Donde manda Galapagar no manda Moncloa

El Primer Ministro británico, Boris Johnson, se reúne con el Presidente (E) de Venezuela, Juan Guaidó, mientras que el Gobierno de «Marca España» anuncia que no habrá encuentro con él por parte del ya «NO en funciones» Presidente Sánchez.

Nunca mejor dicho aquéllo que «donde manda capitán no manda marinero«. De hecho, a nadie se le escapa que al Sr. ministro Garzón, a la Sra. ministra Montero y al Sr. Vicepresidente Iglesias, no les hace ninguna gracia que el Sr. Sánchez, reciba al representante legítimo del Pueblo venezolano. Por decirlo de una manera comprensible, digamos que l@s últim@s citad@s son más partidari@s de apoyar a un dictador bananero. De hecho, él tirano les apoyó a ellos antes de que ni se les pasase por la cabeza acabar con carteras ministeriales. Entonces pisaban barricadas y acampadas y no moquetas. Es más, los que pisaban moquetas eran «La Casta«. ¿Se acuerdan? (Yo jamás se lo he vuelto a oír).

Y ahora me dirán (ya me lo han dicho en más de un comentario) que parezco de «La Caverna«, de «La Brunete Mediática» o que, incluso, hablo como el ultra turolense que dirige sobre 20 cojines una emisora de radio filofranquista. Lo asumo de buen grado: Cuando a uno le insultan desde las extremas derechas españolas y, al tiempo, desde las extremas izquierdas (vasca y española) es que pega en la línea de flotación. De eso se trata.

Pero no debemos perder de vista que, cuando Podemos no tenía función alguna en el Gobierno español, fue el mismo Gobierno de Sánchez quién, en abril de 2019, reconoció al Sr. Guaidó como «presidente encargado» del país sudamericano. Pero, al parecer, las cosas han debido cambiar.

De hecho, el Gobierno «ñordo» confirma que será la ministra de Exteriores la encargada de recibir a Guaidó en los próximos días y, ello, en el marco de un tour que realiza por Europa el presidente encargado de Venezuela.

Además de haber viajado a Londres (como atestigua la imágen de portada), lo ha hecho a Bruselas y a Suiza (donde asiste al Foro de Davos). Y será después cuando recale en Madrid, donde, en todo caso y como hemos expuesto, no será recibido por Pedro Sánchez.

Pero, en algo que se puede traducir como en un «Te reconocí pero ahora no puedo porque no me deja mi Vicepresidente«, será la citada ministra Arancha González Laya, la que ejerza de anfitriona del líder venezolano tal y como confirma la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, tras el Consejo de Ministros.

En resumidas cuentas, Sánchez no recibirá a Guaidó pese a que «nos vendan la moto» de que es un asunto que no ha sido discutido en el seno del Consejo de Ministros. Al menos, reconocen desde Moncloa que es una cuestión que puede incomodar a los socios de Gobierno.

Desde Unidas Podemos, el actual vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, afeó a Sánchez su reconocimiento, diciendo que «se equivocó«. Y no sólo eso, sino que reflexionó que Guaidó «no quiere unas elecciones libres, quiere un golpe de Estado que provoque una intervención de Donald Trump y un baño de sangre en Venezuela«.

Tanto Iglesias como Alberto Garzón, actual ministro de Consumo, coincidieron en calificar su proclamación como presidente de la Asamblea de «golpe de Estado«. Vamos, en plan Arrimadas, Abascal, el menor de Los Alcántara, el áférez reservista tira-güitos y los Cayetaners hablando de Catalunya.

Evidentemente, ni Iglesias ni Garzón son ahora tertulianos de Ferreras o de La Tuerka. Lo cojonudo es que son ministros de «Marca España» y todo esto (y lo que te contaré morena) se veía venir.

Tiremos de hemeroteca antes que el de Galapagar fuera Vicepresidente: «España y Europa deben defender la legalidad internacional, el diálogo y la mediación pacífica, no un golpe de Estado«.

Sigamos con la hemeroteca. El ministro Garzón pidió directamente al Gobierno «rechazar un nuevo intento de golpe de Estado en Venezuela» y «llamó a respetar el orden democrático«.
Lógicamente, Iván Redondo no ha tenido otra más que la de elaborar un argumentario que el Gobierno y el PSOE siguen al pie de la letra: No dar más detalles de la visita de Guaidó. Así, Montero simplemente se ha limitado a recordar que «España solicita la celebración de elecciones, que se activen los mecanismos democráticos en Venezuela para que el pueblo tome la palabra y se salga de una situación de provisionalidad«.

Lo cierto es que el pueblo de Venezuela ha sufrido por demasiado tiempo y se merece un mejor futuro. Sin duda alguna, se debe condenar lo que está haciendo el régimen del asesino narco-tirano Nicolás Maduro a diario para amenazar la democracia.

Yo apoyo los esfuerzos de Juan Guaidó (o de quién sea) para una encontrar una solución pacífica y democrática.

Tengo suficientemente clara mi postura. Anasagasti comentaba ayer en Twitter que, en el entierro del dirigente socialista Txiki Benegas (que nació en Caracas), Pedro Sánchez le dijo que él era un irrestricto apoyando a la democracia en Venezuela. Está claro que le mintió.

También la eurodiputada nacionalista vasca, Izaskun Bilbao, transmite el apoyo de la formación Jelkide al Presidente (E) Guaidó ⁩tras su emocionante relato en el Parlamento Europeo que no es otro más que describir la auténtica tragedia que vive Venezuela.

Y es que, en efecto, la democracia es la respuesta frente a cualquier dictadura.

Algo tan sencillo de explicar lo deberían tener meridianamente claro en Ferraz (y, de paso, ser coherentes) se pongan como se pongan los del hiper-contravigilado Gulag de Galapagar.

5 comentarios sobre “Donde manda Galapagar no manda Moncloa”

  1. Iñigo,

    A estas alturas resulta curioso que te sorprenda cómo es la ultraizquierda patria y cómo apoya (favor por favor) a algunas de las dictaduras más infames que quedan hoy en el mundo (Venezuela e Irán).

    Me parece perfecto que te asuste la ultraderecha pero la ultraizquierda qué pensabas que era? Evocando la Guerra Civil (que tanto gusta en este blog), cómo les den cancha, estos van a hacer bueno a Buenaventura Durruti.

    Y ahora los tenemos gobernando con la inestimable ayuda del partido en el que militas.

    Luego nos llevaremos todos las manos a la cabeza …

  2. Iñigo, creo que, a pesar de algunas afirmaciones en contrario, haces dos cosas que no son, desde mi punto de vista, del todo correctas.
    1.- Desconozco el caso de Venezuela excepto por lo que dicen los periódicos y algún tertuliano con derechos porque ha nacido en Venezuela y tienen amigos allí, y ni a unos ni a otros les creo lo suficiente como para defender o atacar lo que allí ocurre. A este señor autoproclamado presidente, no le ha votado nadie, con lo que, a lo mejor, ni Maduro ni Guaydó. En Cataluña se montaron un Referendum con resultados por todos conocidos. El mayor intento democratizador de este señor en Venezuela ha sido llevar las amenazas de su amigo y protector Donald Trump de una intervención militar….¡¡nada más!!
    No soy quién para decir si los gobiernos tienen que apoyar a uno o a otro, como no soy quién para criticar (ni siquiera soy capaz de entenderlo) cuál debe ser el protocolo y quién lo tiene que recibir, pero lo grave en tu entrada, creo que es el segundo punto.
    2.- Ese comentario tan repetido por las derechas del Gulag de Galapagar creo que está fuera de contexto, porque, junto con el “pisar moqueta” parecido a un comentario que hace no mucho decía un representante de la dirección del PNV refiriéndose a Bildu, sólo pretenden desacreditar al mensajero, por ¿falta de fuerzas/argumentos para desacreditar el mensaje?
    Por contraponer, creo que, gracias a Unidas Podemos (no me malinterpretes, no les he votado nunca ni, por ahora, está entre mis propósitos de Navidad para este año que acaba de empezar, ya sabes, dejar de fumar, ir al gimnasio, analizar mi voto, y todas esas cosas….), gracias a Unidas Podemos, decía, el Gobierno Español tiene encima de la mesa, y a sacado adelante, una serie de reformas de tipo social que PSOE y PP en España y PNV en la comunidad autónoma vasca, no han sacado en varias legislaturas. Sólo eso es para darles un voto de confianza.
    Los peligros políticos no sólo “vienen por Africa…” a veces también “vienen por América…” o incluso “Ya no necesitan venir porque están aquí….”
    Un saludo Iñigo,

  3. Solo aporto una pequeña observación..
    ¿Porque el empeño de sectores anti comunistas mundiales, no ponen el mismo furor, en echar abajo a los Comunistas CHINOS y Rusos que gobiernan dichos estados.?.
    Será que son Estados demasiado extensos, fuertes y potentes, para ser machacados y conquistados por las Elites Oligárquicas Capitalistas de intereses creados, para seguir como dueños de los recursos mineros, de indefensos pequeños países. ¿¿¿????..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *