…Facundo Cabral nunca más verá el mar…

Photo AP - Homenaje a Facundo Cabral

Nunca más verá el mar ni a una mujer que llora, nunca verá volar golondrinas ni hablará con malas señoras, no saltará balcones ni abrirá las ventanas, y menos aún disfrutará de un nuevo abril viendo muchachas. Nunca más beberá vino ni olerá flores, nunca verá amantes ni rechazará a ningún señor, no se sentará a una mesa con ladrones ni disfrutará de canciones en francés. Nunca más se tirará en la arena, ni cogerá la bicicleta para perseguir a Manuela, y menos aún se tumbará en el trigal con María a ver las estrellas.

Y no lo hará porque el pasado jueves 9 de Julio, abatían a tiros a Facundo Cabral en Guatemala, cuando se dirigía en coche al aeropuerto para poder seguir con su gira. Para seguir deleitando con su música. Para seguir abriendo corazones. O cerrándolos, qué más da.

Photo AP - Una bandera tintada de rojo en tributo a Facundo Cabral ondea a media asta.

La última canción del último concierto hablaba de todo lo que le gustaba hacer. De todo lo que nunca jamás podrá hacer, ni sentir, ni vivir: No soy de aquí, ni de allá.

Photo Reuters
Me gusta el mar y la mujer cuando llora
las golondrinas y las malas señoras
saltar balcones y abrir las ventanas
y las muchachas en abril
 
Me gusta el vino tanto como las flores
y los amantes, pero no los señores
me encanta ser amigo de los ladrones
y las canciones en francés
No soy de aquí, ni soy de allá
no tengo edad, ni porvenir
y ser feliz es mi color
de identidad
Me gusta estar tirado siempre en la arena
y en bicicleta perseguir a Manuela
y todo el tiempo para ver las estrellas
con la María en el trigal
No soy de aquí, ni soy de allá
no tengo edad, ni porvenir
y ser feliz es mi color
de identidad
Photo AP - Homenaje a Facundo Cabral

 Tal y como decía la canción que el propio Silvio Rodríguez ha dedicado al cantautor argentino en su blog personal «Segunda Cita»:

«Todas las cosas bellas
comenzaron cantando,
no olvides que tu madre
cantando te acunó».

 

Goian Bego. Descanse en Paz.