¿Votas por Apoyo Dravet?

Yo ya lo he hecho y, abajo, os dejo el enlace donde vosotras y vosotros también podéis hacerlo.

La enfermedad de Dravet es la epilepsia extrema y en la actualidad no tiene cura. En el año 2018, para dar visibilidad a la fundación «Apoyo Dravet«, declarada como organización de utilidad pública, creamos el «Banderín de Dravet» y, a partir de aquí, «LDB (Los del banderín)», donde nos unimos muchos deportistas, y cada vez que realizamos un reto lo publicamos con el banderín de Apoyo Dravet.

En el año 2019 José Manuel Iñarrea decidió ir más allá y creó el «Reto Apoyo Dravet Solidario Alta Montaña«, cuyo propósito fue ascender la montaña más alta de cada cordillera, con el objetivo de, a través del banderín de Apoyo Dravet, dar visibilidad a la enfermedad y recaudar fondos para potenciar la investigación de la Enfermedad de Dravet.

Una vez completado el reto de las principales cumbres del Estado, el 16 de julio de 2019, ascendió, con el banderín de Apoyo Dravet, el Mont-Blanc. Y el 28 de enero de 2020, al Aconcagua, en Los Andes, que es la montaña más alta de América. Ahora el reto es doble. Pretende ascender el Kilimanjaro, la montaña más alta de África, y el reto mayúsculo, el Everest, la montaña más alta del mundo, siempre acompañado por el banderín.

Se están consiguiendo avances en la investigación de la enfermedad pero hace falta mucho más, y para ello cuento con vuestro apoyo. ¿Me ayudas a dar visibilidad a la Enfermedad de Dravet y, a la vez, permitir a todos aquellos que no puedan ascender las montañas ver lo que se puede ver desde sus cimas?

Vota en las becas de ‘Where is the limit?’
Tu apoyo, nuestro sueño, su cura.

Puedes votar AQUÍ: Ascender el Kilimanjaro y el Everest por Apoyo Dravet (witl.es)

El «relato»

Curiosas declaraciones. O no tan curiosas si tenemos en cuenta que el subconsciente suele jugar malas pasadas. Si leo bien, la portavoz parlamentaria de EH-Bildu reconoce un daño pero dicho daño es justo o injusto dependiendo de cada «relato».

Perfecto pero, la primera pregunta es pertinente: Me gustaría saber, según el relato de Maddalen Iriarte, qué asesinatos le parecieron justos y cuáles injustos.

De entrada, esta afirmación de Iriarte es éticamente y humanamente inaceptable porque la ilegítima violencia siempre es injusta. Siempre. Independientemente del «relato» que, por cierto, como argumento es similar (si no el mismo) que el de los miserables que ayer y hoy justifican a los GAL, la Triple A, a los Guerrilleros de Cristo Rey; y a tantas bandas de asesinos pagadas desde «Marca España» con «fondos reservados».

Siguen sin madurar en la Izquierda Abertzale y siguen sin hacer aquél proceso de reflexión y autocrítica que Arnaldo Otegi anunció a los cuatro vientos desde la Azoka de Durango tras el fiasco electoral en Gipuzkoa. Casi 50 años después, todo sigue parecido.

Mucho me temo que en la IA van a necesitar un par de generaciones para hacer creíble ante la Sociedad ese «cambio». Al margen, aprovechar este preciso momento para hacer este tipo de declaraciones es como para, sin mayor dilación, hacérselo mirar.

Parece que a las y a los de siempre se les esta empezando a caer la careta. Esta vez, no tengo ni idea de cuál será la estrategia política que han «diseñado» como para llegar a hacer este tipo de declaraciones pero, objetivamente, les ha ido mejor con la ambigüedad.

Un pasito para adelante, dos para atrás…
Una pena.

Dilema (Ejercicio práctico)

Vamos a suponer que eres el único dueño del único supermercado de un pueblo de 800 habitantes. Autónomo, con 50 años, en activo y sin empleados. La «economía familiar» depende totalmente de tus ingresos. Tus vecinos consideran tu supermercado un servicio «esencial» para el pueblo.

La pandemia está descontrolada con gran incidencia, municipio con cierre perimetral con los colindantes pero no hay confinamiento domiciliario.

Vives con tus 2 padres, mayores de 75 años, con buena salud. Su economía les permite llegar a fin de mes pero no tienen margen de ahorro. Tu pareja, que se encarga de la familia y del hogar, tiene 47 años y buen estado de salud. No tiene ingresos. En la misma vivienda, tus dos hijos en edad adolescente, escolarizados y sanos.

Bien. Ahora te llaman del Centro de Salud porque hay dos vacunas disponibles, dejando a tu buen criterio a quiénes de la familia se les administra. Lo que tu decidas será respetado.

No te solicito respuesta, tan sólo que hagas una reflexión. Dos vacunas que hay que administrar mañana mismo.

Tú decides si:

– ¿Prima el servicio a tus vecinos?
– ¿Prima la economía de subsistencia familiar?
– ¿Prima quien lleva el hogar?
– ¿Prima la edad adolescente/adulto/ancianos?
– ¿Priman tus sentimientos o tu sentido común?

No olvides preguntar a tus padres (los abuelos), a quiénes darían prioridad.

PD: el Centro de Salud dice que llegarán más vacunas en un mes. Sin garantía de plazos.

Recuerda que esto no es una encuesta. Tampoco es un debate ni un foro de discusión. Es una reflexión personal. Lo que tu decidas bien hecho estará.

¿Pedagogía?

La portavoz de EH-Bildu, Maddalen Iriarte pidió información sobre lo ocurrido el pasado fin de semana en distintas localidades vascas en las que la Ertzaintza tuvo que intervenir para disolver fiestas y botellones ilegales.

Ayer, a esa estrategia (que ya podemos llamar «diseñada») se le sumó otra compañera. En este caso, la portavoz de EH-Bildu en el Ayuntamiento de Donostia y hermana de la alcaldesa de Andoain (también de la misma formación política).

Así, Reyes Carrere mostraba su «preocupación por lo acontecido en la Parte Vieja de Donostia durante las últimas jornadas y más en concreto en la última noche, cuando se han pasado unas líneas rojas que no se deberían haber pasado«.  Lo que no aclara de una forma cristalina es quién no debería haber pasado esas líneas porque… ¿Yo estoy herido? NO ¿Yo estoy detenido? NO ¿Yo tiro piedras y botellas a la Ertzaintza? NO ¿Cumple esa «gente» con lo que cumplimos la inmensa mayoría de la Sociedad vasca? NO… Tampoco.

Por eso, a mí (ni a nadie de mi entorno) nadie me hiere ni nadie me detiene aunque. Pensándolo bien, hay quienes atentan contra mi salud y la salud (y la vida) de la mayoría de la Sociedad vasca: Son, exactamente, los mismos a los que defienden Maddalen Iriarte y Reyes Carrere.

Se debe condenar rotundamente la alteración de la convivencia y los destrozos provocados anteayer en la Parte Vieja de Donostia en el día de San Sebastián (que pagan todas y todos los donostiarras). Es absolutamente inadmisible el acoso, persecución y la agresión a la Guardia Municipal y a la Ertzaintza.

Pero, en efecto, las dos citadas opinan que está mal que la Ertzaintza intervenga contra esas «buenas gentes» que han vuelto a la quema de contenedores o al lanzamiento de piedras y botellas de cristal. Es lo que debe tener el «mono» o algo así. También deben estar en contra de que se impongan denuncias a dichas «buenas gentes responsables y solidarias» por incumplir las restricciones. Como dice Maddalen Iriarte, deberían hacer «pedagogía» y, no sé, regalarles unos bonos de 100€ para el botellón o tarjetas-regalo para un finde en un spa. En fin…

Por recordarlo, en junio de 2020 con motivo de la visita de los ultras de Vox en la campaña electoral al Parlamento vasco, la misma Maddalen Iriarte pedía a la Ertzaintza que protegiese «al Pueblo». Pues bien, ahora la Ertzaintza y las Policías Locales no hacen otra cosa más que proteger al mismo «Pueblo» de unos centenares de descerebrados. Pero en la Izquierda Abertzale parecen inevitables esos tics en modo «regreso al pasado«. Lo del «estado policial«, «policía represora«, el ochentero «mucha policía, poca diversión«, el sempiterno soniquete del «Utzi Bakean» y su tabarra de megáfono parece una especie de déjà vu de lo sufrido durante 49 años. Casi cincuenta largos años de incoherencia. Y esto lo comento porque los incidentes que hemos visto en las calles de Euskal Herria desde el pasado fin de semana tiene un nombre que creía -afortunadamente- casi olvidado: «Kale Borroka«. Y es que, siempre, la cabra siempre tira al monte.

¿Con esas falacias creen Maddalen y Reyes que ganan votos? Personalmente opino que lo único que hacen es alimentar a insolidarios e irresponsables que, ahora, se ven hasta respaldados.

Una verdadera pena.

Veleta

El otro día Toni Cantó. Ayer Iturgaiz…Parece que estoy haciendo un compendio de tontos titulados, trepas e incompetentes varios, pero es que cada día sale uno a la palestra. No vayáis a pensar que Girauta es el único que empezó en el PSOE y, tras pasar por UPyD, PP y Ciudadanos, ha terminado en Vox. Así, el ex maoísta, ex socialista, ex popular y ex naranjito ha dejado a Inés para lanzarse en brazos del último partido que le quedaba es su lista y al que hace tiempo hacía guiños.

Su actividad como tertuliano se ha desarrollado a la par que los paseos de su neurona en Medios de Comunicación como ABC, COPE, Onda Cero, 8 TV, Libertad Digital o esRadio. Pero, volviendo al multicolor activismo político de este trepa con un poco más de detalle, cabe decir que militó en el Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC) hasta 1986. Tras ver que en UPyD el cupo de tontos lo copaba sobradamente Toni Cantó, tras unos meses desistió y, posteriormente, se presentó en listas del Partido Popular (PP) en tres comicios distintos, sin resultar electo en ninguno; la primera vez en las elecciones municipales de 2003 en Castelló d’Empuries; la segunda como candidato a diputado del Parlament de Catalunya por la circunscripción electoral de Girona en las elecciones de 2003, y la tercera en el 2004 como candidato popular al Congreso de los Diputados también por Girona.

Cuando la cabesita ya le comenzaba a funcionar definitivamente como a Hommer Simpson, comenzó a participar en concentraciones de los llamados «Peones Negros» (impulsores de las teorías de la conspiración del 11M), en las que pronunció a favor de estos y sostenía (en 2007) que «hay unos personajes en la sombra que no han sido juzgados… Tenemos todo el derecho a opinar». Con posterioridad Girauta negó, de forma vehemente, haber pertenecido a dicho colectivo, llegando al punto de denunciar como «calumnia» y «demagogia» dicha vinculación pero, para no variar, mentía.

Luego se involucró en Movimiento Ciudadano y Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía (C’s), figurando en el número dos de la lista de este último de cara a las elecciones al Parlamento Europeo de 2014. Tras conseguir este partido dos escaños, Girauta obtuvo acta de diputado junto al cabeza de lista, Javier Nart. Era la época en la que Alberto falangito de Rivera (el churri de Malú) salía en pelotas en vallas publicitarias. En febrero de 2019 decidió presentarse a las primarias para ser candidato de Ciudadanos por Toledo para las elecciones generales del 28 de abril y más de la mitad de la agrupación de Ciudadanos en Talavera de la Reina procedió a dimitir en bloque y a solicitar su baja del partido, lamentando, entre otros motivos, dicha decisión. De aquéllos lodos…

El 5 de mayo de 2020 comunicó su baja de Ciudadanos, tras mostrar su desacuerdo con el voto a favor de su grupo parlamentario en el Congreso de prorrogar el Estado de Alarma, el cual había pactado Arrimadas con el Gobierno. Pero ojo, que el sujeto dispone de una pensionada Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil, con distintivo blanco. No me digan por qué, pero se la concedieron en 2003.

Y ha terminado en el espacio político natural de cualquier ultra fascista: En Vox. Se estrenó en un acto organizado por la Fundación Disenso, con la participación del eurodiputado de Vox y patrono de Disenso, el energúmeno ultra Hermann Tertsch. En el acto se debatía sobre «el futuro de la libertad de expresión» en el que esa Fundación ultra trata «la amenaza de censura por parte de las grandes corporaciones tecnológicas como Facebook, Twitter, Google o YouTube después del cierre de las cuentas del presidente saliente de EEUU, Donald Trump«. Telita…

Desde el minuto uno se veía venir a este trepa con su indisimulado fascismo.

Solo ha faltado tiempo para demostrarlo. Tiempo y que este chindasvinto no tenga donde caerse muerto.