CAV a unas cuentas que tenían asegurada la mayoría absoluta de saque. Pero en lo simbólico, es un notición de toma pan y moja que rompe no pocas cinturas. Me pongo al frente de los descreídos que están viendo la luz en este preciso instante. No saben cuánto me alegro de haber estado equivocado. Por lo que supone un acuerdo tan amplio aritméticamente y, ya en un plano más cabroncete, porque no me cuesta imaginar los variados crujidos de dientes que acarreará el pacto.

Dejando fuera a la excrecencia parlamentaria Vox-PP-Ciudadanos y sus terminales mediáticas allende Pancorbo, que clamarán de nuevo por la ruptura de España con la anuencia del PSOE (en este caso, el PSE), mi primer recuerdo es para Elkarrekin Podemos. Los rojimorados se quedan esta vez fuera de juego y podrán lanzar a EH Bildu todos los trastos dialécticos que recibieron el año pasado y el anterior cuando los papeles estuvieron cambiados. Pero será derecho al pataleo y reconocimiento implícito de que cada vez pintan menos. Claro que el cabreo sideral al que estamos a punto de asistir es el de la primera fuerza sindical del terruño porque estos presupuestos asociales y neoliberales solo tendrán en contra 13 votos sobre 75. Pero una vez más, estará equivocada la mayoría.

7 comentarios en «Un acuerdo inesperado»

  1. Pues a mí me viene el tufo de que esta abstención, no apoyo, forma parte de una batería de acuerdos para civilizar a la formación abertzale y presentarla como más susceptible de ulteriores y posteriores pactos de gobierno futuros, y no con PNV, claro. Curiosamente se dan en el tiempo coincidencias de gestos anti ongi etorris y acuerdos presupuestarios.
    Imagen de normalización se llama esa figura.
    Por otro lado, ahora a quien le toca ver la hierba segada bajo sus pies es Elkarrekin Podemos.
    De todas formas, aunque fuera así, bienvenidos.

  2. Si hacen algo sensato porque tienen intenciones de vaya Vd a saber qué.
    Si los presos renuncian a las bienvenidas populares es una estrategia maligna, ineficiente y tardía.
    Jolines qué cansino es todo y mientras tanto los del 36 cada día más orgullosos de lo que de allí surgió.

  3. No descartes Javier que nuestra vanguardia sindical plante varias Huelgas para demostrar que no han entendido nada, ni un paso atras desde la jubilacion de Elorrieta y cada dia menos afiliados y casi todos del sector publico.

  4. Buenos días, don Javier.

    Mucho me parece que la maniobra de Bildu estaba encaminada a dejar fuera de juego a Podemos.
    Los del todo NO al PNV y al Gobierno han realizado una ciaboga para descolocar a la izquierda, pues es evidente que sin ellos también salían los Presupuestos. Y como Elkarrekin Podemos son unos blandengues a la hora de seguir unas directrices -pues siempre están mirando a ver que hace Bildu para no distorsionar-, les acaban de dejar colgados de la brocha (y merecido lo tienen) por pusilánimes y por veletas.

    Un saludo

  5. En política, todo es posible. Y la aritmética cuenta mucho.
    Pero más cuenta el poder decir eso de «nosotros lo he hemos conseguido».
    Pero lo que no nos dicen nunca, es de dónde han quitado esos millones que han conseguido los partidos de la oposición. Y es que las cuentas siempre tienen que cuadrar, como en la economía doméstica: «si gasto en esto, no gasto en esto otro».
    Por eso sería bueno, justo y necesario, conocer toda la «película» de la negociación y no sólo aquello que, a una de las partes, le interesa decir para tener contento a su electorado. E incluso justificar el sentido de su voto, en el trámite parlamentario para la aprobación de los presupuestos.

  6. Aplaudo la decisión de Bildu y el trabajo del Azpiazu para llegar aquí .
    Podemos hablar de blanqueo o de lo que queramos pero ese es el camino que les pedimos los vascos ,llegar a acuerdos siempre es bueno y ya no tenía sentido ni explicación apoyar los Navarros y los Españoles y no los nuestros .

  7. Espero sea un giro estratégico en todos los ámbitos. Si es así iremos por el buen camino. Hasta ahora, incluso el ámbito municipal general, la consigna era «ni agua».
    Y por cierto, dijo Andueza el otro día que «el PSE no va a hacer lehendakari a ningún candidato de Bildu». Parece que no lo ha escuchado casi nadie en las tertulias Españolas y muy pocos en las de aquí……esto ya lo sabíamos, puede que alguno piense que por qué creerle tras el antecedente de LóPPez pero la diferencia es palmaria: LóPPez mintió a favor de obra en España. Andueza mentiría en contra de obra en España, y el PSOE se la juega en España, no aquí que son cuatro y un tambor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.