Eneko, Iñigo, Ignacio, Iñaki???

iñigo iñakiCon muy buen criterio nos expone Amatiño algo que yo ya conocía pero no niego (y lo digo como uno de los «afectados») que es un asunto motivo de constante confusión y algo que genera una especie de «mini-discusiones», de forma muy especial, en un día como hoy: San Inazio. Vamos con Amatiño:

Con tanto ceremonial ignaciano, el personal anda un tanto confuso con la significación de estos cuatro nombres que sugieren similar parentesco pero que no tienen relación entre ellos más que a pares. Es decir, Eneko e Iñigo tienen un mismo origen, así como Ignacio e Iñaki, pero ni el nombre Iñigo tiene que ver con el de Ignacio, ni mucho menos Eneko con Iñaki, aunque eufónicamente puedan parecer primos hermanos. Los «Iñigos» que acostumbran celebrar su onomástica el día de San Ignacio están en un error. Su santo no es el 31 de julio sino el 1 de junio, San Eneko.

El más viejo de los cuatro, el decano, es Eneko. Es, probablemente, uno de los nombres vascones antiguos mejor documentados. Etimológicamente parece hacer alusión a «bueno» (Oneko) y se cita ya 90 años antes de J. C. Su documentación se extiende desde viejos textos catalanes y astures hasta el monasterio de San Millán de la Cogolla en la Rioja. Los textos árabes lo escribían como Wanko. Fue nombre de más de un rey de Navarra y subió a los altares en la persona de San Eneko, abad de Oña (1 de junio). Nombre popularísimo en el siglo XVII, se mantiene en apellidos como «Enekonea» y «Enekotegi», y en topónimos como «Nekoetxea» (Argentina) y «Enekuri» (Bilbao)

Iñigo no es más que una derivación en el tiempo del milenario Eneko. Se trata de su versión castellanizada o, si se quiere más suave, arromanzada. El nombre de pila de San Ignacio de Loiola fue Iñigo. Pero ello no quiere decir, en absoluto, que exista relación lingüística o de cualquier otra clase entre Iñigo e Ignacio. La única relación es meramente casual en el caso de un personaje histórico como fue el fundador de la Compañía de Jesús. Iñigo López de Loiola, una vez ya en Italia, decidió cambiar su nombre de pila porque, al parecer, a todo el mundo le sonaba muy extraño, y optó por Ignacio, dada su devoción por San Ignacio de Antioquía. Pudo haber optado por Juan o Pedro, pero se decidió por Ignacio.

Finalmente, Iñaki es un invento sabiniano como equivalente en euskera del latino Ignatius. Y lo de «invento» no tiene ningún sentido peyorativo, sino todo lo contrario. Inventar un nombre lo puede hacer cualquiera, pero conseguir que tenga aceptación social y se convierta, en apenas unas décadas, en uno de los nombres vascos más representativos, es ya de «Guinness».

16 comentarios en «Eneko, Iñigo, Ignacio, Iñaki???»

  1. Es que Sabino Arana, el «Maestro», menudo era. ¡Qué tío! No sólo se inventó nombres de fantasía porque la Tradición real no le gustaba y no le permitía separarse del resto de hispanos, sino que él y sus acólitos consiguieron «aceptación social» para los mismos. Qué impresionante.

    Me recuerda a la «aceptación social» de la «ikurriña», otro invento similar: ay de ti si no la aceptas. Una aceptación hecha de una mezcla de ignorancia supina, presión, ingeniería social y pura violencia.

    Y sobre todo ignorancia y sumisión al aranismo. Sumisión total.

    Qué tío. Qué tío él y todos los suyos. Qué arte y qué habilidad. Qué forma de fabricar. Qué forma de conseguir «aceptación social». ¿No son admirables?

  2. Para el ciudadano del comentario anterior:

    Efectivamente, los hermanos Arana diseñaron la Ikurriña como emblema de su partido y de Bizkaia, y con el tiempo la sociedad vasca en su conjunto la adoptó como símbolo propio porque quiso y se sintió identificado. Todas las banderas han sido inventadas por alguien, no son fruto de la naturaleza.

    ¿De qué violencia estás hablando? ¿De la que emplearon ciertas personas a partir de los años 60? Si es así, haces referencia a una violencia que surgió muchas décadas después de que la sociedad ya hubiera adoptado la bandera como propia. No era ese su objetivo. Aunque recuerdo una violencia anterior, quizá de un grupo animalista, que quería imponer una bandera en la que aparecía un pollo.

  3. Hola a todos, si bien estoy de acuerdo con todo lo que se explica en el comentario, decir que hay un punto con el que no estoy plenamente de acuerdo, y es el referente a la celebración de los Iñigos el día de San Ignacio.

    Mi nombre no es Iñigo, sino Iñigo de Loyola, nombre coincidente con el de San Ignacio, puesto que el nombre Ignacio se lo puso por motivos de usar un nombre latino mas fácilmente asimilable en la sociedad en la que se movía, especialmente en el ámbito de la curia romana, a la que pretendía dirigirse para solicitar la autorización para la aprobación papal de su idea de crear la Compañía de Jesús, y pensó. Que sería mas fácil utilizar un nombre latino que uno euskeriko, sin tener nada en absoluto que ver entre ambos pese al parecido que tienen.

    Pero a lo que iba es a la celebración en el día de San Ignacio, yo lo celebro ese día, pero no por el nombre, sino por la persona, en cuyo recuerdo se me puso el nombre completo.

    Un saludo.

  4. Agradezco la claridad del contenido. Ha sido muy revelador todo lo comentado anteriormente, lo agradezco de corazón.
    Que tengan bellas vidas y la luz los acompañe en vuestro caminar.
    Iñigo de Melo

  5. Enneges, parece ser el nombre original, al menos el que parece aceptarse como el más antiguo documentado (Bronce de Ascoli), y que no está nada claro que sea de origen vasco, donde, por otra parte, es «Enneco» o «Eneco», no Eneko (ya, ya, que hay que poner kaes para que no parezca castellano, incluso si la tradición secular vasca lo escribía con ce. Qué importaba la identidad real cuando había que inventar una nueva para acabar con la diversidad euskaluduna y meternos a todos los vascos y navarros en el mismo saco.)

  6. Hola, he llegado a este blog por casualidad buscando el significado del nombre vasco Eneko. No sabía que Ignacio de Loyola en realidad se llamaba Íñigo. Sólo quería añadir que el nombre italiano Ignazio se pronuncia aproximadamente «iñátsio». Por tanto, dado el parecido fonético, no es tan arbitrario que escogiera ese nombre en lugar de Íñigo.

  7. Eneko, etimología formal aceptada por los lingüístas: del vasco «ene» = mío + -ko = diminutivo (literalmente, «mi pequeño»).

  8. Krutwig menciona en el libro «Garaldea» el origen de Iñigo en Ennegus. Incluso Caro Baroja confirma que hubo en epoca romana un poblado al noreste de Aragon cuyo inicio del nombre era Ennegus… Teniendo esto en cuenta y las propias tendencias de traducción del latin tanto al euskera como al castellano la respuesta sería la siguiente:

    Latín: Ennegus

    Castellano: E=I nn=ñ e=i gus=go (Iñigo)

    Euskara: E=E nn=n e=e gus=ko (Eneko)

    En cuanto a la confusión con Ignacio fue en gran parte porque en el momento en el que la iglesia quería santificar a Iñigo de Loiola busco entre los nombres latinos que tenían por ese entonces, y lo que más se asemejaba era Ignacio. De ahí la gran confusión

    Y por último la acentuación tanto de Iñigo como de Eneko es en la segunda sílaba tónica a pesar de que en muchas ocasiones se empeñen en ponerlo al principio.

    Nota: el señor Iñigo de Loyola, como se argumenta en varios libros de su biografía, santo, lo que se dice santo, no se podría decir que era a pesar de que luego supuestamente se arrepintiera de lo que hizo. Pero bien que desparramó ríos de sangre Navarra.

  9. Dicen que cuando el sabio apunta la luna…los necios miran el dedo..
    Creo que para tener cierta opinión sobre el particular.., hay basarse en la historia de los pueblos waskones ( waskones, navarros, vascos…en la actualidad ).
    1.-La religión católica…adoptó Ignacio… en lugar de Eneko..o Iñigo tal como firmaba el fundador de los jesuitas, porque nos romanizaron…castellanizaron…( y ahora los mismos defienden el euskera…).
    2.- A partir de aquí el PNV…( vizcaino y guipuzcano…no de otros territorios..), siguió a la iglesia de Roma y no a su historia…ni a la propia familia de Loyola…y se inventó el nombre de Iñaki y o otros derivados…entendiendo que Bizkaia….es en la memoria colectiva…Euskadi..e incluso si se tercia…Euskalerria…
    3.- Ejemplo de todo esto…es leer diariamente los periódicos…emisoras de radio…y sobre todo el grupo EITB…como habitualmente…se mezclan los términos indebidamente…y nadie dice nada…
    4.- Por favor dejemos de defender posturas «cainistas»…y pensemos como pueblo vasco..

  10. Me ha gustado mucho la aclaracion de Amatiño. Tengo muchos Ignacio, Iñaki e Iñigo en la familia y tenemos mucha confusion. Mila esker Amatiño

  11. Hola a todos los Iñigos. Que lindo nombre, yo me siento muy contento con el.
    Amor y paz para todos y gracias por la información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *