¿Quién es Corinna zu Sayn-Wittgenstein?

Corinna zu Sayn-Wittgenstein: una mujer en las cacerías del Rey

AMANTE DE LOS GRANDES SAFARIS, SE OCUPA DE LOS DETALLES DEL REY Y DE QUE ESTÉ BIEN ATENDIDO

La princesa alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein, una noble cuya principal actividad es escurrirse en los ambientes económicos y de poder es, según los comentarios no publicados, la responsable de la organización de las cacerías reales, que han acabado en accidente tras la caída que ha sufrido el Rey  Juan Carlos en Botsuana. Al parecer, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, mencionada por la periodista Pilar Eyre en su polémico libro La soledad de la reina, es una atractiva mujer con gran influencia en la Jefatura del Estado. La ausencia hasta el lunes de Doña Sofía, que se encuentra en Grecia celebrando la Pascua ortodoxa, y que no ha volado a Madrid para estar este fin de semana junto a su marido, pone de maifiesto la situación familiar y matrimonial en la que se halla La Zarzuela.
Corinna zu Sayn-Wittgenstein -Corinna Larsen de soltera-, de 46 años, dos veces divorciada y madre de dos hijos, adquirió el título de princesa tras su matrimonio en 2000 con el príncipe Casimir zu Sayn-Wittgenstein Berleburg, del que se separó en 2005. Volcada en sus negocios, impulsora de campañas solidarias, con una intensa vida social y muy aficionada a la vela y la caza -dos pasiones que comparte con Don Juan Carlos-, la princesa Corinna, que pasa largas temporadas en España, ha sido vinculada sentimentalmente con el Rey de forma reiterada en los últimos años.
A los rumores de que el Rey tiene más que una relación de amistad con Corinna zu Sayn-Wittgenstein, se une otro que van más allá, como que estaría viviendo cerca del propio palacio de La Zarzuela, o que ya la habría presentado a sus hijos.

A Corinna zu Sayn-Wittgensteinle fascinan las cacerías y es reesponsable de sus salidfas a África, encargándose de los detalles. La relación podría tener su origen en 2006. Entonces El Mundo publicó una información sobre un viaje al Parque Nacional de Timanfaya y a Playa Blanca. Según parece, poco antes Corinna organizó una fiesta en el sur de Alemania con motivo de la visita del Rey.

NEGOCIOS DE CORINNA
La princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein negoció al menos en una ocasión en nombre de Don Juan Carlos ante el príncipe saudíAlwaleed bin Talal Alsaud, que posee una de las mayores fortunas de su país y ocupa el puesto 29 en la lista Forbes de los personajes más ricos del mundo.
El multimillonario es sobrino del rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abdelaziz, y conoce desde hace más de un lustro al monarca español. El pasado domingo, precisamente, Don Juan Carlos le envió una carta de felicitación tras el archivo en la Audiencia de Palma de una denuncia por violación presentada contra él en Ibiza por una joven modelo en el verano de 2008.
El príncipe Alwaleed bin Talal, presidente de Kingdom Holding Company, un gigantesco conglomerado empresarial con inversiones en bancos, hoteles, compañías informáticas y medios de comunicación, recibió en 2007 a la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein en su cuartel general de Riad, la capital de Arabia Saudí, en su calidad de “representante de Su Majestad el Rey Juan Carlos de España”.
Un portavoz oficial de La Zarzuela señaló, sin embargo, que la Casa del Rey “no tiene constancia de que Corinna zu Sayn-Wittgenstein haya representado a Su Majestad en ninguna ocasión”. El mismo portavoz añadió que al jefe del Estado “solo le representan los altos cargos autorizados de la Administración española”.
NOTA: En la imagen, de izquierda a derecha, el jovero británico Patrick Mavros, el Rey Don Juan Carlos y Alexander Mavros, hijo del joyero.

7 comentarios sobre “¿Quién es Corinna zu Sayn-Wittgenstein?”

  1. Se agradece mucho una información tan interesante y esclarecedora, que confirma con datos concretos las sospechas de muchos, y suponen un alivio -y una primera ruptura- al secretismo que siempre ha rodeado a esta familia que ahora se desmorona y hace aguas por todas partes.

  2. Pingback: My Homepage
  3. O sea, que el rey estaba haciendo de Relaciones Públicas en Bostwana para la empresa de esta señora, que es la que organiza las cacerías,en vez de estar haciendo de jefe de Estado para los ciudadanos españoles… perdón,. pàra sus súbditos…
    Ahora se entiende por qué pidió disculpas.

  4. La venta de trenes AVE a Arabia Saudita superando la oferta de los trenes de alta velocidad franceses, alemanes y japoneses, es consecuencia de algo que los que entienden de estas cosas llaman “servicio de alta relación”, un servicio a la economía nacional y, por supuesto vasca, que habrá que agradecer a este señor.

    (…) Al César lo que es del César.

  5. En caso de que la noticia sea cierta.Hole sus narices, le alavo el gusto y le envidio, siempre y cuando no se entere Dña Sofia .
    Javier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *