La NADA rojiblanca

Con esta cara nos quedamos tras el partido contra la Real Sociedad en el último derbi que se vivió en la Catedral. Foto: Zigor Alkorta

Hace unos meses alguien me dijo en bromas “vamos a tener el mejor campo de Segunda”. Me reí. Hoy ya no me río. Vamos, es que no me hace ni gracia el chistecito. Lo peor de todo es que ha dejado de ser un chiste y el comentario, siempre hiriente venga de donde venga, se está extendiendo entre la parroquia rojiblanca y duele por su realismo. Confieso que no puedo ponerme ni por un instante en ese hipotético escenario. Duele demasiado.

Nos quedan trece partidos por delante para acabar esta infernal e interminable Liga; trece finales como trece catedrales.  Pasan los partidos, los entrenamientos, los días y nada cambia.  Ahí siguen, unos calentando por la banda, cada vez está más llena; hacerse un hueco en el banquillo también empieza a ser tarea complicada; y están los que saltan al terreno de juego, cada vez más justitos.  Nada.  Están los que mandan sobre el campo. Nada. Están los que mandan en los despachos.  Nada. Y por último está la afición,  siempre incondicional pero que se ha quedado muda porque es la única que no puede hacer nada de nada.  ¿O sí?

Nada, que estamos muy preocupados por saber dónde vamos a ver los partidos la  próxima temporada en el nuevo San Mamés. A mí me da igual, como si me mojo, tengo a los de animación o estoy en la azotea, yo lo que quiero es ver al Athletic en Primera y no jugando contra la Ponferradina, con todo mi respeto.

Publicado por

Laura Buján

De Bilbao de toda la vida y del Athletic. Me mueve y me remueve la injusticia así que no entiendo el periodismo sin compromiso. Me declaro enganchada a la Comunicacuión Social. Lo cuento en Deia y Onda Vasca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *