La gaviota cazada por el pajarito

No sería ninguna novedad calificar al Partido Popular (fachillas al margen) como tramposos. Los Juzgados les han llegado a calificar vía sentencias como «banda/organización delictiva«. Les han cazado varias veces dopados en diferentes campañas electorales pero, al final, todo les sale mal y, de nuevo, les han vuelto a pillar.

Lo cierto es que ni haciendo trampas pueden disimular el batacazo que se han dado en la última convocatoria electoral. Es de enmarcar y, por muchas flores y hojas que se empeñe en poner Pablo Casado, no puede jamás disfrazar de flores a un montón de ramilletes de plantas podridas desde sus raíces. El fracaso ha sido tan evidente como cierto es que el PP ha obtenido el peor resultado de su historia como partido político.

Al parecer, no pueden resistirse al la trampa. Toda herencia del franquismo disfrazada de demócrata tiende -sistemática y genéticamente- a usar la mentira y el engaño para aferrarse a un poder que, al parecer, creen legítimamente heredado.

Cuentas falsas de Pablo Casado en Facebook, Twitter e Instagram. Así nos lo revela Carlos del Castillo en el Diario.es.

De tal manera, Facebook y Twitter detectaron cientos de cuentas falsas «operadas por el PP» para manipular el debate político por lo que las dos redes sociales han  denunciado que el PP ha operado hasta 359 cuentas falsas en esas dos plataformas además de en Instagram.

El citado profesional destapó la existencia de la red fraudulenta vinculada al PP en las semanas previas a las elecciones. Twitter confirmó el pasado viernes que se manejaba desde el Partido Popular. Replicaban contenido de forma automática, usaban imágenes propagandísticas de Pablo Casado y reproducían los mismos mensajes para aumentar su impacto. Esta táctica, conocida como astroturfing, se basa en camuflar la propaganda de apoyo a un candidato como un movimiento surgido desde abajo.

Una investigación vincula al equipo de campaña del PP con la red de cuentas falsas que apoyan a Casado en Twitter utilizando un comando de bots que apoyaba al candidato popular con identidades falsas y las fotos de perfil de lo más pintorescas (como la un estudiante asesinado). Queda demostrado que una «granja de bots» mantenía activas desde la última convocatoria de elecciones más de 50 cuentas falsas de apoyo a Casado

Facebook y Twitter han informado este pasado viernes, por separado, que detectaron y clausuraron 359 cuentas falsas que estaban intoxicando el debate político online en sus plataformas y cuya gestión atribuyen directamente y sin la menor duda posible al Partido Popular. Por lo visto, no acabaron a martillazos con todos los ordenadores en la sede central de Génova. A saber… igual dejaron en un altillo algunos terminales envueltos en bolsas de Ikea.

Mientras, Facebook ha revelado que ha cerró 65 cuentas en su plataforma y otras 35 en Instagram (propiedad de la primera): «Aunque las personas detrás de estas actividades intentaron ocultar sus identidades, nuestra investigación encontró vínculos con personas asociadas con el Partido Popular«. Así lo explican en un comunicado oficial en el que añaden que «Estas personas relacionadas con el PP gastaron unos 1.150 euros en promocionar estas páginas de desinformación entre el resto de usuarios«.

Paralelamente, Twitter también ha confirmado este viernes que la red de cuentas falsas que alteró el debate político en su plataforma en las semanas previas a las elecciones del 28 de abril para aumentar artificialmente el impacto de los mensajes de Pablo Casado, «estaba operada por el Partido Popular«. Según los datos publicados por esta red social, el número de perfiles fraudulentos que operaron para inflar de forma artificial el discurso del líder del PP se elevaba a 259. «Estas cuentas estuvieron activas durante un período relativamente corto, y consistían principalmente en cuentas falsas con un comportamiento de spam [propaganda] o que hacían retweet [compartían los mensajes lanzados por Casado o por el PP] para aumentar la interacción«. Según la red del «pajarito«, «la investigación para poder hacer una atribución 100% fiable es complicada y lleva mucho tiempo. Gracias a la colaboración de varios investigadores independientes, como los miembros del grupo de investigación en tecnopolítica Heurística, se pudo aislar las relaciones de la red con la cuenta de David Díez Nieto (@David10Nieto), secretario provincial del PP de A Coruña, el 17 de abril«.

Resulta que Díez Nieto fue uno de los responsables del equipo de redes sociales de Pablo Casado durante la campaña para las elecciones nacionales, autonómicas, locales y europeas de 2019. Además de con el referido  Díez Nieto, las cuentas falsas también establecían extrañas conexiones con otra persona real, José López Puy (@LopezPuy), militante de las juventudes del PPNuevas Generaciones.

Según el miembro de Heurística, Emanuele Cozzo (físico y doctor en redes y sistemas complejos), «No son tuits concretos los que hacen saltar las alarmas, es el hecho de que aparezcan en la red. Por cómo está construido el algoritmo de muestreo, si acabas ahí o eres una cuenta falsa o eres una cuenta que éstas están retuiteando muy por encima de los retuits promedio que reciben otras cuentas retuiteadas por las cuentas falsas«.

Heurística es la Red que aisla las relaciones de 18 de los 50 perfiles falsos detectados en un primer momento. La aparición de dos cuentas de personas reales pero no públicas (@David10Nieto y @LopezPuy) levantó las sospechas de los investigadores.

En lo referente a Facebook (e Instagram), la estrategia de intoxicación del PP era muy similar a la empleada en Twitter. Según explica Nathaniel Gleicher, jefe de la política de ciberseguridad de Facebook: «Las personas detrás de esta actividad utilizaron cuentas falsas, muchas de las cuales ya habían sido desactivadas por nuestros sistemas automatizados, por comentar, amplificar y difundir su propio contenido y publicaciones de otros entre los que se encuentran los líderes del PP«.  Y es que, si bien la mayor parte de esta actividad se centró en ampliar el contenido de los demás, algunos de los propietarios de cuentas también publicaron noticias y temas políticos locales y nacionales, incluidos temas como las elecciones, el Partido Popular y las críticas a sus opositores políticos.

Con todo destapado, el partido de Pablo Casado ha dado la  explicación esperada. Negar todo: «El PP nunca ha creado cuentas falsas porque considera que la efectividad real en las redes se materializa con los voluntarios reales y sus propias cuentas. Otra cuestión es lo que puedan hacer usuarios de la red que, bajo su responsabilidad, interactúan con las cuentas de nuestro partido, como lo pueden hacer igualmente con las cuentas de otras formaciones«. El problema que tiene el PP es el de casi siempre. ¿Sabiendo lo que cada día vamos sabiendo, además de sus acólitos, alguien les cree?. Yo no.

Al menos, Facebook y Twitter frenaron las redes de manipulación del PP en momentos clave. En el caso más reciente, Facebook, erradicó su actividad justo antes de la campaña electoral que desembocará en las elecciones del 10 de noviembre. No obstante, Facebook no ha aclara si las cuentas falsas de su plataforma e Instagram estuvieron activas durante el gran ciclo electoral de la primavera (como lo estuvieron).

Twitter, por su parte, «extirpó» la red fraudulenta justo antes del debate electoral televisado por RTVE. Un momento clave, puesto que las cuentas falsas que operaban en su plataforma aprovechaban las conversaciones generadas de los usuarios generadas en torno a los programas de televisión para colar su propaganda y llevar a cabo acciones de manipulación de la discusión política.

No obstante, la red fraudulenta de Twitter tuvo varios momentos de actividad. Un primer comando de cuentas falsas actuó desde la convocatoria de elecciones y detuvo su actividad el 25 y el 27 de marzo.
El día 26 eldiario.es había informado de su existencia, detallando cómo había manipulado los debates políticos en Twitter a favor de Casado, empleando para ello mensajes automatizados, fotos tomadas de Internet (llegando a emplear como la del inicialmente citado estudiante asesinado por el narco en México como foto de perfil) o relaciones personales fingidas entre los perfiles falsos.

Una segunda red fue extirpada por Twitter el 22 de abril, horas antes del debate electoral retransmitido por RTVE, cuando algunos de los perfiles ya habían comenzado el asalto para alterar el eco de los mensajes del líder del PP en la plataforma. Fue sobre esta segunda trama de manipulación sobre la que Heurística y eldiario.es pudieron aislar, el 17 de abril, las conexiones con el equipo de redes de Casado (tal y como ahora confirma Twitter).

Como hemos enunciado con antelación, el empleo de este tipo de tácticas para potenciar de forma un candidato o idea se conoce como astroturfing. Es un juego de palabras con una marca de césped artificial y se usa para hacer pasar por un movimiento de base algo que es propaganda pagada. En Twitter, el impacto de estas tácticas deja una huella que puede seguirse con las herramientas adecuadas como las que mostramos en los siguientes pantallazos:

Se trata de la comparación entre dos intervenciones diferentes de Pablo Casado en el programa de La Sexta «El Objetivo» elaborado por Javier Barriuso (@BarriPdmx). Durante la intervención de 2019 (la imagen superior) ya estaba activa la red fraudulenta que Twitter confirma que estaba manejada por el PP, que se centró en amplificar el eco de sus mensajes.

Por último, cabe destacar que configurar cuentas falsas es una violación de las Reglas de Twitter y de Facebook (e Instagram).

Y hasta aquí lo acaecido. La primera pregunta que le puede venir a la cabeza a cualquier usuaria o usuario de Facebook-Instagram o de Twitter sería: ¿»Les castigarán al PP como a cualquier otro usuario «normal y corriente» por «violar» las Reglas de esas redes sociales? La respuesta es NO. La segunda pregunta sería ¿Por qué no? La respuesta es relativamente sencilla: Ninguna usuaria o usuario paga un pastizal en campaña electoral por anunciarse en esas redes sociales. Los partidos políticos pagan… Es cierto que no sé cuanto, pero es fácil imaginar que el PP pagará un dineral.

Ahora pregunto yo: ¿Vas a «castigar» a un gran anunciante? Pues éso…Al menos, sirva todo esto para constatar que el Partido Popular sigue concurriendo a las contiendas electorales dopado y, como hasta la fecha, haciendo trampas.

3 comentarios en «La gaviota cazada por el pajarito»

  1. «banda/organización delictiva«
    Pero ni un solo juez tiene huevos de meterlos en la cárcel, esta todo podrido judicatura y política

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *