Humo

Fue famosa aquélla campaña publicitaria en TV que nos decía aquéllo de «12 meses, 12 causas«: Una por cada mes del año. No sé como he hilado con esto pero se me ha ocurrido hacerle 12  preguntas con respuesta al «coherente» Presidente del Gobierno español (en funciones).

Al fin y al cabo, también son 12 «causas» sin resolver que, según el citado, iban a estar resueltas de sobra en cuatro días.

  •  ¿El dictador Franco sigue en su mausoleo de Cuelgamuros (Valle de los Caídos)?
  • ¿Siguen 117.000 muertos (muchos socialistas o de la UGT) en cunetas de España?
  • ¿Has derogado la «Ley Mordaza«? NO
  • ¿Has derogado la Ley de la Reforma Laboral? NO
  • ¿Has expropiado el Pazo de Meirás? NO
  • ¿Has renovado el Ducado de Primo de Rivera y el Ducado de Franco?
  • ¿Has quitado las concertinas de las vallas fronterizas de Ceuta o Melilla? NO
  • ¿Le has quitado las «famosas» medallas pensionadas al torturador «Billy el Niño«? NO
  • ¿Has apoyado una Comisión de Investigación contra los chanchullos del rey Borbón «Emérito«? NO
  • ¿Has eliminado el «Impuesto al Sol«? NO
  • ¿Has Llevado finalmente a los Tribunales el «Rescate a las Cajas? NO
  • ¿Has modificado el R.D. derivado del «Pacto de Toledo» referente a la equiparación de las pensiones en función al IRPF? NO

¿Entonces? Pues nada… A repetir las Elecciones (van 4 en 4 años) y a volver a «aparcar» todo lo anteriormente expuesto. A echarse la culpa entre incompetentes y a soportar la turrada del famoso «relato». Total… unas nuevas elecciones «solo» cuestan 163 millones de euros (más que lo destinado a reparar desperfectos por la DANA en la zona del Levante y Murcia, a los que han destinado 150 millones).

Lo cierto es que ayer ha sido el último acto de un estrepitoso fracaso, producto de una inmadurez democrática y de no saber estar a la altura de las circunstancias. Y ese fracaso nos lleva a unas elecciones que, lejos de aclarar el panorama, lo van a complicar más si cabe. Dos no se ponen de acuerdo si uno no quiere, y menos aún si son los dos los que no quieren. O eso, o los viejos y nuevos partidos «Marca España» no saben de empatía ni de dejarse pelos en la gatera. En definitiva, tampoco han demostrado tener idea de buscar puntos de encuentro. Del interés general, por supuesto, ni hablamos.

No perdamos de vista que Pedro Sánchez se ha pasado estos dos últimos dos meses haciendo llamamientos a Ciudadanos. Veremos qué pasa el 10N pero podría darse una alianza PSOE-Cs o una mayoría de las tres derechas (la franquista verde, la falangista naranja y la azul «derechita cobarde«).

Lo dicho: Humo, Pedro… Mucho humo para nada.

2 comentarios sobre “Humo”

  1. Todo cierto. El mayor culpable de esta situación lamentable es Pedrito. Iglesias ha cometido sus errores, pero sí que quería pacto, pero con coalición, no sólo apoyar sino mandar, lo que es coherente aunque exigente (con todo, lo peor para mí es que se ofreciera a renunciar a su postura en el tema catalán).
    Sánchez merecería un buen batacazo, pero que sea en favor de Podemos, porque si suma el trifachito estaremos vascos y catalanes más que jodidos. Miremos votando abertzale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *