…22 años de «Tiananmen»…

Se dice pronto. 22 años ya desde el levantamiento de aquellos estudiantes en China que tomaron la ya famosa plaza y fueron asesinados vilmente por el gobierno chino. Al día siguiente del levantamiento, en la mediodía del 5 de Junio de 1989, apenas a un minuto de la Plaza de Tiananmen un hombre solo, con una bolsa a cada mano, se colocaba delante de una hilera de cuatro tanques consiguiendo que estos disminuyeran su velocidad. El primero de ellos intentaba sortearle pero el hombre se interponía en su camino a cada torpe movimiento de la mole metálica. A doscientos metros de allí, desde el balcón de un sexto piso de la habitación de un estudiante, el estadounidense Jeff Widener sacaba su cámara y obtenía una instantanea símbolo de la resistencia estudiantil. Instantes antes, tal y como confesó en una entrevista, se lamentaba y mascullaba entre dientes: «el hombre solitario me va a fastidiar la composición de la foto». Pero nada más lejos de la realidad.

Photo Jeff Widener

Cuentan que la noche anterior la policía china requisó a Widener el material fotográfico que disponía por lo que nada más tomar la fotografía escondió el carrete en la cisterna del inodoro, consiguiendo superar así un nuevo registro de las autoridades chinas. Fue el propio estudiante americano que dejó la habitación a Wiedner para obtener su instantanea quien hizo llegar el carrete, oculto en su ropa interior, a la oficina de Asociated Pres. «No he vuelto a saber nada de él. Me gustaría agradecer lo que hizo, porque sin su valiente ayuda el mundo nunca habría visto la foto» – dijo Jeff Widener en una entrevista. Esa misma noche la fotografía fue primera página en la mayoría de los periódicos del mundo. Había nacido un mito «el hombre del tanque» o «el rebelde desconocido».

Muy cerca de donde tomaba fotografías Jeff, en la octava planta de un hotel, otros dos fotógrafos, Charlie Cole (Newsweek) y Stuart Franklin (Magnum), tomaban imágenes de la resistencia de aquel hombre. «Stuart y yo estábamos disparando hombro con hombro, y de la nada apareció ese joven, con una chaqueta en una mano y una bolsa en la otra, y se puso delante de los tanques. No podía creerlo. Pero seguí disparando convencido de que lo iban a matar. Para mi asombro, el tanque se detuvo» – cuenta Cole. Su instantanea, más cerrada que la de Stuart, le valió un Premio World Press Award en el año 1989.

Photo Charlie Cole
Photo Stuart Franklin

Poco después del momento que muestran las fotografías, el resistente chino se subió encima del primer tanque y mantuvo una conversación con los militares que se encontraban en el interior. Son muchas las especulaciones de lo que dijo, desde un «Den la vuelta y dejen de matar a mi gente», hasta un «¿por qué están aquí? mi ciudad es un caos por su culpa», pasando por un simple y lacónico «váyanse». Posteriormente, varios civiles (hay quien dice que se trataban de miembros secretos del gobierno) empujaban al hombre hacia la multitud y lo salvaban de una muerte segura.

¿Quién era ese hombre? Se han publicado muchas historias sobre la identidad del «rebelde desconocido». The Sunday Express puso llegó incluso a ponerle nombre: Wang Weilin, estudiante de 19 años; pero se desconoce si esta información es real. Bruce Herschensohn ayudante de Richard Nixon no le puso nombre ni actividad pero aseguró que fue ejecutado apenas dos semanas después del incidente. Por su parte, la periodista canadiense de origen chino Jan Wong afirmaba que el hombre se encontraba vivo.

Quién sabe si algún día aquel rebelde «desconocido» dejará de serlo y alguien le pondrá nombre y apellidos. Lo que está claro que nunca dejará de ser es «el hombre del tanque»…

Publicado por

Muga

"Era un autor cuyas obras eran tan poco conocidas que casi eran confidenciales" (Stanley Walker)

Un comentario sobre “…22 años de «Tiananmen»…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *