«Deberemos defendernos» pero… ¿solo de Podemos?

Tal cual, lo afirma Juan Manuel Delgado, alias «Averías» (recién nombrado presidente del Club Taurino de Bilbao).

Yo no soy sospechoso pertenecer ni de lejos a Podemos, pero me temo que, también tendrá que defenderse de otras personas que, como yo, piensen igual sobre la tortura animal. ¿O un nacionalista vasco (como el que escribe) no puede ser antitaurino?

Ya son ganas de politizar algo que, según dicen ellos, los taurinos, no debería estar politizado pero, declaraciones como estas solo contribuyen a que me reafirme en mi idea de que la «Fiesta Nacional» es bandera de batalla de las extremas derechas «Marca España«. Y para muestra un botón.

De hecho, Evidentemente, Delgado no va a darme ni media lección de nacionalismo o de abertzalismo pero tampoco voy a pasar por alto que me meta en ese saco. A partir de ahí, que haga lo que quiera con un club privado (como lo es el precitado Club Taurino de Bilbao). Ya es cosa suya que pretenda modernizar algo que es imposible de modernizar como es cualquier cosa que tenga relación con la plaza de Vista Alegre. Tiene que ser realmente complicado modernizar «algo» anticuado, retrógrado y ajeno a la realidad social como lo es la defensa de la tortura animal.

De hecho, sin subvenciones y/o ayudas (del tipo que sean, directas o indirectas) semejante práctica ni existiría, al menos, en Bilbao. A los últimos datos (reales) de asistencia a la plaza de tortura animal de Vista Alegre me remito. Y es que, en realidad es algo que más pronto que tarde, y por mucho nuevo empresario que se asigne, con su humo, con sus cúpulas tipo OVNI y bla, bla, bla, desaparecerá de nuestra Villa. Y no ha desaparecido aún, sencillamente, porque no se ha hecho una consulta popular. Los defensores de la tauromaquia en Bilbao saben perfectamente que, en caso de llevar a cabo dicha consulta, las corridas de toros pasarían a donde ya deberían estar hace tiempo: A la historia.

Lógicamente, a Delgado no le queda otra más que decir (bueno, «garantizar») que los toros tienen futuro en Bilbao. ¿En qué datos se basa? ¿Puede haber futuro sin presente o va a inculcar la «afición» en las escuelas de Primaria como llegaron a insinuar las tres formaciones españolas de extrema derecha?

Dicen que nada más tomar posesión del cargo en el Club Taurino lanzó duras pullas al partido de Pablo Iglesias al tiempo que «alertaba» del enrarecido clima político que rodea a la «Fiesta Nacional«: Desde que «Vienen nubarrones y tendremos que defendernos de Podemos porque quiere prohibir los toros. ¿Por qué puñetas?«, «¿Por qué no prohíben otras cosas?«, «Vamos a sufrir ataques y no nos va a quedar más remedio que atacar y defendernos todos juntos. Hay que mojarse, así que tenemos mucho trabajo por delante«, hasta que «Hay que incorporar a las mujeres a los centros de poder del mundo taurino y adaptar el club al siglo XXI«.

Sin ser para nada de Podemos (como ya he dicho), a todas esas cuestiones puedo contestarle yo sin mayor problema:

Que «vienen nubarrones» (que hace tiempo que han venido) es evidente pero que tendrán que defenderse de Podemos porque quiere prohibir los toros es una aseveración simplista. Con una simple y democrática Consulta Popular, Delgado y los suyos se darían cuenta que no solo los de Podemos votarían en contra de esa salvajada. De hecho, yo, que estoy afiliado a otra formación política, ya le adelanto el sentido de lo que sería mi voto: NO.

«¿Por qué puñetas?» Pues los de Podemos le podrán responder lo que quieran (ya que son los aludidos). Yo le respondo que se debe a que la «Fiesta Nacional» (de la nación española) es una tradición arcaica y en absoluto acorde a nuestros tiempos. La sociedad no está por el maltrato animal como mera diversión de, afortunadamente, cuatro gatos y el tambor.

«¿Por qué no prohíben otras cosas?» Mi  pregunta sería, ¿Como cuál? Evidentemente, si Delgado no especifica que son «otras cosas» la respuesta se antoja difícil. No sé… ¿La ópera?, ¿El teatro?, ¿el ping-pong? De ser así, la respuesta sería porque todo eso es cultura y, por más que se empeñen en defender que los toros son cultura, pues, sencillamente no, no lo son. Nunca la tortura animal puede ser cultura. Todo lo contrario: La tortura de animales por mera diversión puede ser de todo menos cultura. Incluso en un ordenamiento jurídico occidental debe ser delito.

«Vamos a sufrir ataques y no nos va a quedar más remedio que atacar y defendernos todos juntos. Hay que mojarse, así que tenemos mucho trabajo por delante«. Humo. Ese lenguaje del ataque y el contrataque se puede encuadrar en una absurda resistencia contra la mayoría de la sociedad de nuestra Villa o, visto de otra manera, encaja en una suerte de victimismo gratuito que no sé si a alguien le puede generar pena pero a mi no me dan ninguna. Y, de darme pena, me la darían los seis animales que son torturados hasta la muerte cada uno de los días de nuestra Aste Nagusía, amén de otros seis el día que las gentes de ese club realizan algo que denominan «Festival«. Tampoco es que me gusten otros como el de Eurovisión o el de la OTI pero, al menos, aunque, levemente, puedan torturarle a uno la vista y el oído, no se cargan a ningún bicho viviente. Por otro lado, tampoco co-financio dichas frikadas con mis impuestos a diferencia de lo que me ocurre en mi «moderna» Villa de Bilbao.

«Hay que incorporar a las mujeres a los centros de poder del mundo taurino y adaptar el club al siglo XXI«. Insisto en que es un club privado y pueden incorporar en el mismo quién deseen pero, de una forma genérica, éso de incorporar a las mujeres a los centros de poder del mundo taurino es una cuestión que si no se ha hecho hasta ahora en ese mundo radicalmente masculino, difícil lo van a tener. De hecho, no les va a dar tiempo.

Y como primera medida ha decidido nombrar a Javier Aresti, responsable de la Comisión Taurina, presidente de honor del citado Club. Llegó a decir que «es nuestro Iribar«. Lógicamente puede otorgar un cargo honorífico a quién le dé la gana en su club privado pero andar mezclando Churras con Merinas… Por ahí ya no paso. Meter a Iribar en su «película», luego, meter indirectamente al Athletic Club en semejante macabra «afición» ya es ir bastante lejos. Si el que fuera directivo del Club rojiblanco busca blanquear o dulcificar la tortura animal no puede poner de ejemplo a todo un icono de un deporte inocuo como lo es el fútbol.

Confundido, muy confundido anda Delgado pero está claro que «no cuela» (salvo para su escasa y mermante parroquia).

NB: La información proviene de una entrevista concedida por el Sr. Delgado a Luis Gómez y fue publicada en El Correo Español el pasado 10 de enero de 2010.

13 comentarios sobre “«Deberemos defendernos» pero… ¿solo de Podemos?”

  1. Siempre ha habido críos a los que les encanta matar pajarillos, torturar gatos o ranas y otras barbaridades del pelo.
    Como el sadismo ni se crea ni se destruye cuando son mayorcitos y se les pone barriga como al Delgado pues se aficionan a los toros.
    Y de paso que siguen disfrutando con torturas y sangre, defienden la unidad de España con Elena de Borbón y sus sombreros a la cabeza.
    Podrían extender el arte de Cuchares a Australia. Allí en unos meses han carbonizado más de mil millones de bichos.
    ¡Qué envidia tíos!

  2. Leyendo algo del comienzo pero sabiendo por donde van los toros, digo los tiros. Estos se terminaran cuando la gente deje de ir a verlos, sucede lo mismo con la iglesia católica apostólica y romana, cada vez hay menos feligreses y esto a corto medio plazo se cierra.

    Lo jodido es que se subvencione con dinero público ciertas plazas de toros, pero también que se subvencione con dicho dinero campos de fútbol tipo Santimami, o San Mames en idioma patrio nacional.

    No hace mucho tiempo se hizo un referendum municipal sobre si toros Si o toros NO en Zestoa, (para los bizkainitos que solo conocen la geografía de Cantabria, y piensan que Castro Urdiales es un barrio de Bilbao, decirles que Zestoa es un municipio de Gipuzkoa), y que salio el NO a la prohibición, y en la vecinas Deba y Azpetia saldría lo mismo de hacerse, y ni que decir en los San Fermines de Iruñea, y celebraciones taurinas de amplias zonas de la Rivera Nabarra especialmente.

    Yo como antitaurino estoy convencido de que es cuestión de poco tiempo de que desaparezca, lo que es triste es que el fútbol y Tele 5 no sigan sus pasos.

  3. El asunto tiene mala pinta a futuro. Aparte de una afición adquirida en el pasado y que te hacen ver y querer los toros de otra forma( que es mi caso),la defensa de las corridas en sí tiene muy poco recorrido y argumentario.
    No nos engañemos, es el principio del fin…

  4. El Averias ya era un pringao en los 70…el que hacia el trabajo sucio y limpiaba la mierda…ahora sigue. Le han colocado en una pocilga que nadie quiere.

  5. A ver, hay que entenderles. Están preocupados, muy preocupados, y tienen motivos para ello. Ven cómo se va acercando el fin. En algún momento de la «historia» a alguien se le ocurrió que este espectáculo podría ser una fuente de ingresos. Pero para ello tendrían que maquillarlo y suavizarlo disfrazándolo de «arte» y «cultura», porque si se observa tal cual, o sea, la realidad, lo único que se ve es a un individuo (e individua, que también hay alguna por ahí), martirizando lentamente a un animal, vestido de manera grotesca, incrustándole ganchos en la piel, haciendo giros ridículos con un trozo de tela en la mano y dando saltitos de puntillas para, finalmente, darle muerte de la manera más cruel y repelente.

    Hace unos días escuché en un programa de televisión a Cayetano Rivera decir que a él no le gusta matar al toro, pero que si no, ¿qué hacemos con él? Y lo decía airadamente, con rabia. De hecho, cambió de tema inmediatamente. Bueno, no es el primer torero que dice estupideces. Todos, el que más el que menos, las ha dicho en algún momento. Y bastante más gordas. Y les llaman «maestro» … ¿de qué? ¿de ignorancia?

    Yo le diría al matarife: si no lo matas, ¿qué hacemos contigo? ¿de qué vas a vivir tú? ¿de qué va a vivir toda la ralea sin escrúpulos relacionada con el espectáculo?

    Que no, que eso de que la especie se extinguiría ya no convence a nadie. Y si así fuera, ¿qué importa? Si la ha creado el hombre a base de cruces y cruces hasta obtener lo que quería: un animal con el que obtener muchísimo dinero. Déjalos que se extingan en paz, hombre. Deja ya de darles un infierno de vida. Incluida la del campo, siii. A ver si decís toda la verdad de una vez.

    Y hay que ver lo feministas que se vuelven cuando les interesa. Quieren meter a las mujeres en puestos de poder en el «Club». Lo que haga falta. Se agarran a lo que sea.

    Estoy de acuerdo en que sin subvenciones y ayudas esto no existiría. Por supuesto que no. Pero, tenemos un problema: nuestro ayuntamiento está presidido por un partido taurino hasta la médula, que hará lo imposible para que perdure, pese a quien pese y en contra de la opinión de la mayoría, como por ejemplo, ocultando información a los ciudadanos, como han hecho en los recientes presupuestos.

    Pero yo no estoy de acuerdo en que sea patrimonio de la derecha, aunque ellos la abanderen. Como dijo uno, que no recuerdo quién era, ni falta que me hace, «lo grande de la tauromaquia es que une a todas las ideologías y a todas las clases sociales». Y desgraciadamente, tenía razón. La crueldad y la falta de empatía se da a todos los niveles, aunque entre la clase social media-alta abunda más, por aquello de que ir a los toros en la Semana Grande maqueado y elegante les daba un cierto «glamour» y demostración de que ellos podían permitírselo. Cualquier cosa con tal de destacar y de codearse con los de su ambiente. Y si los toros es lo que mola, pues se va. Por supuesto que hablo de un pequeño sector, no quiero meter a todos ahí.

    Sí, tienen motivos para estar inquietos. Porque la mayoría de los jóvenes de ahora tiene otras inquietudes y criterio suficiente para diferenciar entre lo que es arte y lo que es cultura de verdad. Más cultos, más preparados y más concienciados contra el maltrato animal. En definitiva, más evolucionados. Son los adultos del futuro, en el que no va a haber sitio para uno de los espectáculos más rancios y decadentes de la historia de nuestro país.

  6. Yo plantearía que el coso Bilbaino, además del proyecto «revitalizador» que se plantea por la Junta rectora del mismo, de forma complementaria y de forma escavada, estaría bien contar con una simulación de circo romano para tirar a los leones aquellos impresentables empeñados en mantener una tradición tan bárbara. Ya que lo hacen, sin tener en cuenta la opinión de los bilbaínos, para recabar nuevos socios y un nuevo planteamiento «cultural». Pero eso sí, en vez de ser cristianos sean aquell@s que tantas loas hacen
    al mundo de la tortura de los animales.

  7. Vaya por delante que soy antitaurino total.
    Sin embargo, en Euskadi sabemos muy bien que no todo es negro o blanco, porque hay miles de matices de grises.
    A mí el toro me parece un animal magnífico. Si no existiera la tauromaquia (y NO es un motivo para su defensa) el animal desaparecería. No nos olvidemos que en los únicos sitios donde hay ganaderías de toros es donde hay espectáculos taurinos. Es cosa del sistema capitalista y de algunos ecologistas de nombra. Defenderemos a muerte las cucarachas, los mosquitos, los lobos, las ranas verdes, los pececillos de colores, las aves carroñeras…. pero no los toros.
    Toros SÍ, tauromaquia NO…. ¿cómo compaginarlo? Yo no lo sé, pero gritar NO a la tauromaquia y dejar ese animal a la deriva es un contrasentido. Decía un torero (de los pocos con un poquito de cerebro) que quienes dicen no a los toros se comen un cordero lechal, porque es más sabroso, sin ningún remordimiento de conciencia.
    El problema es que nos quieran vender la moto del arte y de la cultura, esos mismos que acusan a los conservacionistas (de otras especies) de rojos y torticeros.
    TOROS SÍ, ESPECTÁCULOS CON TOROS (incluidas las sokamuturras y toros de fuego) NO

  8. tzushi
    La palabra koreano te delata. El llamar a alguien coreano o maqueto o manchurriano o trenak ekarritakoa o negro, o latino o inmigrante sólo denigra a quien lo dice.

  9. El lenguaje que emplea el averías, por muy dirigente sindical Vasco que sea, me recuerda mucho a otro lenguaje que emplea otro renegado Vasco.. Parece que en un momento dado vaya a remontarse a D. Pelayo y al Cid Campeador.. 🤔🤔🤔

  10. Los toros o vacas, no van a desaparecer porque no exista la «tauromaquia», en Canadá, Rusia, China, Alemania, Nigeria, … hay toros pero no tauromaquia. Muchos baserritarras nuestros tienen toros. Si te refieres a cierta raza de toro creada artifialmente para las lidias, llamado por ello toro de lidia, pues tampoco es ninguna catástrofe que desaparezca, aunque todo el ganado vacuno actual son creaciones artificiales, unos para conseguir más leche y otros más carne.

    Respecto a comer corderos, gallinas, conejos y demás, muchos las comen porque no ven su crecimiento y muerte. Yo las como porque me gusta la carne, la menestra de verduras de vez en cuando aunque es mejor para la salud, aunque con tanto pesticida e insecticida, no se yo hasta que punto. Ya no se sabe ni que comer con tanto fitosanitarios, incluso en las huerta ecologicas de los baserris, pero este ya es otro tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *