…»Las puertas se cierran, por favor, manténgase alejado de las puertas»…

No son pocas las veces que he leido críticas sobre las celebraciones de los «Días de…». Día del Sida, Día de la Mujer, Día del Mycobacterium Tuberculosis o Día del mochuelo amarillo. Hay «días de» casi todo. Yo, sin embargo, soy de los que piensa que el «día de» no hace daño a nadie. No es la panacea, obvio, pero puede ayudar a remover conciencias, a promover ayudas o a no olvidarnos de algo.

Dicen que son alrededor de siete de cada mil personas las que sufren de autismo. Recuerdo con especial cariño una serie fotográfica que un padre de familia realizó, hace tiempo, sobre su hijo autista.

«Mi hijo mayor nació en el año 2001. Siempre fue un chico que iba al compás de su propio son. Cuando tenía 5 años, comenzamos a hacer fotografías juntos como una forma de encontrar un terreno común y tratar de entendernos. Poco después de que comenzó el proyecto, Elijah fue diagnosticado de autismo. Aunque el diagnóstico me dio las palabras y la historia para entender mejor a mi hijo, no le quitó el misterio y la necesidad de tratar de encontrar un puente emocional con él».

Después de varios años de obtener instantáneas de Elijah, Timothy Archibald recopilaba las mismas en el Libro «Echolilia». »

«Echolilia» es una forma alternativa de un término más común, «ecolalia», usado en la comunidad autista para referirse a la costumbre de repetición verbal y la copia que se encuentra comúnmente en el comportamiento de los niños autistas. Me gustaba la idea: la fotografía es una forma de copia. Los niños son una forma de repetición. Y mirando a mi hijo con la fotografía me permitió verme a mí mismo de nuevo».

«Las puertas se cierran. Por favor, manténgase alejado de las puertas.»
«Las puertas se cierran. Por favor, manténgase alejado de las puertas.»

«Obsesivamente repetida cada vez que nos encontramos con una puerta en movimiento. En la biblioteca, en un autobús, en el supermercado. Viene desde lo profundo e interrumpe la conversación. Se declaró como un impulso, no como una colección de pensamientos expresados, que se repite en el tono exacto y el ritmo sin sentido. Esto es echolilia».

Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald

Photo Timothy Archibald
Photo Timothy Archibald

Página web Timothy Archibald: http://www.timothyarchibald.com/

Publicado por

Muga

"Era un autor cuyas obras eran tan poco conocidas que casi eran confidenciales" (Stanley Walker)

2 comentarios sobre “…»Las puertas se cierran, por favor, manténgase alejado de las puertas»…”

  1. Veo ahora esta serie de fotografías.
    Me llama la atención que en el intento de encontrar un cauce de comunicación con el niño autista no aparezca la madre en ningún momento.
    Esa madre existió. ¿Dónde está? Pudo morir, o desaparecer de escena…pero ¿ninguna mujer estaba cerca de ese niño autista tampoco?

    Las imágenes son de gran impacto, son bellas, inclusa las más simples, cuando se ponen en relación con la historia del niño autista.

    Pero los niños crecen, autistas o no, dejan de ser niños y han de sobrevivir por sí mismos o pasan a ser dependientes de terceros porque sus padres tienen fecha de caducidad también.

    He conocido, como casi todos, algún caso de autismo más o menos severo. Y me inquieta, sin que sepa pasar de ahí, el futuro de esos adolescentes, adultos, que no han conseguido establecer un nexo de comunicación con el mundo en que están.

    Eso es un verdadero problema y no las disputas de poder por el concierto económico o por el origen del fandango.

    Es curioso que los casos de autismo que recuerdo son de chicos.

  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo, la idea intrinseca expuesta es brillante, las posibles opciones en el desarrollo del tema son infinitas, la claridad del argumento es mayúscula, pocas veces he tenido ocasión de leer un tema tan ameno, con la longitud justa, con la métrica adecuada, sin florituras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *