De cumple con la plebe

Vayan por delante mis felicitaciones al hijo del heredero de Franco por sus cinco años haciendo N A D A al frente de la Jefatura del Estado español. Y es que las y los españoles tienen a un Jefe de Estado que no conoce ni de lejos lo que es una urna. También es cierto que elegir si que ha sido elegido pero, en este caso, por el azar aleatorio de un espermatozoide. Tal cual.

Si el pasado lunes, 17 de junio, se sometió al rigor del ceremonial jarretero de La Tuna británica para ser investido en Windsor con su máxima distinción, el miércoles 19, buscó (vayan ustedes a saber cómo) de forma intencionada la naturalidad y la compañía de «gente corriente» (para entendernos, del populacho) para conmemorar el quinto aniversario de una proclamación a la que no fue ni su padre. A las 41 ciudadanas y ciudadanos «ejemplares» les  dijo sin sonrojarse: “Sois un referente moral que nos ofrece un espejo en el que mirarnos”. Y los «ejemplares» genuflexionaron.

Felipe, acompañado de Letizia (con «z»), sus hijas, Pedro Sánchez y Borrell (canciller de la Orden del Mérito Civil), escucharon las semblanzas de las elegidas y elegidos como «ejemplares» leídas por Elena Ochoa y Pablo Motos (solo, sin Trancas ni Barrancas). A continuación, les impuso la medallita, pronunció el discurso propagandístico de rigor, un canapé, un vino y a la calle, que es donde tiene que estar el populacho.

Según La Zarzuela, las y los 41 «ejemplares» fueron seleccionados teniendo en cuenta un criterio proporcional de población, de variedad autonómica, provincial y generacional. Como no, en las distinciones también se aplicó un criterio de género: se condecoró a 19 mujeres y 22 hombres de diversos sectores de actividad: un vigilante forestal, voluntarios de asociaciones benéficas, ingenieros, investigadores científicos, una enfermera, un donante de sangre, un apicultor, un visitador social… En fin, que no falte de nada aunque… OJO, escudriñaron todo lo escudriñable y hay quién dice que un candidato «se cayó» de la lista por escribir una Carta al Director a favor de la República en un Diario gallego y una enfermera también «se cayó» porque, al parecer, en una concentración sindical debía llevar un lazo amarillo.

Así que, todos ellos, según la Casa del Rey, cumplen con el requisito de mérito que exige la distinción al destacar en ámbitos como la educación, el medio ambiente, la sanidad, el voluntariado, la investigación, la asistencia social y la cultura, y, lo que es MUY IMPORTANTE: Aunque alguna persona sea lo mejorcito de la Sociedad, si se es republicano o independentista no hay medallita o, dicho de otra forma, ha de ser muy español y mucho español y, sobre todo, mucho monárquico.

A modo informativo, dicha Orden fue instituida por Alfonso XIII (antes de que la república le pusiera de patitas en la frontera) por Real Decreto de 25 de junio de 1926 para destacar “las virtudes cívicas de los funcionarios” y “los servicios extraordinarios de los ciudadanos españoles y extranjeros en el bien de la nación”.

Así que Avelina, Albano, Sofía, Beatriz, Abel, Clotilde (Ama de casa, tal cual), Natalia, María del Carmen, Juan Antonio y Marian (casados), Mónica, (Monja), Javier (empresario vasco), José Antonio, Joselito, Ramón, María de los Angeles, Federico, Raquel, Nuria, Rosaura, Diego, Marifé, Elías, Froilán, Jivko (de Bulgaria), María Eugenia, Aurelia, Nerea, Javier, Rosa, Eugenio. Basilio, Juan Antonio (belenista),  Francesc, Belén, Manuel, José Manuel, José Ignacio, Ricardo, Daniella (de Brasil), Miquel (funcionario) y otro Miquel (no funcionario)… Gritad conmigo: ¡Viva Honduras! ¡Viva el vino!….. ¡Ah, no!….. que mandaron decir viva el rey. Pues éso.

Lágrimas de cocodrilo

Verse abucheada por quienes antes la jaleaban y, al mismo tiempo, verse aplaudida por gentes contra cuyos ideas neoliberales has venido luchando toda la vida (como Manuel Valls) no debe ser plato de buen gusto. No me extraña que llore pero, ¿Ada Colau llora de verdad?

Comprendo que el paso del megáfono y la pancarta de la Plataforma Anti-Desahucios a la primera poltrona municipal en Barcelona es un proceso fácil. Comprendo que le haya cogido el gusto. También puedo llegar a comprender -con mayor dificultad- que, para tal fin, acepte el apoyo de candidatos presentados (hasta su divorcio político) en las listas electorales de Ciudadanos. Pero el problema no es que yo lo comprenda o lo deje de comprender. El problema es que la mayoría de la ciudadanía de Barcelona lo comprenda y, a todas luces, parece ser que no lo comprende. Es más, se lo encaran.

Entonces, ¿Qué hacer? ¿Un gesto? Pues nada, la primera orden es volver a poner el lazo amarillo en la balconada consistorial de Barcelona. ¿Que ni con ésas?, Pues una va a la Radio pública de Catalunya y rompe a llorar, sin motivo, «Porque pienso en mis hijos«. Y tampoco cuela el recurso de la lástima. Lágrimas de cocodrilo.

Visto que nada funciona, se le ocurre decir que necesita una legislatura más para terminar los proyectos iniciados en Barcelona pero, ¿qué proyectos dice tener que proseguir una vez que ha hundido la marca Barcelona?

Muchas y muchos barceloneses me comentan que sus proyectos «estrella» de legislatura están paralizados.

El golpe sufrido en las expectativas económicas de la ciudad de Barcelona tras el fracaso de la candidatura para acoger la Agencia Europea del Medicamento (EMA) no es la única iniciativa en la que Ada Colau ha fracasado. Sus mayores apuestas para la capital catalana han caído en saco roto o están pendientes de concretarse dos años después de su llegada al gobierno municipal. Entró con grandes promesas, como la remunicipalización de la gestión del agua, la unión del tranvía por la Diagonal e incluso la creación de una moneda social. Para variar… humo.

Sus planes acababan en callejones sin salida al toparse con su notoria minoría en el Ayuntamiento. Y, ahora, todo apunta a que va a ser peor salvo que en uno de sus juegos de palabrería comience a decir hasta que va a ir a paralizar lanzamientos y desahucios acompañada por Valls. El caso es que ni con ala radical de BComú al mando de las empresas municipales ha podido enderezar absolutamente nada. Y, eso sí que es para llorar. Pongamos diez ejemplos gráficos:

1. Moratoria hotelera. El Gobierno de Colau aprobó a finales de enero el polémico Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (Peuat), tras su polémica moratoria hotelera, que ha llevado a Barcelona a perder varios hoteles de cinco estrellas. Esta decisión, además, podría haber creado un mal precedente entre los inversores internacionales. Este antecedente choca ahora con la petición de atraer capitales, que realizó hace pocos meses ante la preocupación de los empresarios por la caída de la actividad económica.

2. Turismo. La alcaldesa quiere modificar el modelo turístico y ha propuesto tasas y luchado contra las plataformas de pisos ilegales de alquiler. Sin embargo, ante la caída de la reservas sufrida desde octubre, ha adoptado un discurso más conciliador con los visitantes extranjeros.

3. Agua. El Ayuntamiento aprobó dos mociones para remunicipalizar el suministro del agua en noviembre del año pasado. La adjudicación de la gestión la tiene Aigües de Barcelona, que está mayoritariamente en manos de Agbar, que controla un 70% del capital.

4. Funeraria. El gobierno de Colau también ha adolecido de falta de apoyos a la hora de aprobar el proyecto de una funeraria municipal pública. La alcaldesa se vio obligada a apartar este punto de sus planes tras constatar que solo contaban con el apoyo de la CUP. Incluso los estudios que ellos mismos presentaron desacreditan el proyecto.

5. Electricidad. En marzo, a dos meses de las Elecciones, se constituyó deprisa y corriendo la empresa pública Barcelona Energía para suministrar electricidad a más de 20.000 familias. Se espera que esté operativa a finales de año pero no se ha concretado si finalmente se pondrá en marcha.

6. EMALa citada pérdida de la Agencia Europea del Medicamento en favor de Ámsterdam supuso un duro revés para la administración Colau. La alcaldesa se vio señalada por su falta de implicación en el proceso y la indiferencia que mostró ante la no elección de la candidatura barcelonesa.

7. Mobile. Más allá de la EMA, la posición dudosa de la alcaldesa Colau respecto a la crisis en Catalunya en una tensa situación política también hizo que el Mobile World Congress planteara la posibilidad de dejar Barcelona, si no se estabilizaba la situación. Lo que supuso la segunda problemática con el MWC en menos de un año, después de que una huelga de taxis, Metro y Adif sembrara el caos en la edición del año 2017 y el conflicto el pasado año entre taxistas y empresas de VTC.

8. Vivienda. La vivienda ha sido también otro de los dolores de cabeza de Colau en su anterior su mandato y todo indica a que lo va a seguir siendo en el presente. El Ayuntamiento aprobó un plan de vivienda junto al PDeCat y Ciudadanos. Con su pasado activista, ha mantenido un conflicto abierto con los grandes tenedores de vivienda. A ver qué le «asesora» Valls.

9. Restauradores. La tensión entre el Ayuntamiento y los restauradores ha sido constante durante el mandato de Colau, problema con el Gremio de Restauración barcelonés heredado para la presente Legislatura. Dicho Gremio le pidió una modificación de la Ordenanza de Terrazas, con propuestas para mejorar su situación y las condiciones actuales. El Ayuntamiento pidió (y sigue pidiendo) diálogo entre todas las partes. Sin embargo, el único capaz de rebajar la tensión en esta problemática fue Jaume Collboni, del PSC, antiguo socio de Gobierno y ahora en la oposición (o no) junto con el partido más votado: La ERC de Maragall.

10. Moneda social. El anterior programa electoral de BComú proponía la creación de una moneda local para Barcelona «con voluntad de extensión a otros municipios del área metropolitana» para «generar un efecto multiplicador de la riqueza generada en la ciudad». El actual programa también lo propone. Nada se sabe de ello. Ni se sabrá.

Lo cierto es que, desde un principio, la líder de BComú, Ada Colau, tenía una idea de tripartito  como sólo un instrumento técnico para ganar tiempo. Con aquélla propuesta la alcaldesa de funciones trataba de engañar a los republicanos y al conjunto de la ciudadanía pero, como suele pasar casi siempre, las caretas acaban cayéndose.

La formulación de las preguntas de la consulta hacia su militancia (en la que pedía explícitamente que la militancia avalase el pacto con el PSC) ya evidenciaba que Colau tan sólo pensaba en el trono. Los Comunes no hablaron claro y el pacto con los socialistas de Iceta no era otra cosa que una acción contra el independentismo y, concretamente, contra la lista más votada (ERC). Y todo, con los votos de Manolo Valls, o no había poltrona. Así de sencillo. Con o sin lágrimas.

Y es que a la política se viene llorada. No todo vale y Colau ha demostrado que, para conservar el sillón, hasta los votos de formaciones ideológicamente antagónicas son bienvenidas. Sopas y sorber no puede ser. El electorado de Barcelona no va a olvidar tan fácilmente la maniobra. Al tiempo.

Por fin, «La Manada» enjaulada

El Tribunal Supremo ha condenado este viernes a los miembros de La Manada a 15 años de cárcel por un delito continuado de violación.

Antes de nada, como Jurista, debo felicitar sinceramente a la fiscal Isabel Rodríguez por su trabajo y determinante exposición. ¡ De 10 !
Mi respeto y reconocimiento. Zorionak.

Dicho lo cual, es oportuno destacar que estas penas podrían haber sido más altas según ha venido a explicar la Sala que ha revisado la decisión de la Audiencia Provincial de Nafarroa y alcanzar los 75 años si no se hubiera cometido un «error» en la calificación jurídica de la Sentencia de Instancia (ver Comunicado al final del artículo). El Tribunal ha constata este error en la calificación de la sentencia, que creyó concurrente un único «delito continuado«, cuando, por la pluralidad de intervinientes y de actos agresivos, lo correcto habría sido considerar a los acusados «autores y partícipes de una pluralidad de delitos de agresión sexual«, concretamente un total de diez. Diez penetraciones. Tal cual… DIEZ.

Me consuela que a éstos animales aún les queda enfrentarse  a otro juicio por lo acontecido en Pozoblanco con antelación a la violación de Iruñea-Pamplona. Y me consuela porque la condena firme del Supremo, seguramente, podrá verse acrecentada en no menos de otros 9 años a cada uno de los violadores: José Ángel Prenda, el ex-militar Jesús Cabezuelo, Jesús Escudero, Ángel Boza y el ex-guardia civil Antonio Manuel Guerrero.

Pero, me queda clavada una espinita: Y es que, de haberse calificado adecuadamente la Sentencia, la pena habría subido a 75 años de cárcel, de los cuales habrían cumplido un máximo de 20. Dado que este extremo no fue impugnado por ninguna de las cuatro acusaciones (la particular, la Fiscalía, el Ayuntamiento de Iruñea-Pamplona y el Gobierno Foral navarro), el principio acusatorio impide al Supremo pronunciarse al respecto. Por este motivo, la pena es de 15 años y no de 75, como podría haber sido perfectamente.

El Supremo también apunta que en la agresión concurren dos agravantes específicos del delito de violación: «el trato vejatorio o degradante a la víctima» y cometer el hecho de manera conjunta entre «dos o más personas«.

Respecto al trato vejatorio, el Supremo destaca que los condenados sometieron a la víctima, al menos, a las precitadas «diez agresiones sexuales» con penetraciones simultáneas «bucales, vaginales y anales«, e hicieron «alarde de estas prácticas sexuales en los vídeos grabados y se jactaron de su obrar«. En cuanto al agravante de cometer la agresión en grupo, el Tribunal recalca que «la superioridad numérica fue aprovechada por los acusados para una mayor impunidad y aseguramiento del delito«.

Por todo ello, el Tribunal ya habla de lo que muchas y muchos Juristas hablábamos desde el minuto uno: De violación y no abuso sexual. Y es así al estimar el Tribunal que los hechos no pueden ser constitutivos de un delito de abusos sexuales con prevalimiento (como decía la Sentencia recurrida), sino de un delito continuado de violación porque el relato de los hechos describe «un auténtico escenario intimidatorio» en el que la víctima «en ningún momento consiente a los actos sexuales llevados a cabo por los acusados«.

Es precisamente por esta intimidación por lo que la víctima adoptó «una actitud de sometimiento» y obedeció a los autores en lo que pedían que hiciera, «ante la angustia e intenso agobio que la situación le produjo«.

Así, los cinco miembros de La Manada han sido condenados por unanimidad a 15 años de prisión por un delito continuado de «violación», salvo Antonio Manuel Guerrero, el ex-guardia civil, que deberá pasar dos más en prisión por el robo con intimidación del móvil de la víctima. Una vez cumplida la condena en prisión, permanecerán ocho años más en libertad vigilada. Además, se les prohíbe acercarse a la denunciante a menos de 500 metros durante 20 años y deberán indemnizarla conjunta y solidariamente con 100.000 euros.

No puedo terminar el artículo sin mencionar la notoria e indisimulada empatía (supra-profesional) creada entre el abogado defensor y sus representados (ya delincuentes… violadores). En verdad, hay muchas maneras de ejercer la Defensa de un cliente sin tener que denigrar a la víctima. Y es que el letrado de La Manada, Agustín Martínez Becerrano parece asumir que las relaciones sexuales entre hombres y mujeres requieren consentimiento por ambas partes. Desde ese momento es cuando la Defensa es Manada.

Me preocupa, como, también me alarma el berrinche que tiene encima. Me indica que se lo ha debido tomar como algo personal. Que le gustan los focos y las cámaras es evidente. Quién le paga la minuta por sus «servicios» ya es sabido. Que no descarte recurrir (con escasa posibilidad de éxito) ante el Constitucional o ante Europa es algo normal. Pero, lo que no es normal (nada normal). y a éso me refería como berrinche, es que diga que sus clientes (sus violadores) no han tenido un juicio justo, que sus defendidos son completamente inocentes y que la Sentencia guarda relación directa con “lo que toda la sociedad quería«.

Tampoco puedo terminar el artículo sin referirme a un energúmeno que era juez y que, por desgracia, puede volver a serlo como lo sigue siendo uno de los tres magistrados de Pamplona-Iruñea… el del Voto Particular absolutorio… al que el Consejo General del Poder Judicial parece que nada tiene que decirle… un tal Ricardo González.

Pero, al que ahora me refiero le echaron por prevaricar reiteradamente pero al Consejo General del Poder Judicial, en su función jurisdiccional, le debió sonar a «exageración». Un facha… un ultra de manual (franquista de los pies a la cabeza) al que no le extrañó la “pornografía” en las grabaciones. Según él, los cinco violadores de La Manada en un ambiente de jolgorio ni se lo cuestionaron«.

Me refiero al actual líder de VOX en Andalucía, Francisco Serrano, quien arremete contra la Sentencia del Supremo diciendo que «Se nota que es una sentencia dictada por la turba feminista supremacista«. Ya puestos a superar todos los límites, no se corta al afirmar que «La relación más segura entre un hombre y una mujer, será únicamente a través de la prostitución«.

Alguien en Andalucía (o en Madrid) debería actuar de Oficio inmediatamente contra semejante impresentable. De no ser así, alguien no estaría haciendo su trabajo.


Aterpe 1936 (XIII Aniversario)


Mañana, Homenaje a los Gudaris, Milicianos y Mujeres de la Guerra Civil ante la escultura “Aterpe 1936 (La Huella)” de Artxanda-Bilbao

El acto organizado por los partidos políticos EAJ-PNV, PSE-EE-PSOE, EAE-ANV, PCE-EPK, los sindicatos ELA-STV, UGT y CNT, y las fundaciones Sabino Arana Fundazioa, Eusko Lurra, Ramón Rubial, Manu Robles-Arangiz Institutua, Fundación de Investigaciones Marxistas y Fundación de Estudios Libertarios Anselmo Lorenzo, se celebrará mañana, domingo 23 de junio, a las 12:00 horas.

ℹ️ +INFO: https://www.sabinoarana.eus/Portada/tabid/308/ArtMID/1467/ArticleID/348/language/es-ES/Default.aspx

La transitoria Arrimadas

La versión femenina del neo-falangista Alberto Rivera, Inés Arrimadas, pide suprimir la Disposición Transitoria Cuarta de la Constitución española tras ver en directo la «infamia» ocurrida en Nafarroa, donde asistió a la constitución del Parlamento Foral para «apoyar» a los parlamentarios «trifáchicos» de Navarra Suma.

Dice que «Lo que pasa en Navarra es una cuestión de Estado y lo que temíamos que pasase ha pasado, el Partido Socialista ha regalado Navarra otra vez a los nacionalistas«. En dicho contexto anunció que Ciudadanos va a presentar una iniciativa para reformar la Constitución con el fin de «derogar inmediatamente la Disposición Transitoria Cuarta -que prevé el mecanismo de incorporación de Nafarroa a Euskadi-, «porque este es el objetivo del nacionalismo en Navarra, que Navarra deje de ser Navarra para ser una mera parte del País Vasco«.

No dejan de ser soflamas dirigidas a cierto electorado. Para llevar a cabo dicho propósito, Arrimadas y su formación falangista necesitaría buscarse, para empezar, muchos «socios» (hasta llegar a lograr tres cuartas partes del Congreso de los Diputados y, luego, necesitaría convencer a un Senado con mayoría socialista). Todo esto, a día de hoy, es, sencillamente, imposible. A futuro, viendo como Ciudadanos, Vox y el Partido Popular se deshinchan elección tras elección, esa imposibilidad se hace mayor.

Evidentemente, no diferencian entre Nacionalidades y Regiones. Es lo que tienen los populismos Marca España. Ni ella ni Rivera son constitucionalistas por mucho que se enrosquen en la rojigualda. Y no lo son porque, aunque nieguen lo innegable, pactan con el resto de extrema derecha española, están en contra de los Derechos Históricos, en contra la citada posibilidad de integración de Nafarroa en la CAV, y en contra de promocionar las lenguas minoritarias.

Yo, todo esto, lo veo como algo pre-constitucional o, directamente, como falangismo disfrazado de naranja. Antes el disfraz fue rosa magenta y duró lo que puede durar ésta banda que hace aguas por los cuatro costados. Al tiempo.