Crueldad

La imagen es de ayer, jueves. Quedaban dos días para el comienzo de Aste Nagusia. Quedaban dos días para que comience  la matanza de inocentes animales en la plaza de Vista Alegre.

En este momento estaban metiendo en la plaza de torturas a los primeros animales que serán sacrificados para la diversión de, afortunadamente, cada vez menos «aficionados» a semejante espectáculo.

Los toros que vemos en la fotografía (los que están en ese camión) ya han sido sometidos a un innecesario sufrimiento: No creo que haya algún veterinario que pueda rebatir que, durante el viaje, han perdido el 10% de su peso, es decir, unos 50 kilos. Hasta el momento que salgan al ruedo, mañana  sábado, estarán sufriendo, sin agua y sin comida. CRUELDAD en estado puro y duro.

Pero, ¿Vamos a seguir permitiéndolo? En realidad, por ahora no nos queda otra más que protestar contra semejante salvajada. El próximo sábado 24, a las 17,00h. os esperamos frente a la plaza de Vista Alegre (En Plaza Ametzola). Nos insultarán, nos ningunearán y, hasta es posible que nos identifiquen a algunas y a algunos. A mí, personalmente, me han llegado a escupir delante de los escudos de la Ertzaintza.

Yo NO insulto ni escupo a nadie, pero ya empiezo a cansarme de ciertas permisibilidades por lo que, en ésta ocasión, he decidido llevar a cabo una acción defensiva activa (grabada). A quién le de por insultarme, le denunciaré. A quién me escupa, le denunciaré. Si alguien le da por pegarme, que me avise para quitarme las gafas. También le denunciaré.

A poco que saque en los Juzgados, lo destinaré para hacer más carteles antitaurinos. Es un simple aviso a «alguien» que me va a partir la cara «de boquilla en las Redes Sociales».Y si, de las RR.SS. lo lleva a la realidad, le espero dónde anuncia el cartel. Que me pegue o escupa  y que, luego, entre a ver como matan a seis animales que llevan dos días sin comer ni beber. Yo me limitaré a ejercer mis Derechos y, lógicamente, acabaríamos viéndonos en una Sala de Vistas.

Es alucinante como luego dicen que «quieren» al toro… ¿Y si se quedan ésos «aficionados» sin comer y beber un par de días antes de ir a decir «olé»?

No acostumbro a dar puntada sin hilo. Como creo que casi todo el mundo sabe, no necesito mayores medios para ejercer en un Juzgado contra quién proceda. Aviso para «navegantes».

32 comentarios sobre “Crueldad”

  1. Toda la razón Iñigo. La tauromaquia es violencia en estado puro y los taurinos dejan muy claro su nivel de violencia cuando ven su perversa afición amenazada..

  2. La especie humana es la única capaz de maltratar torturar y hacer sufrir innecesariamente a otros animales. Y entre los humanos la subespecie española, falaz y vengativa, además disfruta con ello.

  3. Y te has quedado corto..manipulaban al otro de forma cobarde e indecente:
    Palizas con sacos de arena(riñones)
    Fuertes purgantes,que les abrasa el intestino.
    Son sedados con hipnóticos,así facilitan la labor del «matador»
    Vaselina en ojos,Cortes en las pezuñas(vertiendo en ellas trementina quemante)para que estén en continuo movimiento.
    Cuernos mutilados.
    Bolas de algodón como puños en sus fosas nasales..
    Es tremenda la tortura y la crueldad a la que son sometidos los toros..para el disfrute de sadicxs.
    NO SUBVENCIONO LA TORTURA!
    NO CON MI DINERO!
    TAUROMAFIA ABOLICIÓN !!

  4. Ahora negarán el trato que recibe el pobre toro..por parte del ayuntamiento..claro!!
    Dirán que en plaza de tortura de Bilbao se le da agua y comida..si claro..!
    Qué se le trata al toro con «mimo»y «ternura»
    Justificar está barbarie es indecente!

  5. Yo soy una bilbaína atípica porque mientras otros ubican sus vacaciones veraniegas fuera de la villa en fechas de «Aste Nagusia» para no soportar el gentío que inunda la villa, o vuelven de las mismas precisamente para inundarse de dicha algarabía, yo organizo mis vacaciones para estar en Bilbao SIEMPRE el día de la manifestación antitaurina y poder acudir por tanto, tanto a la concentración previa delante de la plaza de toros como a la posterior manifestación antitaurina. Así llevo haciéndolo muchos años y así lo haré este año también: Al igual que el señor Landa, estaré el sábado 24 a las 17 horas delante de la plaza, porque me ampara mi derecho constitucional a la concentración y manifestación en defensa de mi libertad de expresión y opinión, en este caso contrarias a la tauromaquia. Lo digo, o mejor dicho, lo escribo, por aquellos «demócratas» a los que leo en algunos periódicos y escucho en algunas tertulias televisivas PROTESTAR con mucha indignación «porque les molesta nuestra presencia cuando entran en la plaza». Más me molesta a mí que haya corridas de toros en Bilbao y me aguanto, así que estimados señores: «ajo y agua». Y como no soy Jesucristo y no tengo porque poner la «otra mejilla» en lo que a mí respecta mi paciencia se acabó, porque en los dos últimos años he soportado de varias personas que entraban en la plaza de toros lo siguiente: 1. Que un señor con gafitas de sol y camiseta de «Lacoste» me dijera con sonrisa burlona: – » Estarías más guapa en tu casita fregando». 2. Que un jovencito con pinta de «señorito andaluz», se parara delante de mi cartel caminito de la plaza y después de mirar la imagen de un toro agonizante, me dijera: -«A ese toro lo he visto morir yo» y «me giñase un ojo» de manera desafiante. 3. – Que otro amable caballero con pinta de tener mucho dinero y muy poquita educación, sin detenerse camino de su localidad en «Vista Alegre», me arrancara de un manotazo el cartel que tenía en las manos y llevándose el trozo que había arrancado y que era de mi propiedad, siguiese su camino tan tranquilamente, muy orgulloso de su proeza. Pues bien, se acabó. No tengo por costumbre «jurar» pero hoy lo haré al estilo Escarlata O`Hara en «Lo que el viento se llevó». Al próximo/a que me llame «guapa», que me diga que «me vaya a mi casa a fregar», que se dirija a mí con expresiones machistas, que me giñe un ojo con chulería, que me insulte, que me escupa, que me arranque el cartel de la mano o cualquier otra acción que yo considere insultante, vejatoria o injuriosa hacia mi persona, JURO POR DIOS que pediré a la ertzaintza o a la policía municipal (que siempre está presente), que le identifique y que levante un atestado de lo sucedido porque le voy a denunciar. Con dos ovarios, que para eso soy del centro de Bilbao y que desfile por el juzgado que por turno corresponda, con la misma sonrisilla de orgullo y satisfacción con la que me pasa por delante desafiante, camino de la plaza de toros. Que yo destinaré el dinero que me corresponda si el juzgado me da la razón, al colectivo antitaurino de Bilbao CAAB.
    Aviso para navegantes.

  6. Una vez más agradecerte la voz que estás prestando a esas víctimas totalmente inocentes que han tenido la desgracia de nacer para ser torturadas hasta la muerte.
    Por si alguien se digna leer dejo a continuación la Declaración de la Unesco desde 1980 sobre la tauromaquia:
    «La tauromaquia es el terrible y banal arte de torturar y matar animales en público, según unas reglas.
    Traumatiza a los niños y a los adultos sensibles.
    Agrava el estado de los neurópatas atraídos por estos espectáculos. Desnaturaliza la relación entre el hombre y el animal. En ello, constituye un desafío a la moral, la educación, la ciencia y la cultura.
    La cultura es todo aquello que contribuye a volver al ser humano más sensible, más inteligente y más civilizado.
    La crueldad que humilla y destruye por el dolor jamás se podrá considerar cultura»

  7. Todos los años nos agreden física y verbalmente . Llevan la violencia a flor de piel . Yo no creo que esas»personas » lleguen a evolucionar nunca. Unos porque no tienen nivel moral y otros porque no tienen nivel académico …o ambas cosas . Los políticos ellos sabrán porqué les interesa tanto mantener esa involución en el siglo XXI. A los políticos les da lo mismo avergonzar a una gran mayoría de ciudadan@s…Les interesa más lo que haya detrás de esa tauromafia. Qué tristeza y qué pena

  8. Hasta cuando va a durar esta tortura animal. Da igual lo alto y claro q se hable, lo q prima es la pasta por encima de fallos estructurales, del grito del pueblo q dice BASTA!!! BILBAO ES ANTITAURINA

  9. Y aún así nos quedamos cortos. Porque no es el trato que recibe desde que le montan en ese vehículo tenebroso camino del infierno. Es el trato que recibe desde el momento en que nace, en la dehesa, que no es tan «idílico» como nos quieren hacer creer. Porque todo es una GRAN MENTIRA. La vida de este pobre animal es una tragedia, desde que le separan de su madre hasta que muere asesinado en una cárcel de locura y horror.

    Sí, a mí también me han insultado. Entre otras cosas, me han llamado «puta» solo por el hecho de estar allí, defendiendo lo que es justo. Me lo llamó un «señor» bronceado, con atuendo BurberrySummer y pelo engominado. Después se dirigió, muy digno él, hacia la entrada y desapareció entre sus compañeros de «afición». ¡Hay que ver qué clase y elegancia la de algunos!

    Ellos mismos se retratan. Yo volveré a estar el día 24, dando mi voz a esos pobres seres que aguardan la muerte y que no han cometido otro delito que pertenecer a una especie «inferior», que ha sido elegida y sentenciada por la especie dominante a padecer para satisfacer sus más profundos instintos sádicos, que disfrazan de «arte y cultura».

    Aunque me llamen puta.

    Con tanto pesebrismo como hay, es una suerte contar con personas valientes como tú, Iñigo, que no tienen miedo a decir lo que piensan, que se mojan y se comprometen para defender lo que creen que es juso, aún a riesgo de complicarse la vida. Porque eres la voz de los toros y de miles de bilbainos que pensamos como tú.

  10. acabo de ver los toros en los corrales y tienen agua pienso y paja. Si quieres puedes ir a la tarde y lo ves con tus ojos que es gratis.

  11. Aupa Iñigo, todo mi apoyo y animar a la gente a que vaya a la concentración del próximo día 24 en la plaza de Amezola. Hay que hacerles pasar vergüenza a los que acudan a ver las corridas de toros. No podemos tolerar que maltraten a ningún animal y mucho menos que este maltrato sea subvencionado con dinero publico.
    Esta batalla está ganada, es cuestión de poco tiempo, pero aun así el sufrimiento es mucho para estos pobres animales.

  12. Daniel el «bueno»..:
    No te da vergüenza decir que poco antes de torturarlo y matarlo entre risas y aplausos…Antes de alancearle clavarle varias puñaladas y estoquearle les estáis dando pienso y agua.?

  13. Qué será lo próximo Daniel?. Decir que los toros no sufren que se lo pasan bien cuando los torturan. Que han nacido para eso. Que son felices haciendo felices a unas docenas de sádicos enfermos.

  14. No soy aficionado taurino. No me dicen nada. Creo que he estado dos veces, la última hace más de 20 años.
    Creo que es algo a lo que le pueden quedar ¿50-75 años? y desaparecerá de pura inercia de los tiempos.

    Hay un maltrato objetivo al animal que no se justifica. Pero caricaturizar las cosas o exagerarlas o distorsionarlas es absurdo.
    Y distorsionar es pintar a los aficionados taurinos como monstruos sádicos, crueles y despiadados que van a la plaza por el placer de ver a un animal sufriendo. Eso, simplemente…es falso. Lo sé bien porque he conocido aficionados a los toros; mi padre lo era y algunos de mis mejores amigos lo son y son gente como cualquier otra.
    Te explican qué es lo que ven de atractivo y se puede compartir o no pero desde luego no es la crueldad o el sadismo. Otra cosa es, insisto, es que sea lo que sea lo que vean (que sería muy largo de explicar) justifique el maltrato real y objetivo que recibe el animal. Es algo a discutir y si se tienen que prohibir…se prohíben (ahora bien; abrimos un melón curioso; ¿la necesidad de compañía de algunas personas justifican tener a un pastor alemán o un perro pastor recluido en un piso de 30 metros cuadrados saliendo dos veces al día 10 minutos o a un pájaro enjaulado porque nos alegra con sus trinos?…por no hablar de los animales que se destinan a la alimentación, a lo que también, por cierto, se destina la carne de toro de lidia).

    Decir que el aficionado a los toros va porque le gusta ver sufrir al animal, recrearse en el sufrimiento es como decir que el aficionado al boxeo va porque le gusta ver a dos personas sangrar y sufrir y romperse la nariz (y…ya sé…ya sé…el toro no elige y el boxeador sí…pero el argumento es válido).

    Otra cosa, repito, que eso con lo que el aficionado disfruta justifique el maltrato que se le inflinge al animal para ello o que lo rico y lo que nos gusta el foie justifique la tortura a la que se somete a las ocas para producirlo.

  15. Ah! y por cierto; me resulta curioso ver cómo en las respuestas se retrata al aficionado taurino con perfil «pepero pijo forrado» (para entendernos).
    Anda que no van baserritarras a los toros: en Bilbo, en Donosti, en Tolosa, en Azpeitia, en Deba, en Iparralde…

    El País Vasco es la segunda comunidad autónoma con mayor número de festejos taurinos (incluyendo vaquillas, sokamuturras…) por detrás de la C. Valenciana. Si cogemos «Euskal Herria», es decir, sumamos navarra, el territorio más taurino de españa. Casi nada. Y digo yo que aquí hay algo más que «peperos».

  16. Comentar sin faltar respeto, de ninguna manera..
    Solamente que en los amplios corrales de la plaza de Bilbao, hay comederos llenos de pienso que echan los mayorales y el personal encargado, tambien hay bebederos para que puedan beber, asi que eso de 2dias sin comer ni beber es mentira, cada uno con sus razones. No quiero entrar en ningun debate por que acabamos igual que siempre. Cada uno con sus ideas.

    Pero rectificar que al llegar se les da de comer y beber, y en los corrales duermen en una casita los mayorales para vigilar a los toros por la noche, para que no se lastimen de ninguna manera.

    Un saludo.

  17. Pongamos el supuesto caso de que se prohíbe la «fiesta» de los toros en Bizkaia. Vale. ¿Cual sería el siguiente objetivo? ¿Tal vez la prohibición de las Pruebas con bueyes y caballos? Porque ya están saliendo algunas voces en contra de esta práctica y creo que nada tienen que ver una actividad con la otra. Veremos. Un saludo.

  18. Larry, aquí nadie esta caricaturizando, exagerando o distorsionando las cosas. Dices que es falso que los taurinos vayan a la plaza por el placer de ver un animal sufriendo, que van por otra cosa … aunque lo cierto es que ven un animal sufriendo. Y lo disfrutan. Y lo aplauden.

    Que te explican qué es lo que ven de atractivo, pero que desde luego no es la crueldad o el sadismo, nooo. ¿Y qué es? ¿qué es eso tan mágico y misterioso que se oculta bajo las cuchilladas, los vómitos de sangre y los escalofriantes bramidos de dolor, y que sólo unos pocos privilegiados son capaces de ver? ¿serán personas dotadas de una “sensibilidad especial” de la que carecemos el resto de los mortales? ¿Será que su intelecto es «superior»? ¿Será que todavía no hemos alcanzado su grado de evolución?

    Como bien dices, sería muy largo de explicar. Yo, más bien digo que imposible, así que vamos a llamar a las cosas por su nombre y dejarnos de tonterías.

    Sobre el perfil de los asistentes, no me negarás que el aspecto de la mayoría es el que tú mismo describes. El aspecto digo, ya que les gusta ir a casi todos igual. Aunque esto es solo una anécdota, cada uno se viste como le da la gana. Pero es que choca mucho que señores aparentemente de un nivel social medio/alto se rebajen y se pongan a la altura del barro llamando groserías a la gente.

    El resto, gente variada, mucha de otras provincias venida expresamente para el evento, y algún baserritarra, sí. Porque, como bien dices, el País Vasco es una comunidad con un gran número de festejos taurinos … por desgracia. En eso, la Euskadi profunda no se diferencia en nada de la España profunda. El nivel de embrutecimiento es el mismo. El catetismo es universal.

    Lo que no entiendo es qué tienen que ver los perros, pájaros, el foie, las ocas y todo eso con el toreo. Pero ya que lo has sacado te diré que, otra vez, estoy de acuerdo contigo. Un piso no es el mejor lugar para que viva un perro, pero es peor el miserable chenil de una perrera saturada por la crueldad e irresponsabilidad de la gente. Que no siempre se tienen egoístamente para que te hagan compañía, sino para darles a ellos una vida mejor. Ojalá todos tuvieran esos treinta metros y ese amor que ellos, desinteresadamente, dan.

    El tema de la atrocidad de la fabricación del foie, el boxeo –por cierto, el argumento no es válido-, etc., sería muy largo y no viene al caso ahora tampoco.

    Hasta cierto punto, podría entender tu empeño en justificar a tus familiares y amistades. Sé que para algunas personas es difícil ser objetivo. Pero como bien dices, y lo reconoces, nada justifica el «maltrato real y objetivo que recibe el animal». Ni siquiera ese algo etéreo, artístico, que va más allá de los sentidos, y demás sinsorgadas que suelen decir los del gremio. NO SE PUEDE JUSTIFICAR LO INJUSTIFICABLE.

    Ah, y … ¿75-50 años? No, por Dios. Muchísimo menos. Quiero pensar que los niños y jóvenes de ahora están cada vez más concienciados sobre la realidad que esconde la llamada vergonzosa “Fiesta Nacional”.

  19. Larry…que raro que no hayas tenido en cuenta la carga politica española y la mafia del dinero que se mueve alrededor de la tauromafia. Ah y la comparación con el perro doméstico inenarrable. Se ve que tienes perro y lo tratas bien.
    Pero ya lo dices…tu padre, tus amigos etc. Buenas gente que se entretienen y a veces se divierten viendo sufrir a un pobre animal. Salvo que lo consideres un insulto…A que va ser genético.

  20. Lo tuyo no son ideas,jonatan, son aberraciones especistas. Y lo de que no se lastimen es de risa y de llanto…por favor!! Que no se lastimen que tienen que llegar enteritos a la tortura y la muerte de la plaza. Pero bueno cómo se puede estar tan ciego o ser tan cínico.

  21. Ay..ay…ay josemari…que se te el plumero y aflora…cómo no…el motivo verdadero de tanta indignación. La carga política.
    Porque…seamos claros…a la mayoría de vosotros…el sufrimiento del toro en realidad os la sopla bastante. Y por eso el tema es siempre el mismo y no hay polémica con otras prácticas en las que se maltratan animales. Aquí el meollo es…la carga política que os obsesionais en ver.
    No sé cómo será la cosa…a lo.mejor vosotros…que sabeis hasta cómo va vestido el que va a los toros teneis más información. En Illunbe…en Vistalegre…en San Fermines…¿qué carga política se imprime a las corridas de toros? Ya digo que lo desconozco. A lo mejor se toca antes el himno español…o hay algún tipo de consigna política. Sí recuerdo que hay una banda que toca pasodobles. Quizás te refieras al claro mensaje político que encierra el pasodoble. Habría que hacer algún tipo de listado sobre qué folclore popular lleva mensaje político y cortar por lo sano. En fiestas de Vitoria uno de los días se programó un certamen de jotas y ahora que lo pienso…tal vez la jota sea, como el pasodoble, una peligrosa herramienta de propaganda política.
    Os pongais como os pongais…Euskal Herria entera (incluyendo Navarra e Iparralde…que ya me contaràs la carga política española en el sur de francia) es un territorio de fuerte tradición taurina. En claro retroceso, està claro…pero así ha sido y sin «cargas políticas» ni zarandajas. Así como es territorio con muchos aficionados a la caza, etc (tal vez la caza es tb producto de la colonización española, vaya usted a saber).

    Si no quereis ver el paralelismo de los ejemplos de las ocas o del que tiene un pájaro (cuya esencia es volar al aire libre) encerrado en una jaula…pues….a lo mejor es que no se quiere ver.
    Son ejemplos de situaciones en las que el ser humano da por bueno o pasa por alto el sufrimiento que se causa a un animal porque pone por encima de ello su propia satisfacción.
    En el caso del pájaro en la jaula pues que da mucha vidilla al apartamento cuando canta o hace compañía o hace bonito y para ello…pues se le mete en una jaula diminuta hasta que muere; que no se me ocurre una mayor y prolongada tortura para un pájaro. Y yo no creo que el que tiene un pájaro lo tenga por ser un sàdico o un malvado que se regodee en la reclusión del pájaro. Simplemente no tiene la sensibilidad suficiente para dar la importancia que tiene a la falta de libertad de ese pàjaro y no se para a pensar en su sufrimiento.
    Hoy eso está cambiando. Para bien. Hay mucha más sensibilidad y seguramente hay menos pájaros enjaulados de la misma forma que hay menos tiendas de mascotas, etc.
    Y también por esa mayor sensibilidad los toros están en claro retroceso…lo cual es bueno.
    Hay gente que después de años sin ir a los toros…vuelve un día porque le invitan o la cuadrilla organiza un plan o lo que sea…y se da cuenta de que ya es un espectàculo que le repele…precisamente por eso de los mugidos de dolor…el descabello, etc. Y no vuelve. Es evidente que esa persona no era hace unos años una sádica que iba a regodearse en la sangre y el sufrimiento porque…de ser así lo seguiría siendo. Simplemente ha adquirido una mayor sensibilidad porque la propia evolución de la sociedad se lo ha hecho ver y le ha mandado ese mensaje…y repito que eso es bueno.
    Al aficionado taurino le gusta ver a ese imponente animal embestir, venirse arriba, le exige al torero arrimarse y jugàrsela cuanto más mejor (y no por ello va con la ilusión de ver una cogida). Les gusta el toreo a caballo que es un espectáculo de una estética indudable, etc. Precisamente lo que no le gusta es cuando el toro se viene abajo y se va a las tablas…cuando se le descabella una y otra vez entre terribles mugidos cada vez que lo intentan, etc. Si fueran esos monstruos sàdicos disfrutarían en esos monentos lo que más. Y sin embargo eso es lo que les resulta desagradable. Seguramente porque les pone delante de los ojos con toda su crudeza la naturalezs del espectáculo al que asisten y les hace sentir cuando menos incómodo. Seguramente es hipócrita; «no te pongas ahora con remilgos porque ya sabes lo que son los toros». Vale…lo compro.
    Pero me sorprende que os creais una explicación tan absurda, por simplona, de que hay unos seres con una tara genética o similar que van por sadismo, porque quieren regodearse en ese sufrimiento. No es así. Lo asumen…lo dan por bueno y yo creo que eso no se justifica ya a estas alturas. Pero esas explicaciones tan simplonas…como que no.

    Salvo que, como decíamos al principio, al final todo se trate de la dichosa carga política.

  22. Cualquier sufrimiento animal es una aberración. Te recuerdo que la tauromaquia es la fiesta nacional española. Si puedes lee a Jon Juaristi, escritor español de apellido vasco, que demuestra el valor político nacional de la matanza de toros….Por supuesto que la caza y los mataderos industriales o caseros son otra barbaridad. Pero el caso de los toros debe de ser especial porque desde Franco a Felipe VI que yo recuerde (lendakaris incluidos) todos han tenido el mal gusto de presidir estas matanzas nacionalizadas y politizadas con la banderita tu eres bella. A lo mejor te acuerdas del matarife Cayetano Rivera (creo) que hace años exigió en Bilbao banderillas con la bandera española para torturar a sus toros. Asi que tu y los españoles me diréis que tienen las matanzas de toros para os gusten y se politicen tanto. Para que en Bilbao, por ejempo, el criptofascista Correo Español, el medio mas tóxico desde 1937, haga todos los dias un alegato y paradigma social de la barbarie nacional española.
    Yo, aunque no lo creas, no veo mas que tortura y matarifes….Pero ellos y vosotros tenéis mejor vista. Y Juaristi ve en las torturas taurinas una de las esencias de la identidad nacional española.
    Que por cierto, y desde luego, es la nación ocupante. No solo en Euskadi sino tb en otras seis o siete nacionalidades impedidas. Alguna de lad cuales, como sabes, ha prohibido matar toros a la española.
    Si no ves la mano política en las cosas cotidianas…la próxima vez volverás a votar a los mismos. Ez horregaitik.

  23. Buf…te ha quedado un guiso fantástico. Todo al puchero. Pero para nota eso de las seis o siete naciones ocupadas. «Seis o siete». Así a ojímetro. Qué más da seis que siete. Fantástico.
    También es bastante significativo eso de que Juaristi (que, por cierto, me parece un jeta y un pájaro de cuidado) es un español con apellido vasco. Creía que eso ya estaba superado pero se ve que quedais aún dos o tres algo obtusos que creen que para ser vasco hay que pensar o sentir de determinada forma (como tú, bàsicamente). Madre mía. Que haya que explicar estas cosas a estas alturas. Entre los vascos hay de todo y los que piensan de distinta manera y la esa forma de pensar o sentir no es la que otorga la condición de vasco. Otra cosa es que te guste más o menos lo que cada uno piense pero eso de otorgar carnet de vasco està muy demodé. Creo que te hace falta un pequeño reciclaje.
    Igualmente creo que te hace falta un curso de comprensión lectora. Nunca es tarde! Porque veo que te cuesta un pelín entender cosas sencillas.
    Porque ya me diràs donde he dicho yo que me gusten los toros cuando creo que he dicho que hay un maltrato al animal que No se justifica, que es bueno que estèn en retroceso y que les quede poco tiempo. Fìjate lo que me gustan.
    Me limito a señalar lo simplón que es explicar las cosas en la supuesta maldad innata de una serie de perso nas.
    Porque ya que la explicación sea que da que los españoles son una subespecie pues ya da una idea del nivel, Maribel.

  24. ¡Muy buen artículo! Como alguien dijo hace mucho: «Tortura no es arte ni cultura».

  25. Larry
    Tu comentario no iba para mí, pero no he podido dejar de sentirme aludida en algunas cosas.

    Hablando de guisos y pucheros … que seguimos sin ver el paralelismo con las ocas, pájaros enjaulados … Pues yo sigo sin verlo, pero, una vez más, y ya que que lo nombras, tengo que darte toda la razón en lo que dices. Es un crimen tener un pájaro en una jaula. Pero es otro tema.

    Sigues justificando a los taurinos. Según tú, a ellos solo les gusta la «estética del espectáculo». «Precisamente lo que no les gusta es cuando el toro se viene abajo y se va a las tablas…cuando se le descabella una y otra vez entre terribles mugidos cada vez que lo intentan, etc».

    No, no, claro. A ellos no les gusta eso. Porque es entonces cuando «les pone delante de los ojos con toda su crudeza la naturaleza del espectáculo al que asisten y les hace sentir cuando menos incómodo». Hay que ver, qué considerados son.

    Aunque ellos sí asumen y dan por bueno todo lo demás, todos y cada uno de los pasos de los que consta la «fiesta». La preparación previa, las banderillas -siempre que estén bien clavadas, claro-, el picador -también, siempre que no se ensañe mucho, sólo lo justo-, los terribles mugidos de dolor, -bueno, eso no importa mucho. Para eso está la banda de música, que tocará bien alto para que no se oiga. Por cierto, a mí me encantan los pasodobles, tan españoles. Lástima que vayan tan estrechamente ligados a la tauromaquia y sea imposible escucharlos sin sentir un cierto rechazo… El estoque, -que sea rápido y certero, porque si no tienen que ponerle la puntilla y hurgar en su cabeza una y otra vez hasta que el animal deja de moverse, lo cual no significa que esté ya muerto. Pero no se puede perder tiempo en comprobarlo porque hay que cortarle rápidamente las orejas y el rabo, así, en vivo y en directo, para dárselas al «valiente» que ha arriesgado su vida para embolsarse un montón de euros. ¿O qué se creen? ¿que va a hacer esto por amor al arte? ¿A qué arte? Anda ya, esto se hace por dinero. Todo se hace por dinero. Faltaría más.

    Como en la obra de Hamlet, cuando Otelo está estrangulando a Desdémona: «No obstante ser cruel, soy misericordioso; no quiero prolongar tu agonía». Los taurinos también son «misericordiosos».

    ¿Seres con una tara genética? Pues no sé, yo no soy profesional de la psiquiatría. Lo que sí creo es que son seres con una falta total de empatía hacia el que sufre, en este caso, un animal. Y si sadismo es sentir placer practicando la crueldad, como dice la RAE, en este caso contemplándola, pues, tú mismo.

    Ah, y claro que nosotros sabemos hasta cómo van vestidos. Nosotros y cualquiera que se pase por los alrededores de ese antro cuando se acercan las seis de la tarde. A mí personalmente «me la sopla», como dices tú, cómo vayan vestidos. Hice alusión a ello por lo que lo hice.

    Me alegro de que tú no vayas y seguramente prefieras en esta Aste Nagusia, otras cosas como una buena obra de teatro o un concierto en el Euskalduna, por poner un ejemplo. Eso sí es cultura.

  26. Pues precisamente cuando mencionas que la banda de música está para que no se oigan los mugidos de dolor del toro…me estás dando la razón.
    Lo que pasa es que tú de ahí infieres que yo de esa forma justifico el espectáculo o digo que es menos cruel. Y no es así.
    Si decir tropecientas veces que NO es justificable no es lo suficientemente expreso como para que se entienda que uno no lo justifica…no veo forma más expresa de decirlo.

    Pero es que tú afirmas que el taurino va a disfrutar del hecho del sufrimiento del toro, que en eso consiste el sadismo; si eso fuera así….pues precisamente no habría banda para silenciar los mugidos de dolor. Al revés; como expresión de dolor que son los mugidos, si es a eso a lo que van..querrían oírlos, ¿no? Y lo mismo con la otra serie de aspectos que mencionas que demuestran que el taurino acepta sin problemas el sufrimiento del toro (y tienes razón en lo de falta de empatía, sensibilidad y en que no es justificable) pero lo que le motiva no es el sufrimiento del toro como tal (y aquí viene a cuento lo del pájaro; quien mete a un pájaro en una jaula no lo hace porque le produzca un especial placer verlo encerrado pero sí que lo pasa por alto y lo da por bueno).

    Insisto en que eso no le quita un àpice de crueldad a la tauromaquia ni le ahorra sufrimiento al toro. Y, como decía, entiendo perfectamente lo hipócrita que resulta poner como ejemplo de sensibilidad o humanidad el hecho de silbar al picador si le «castiga» demasiado al toro; efectivamente. Eso al toro no le supone ninguna merma de sufrimiento.

    Pero eso no cambia el hecho de que el taurino puede ser un ser con nula empatía o sensiblidad, que está sosteniendo un espectáculo que implica un maltrato cruel objetivo a un animal…pero que…la razón de esa afición no es el sadismo de disfrutar del mero hecho del sufrimiento del toro en sí mismo.

    Me parece algo infantil atribuir a aquellos que hacen algo que uno detesta todas las maldades posibles. Porque además no es necesario.

    Y te pongo un ejemplo peliagudo por las derivadas que tiene…pero es muy gráfico. Tengo la peor opinión posible de los militantes de eta. Creo que son criminales, totalitarios, fanáticos, que han hecho un daño terrible, etc, etc. Lo peor de lo peor.
    Pero hay gente que va más allá y los pinta como seres abyectos que hacen lo que hacen porque disfrutan causando dolor a quienes no piensan como ellos, a los que tienen otro sentimiento nacional, etc.
    Y yo creo que salvo alguna excepción que pueda haber (como pueda haber algún taurino que disfrute con el descabello o que quiera cuanta más «carnicería» mejor), eso no es verdad. Es gente, en mi opinión, sin ningún tipo de empatía ni sensibilidad, fanatizados, repito, etc, etc pero no creo que sean bestias inhumanas sin sentimientos que mataran por el simple hecho del causar daño. Hay gente que les detesta que piensa que son así.
    Yo les detesto igualmente pero para ello no necesito convertirles prácticamente en seres infrahumanos con rasgos más de demonios que otra cosa.
    No les importaba hacer daño o incluso pesándoles un poco ese daño…lo daban por bueno.
    Y con ello no les estoy justificando ni restando gravedad ni crueldad a lo que hicieron.

  27. Pero si no hace falta que lo digas tropecientas veces, te he entendido a la primera. Lo que no entiendo es que sigas empeñado en defender a los «tuyos».

    Parece que a la que no se me entiende es a mí.

    Te remito al enlace que ha puesto Iñigo del Huffington Post, que es mucho más representativo que todo lo que pueda decir yo.

    Feliz Aste Nagusia

  28. Si no se trata de defender o no defender; se trata de decir las cosas con rigor y ajustadas a la realidad. Para denostar algo no hace falta distorsionar la realidad para reforzar la posición de uno.
    Y distorsionar la realidad jamás es buena receta para solucionar un problema o para combatir una realidad que no le gusta a uno porque se cree que es injusta ya que se parte de un diagnóstico incorrecto y, por tanto, el tratamiento del tema es incorrecto.

    Salvando muchísimo las distancias, en el ejemplo que ponía antes, quienes pintaron o casi caricaturizaron a los miembros de eta como seres enajenados y sedientos de sangre contribuyeron en poco o nada al fin de eta. Contribuyó mucho más toda esa gente que trabajó por la legitimación y la concienciación desde un análisis correcto porque así dio en la tecla de la deslegitimación, la que mueve a la reflexión y esa no es la de la brocha gorda que se limita a explicar las cosas en base a la existencia de unos ogros asesinos.
    Salvando de nuevo las distancias, lo explica muy bien el alegato final del Juez encarnado por Spencer Tracy en la película «Vencedores y Vencidos», sobre los «Juicios de Nuremberg». En el mismo se viene a decir que los tremendo del nazismo es que no se trataba de seres montruosos sino de que todo aquello lo llevaron a cabo personas normales, brillantes en sus campos, con sentimientos, etc, etc. Y eso es lo que hace que haya que estar siempre alerta.

    Son casos extremos pero me vale el enfoque.

    Si tú me dices que la tauramaquia es una práctica bárbara que supone la tortura de un animal y que, por tanto, los que asisten a la misma son personas insensibles al sufrimiento de ese animal y que eso es seguir en la edad media y de haber evolucionado muy poco….pues poco voy a discutirte y poco voy a defender a nadie. Estaré más o menos de acuerdo en el grosor de los adjetivos que uses (bárbaros, salvajes…) y me será algo más o menos incómodo o desagradable ya que afecta a gente a la que aprecio…pero no te lo podré discutir.

    Pero si tú afirmas como hecho objetivo que lo que el aficionado taurino busca y a lo que va y con lo que disfruta es el sufrimiento del animal por el sufrimiento, que en eso consiste el sadismo…eso te lo discuto porque es una afirmación que, simplemente, no es cierta. Y admitir eso no supone ser menos beligerante contra la tauromaquia, es analizar el tema con objetividad y rigor.

    En enlace de ese audio…no refuerza para nada tu posición. Lo que evidencia es que al toro se le causa un sufrimiento y precisamente lo que se pretende circulando ese audio, que capta con mucha mayor claridad y ampliación la realidad de cómo se percibe en la plaza o por las retransmisiones normales de la TV, es que al taurino no pueda ignorar ese sufrimiento. Porque el taurino lo ignora. Pero ignorar no es lo mismo que disfrutar con él.

    Y ese es el enfoque que está restando aficionados a las plazas de toros, no el insulto ni la caricatura ni cuentos de ogros sádicos sedientos de sangre.

    Si a mi un amigo me invita a los toros y yo le digo que no voy porque es un espectáculo que me resulta muy bestia y desagradable y que no me parece justificado ni bien…eso va a ser mucho más efectivo y le hará pensar mucho más que si le llamo asesino y sádico que disfruta viendo la sangre y el sufrimiento…porque esto último sí me lo puede rebatir y además les estaré diciendo algo que no es verdad y ante eso uno siempre se rebela y se enroca. Y además seguramente me podrá poner delante de los ojos otra realidades de las que yo disfruto o me aprovecho en las que también se está generando una injusticia o un sufrimiento desde a animales hasta a personas en las que yo no me fijo (el clásico de la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio; a todos nos paree siempre lo peor lo de los demás).

    Pero las cosas hay que verlas como son, para combatirlas no hace falta distorsionarlas (al revés; es contraproducente) ni dejarse llevar por el odio ni las fobias hasta la caricatura.

  29. Resumiendo; si desde la fobia y el odio (que son sentimientos humanos comprensibles hacia quien hace algo que uno detesta pero que no hay que dejar que manden sobre nuestra capacidad de razonar) se confunden las causas de algo…se confundirá el objeto de lo que se quiere combatir.

    Vosotros ponéis el foco en el sadismo, en el regodeo en el sufrimiento…y disparáis en esa dirección…y claro….no dais en el blanco porque «disparáis» contra algo que no existe; no se trata de sadismo.

    El foco debe estar en el sufrimiento del animal de forma que no haya forma de que los taurinos puedan seguir ignorándolo.
    Pero al centrarse en el sadismo se le pone al taurino una salida muy fácil para defenderse de una acusación que es falsa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *