Agur Marimar

La imagen de Marimar Blanco, cuando ya «La ETA» está técnicamente disuelta y no asesina desde hace años, la imagen de la «víctima referente«, empieza a ser menos interesante para el Partido Popular. De hecho, ya están buscando la manera de ver como puede dimitir de su escaño (de rebote) en el Congreso de los Diputados. En principio, si siguiese en el PP,, la idea sería darle un cargo de confianza en la Comunidad de Madrid. A priori, que no le falte de ná.

Curiosamente, también está en la Comunidad de la damnificada por Aval-Madrid prestando sus «servicios» la otra ex presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo-AVT, Ángeles Pedraza. Quizá, si ésta última vuelve a rechazar su tercer nombramiento, podamos ver a Marimar en la Dirección de las Emergencias de Madrid-112. Como es sabido, al igual que la anterior, es una «gran especialista» en emergencias… (Luego me critican porque éste todo el día con la cantinela de «Marca España«… ¡Pues que me analicen ésto!)

En realidad, parece que hay quien pretende desvincular a la AVT del PP. El caso es que Marimar Blanco se quedó sin escaño tras los nefastos resultados electorales del PP en las últimas elecciones. Sin embargo, Génova decidió que dimitiera Andrea Levi y colocarla como mano derecha del alcalde de Madrid, «Pepito» Martínez Almeida. Esa es la maniobra política que permitió a la hermana de Miguel Ángel Blanco volver al Congreso. La misma maniobra realizó Daniel Lacalle, gurú económico del PP desde que Pablo Casado tomara las riendas de la formación, para que Marimar ocupara el lugar que las urnas le habían negado. En resumen, tuvieron que «correr» dos puestos (ya electos) para que la citada fuese diputada. Y es que Sotosalbos ya tenía destinatario ante previstos supuestos.

Lo cierto es que Marimar vive profesionalmente de la política desde el asesinato de su hermano a manos de ETA. Así inició su meteórica carrera política centrada única y exclusivamente en su «monotema» (en realidad nunca ha estado capacitada para abordar otro tipo de asuntos). Tampoco tuvo inconveniente alguno en poner la Asociación de Víctimas del Terrorismo-AVT al servicio del PP.

Pero los tiempos cambian y Marimar, hoy en día, no es útil para el PP. Su imagen tampoco es ya nada necesaria para Casado. Perderá peso político pero le quedan, al menos, cuatro años por delante de cargos y sueldos a los que, por su trayectoria y escasa o nula formación, no tendría nunca acceso en la vida real.

Y… siendo un poco más pragmáticos… ¿No será que ya pueda tener un ojo puesto en VOX?
Ahí lo dejo. Háganme caso: Los Euromillones no, pero en éstas otras cosas suelo acertar.
Al tiempo…

7 comentarios sobre “Agur Marimar”

  1. ¡¡Viva el ReyNO de España, el pais de la meritocracia!!
    Estos políticos, en este caso el PP, regalan sueldos de cerca de 100.000 € como si fuese el salario normal de los españolitos de a pie, como el dinero NO sale de ellos…

  2. El PP de Aznar fue la que utilizó políticamente a las víctimas hasta convertirlas en el principal ariete de su estrategia. Las víctimas servían para combatir el terrorismo pero también para frenar toda posibilidad de diálogo, y más aún, las víctimas también eran utilizadas para demonizar a los adversarios, principalmente a los nacionalistas. Pero el conflicto se ha acabado, y no precisamente por la gracia del gobierno ni de los partidos de Madrid, sino por la inteligencia de la sociedad vasca que está dando pasos muy serios hacia la resolución. No obstante, algunas víctimas siguen ahí porqué han sido encumbradas y profesionalizadas por el PP. Y lejos de convertirse en acicates para la definitiva resolución del conflicto siguen empecinadas en todo lo contrario. No se dan cuenta, o no quieren darse cuenta, que han sido instrumentalizadas no precisamente para reivindicar la paz o por motivos humanitarios, sino para una pura y llana estrategia electoral. Si la paz o la humanidad guiara a la derecha española algún gesto habrían tenido con las víctimas del franquismo. Esas, en cambio, no merecen nada. Los consejos de guerra franquistas siguen vigentes, y por tanto con marchamo de legalidad, los familiares siguen esperando la identificación de miles de cuerpos abandonados en fosas comunes, y los asesinos no solo siguen impunes sino que cuentan con homenajes públicos, con calles a su nombre, o con pueblos dedicados.

  3. Y, al margen de la hermana de Miguel Ángel Blanco Garrido, ¿No nos cuentas nada de la entonces novia del edil del PP asesinado por ETA? ¿No quieres, no puedes o no te dejan?

  4. Pero si ésa pobre chica no sabe hacer la o con un canuto… Bastante le ha durado el chollo y, me temo, que aún seguirá montada en el chollo otra temporada…

  5. Kaixo. No es que no quiera ni que no pueda. Tampoco que «no me dejen».
    Simplemente no me ha parecido adecuado. No sé que ha sido de aquella chica y no voy a sacarla a la palestra. Supongo que habrá rehecho su vida. Me limito a centrarme con la hermana de Míguel Ángel Blanco porque ha hecho de ser «víctima profesional» una forma de vida.

    Sí te podría dar una pincelada: La entonces novia fue defenestrada porque concedió una entrevista al «Hola». Quién fuese debió considerar que ya estaba «indemnizada» o algo así.

  6. Una jeta (con sus cuatro letras) viviendo de los réditos de un execrable asesinato. Ser hermana de una víctima del terrorismo no debe conllevar, porque sí, un sueldo a perpetuidad como cargo público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *