Siguen siendo «Marca España»

Hemos conocido por Agencias -en éste caso, por Europa Press– que España Global (la antigua Marca España) prepara un dosier de 70 páginas con argumentos para combatir en el exterior (principalmente en Europa) las tesis del independentismo.

Defiende sin rubor un argumentario según el cual el ‘procés‘ ha dañado la libertad de prensa y ha dejado una economía «asustada, una sociedad fracturada y acoso a políticos«.

La Secretaría de Estado de España Global, que dirige por 110.000 euros al año la ex-diputada de UPyD Irene Lozano (la misma que escribe hagiografías a Pedro Sánchez), ha empezado a utilizar en sus contactos con periodistas extranjeros un detallado dosier, de unas 70 páginas, con argumentos que rebaten el relato de los independentistas catalanes sobre el proceso secesionista. En el documento observamos como se incluye un listado de 45 mensajes habituales del independentismo calificados de «fakes» y enfrentados a sus correspondientes «facts» («hechos»), junto a información manipulada en Monclóa (luego parcial) sobre los hechos de 2017 y sobre el juicio político en el Tribunal Supremo.

Además han elaborado una sección de subjetivas preguntas y respuestas. Uno de sus 11 capítulos es «El precio que Cataluña paga por el ‘procés‘», con varios apartados como: «Una economía asustada«, «Una sociedad enfrentada«, «Acoso a los políticos» y «Malos tiempos para la libertad de prensa«.

Como se observa, un auténtico manual de propaganda nacionalista española repleto de medias verdades, imprecisiones e informaciones sesgadas y cocinadas al antojo de un vanidoso Josep Borrell. Ya lo creo que son malos tiempos para la libertad de prensa, en especial, si nos fijamos en ésa troupe que se gasta a espuertas un auténtico dineral para intentar desinformar a la Comunidad Internacional, principalmente, por medio de sus corresponsales. Afortunadamente, éstos tampoco se han caído e un guindo (como parece creer Irene Montero).

Antes de argumentar la falta de garantías del 1-O, dice que «No fue un referéndum democrático» y prosigue diciendo que «la ley es igual para todos«para explicar que un cargo electo pueda ir a prisión. En definitiva, como si la opinión internacional no dispusiese de televisiones, radios y Prensa escrita, tratan de rebatir que los independentistas sean «presos políticos«, que se les acuse por «poner urnas» o que en España no haya «verdadera democracia«. Lo dicho, creo que es un dinero echado a perder.

Entre los efectos del ‘procés‘, sostiene que ha provocado «menos crecimiento económico, más pobreza y más exilio laboral de jóvenes»; cifra en 5.350 las empresas y bancos «que han abandonado Cataluña desde octubre de 2017«. A continuación se pasa a un relato victimista exponiendo que «políticos no independentistas sufren a diario agresiones en Catañuña» (cita a Albert Rivera, Inés Arrimadas y Xavier García Albiol que, al margen de que los dos primeros citados ya no ejercen en Catalunya, como todos sabemos son agredidos a diario y éso…). También dice que «los periodistas se han convertido en objetivo de los independentistas radicales» (en este caso no citan a Inda, Marhuenda, Cuesta ó Jiménez Losantos).

Mientras el relato independentista pone el foco en el 1-O y en los enfrentamientos con la Policía, que causaron gran impacto fuera de España, el documento pretende difuminar el vergonzoso «a por éllos, oé, oé, oé» haciendo una larga cronología (desde la Diada de 2012) para marear la perdíz, resaltando de forma concreta el 6 y el 7 de septiembre de 2017, «cuando el Parlament aprobó no un acto simbólico sino dos leyes que derogaban en Cataluña la Constitución y el Estatuto y que se publicaron en el Diario Oficial«. Sería inevitable (sin llamar tonta a la opinión pública internacional) eludir el 1-O así que lo explican , de nuevo, de una manera parcial y subjetiva: «los excesos policiales son contrarios a la ley y los dilucidarán los tribunales, donde hay 33 agentes imputados por un presunto uso excesivo de la fuerza«. Humo.

Contrariando descaradamente los demostrables partes de lesiones extendidos en  diferentes instalaciones sanitarias de Catalunya, cuentan que no hubo más de mil heridos, sino sólo tres ingresados en hospitales, cuentan que se difundieron «grandes cantidades de fotografías falsas» y que no toda la resistencia fue pacífica. En fin, vamos a contar mentiras a ver si, a base de repetirlas, alguien se las acaba creyendo.

El documento da cinco razones por las que el Gobierno no organiza un referéndum, aun sin reconocer el derecho de autodeterminación como hizo David Cameron en Reino Unido, empezando porque (1) «la independencia de Cataluña tendría consecuencias negativas para todos los ciudadanos españoles«, (2) porque «se quiere evitar el perjuicio económico que supondría la inevitable salida de Cataluña de la UE«,  (3) porque un referéndum «dejaría a Cataluña divida en dos durante mucho tiempo«, (4) porque el Gobierno español cree que «la secesión de Cataluña es un paso en la dirección contraria al espíritu de la integración europea» y, por último, (5) porque «al igual que en la gran mayoría de países del mundo, el Gobierno no tiene potestad para organizarlo sin una reforma constitucional«.

Por otro lado, el documento explica de una manera  torticeraque la prisión preventiva la deciden los jueces valorando que existe riesgo de fuga y de reiteración delictiva. Lo que no dice es cómo se eligen ésos jueces en concreto así como otros de superior Instancia. Es decir, no se explica a propuesta de quiénes son nombrados. Sostiene que si parte de la población catalana la considera «abusiva» la prisión preventiva de los presos políticos es porque «uno de los aspectos en los que ha sufrido desinformación ha consistido en hacerle creer que la independencia unilateral era posible e indolora». Hala…  Así, porque lo digo yo.

Pero no acaba ahí el despropósito, ya que Irene Lozano&Cía no se cortan en meterse en jardines y comentan hasta la decisión de los jueces alemanes (que iban a entregar al MHP Carles Puigdemont para ser juzgado solo por malversación) señalando que «éstos no conocían todos los datos del proceso español» y considerando su interpretación «prematura y ajena al sentido de la euroorden«. Además, dicen que esa decisión «no vincula a los tribunales españoles ni significa que esos comportamientos presuntamente delictivos no hayan existido conforme al Código Penal español«. Claro, los jueces alemanes son tontos así que vamos a enmendarles la plana que para éso semos españoles y a listos no nos gana nadie.

Llega el momento de justificar ante la Opinión internacional la presencia de la extrema derecha en el proceso judicial. Y es que, de los pirineos hacia arriba, no se estila la presencia de partidos políticos a modo de acusaciones particulares y mucho menos si son formaciones ultras. Así que no queda otra que intentar explicar la presencia de Vox como acusación, destacando que la figura, aunque es objeto de un «debate importante», pretende que los ciudadanos contribuyan a la administración de Justicia. Pues éso, vamos a blanquear a la extrema derecha ante Europa hasta el punto de referirse a Vox como «partido conservador» añadiendo (para extrañeza en Europa) que, al igual que Vox podía haberse personado otro partido.  Y, porque no les queda otra, terminan reconociendo las «discrepancias» entre Fiscalía y Abogacía del Estado, ya que la primera ha acusado a los políticos de rebelión y la segunda de sedición.

Con todo, el Informe justifica la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que «tuvo el efecto de recuperar la legalidad constitucional y estatutaria«. Y, porque Irene Lozano no puede resistirse a hacer publicidad a su empleador nos dice en el Informe que «el Gobierno actual del presidente Pedro Sánchez (PSOE) está apostando por un diálogo en Cataluña y por restaurar la convivencia en una sociedad dividida, así como por un diálogo entre el Gobierno central y el Gobierno catalán canalizado a través de los mecanismos constitucionales y estatutarios«, es decir, programa electoral socialista metido de rondón en el Informe de una Agencia pública pagado por todos.

Se llamen como se quieran llamar ahora, siguen siendo «Marca España» y no lo pueden evitar. ¡Viva el vino!

5 comentarios sobre “Siguen siendo «Marca España»”

  1. Vamos a por partes.
    Una vez que la CEE-UE inicio el proceso de intervenir la economía española, tras el destape de la burbuja económica del ESTADO con la inmensa deuda y BACARROTA, generado principalmente por la malversación de las autonomías gobernadas por los Políticos ESPAÑOLISTAS y sus cajas bancarias y estamentos generadores del vilipendio, de megalomanías constructivas para obtención de «mordidas» político partidistas, en buena parte de las 17 artificiales nacionalidades inventadas por los «constitucionalistas del divide y vencerás», (Ya ni Madrid es Castilla, ahora es ciudad Estado, dueña de toda la finca «Cosa Nostra»), derrochadores, malversadores Bipartidistas Constitucionalistas PP-PSOE.

    Tras ello, el «PROCES Catalán» lo inicio Artur Más, cuando denuncio que Catalunya sin ser la más poblada, si era la que más aportaba al Tesoro Público Español y por tanto la más perjudicada para el pago y devolución a la CEE-UE de la deuda Española.
    Ahora los ESPAÑOLISTAS CONSTITUCIONALISTAS POPULISTAS culpables, cínica e hipócritamente se disfrazan de SALVADORES, para manipular, tergiversar y engañar a la CEE-UE y el mundo económico avanzado, y así seguir estafando a los más decentes y laboriosos contribuyentes españoles, que tienen esclavizados y sometidos para así poder seguir saqueándolos y vivir plácidamente de ellos.

    Luego dicen,.. que hay desconfianza, separatismo y discordia social, causada por los Nacionalistas, ellos que se hacen llamar NACIONALES implantadores del REGIMEN desde 1939, y sus desmanes económicos administrativos, empezando por sus más «rojigualdos CORONADOS» de símbolos patrióticos impostores, convertidos en evasores y aplicando su Justiciero ACORRALADOR UNIONISMO, como única forma de salvarse, a sabiendas de su falta de democracia y justicia, que nos ha avocado a esta situación de País Europeo de corrupción total.

    El Brexit y el Euroescéptico en auge, son parte de esta mapa praxis político-administrativa española.
    Y la CEE-UE a callar, para que este ESTADO de Maleantes hispañistanies no se desintegre, ya que lo único que quieren es cobrar la deuda como sea. La ética, la democracia y Justicia se ignora, cuando se trata de tanto dinero a devolver.

  2. Vamos por partes.
    Una vez que la CEE-UE inicio el proceso de intervenir la economía española, tras el destape de la burbuja económica del ESTADO con la inmensa deuda y BACARROTA, generado principalmente por la malversación de las autonomías gobernadas por los Políticos ESPAÑOLISTAS y sus cajas bancarias y estamentos generadores del vilipendio, de megalomanías constructivas para obtención de «mordidas» político partidistas, en buena parte de las 17 artificiales nacionalidades inventadas por los «constitucionalistas del divide y vencerás», (Ya ni Madrid es Castilla, ahora es ciudad Estado, dueña de toda la finca «Cosa Nostra»), derrochadores, malversadores Bipartidistas Constitucionalistas PP-PSOE.

    Tras ello, el «PROCES Catalán» lo inicio Artur Más, cuando denuncio que Catalunya sin ser la más poblada, si era la que más aportaba al Tesoro Público Español y por tanto la más perjudicada para el pago y devolución a la CEE-UE de la deuda Española.
    Ahora los ESPAÑOLISTAS CONSTITUCIONALISTAS POPULISTAS culpables, cínica e hipócritamente se disfrazan de SALVADORES, para manipular, tergiversar y engañar a la CEE-UE y el mundo económico avanzado, y así seguir estafando a los más decentes y laboriosos contribuyentes españoles, que tienen esclavizados y sometidos para así poder seguir saqueándolos y vivir plácidamente de ellos.

    Luego dicen,.. que hay desconfianza, separatismo y discordia social, causada por los Nacionalistas, ellos que se hacen llamar NACIONALES implantadores del REGIMEN desde 1939, y sus desmanes económicos administrativos, empezando por sus más «rojigualdos CORONADOS» de símbolos patrióticos impostores, convertidos en evasores y aplicando su Justiciero ACORRALADOR UNIONISMO, como única forma de salvarse, a sabiendas de su falta de democracia y justicia, que nos ha avocado a esta situación de País Europeo de corrupción total.

    El Brexit y el Euroescéptico en auge, son parte de esta mapa praxis político-administrativa española.
    Y la CEE-UE a callar, para que este ESTADO de Maleantes hispañistanies no se desintegre, ya que lo único que quieren es cobrar la deuda como sea. La ética, la democracia y Justicia se ignora, cuando se trata de tanto dinero a devolver.

  3. Pues eso: Marca Eppaña.

    Desde Catalunya lo vemos con una mezcla de humor e indiferencia, aunque jode porque nosotros también pagamos a Irene Montero.

    El Imperio sigue prefiriendo decir que es un país moderno y democrático en vez de esforzarse en serlo. Probablemente, porque lo del progreso y la democracia, por mucho que dijera el ex partido de la Montero, no va con su mentalidad.

    La unión, sí. Claro, siempre que sea a la fuerza. Porque si los españoles temen algo más que la independencia de Catalunya o Euskadi es que dicha unión fuera voluntaria y en pie de igualdad.

  4. No se cómo no se les cae la cara de vergüenza. Bueno, si lo se, porque no la tienen (vergüenza, porque cara les sobra). Por cierto, decirle a la señora Irene Montero que, desde el momento en que el rey no puede ser juzgado por nada, la justicia NO es igual para todos.

  5. Los hombres y sus palabras definen a los pueblos, como estas pronunciadas ante el Parlamento británico por uno de los pocos estadistas (con sus luces y sombras) que en el mundo han sido:
    «No me quitéis el referéndum, que me matáis la democracia». Wiston Churchill. ¡Qué gran dicha tienen algunas naciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *