Contradicción Primaria y Secundaria (Marxismo)‏

La contradicción primaria y secundaria del marxismo es la piedra angular soterrada de toda política territorial de cualquier partido que se autodenomine de izquierda, sea de un Estado gran-nacional o de una Nación sin Estado.

Consiste en que la contradicción secundaria siempre, siempre, se subordina y condiciona a la principal o primaria.

El marxismo se sustenta en poner a sus enemigos contra las cuerdas, intentar aflorar las contradicciones a las que acusa al o a los rivales, las diferencias dentro o entre el discurso y la acción. La contradicción secundaria es la contradicción nacional. Cuando una Nación sin Estado quiere convertirse en Estado. La liberación de la patria. Siempre consideran que esto de las patrias, las naciones, las banderas, los sentimientos identitarios son cosa de las burguesías, y siempre son cosas de la derecha.

Engels estaba a favor de la desaparición de los llamados «pueblos reaccionarios», como los bretones por su apoyo contra la revolución francesa o el vasco por su apoyo al carlismo (a pesar de las bellas palabras por parte del propio Marx, demostrando que no es lo mismo ser marxiano que marxista). En la contradicción secundaria el mesías del marxismo permite la colaboración puntual entre la burguesía de la nación sin estado y las llamadas fuerzas socialistas, de izquierda, vanguardia del proletariado en pos de la consecución de esa libertad.

Pero siempre condicionada por la otra, la principal o primaria, que es la llamada lucha de clases, la lucha reseñada en la internacional, la que convierte en enemigos mundiales a la burguesía y el capitalismo y al proletariado y el socialismo por el otro lado. E indica que todos los trabajadores del mundo han de dejar a un lado sus reivindicaciones nacionales, asumir el marco nacional existente, y luchar por un cosmopaletismo encarnado en la fraternidad de todos los obreros del mundo (que se vió en el acuerdo de la internacional segunda en 1912, apostando por negarse a luchar en una guerra imperialista, y tan sólo 2 años después todos estaban luchando por sus respectivos países en las trincheras europeas y mundiales).

La contradicción primaria se sobrepone a la secundaria, y presupone poner el acento en las llamadas cuestiones sociales, y olvidar la causa nacional. Por eso esos canarios independentistas autodenominados de izquierda afirman sin rubor que si España fuera roja, la independencia de Canarias no tendría sentido alguno. Y es la razón por la que, ante el «separatismo catalán» Azaña fuera partidario de apoyar a Franco. Y es la razón por la que EH-Bildu ha apoyado en 13 Municipios de Euzkadi la constitución de una tercera República española. Es el motor de la negación de las reivindicaciones nacionales en la práctica y que no supone la activación del otro frente necesariamente, como se ha visto en el caso de la presidencia de Zapatero (o de Hollande) que han sido incapaces de afrontar los grandes retos sociales que tenían encima de la mesa España o Francia.

Ningún cambio estructural, todo cosmético. Y todo esto viene de cuando Rosa Luxemburgo en base a sus intereses como alemana de mantener sojuzgados los derechos nacionales de Polonia, avivó esta teoría que justificaba su posición, y que fue alentada posteriormente por Stalin como dueño y señor de esa cárcel de pueblos presuntamente socialista llamada la URSS. Al fin y al cabo, como dijo el sociólogo, lo que sucede es la construcción social de la realidad. Y en toda decisión hay una buena razón, y una razón de verdad, oculta, que no se cuenta.

Al igual que en el tema de la superestructura y la infraestructura, en términos marxistas, aunque no se cite, y sea un asunto olvidado hace décadas, la contradicción primaria y secundaria está detrás de todo texto sobre asuntos territoriales o nacionales de partidos que sacan de cuando en cuando propuestas, como la federalista (simétrica, por supuesto) sin saber o querer saber más allá de slogans sin contenido.

En la era del marketing y la propaganda, del agit-prop, sirve de manta para el mantra de la unidad de la patria. Por eso el fascista Calvo Sotelo dijo en el frontón Urumea de Donostia en 1935 aquello de una España antes roja que rota.

Y es que lo más parecido a un español de derechas es un español de izquierdas.

Ya puestos, desmontemos más cosas

La presidenta del Partido Popular de Bizkaia pide desmontar una txosna de Bilbao por “vomitiva”.

Es lo que hace el afán de notoriedad. Así, podemos ver en el perfil de Twitter de la presidenta del Partido Popular de Bizkaia, Raquel González, como insiste al Consistorio bilbaino presidido por el jelkide Juan Mari Aburto a que desmonte una txosna instalada en El Arenal por mostrar un mensaje a favor de los presos y refugiados de ETA.

Al margen de que González sabe que el alcalde de Bilbao NO ES NADIE para desmontar una txosna, sabe que la Fiscalía NO va a actuar de Oficio, y sabe que ningún o ninguna titular de un Juzgado va a ordenar desmontar absolutamente nada (y menos de forma cautelar porque no se infringe nada), González solo pretende salir en los Medios en agosto. Su representación le impide hasta hacer de Oposición en Bilbao. Son la última fuerza política así que solo les queda el recurso de la pataleta y la única posibilidad de intentar hacer ruido.

Por mucho que intente afear al Equipo de Gobierno municipal (PNV-PSE) en el sentido de que «se indignen por los homenajes a los presos etarras pero luego permiten sin inmutarse este montaje de txosnas vomitivo que tanto daño hace a las víctimas y los bilbaínos de bien”, Raquel González tiene un (otro) grave problema: Su credibilidad se encuentra entre nula y lo siguiente…

La  también (que lo es) presidenta del PP de Bizkaia (Raquel González), sabe que forma parte de una formación políticamente residual y que, como es conocido, pertenece a una fuerza extra-parlamentaria a los efectos del Elecciones Generales. Con todo, se refiere así a la pancarta de fotografía, la de grandes dimensiones que se exhibe en una de las txosnas con el lema «Euskal preso eta ineslariak etxera» («Presos y refugiados vascos a casa«) ,y que, para rebote al cubo de la citada, también puede leerse en inglés.

Según González, «Un año más vemos que (el recinto de las txosnas) será toda una exposición de humillación a las víctimas y de alegoría del terrorismo, con la mirada permisiva del PNV y el PSOE«, También critica la «hipocresía» de estos partidos al rechazar los recibimientos a presos de ETA al tiempo que «permiten con total impunidad» este montaje de txosnas. Y, «Si no lo hacen, ¿Qué ‘ciudad de los valores’ es esa de la que presume el alcalde?«.

Como hemos descrito, lo de Raquel González , al margen de lo subjetivo y parcial que puede ser generar un debate que no comparte la mayoría de la ciudadanía, no es más que otra forma de sacar cabeza y buscar o mendigar un hueco en los referidos Medios de Comunicación a cuenta de lo que sea. Es una vieja táctica éso de pensar que en agosto (por falta de actividad) noticias políticas, pues las fabrico o las creo. Muy visto. No cuela.

Pero lo realmente significativo es que González hable de «valores». Éso ya es como para, al menos, rebatirlo. Y, si bajamos a ése «barro», todas y » podemos pedir «desmontar» por «vomitivas» otro tipo de infraestructuras. Así, puestos a desmontar, hay muchos establecimientos más dolosos que intentar desmantelar antes que una txosna concreta.

Yo, por ejemplo, en Bizkaia desmontaría las instalaciones del Ejército español en Mungia. Y, ya en Bilbao, desmontaría el cuartel de la Guardia Civil en La Salve, la Comisaría de la Policía Nacional en Gordóniz, o la Plaza de torturas de Vista Alegre. También, si aún no le han vendido (que creo que no), desmontaría la mismísima versión sobre la sede-sucursal del partido más corrupto de Europa, es decir, la sede del Partido Popular, que no es otra más que la mismísima sede de González y la del del PP vasco.

Sobre el particular, en mayo de 2018 conocimos que el  PP vasco sacó a la venta su sede en Bilbao por problemas económicos. El PP, formación política que NO ha conseguido tener representación en Cortes Generales (Congreso y Senado) por Euskadi, atraviesa una delicada situación derivada de su pérdida de junteros, concejales y parlamentarios. Con esa venta, pretendían aliviar sus arcas con la venta de un inmueble por el que se llegaron a ofrecer en su momento dos millones de euros.

Los tiempos han cambiado y la que fuera su gran sede fue trasladada a Vitoria-Gasteiz con la llegada de Alfonso Alonso a la presidencia del PP vasco. Con el fin de ETA, el edificio bilbaíno ya no respondía a esa estrategia de “bajar las sedes a pie de calle” y, a pesar de haberse eliminado su entrada acorazada y los blindajes, la sede seguía siendo por tamaño un elemento de otra época, cuando los populares contaban con una mayor representación en Euskadi.

Pero, la Sentencia del «Caso Gürtel» convulsionó la vida política española al dar por probada la contabilidad «B» del PP y la existencia de una red de cobro de comisiones tras la adjudicación de contratos públicos. Esta trama de corrupción salpicó colateralmente al PP vasco en tres aspectos:

1.) La «Caja B» se nutrió también de donativos de una cuenta especial para atender gastos extraordinarios por la amenaza de ETA (asunto citado de refilón en la Sentencia). Preparen el billetero…

2.) Parte de ese dinero y otras ‘aportaciones’ de empresas (como Bruesa) sirvieron para financiar la sede de la Gran Vía de Bilbao.

3.) En el vertedero de Vitoria-Gasteiz hay constancia de una contratación calcada a la descrita por la Audiencia Nacional en relación a la contrata de limpieza del municipio madrileño de Majadahonda.

Según un informe de la Intervención General del Estado para los investigadores judiciales, la existencia de esa cuenta coincidió con los pagos de las amortizaciones del crédito para la nueva sede central del PP vasco, ubicada en la precitada Gran Vía de Bilbao y sobre la que pesaba una hipoteca de más de 200 millones de las -entonces- pesetas (1,2 millones de euros). La investigación constató asimismo que existió un saldo favorable en esa cuenta, es decir, que no todo el dinero ingresado se gastó en la sede, sin que se pueda precisar con más detalle su destino final.

Está la buena de Raquel González como par ir por la vida hablando de «desmontajes«…

Crueldad

La imagen es de ayer, jueves. Quedaban dos días para el comienzo de Aste Nagusia. Quedaban dos días para que comience  la matanza de inocentes animales en la plaza de Vista Alegre.

En este momento estaban metiendo en la plaza de torturas a los primeros animales que serán sacrificados para la diversión de, afortunadamente, cada vez menos «aficionados» a semejante espectáculo.

Los toros que vemos en la fotografía (los que están en ese camión) ya han sido sometidos a un innecesario sufrimiento: No creo que haya algún veterinario que pueda rebatir que, durante el viaje, han perdido el 10% de su peso, es decir, unos 50 kilos. Hasta el momento que salgan al ruedo, mañana  sábado, estarán sufriendo, sin agua y sin comida. CRUELDAD en estado puro y duro.

Pero, ¿Vamos a seguir permitiéndolo? En realidad, por ahora no nos queda otra más que protestar contra semejante salvajada. El próximo sábado 24, a las 17,00h. os esperamos frente a la plaza de Vista Alegre (En Plaza Ametzola). Nos insultarán, nos ningunearán y, hasta es posible que nos identifiquen a algunas y a algunos. A mí, personalmente, me han llegado a escupir delante de los escudos de la Ertzaintza.

Yo NO insulto ni escupo a nadie, pero ya empiezo a cansarme de ciertas permisibilidades por lo que, en ésta ocasión, he decidido llevar a cabo una acción defensiva activa (grabada). A quién le de por insultarme, le denunciaré. A quién me escupa, le denunciaré. Si alguien le da por pegarme, que me avise para quitarme las gafas. También le denunciaré.

A poco que saque en los Juzgados, lo destinaré para hacer más carteles antitaurinos. Es un simple aviso a «alguien» que me va a partir la cara «de boquilla en las Redes Sociales».Y si, de las RR.SS. lo lleva a la realidad, le espero dónde anuncia el cartel. Que me pegue o escupa  y que, luego, entre a ver como matan a seis animales que llevan dos días sin comer ni beber. Yo me limitaré a ejercer mis Derechos y, lógicamente, acabaríamos viéndonos en una Sala de Vistas.

Es alucinante como luego dicen que «quieren» al toro… ¿Y si se quedan ésos «aficionados» sin comer y beber un par de días antes de ir a decir «olé»?

No acostumbro a dar puntada sin hilo. Como creo que casi todo el mundo sabe, no necesito mayores medios para ejercer en un Juzgado contra quién proceda. Aviso para «navegantes».

Argumentario real (3)

Ramón Pérez-Maura publica en el Diario ABC «Cinco razones por las que la Monarquía es un sistema mejor«. Se trata de un viejo argumentario de Zarzuela que se puede desmontar con relativa facilidad.  Los iremos analizando punto por punto en distintos artículos. Hoy, analizamos la «Tercera razón».

3. «La Monarquía permite la independencia. El sucesor o Príncipe Heredero, igual que su padre o pariente el Rey, no puede ser utilizado por políticos, ya que debe su condición a la naturaleza; está designado desde que nace y la nación lo conoce como tal anulando luchas por el poder en la cúpula. En una época racionalista como la nuestra, puede parecer anacrónico el principio hereditario: se basa en la parte física del hombre que el racionalismo e idealismo desprecian y que nuestra sociedad cultiva sin medida.

Pero en realidad el cuerpo es tan humano como el espíritu, y la herencia es la única forma de designación de jefe de Estado que no es manipulable, lo que inviste al Rey de independencia, la condición más importante en su función. Lo que da un valor inigualable a la Monarquía es la herencia en la jefatura del Estado por la independencia de que le dota la condición hereditaria. Y la condición hereditaria ha de darse dentro de una familia. Es lo que el político y diplomático francés Charles Benoist resumió en la máxima «una dinastía, siempre la misma, en una Monarquía siempre renovada».

Como sostenía don José María Pemán en sus «Cartas a un escéptico en materia de formas de gobierno»: «Por mucho que se aguce el ingenio no se encontrará jamás ninguna forma de transmisión inmediata, sin intervalo ni solución de continuidad, comparable en claridad y rapidez a la transmisión familiar de padre a hijo. Por eso todos los fundamentos sociales que requieren características de continuidad y permanencia tienen histórica y científicamente carácter familiar; por eso “el padre” es la gran palabra sillar e inconmovible que aparece escondida en la raíz etimológica de todo cuanto designa algún sostén fundamental de la sociedad humana. A cosa de padre suena la patria, que es la nación; y el patrimonio, que es la propiedad, y el patriarca, que es la autoridad. A cosa de padre tiene que sonar también, si no en su nombre, en su realidad entrañable, la mejor forma de Gobierno», la Monarquía. Y para rematar su idea Pemán concluye: «La familia, que no el individuo, es secularmente el sujeto de la propiedad, de la preeminencia o del honor. ¿Qué tiene de extraño que sea también el sujeto del Gobierno?» Y fuera de la herencia, no hay otra salida que la elección, con sus condicionantes de dependencia, incluso servilismo y de busca de beneficio en el plazo de poder«.

No. La Monarquía es la antítesis de la independencia. El sucesor o Príncipe Heredero, igual que su padre o pariente el Rey, fueron utilizados de una forma probada desde el momento que el dictador Franco hizo que el legítimo «heredero» (Juan) se quitase del camino sucesorio al negarse a lo que no se negó Juan Carlos: Jurar los Principios Generales del Movimiento y aceptar la sucesión del Régimen en la Jefatura del Estado a título de rey.

Así queda demostrada como rotundamente falsa ésa condición a la naturaleza que plantea el autor  («está designado desde que nace y la nación lo conoce como tal anulando luchas por el poder en la cúpula«).

En efecto, en nuestros tiempos, ya no es que pueda parecer anacrónico el principio hereditario sino que lo es. Basarse en que la herencia genética es la única forma de designación de Jefe de Estado es una manipulación romántica más propia del siglo XVIII y, con ello afirmar que es lo que inviste al Rey de independencia es un auténtico despropósito. 

Prosigue el autor diciendo que lo que da un valor inigualable a la Monarquía es la herencia en la Jefatura del Estado por la independencia de que le dota la condición hereditaria. En términos populares, es lo que en España se conoce por lo del «Atado y bien atado». Partiendo de la base de que la actual monarquía (por mucho disfraz constitucional) no es otra cosa más que una especie de letargo de los citados principios generales. Nunca, como familia, se han desvinculado de forma expresa de aquél juramento luego, por mucha renovación que haya, el juramento sigue tan vigente como lo puede ser su apellido.

Voy a obviar las citas que hace el autor a José María Pemán por ideológicamente retrógradas y fuera del contexto del siglo XXI, un autor al servicio de su «Señor» con unas ideas desencajadas que giran en torno a la herencia y la familia como eje de una estirpe impuesta. En otras palabras, no me molesto en comentarlas como tampoco perdería un minuto en analizar citas de Ricardo de La Cierva en relación con el genocida general Franco.

Coherencia (de la «buena»)

Tengo que reconocer que la Izquierda Abertzale, a veces, me descoloca. El caso es que, EH-Bildu (como yo de forma particular) se sumó a la más que importante petición ciudadana a favor de que «cayese» de forma inmediata del cartel de Aste Nagusia (Semana Grande de Bilbao) un supuesto «artista» llamado C.Tangana.

Y todo parecía ir sobre ruedas hasta que el cantante Fermin Muguruza sale a la palestra y, con él, su clac de los de siempre, que, de repente, parecen cambiar del discurso oficial interiorizando a un nuevo relato sobre una supuesta censura o una denunciada cortapisa a la libertad de expresión. Todo, por que el Ayuntamiento de Bilbao, ha mandado a paseo al tal C.Tangana.

Técnicamente, la censura, es política (como ha ocurrido en Madrid) pero la reivindicación social no es censura: Hablamos de reprobación.

Hablando de Madrid, los jefes de Unidas PodemosPablo IglesiasPablo Echenique, insisten en calificar la suspensión de la actuación en Bilbao del precitado C.Tangana como censura o recorte de la libertad de expresión mientras su sucursal vasca (Elkarrekin Podemos) se sumaba a la referida petición ciudadana hasta el punto de pedir al Ayuntamiento de Bilbao que no contratase a artistas «que reproducen la cultura de la violación«. Parece que alguien se ha quedado sin batería, sin cobertura o ha roto a martillazos el interfono. ¿No se comunican entre ellos y entre ellas?

Tampoco son los únicos ya que en el PSOE también parece ocurrir algo parecido. Mientras el PSE-EE-PSOE en el Ayuntamiento de Bilbao da por válida la medida, tienen por Madrid a alguna «Ministra de Guardia» (María Jesús Montero) en la misma línea de IglesiasEchenique.

Sea como fuere no debemos perder de vista que, en todo momento, estamos hablando de una actuación programada con dinero público. Un local de hostelería o, en Aste Nagusia una txosna, con su dinero, puede contratar a quién quiera.  A partir de ahí, que cada cual vaya o deje de ir a la actuación que le apetezca. De hecho, en la presente edición de Aste Naguisa se nos anuncia la existencia de una actuación programada en una txosna «privada». Me refiero a una de ésas que se disfrazan de Asociaciones y de las que el Ayuntamiento ha trasladado desde la Plaza Circular al Muelle de Ripa porque, al parecer, molestaba a una cadena hotelera israelí de reciente implantación en El Arenal bilbaino. Hotel que, por cierto, ante la denuncia de este «casual» cambio se ha apresurado a quitar la rojigualda del mástil de su azotea. Lo que ya no sé es si ha sido por quedar bien, por menguar el sospechoso mosqueo que tienen más de unos por el citado traslado, o porque, sencillamente, era el único hotel de Bilbao dotado de banderitas.

A mí, que Letizia Sabater actúe en ése tipo de negocios privados disfrazados de txosnas con sus «temazos» como lo pueden ser  «La Salchipapa«, «Toma Pepinazo» ó «18 centímetros Papi«, ‎me la trae al pairo. No voy y punto. Cosa bien distinta es que a semejante friki le contratase el o la misma lumbreras que contrató con dinero público al tal C.Tangana.

Pero bueno, ya ha pasado y ya se ha resuelto. Ahí lo dejo pero debo insistir en que, por mucho que se ponga como se ponga quién se ponga, en ningún caso estamos hablando de censura política sino de reprobación social. Conseguir 15.000 firmas en una conocida plataforma digital de peticiones públicas (Change.org) y en unas pocas horas -con su correspondiente repercusión informativa y mediática- puede producir cierto vértigo al promotor de dicho evento que, lógicamente, le haga actuar en consecuencia. Tampoco se trata de programar «futuribles» malos rollos, broncas y quizás disturbios así que, como se suele decir, tengamos la fiesta en paz. Y ojalá la tengamos en todos los sentidos.

Ya, con todo resuelto, es cuando sale a escena el «solidario» Fermín Muguruza. Se pone estupendo y es capaz de desmontar un argumentario de reprobación por otro de supuesta empatía hacia el rapero en cuestión. Sin ir más lejos, yo mismo, y en primera persona, he presenciado en algún debate a tertulianos afines a EH-Bildu cambiar de opinión en menos de 8 horas.

Solo me queda sugerir a Fermín Muguruza que se lleve a C.Tangana de «telonero» a cualquiera de sus actuaciones. A ver si le queda algo en pie en su escenario cuando, en cualquier pueblo o ciudad de Euskal Herria, quién él defiende empiece a «rapear» temas como éstos:

«Tirando billetes de cien en un culo que no sé de quién.
Te quiero pero yo qué sé.
Cuando estamos mal lo paso bien. Duro. Duro.
Lo paso bien duro. Duro (…)
Loco por la chapa cuando se desata.
Bótamelo guapa vengo full de paca.
El bicho no se muere hasta que no se mata.
Y a mí este whisky ya no me hace ná.
Llega el madrileño le cambia la cara.
Cuando estoy delante a ti ya no te para (…)
Todo lo que visto me lo dan de free.
Pero el Dior que era pa’ ti es dinero que perdí.
Eso es así«.
(Extracto de la letra del tema «Bien duro«).

«Solo follo modelos.
Un uno con seis ceros.
Si no la he dao’ es que no quiero o que he quedao’ para luego.
Pa’ mí esta mierda está fácil.
Tu puta me llama papi.
En Nobu cenando uramaki.
Contigo solo iba al Kentucky«.
(Extracto de la letra del tema «Fácil«).

«Sangre, sangre, no eres nadie.
Mi puta estable, tu puta hinchable (¡wuh!).
Amor de madre, son impresionables.
Dejo que hablen, no muerde nadie»
(Extracto de la letra del tema «Sangre«).

«Otra vez tu cara (puta)
Sólo me quieres si te hago mal
Ya no siento nada (vete)
Follando con otra que es igual
Ojalá te mueras (puta)
Sólo quiero una mamada
Que alguien llame a mi abogada»

Venga Fermín Muguruza: se coherente… Le invitas al rapero y luego nos lo cuentas. De hecho, éste último extracto es parte de la letra de «Na de Na«, es decir, el principal de los temas esgrimidos por EH-Bildu y la sucursal vasca de Unidas Podemos (Elkarrekin Podemos) para exigir que el tal C.Tangana no tuviese espacio público alguno en Aste Nagusia.

¿En qué quedamos?

Bueno… Pues sin necesidad de las preceptivas pancartas, megáfonos y sin necesidad de pintar nada en la fachada del vecino, voy a emular por un momento a la Izquierda Abertzale (es que les tengo muy vistos y muy oídos): C.Tangana… Alde hemendik!!!