También lo dijeron en verso

Sexto día de cuarentena.
#YoMeQuedoEnCasa

Hoy, entre mensajes y caceroladas, recupero un poema que hace unos años mandó un lector a un periódico de Guadalajara para que lo publicasen en la sección de “Cartas al Director”. Me dicen que el «peligroso responsable» de las glosas (que desconozco su nombre) pasó de forma inmediata a encontrarse privado de empleo y sueldo.

Eran tiempos en los que la corona la ostentaba «El Campechano«, tiempos de censura y Fiscalías así que, como no, Zarzuela no tardó en llamar para pedir explicaciones por semejante publicación en el citado periódico. De ahí el castigo que impusieron al responsable que lo editó. Aún trascurridos unos años, sigue vigente mi solidaridad con aquél que se prestó a ejercer de crítico rapsoda.


En un anciano País
existió una monarquía
que comenzó en democracia
y terminó en anarquía.
En aquel reino reinaba
una curiosa familia:
un Borbón de nuevo cuño
y una griega algo engreída
que engendraron dos princesas
y un príncipe en demasía
por cumplir con la ley Sálica
que consagraba la hombría.

La cosa empezó a torcerse
con las bodas de las hijas,
algo ligeras de cascos
y de moral distraída.

La mayor, que era algo lela,
pasó por la vicaría
con un noble también lelo
en la ciudad de Sevilla.
Al poco tiempo parió
un querubín de revista
que devino en gamberrete
con escasa puntería.

La segunda, buena jaca,
se cameló a un deportista,
que dejó a su antigua novia
y se encoñó con la niña.
De jaca pasó a coneja
y cada año paría
urdangarines de pro,
chupones de dinastía.

Y el principito heredero,
cortejador de coristas,
cayó por fin en el cebo
de una artera periodista,
divorciada y con más mañas
que la puta Celestina;
pero falló en la preñez
por seguir la dinastía
pues en lugar de un varón
paría niña tras niña.

Pero empiezan los problemas
y la cosa se complica
por culpa de estos gañanes
que, de nobleza, ni pizca.

El noble rancio de Soria,
bermudas y en zapatillas,
paseaba por Serrano
cual jocunda modistilla;
circulaba en patinete
con ignorante osadía
saltándose a la torera
direcciones prohibidas

Y el Borbón mandó parar,
se acabó la algarabía,
suspendió la convivencia
y se cargó una familia.

El chico del balonmano,
modelo de deportistas,
se convirtió en un truhán,
en un vulgar chantajista
que, siendo duque de Palma,
tuvo la necia osadía
de estafar unos millones
en tan reputada isla.

Y el Borbón mandó parar,
porque al duque sugería
que se marchase del reino
a ocultar sus fechorías.
La justicia que no es lerda,
apeló a su señoría,
y es fácil que al señorito
le caigan ciento y un días.

El príncipe mientras tanto
afronta esta travesía
sin saber que el gran patrón
prepara una felonía.

Sin encomendarse a nadie
se ha ido de cacería
a la sabana africana,
solito y sin la Sofía,
sabiendo que a la llegada
le esperaba mis Corina,
rubia y jacarandosa,
cortesana la más fina.

A la mañana siguiente
salieron de cacería,
cacería de elefantes,
que es una cosa muy fina.
Parece ser que cobraron
colmillos de gran valía,
y a celebrarlo montaron
una generosa orgía.

El Borbón de las narices
como un cosaco bebía,
y apañó tan regia trompa
que salió con alegría
no a por rudos elefantes
sino a trincarse a Corina
que lo esperaba anhelante
tras las leves celosías
del bungalow colindante.
Como al pendejo le ardía
la cosa entre la entrepierna,
pensando que ya subía
al catre de aquella fiera,
aceleró por la prisa
y tropezó en un tablón
y tropezó de tal guisa
que se crujió la cadera
y se le aflojó la picha.

Al monarca, trastornado,
llevan a la enfermería,
y al ver que es cosa muy seria
llaman a Cancillería
para repatriar al bobo
y salvar la Monarquía.

Corina, desconsolada,
triste, sola y compungida,
se consoló con un negro,
muy bien armado y sin prisas.
Mientras, la consorte griega
celebra Pascua Florida
blasfemando porque el Rey
la cuernea con Corina.

Esta es la historia,señores,
del reino de Picardía,
donde los nobles y reyes
ejercen con alegría
un papel desvergonzado,
las más torpes tropelía
mientras el pueblo se jode
y no le encuentra salida
a los más duros problemas
de su aperreada vida.

17 comentarios en «También lo dijeron en verso»

  1. No pensaba volver a entrar en éste blog, donde lo de llamar h. de p. parece que es el saludo habitual.
    Parque si alguien lo llama, y otro le responde en el mismo tono, los dos son igual de canallas.
    Como supongo que ni lo sabe, ni le interesa lo más mínimo, ayer, se volvió a repetir la triste escena de -llegada masiva según el Diario local- de ciudadanos vascos a Cantabria.
    No era por trabajo, era por vacaciones.
    ¿Como los llamamos? ¿imbéciles?, ¿retrasados?¿criminales?

  2. Puede visitarnos y comentar lo que quiera cuando lo estime oportuno. Para ello, simplemente le pediría un poco de rigor. Por partes:

    1.- Llamo (y llamaré hijo de puta) a quién me lo llama a mí. El hijo de puta de Iturgaiz lo hizo en 2017 siendo eurodiputado. >>> https://www.elperiodico.com/es/politica/20170529/carlos-iturgaiz-pitada-himno-hijos-puta-6068629

    Si cabe, es aún más grave al saberse aforado (al menos eso me contestó un Juzgado de Instrucción cuando le denuncié). En ulterior Escrito de Aclaraciones dirigido a dicha Instancia pregunté si yo podría hacer los propio y me contestaron que «dicho en determinados contextos se encuadra dentro de la libertad de expresión». O sea, cristalino: Iturgaiz es un hijo de puta.

    2.- Lejos de arrepentirse (y mucho menos de disculparse) el pasado 28 de febrero, el hijo puta Iturgaiz declaró en el programa ultra «La Tertulia de Federico» de Es.Radio que, si las Aficiones del Athletic Club y de la Real Sociedad vuelven a silbar al rey en la Final de Copa, «les volvería a llamar hijos de puta». En esta ocasión, fuera del Parlamento Europeo, hablaba como candidato del PP a la Lehendakaritza (Presidencia del Gobierno Vasco).
    Observamos que la actitud es idéntica luego, la mía, también.

    3.- Vuelve a suponer mal. Sé perfectamente que (no ayer, sino anteayer) se intentó repetir la escena de la que me habla: Sin ser «masiva» sí que hubo ciudadanos vascos que intentaron desplazarse hacia Cantabria. De la misma forma sé que en la misma frontera (y no solo en la de la Autovía) la Ertzaintza lo impedía y, un poco más adelante, estaba la Guardia Civil por si algún listo había cogido algún atajo.

    Yo, les llamaría irresponsables y sobre todo atontados. Lo digo porque se les obligaba a darse la vuelta hacia Bilbao pero con un «recuerdo del viaje»: 600 euros de sanción. Cara les salió la «excursión».

  3. Es una lástima que los periódicos locales (locales de aquí) no hayan publicado el número de multas impuestas en la autovia hacia Santander, tanto por la Ertzaintza como por la Guardia Civil, Sería curioso.
    Según número de personas en el coche, si llevaban maletas o no… las multas en algunos casos, pasaban de los 1500 euros.
    Mar lo sigue intentando.
    Gente con poca cabeza, y no digo pequeña, sino poca, hay en todas partes, y, estoy casi seguro de que alguno lograría «colarse» de ahí a una «llegada masiva», como que no…. pero al guión marino es lo que le interesa y aplicando la norma de los malos periodistas (en este caso, además, con fines sociopolíticos) «Nunca dejes que la realidad te estropee una buena noticia».
    Mar…. que no cuelaaaaaa

    P.D. hace falta ser idiota para dejar de estar encerrado en tu casa de siempre para ir a encerrarte en tu «segunda vivienda», a no ser que los cuerpos encargados de la vigilancia en esas zonas de «segundas viviendas» no hagan su trabajo.

  4. A MARICHU, el travestido sosito del blog:
    Hijo puta como contracción popular de la expresión hijo de puta es muy utilizada en Andalucia y se toma a cachondeo, sin malicia.
    Lo grave no es pues la expresion hijo de puta, que no tiene mayor sentido dado que desconocemos la profesión de la madre del destinatario así como la laxitud de sus costumbres sexuales.
    Lo grave no es que le llamen hijo de puta a Iturgaiz , lo verdaderamente ofensivo es ser como Iturgaiz, verdadera escoria de la vida política y ejemplo vivo de cómo se puede vivir de la política siendo simplemente una mala persona.
    Luego, hay otro bichos repulsivos que son equiparables por cuanto admiran y ríen la majadería maliciosa de citado español ejemplar.
    Respecto de los cretinos vascos que se dirigían a la provincia de Santander se les puede calificar de muy variadas formas, todas ellas gruesas.
    Pero para hijos de puta y cretinos, los políticos españoles que recortaron el presupuesto de la sanidad pública y promovieron privatizaciones por lo que son culpables indirectos de muchas muertes, así como quienes les apoyaron y les apoyan.
    Ah!!!y para acabar, la policía española consiente porque no le queda otra los actos religiosos diarios de una secta evangelista en el Barrio de las 3.000 Viviendas de Sevilla, marginal y tercermundista, con decenas de participantes.
    ¿Cómo calificar a esos sevillanos, Marichu mía? ¿Imbeciles retrasados, criminales?
    Tú mismo/ misma/mismx.

  5. Si señor,le has tratado de lo que es a este fantoche que ha hecho de la mala conducta su profesion de bufon,que no de politico.
    En cuanto a la poesia,describe perfectamente la mierda que corre por esa familia y en la que todos esta contaminados,y en cuanto al autor deberia de tener un reconocimiento por decir claro y lato.

  6. De la GC lo desconozco. La Ertzaintza impuso el día de San José 136 sanciones de 600 euros, tres de 1.600 euros (éstos iban de «vacaciones» y dos de 2.000 euros (por reincidencia).

    Por otro lado, muchas veces, los encargados de la vigilancia están a las ordenes de quienes incumplen las reglas.
    Un ejemplo es Puri, alcaldesa del PP en un pueblo de Valencia >>>
    https://www.diaridetarragona.com/noticias/La-alcaldesa-de-Massalaves-se-burla-del-confinamiento-bailando-en-la-calle-con-una-cerveza-en-la-mano-20200320-0006.html

  7. La policía nacional disuelve una fiesta en una discoteca de un hotel de Leganés.
    MARICHU ¿cómo llamamos a esos madrileños ¿Imbeciles retrasados, criminales?
    Respecto de los borbones y aunque me importa poco lo que digan o dejen de decir ¿por qué habla sólo el hombre y no la mujer? ¿Letizia es una reina para ellos o un jarrón chino?
    ¿Qué opinas, Marichu?

  8. Marichu, lee esto. Te gustará:
    «»»»El concejal de Vox en el Ayuntamiento de Madrid Fernando Martínez Vidal ha tildado de «hijo de puta» al vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, después de que la formación que lidera aplaudiese las caceroladas al rey Felipe VI. Martínez Vidal, a través de su cuenta de Twitter, aseguró que le llamaba así en su uso de la libertad de expresión, «la que tú dices ejercer cuando promueves caceroladas a S.M. El Rey».»»»
    ¿Te vas a enfadar con VOX también? No creo.

  9. 600 Euros me parece poca multa. Un enfermo de COVID 19 cuesta unos 1000 euros diarios al sistema sanitario, y su estancia media es de 28 días. Es decir, curarles le cuesta al sistema 28000 Euros. Si esa persona se ha contagiado (o ha contagiado a otras) por estar trabajando, o manteniendo un negocio permitido porque no va a recibir ni una pela en ayudas… mal. Pero si lo ha hecho por creerse el mas listo de su escalera y saltarse la orden de confinamiento para irse a su vivienda de ocio… toda multa es pequeña. Y para nada desproporcionada. Entiendo que una persona con una segunda vivienda es una persona económicamente acomodada (si no ya es que es idiota de remate), y por tanto, una multa de 6.000 euros (no de 600), me parece ajustada a la circunstancia. Y de Iturgaiz pienso lo mismo, dentro de mi liberta de expresión.

  10. Vamos a ver. El Régimen sancionador publicado en el BOE como anexo al Real Decreto observa sanciones en una amplia horquilla que va desde los 600 euros (mínima) hasta los 600.000 euros (máxima)

    Por regla general, hay un apercibimiento previo pero se anotan datos personales/matrículas. La segunda infracción del ya apercibido se sanciona (salvo burradas de manual) con 600 euros sí o sí y, dependiendo del caso, a veces supera los 1.500. Posteriores reincidencias aumentan la sanción.

    Evidentemente, hay gente que no espabila más que con el palo (por regla general, los que acertadamente denominas como «los más listos de la escalera»). Es triste el dato pero ya tenemos más sancionados que contagiados.

    Otro día trataré sobre la única queja que tengo sobre el Régimen Sancionador del citado Real Decreto. Se ha adaptado el vigente en la jurisdicción española. En Dinamarca (con o sin Coronavirus) se aplica desde hace 19 años un sistema porcentual a IRPF (a Renta). Es decir, tomando por caso dos supuestos infractores, no es lo mismo 600 euros para «Pepe», un obrero de la construcción, que para Paloma Botín. En efecto, para el primero 600 euros es un fuerte correctivo mientras que para la segunda es una simple «propina».

    Sobre el hijo de puta de Iturgaiz, es de difícil réplica: Su «libertad de expresión» es, exactamente, la misma que la tuya o la mía.

  11. Gabon,
    Cuando os leo me parece que estoy soñando. Sois una panda de sectarios agotadora e insoportable. No me queda duda, Landa, de que eres un mediocre y un mierdas. Soy consciente de que tienes una tara incurable, eres es una réplica china, un eukalcoronavirus de pego. Por donde estás, por lo que haces, por lo que escribes, sé que eres de los mas tontos del Partido..marioneta, nada.

  12. Despues de leer ,en diagonal, tu bertso robado, Landa, tragando saliva..te pregunto, no sobre la corrupción del Pnv en esta ocasión, tranquilo..te pregunto, quién te robó la vida, quién te convirtió en un odiador mas, quién te hizo tan mezquino, ruin, tan nada..?

  13. Quién me ha robado el mes de abril…..
    Cómo pudo sucederme a mí…..

    Venga, deja la priba y a dormir.

    «BasokoCoronaOtso»…. jajajajajajajajaja
    Gabon, Felipe.

  14. No se como lo has hecho para que internet no se haya roto para siempre con las fotografias de la Breunete, joder vaya cuadrilla.
    Y ademas se creen los adalides de la informacion y el conocimiento.
    Las leyes tenian que penalizar la mal llamada libertad de expresion y a aquello que no sea demostrable que sea castigado.
    Una cosa es informar y opinar y otra cosa es desinformar y crear opinion en base a irrealidades y mentiras, a falsedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *