Adiós (Por Juan Ignacio Ruiz-Huerta)

Más que monárquico, lo que yo he sido toda la vida es juancarlista. Reconozco que el emérito me pone. Siempre me ha dado punto esa manera suya de llevar el anillo en el dedo meñique de la mano izquierda.

El resto de la ejemplar familia borbónica, ni fú ni fá. Lo de la infanta Elena cantando el «Resistiré», o lo de que Cristina firmaba todo por amor y que Felipe no se enteraba de lo que hacía papá, aunque hace año y medio supo que también él era beneficiario de la fundación panameña ‘Lucum’, no acaba de convencerme. ¿Son gilipollas o qué?

Juancar, en cambio, siempre ha tenido algo especial. Un nosequé que solo lo tiene Juancar. Esa manera de follar, a puro titanio. Esa espectacularidad en el robar. Esa forma de defraudar a la Hacienda Pública con un par de cojones, y de blanquear la pasta porque para qué tenerla en negro. Esa maquinita de contar talegos. Y ese glamour de volar a Liechtenstein en un Falcon del Ejército del Aire, con el maletín lleno de billetes, repartiendo millones entre sus amantes.

Un señor. En qué lugar nos ha dejado a los panolis que solo le regalamos colonias del ‘Body Shop’ a la churri. O esas vacaciones en Polinesia o las Bahamas, pagadas por su primo de Orleans….. Primos, nosotros.

Siempre he sabido que el emérito era un pilluelo. Llamadlo intuición, si queréis. Lo supe desde que lo puso ahí el genocida de la voz aflautada, y el hombre no tuvo más remedio que matar, freudianamente hablando, a su pobre padre don Juan para quedarse de rey. Qué manía la de los borbones con matar al padre para seguir en el trono. Además, hace mucho tiempo que leí el libro de Patricia Sverlo que lo contaba todo: lo de sus negocios y sus testaferros. Y lo del 23-F también. Y el exconsejero delegado de CAMPSA, Roberto Centeno, no paraba de denunciar las comisiones del crudo saudí. Lo contó también Jesús Cacho en «El negocio de la libertad».

Hasta el NYT y la revista Forbes desvelaron su inmensa y oscura fortuna: 2.000 millones, a golpe de comisión. En realidad, todo el mundo sabía que el tipo era un golfo de cuidado, incluida mi cuñada que no paraba de decírmelo. Bueno, todo el mundo menos el ABC y la prensa servil que firmó la omertà. Y los cortesanos que nunca se enteraron de nada porque no les venía bien enterarse. Especialmente, a fin de mes. Imagino el soponcio, cuando hayan sabido por el comunicado oficial que el prenda se ha dado a la fuga.
Qué disgusto. Aunque les quedará el mito de que Juancar fue el “piloto de la modélica Transición” y tal, lo mismo que a Ingrid Bergman y a Bogart siempre les quedará París. Ensoñaciones.

En cambio, mi fascinación por el personaje ha sido pura y desinteresada. Porque, a lo que iba: que a mí el golferas este toda la vida me ha flipado. Qué risa si me pongo a recordar los rollos que nos soltaba por Nochebuena, en plan «tenemos que ser honestos, ejemplares, solidarios, y trabajar duro para que podamos salir juntos de la crisis». Sin inmutarse. ¿Y lo de que la Justicia es igual para todos? Los raperos, en la puta cárcel por llamarle ladrón, y el chorbo en los caribes republicanos o donde sea pero con la guita intacta.

No me negaréis que es un crack.

Espero ansioso el artículo de Janli Cebrián, mañana en El País, recordándonos el descomunal legado del emérito y la importancia de permanecer unidos ante esta crisis institucional para preservar la fortaleza de la democracia española y los valores consagrados en la Constitución del 78 que nos ha traído la etapa de mayor prosperidad en nuestra Historia. Sobre todo a él. Y a mi admirado Juancar.

Luego vendrá el goteo de editoriales, un día sí y otro también, asegurando que el hijo no es como su padre. Que Felipevi es ejemplar, transparente. Que no folla. Y que ni siquiera es su hijo.

Volverán, dentro de 40 años, las fotos del verano en Marivent: todos de azul y blanco, morenos de yate. Y Leonor dirá que ella no tiene nada que ver con su padre ni con su abuelo Juancar. Ni con Franco.
Pero las risas y las gracietas campechanas que derrochaba el emérito al descojonarse de nosotros mientras le pagábamos hasta la cama de sus amantes, ésas, como las inmortales golondrinas, no volverán.

14 comentarios en «Adiós (Por Juan Ignacio Ruiz-Huerta)»

  1. eeee…I don’t think so..love…
    Ya sé que la tienes más grande pero permíteme que dude que ganas màs que yo…al menos por el momento…
    mañana quizás ya no pinte tan bien…

    Pero además lo de tu sueldo no tiene mérito. No hace falta nada más que tener un carnet y saber insultar a las instituciones de España y a los españoles. Eso lo hace cualquiera. Mira al bufón de Rufián, o a la Rahola.

    Hasta que te den el carguito oficial de pagar por tus servicios ya se ocupa “la famiglia nacionalista”

    Y además parte de tu sueldo , al menos el de la eitb, está subvencionado por todos los españoles a los que insultas.
    Como digo. Sin mérito alguno.

    Hasta que llegue Santi con las rebajas..
    😉

    1. Que sí Merche, que sí.
      Actualiza la info.
      Yo no estoy en ETB.
      Volveré en septiembre a rasgar otra foto de tu añorado fugado (el cobarde Borbón).
      Ahora de vacaciones, en España y dotado de pasaporte.

      No se te pasa el rebote, eh!!!
      Ya irá pasando.
      Con cinco o seis SINPAS lo arreglas.

      Venga. Un saludo desde al lado de Euzkadi (Europa) a los norteafricanos de banderita rojigualda del Club de fans de las cagarrias de la cabra de la Legión y a la Cofradía de rescatadores de paracas en las farolas.

      Joder!!! Os va a dar un perrenque!!!
      Pobre gente.
      En el fondo me dais hasta un poco de pena.

      Venga Mari Mar Enrique Do Arriba el SINPA. Descansa.
      Hazme caso 😉

      NB. Perdón por lo de Marimar, eh!!!
      No vaya a ser que creas que te he confundido con una zoquete que no sabe hacer la «o con un canuto» pero que está predestinada a ser cargo público (aunque no la elija ni su vecina del 4º) símplemente por ser hermana de un asesinado. Marca España de manual. Ya aprenderá a hablar, leer y escribir y, con el tiempo, un a litle de inglis in de plaza mayor… 😉

  2. Gracias por vuestro cariño queridos laguntzailes.

    En el fondo estoy aquí porque me hacéis compañía en estas tardes aburridas de domingo, confinado en un país extranjero y sin nada que hacer. Excepto ahora que justo tengo que trabajar un rato.

    VOX no me convence del todo pero tampoco es cuestión de dar munición al enemigo.
    y VOX no me puede pagar lo que gano aquí.

    1. Me alegro por la compañía pero creo que nosotros no te podemos ayudar.
      Quizá necesites otro tipo de ayuda facultativa. No pasa nada. Consúltalo y seguro que te pueden ayudar.
      Mira: Yo gano mucho más que tú (y no por escribir aquí, que como te he dicho 67836857683745683746 veces, lo hago gratis) te digo en serio y desde la distancia de Bilbao (Euzkadi) a Santander (España), que hagas el favor de mirarte lo de la pentapolaridad. No debe ser bueno. En serio 😉

  3. Es curioso, porque los nuevos avances en la enfermedad fascista han establecido que el diagnóstico se presenta de forma manifiesta entre todos aquellos que se llaman antifascistas.
    Desde luego quien venera a un xenófobo y machista como Sabino Arana , o le parece bien que se agredan a simpatizantes de Vox, presenta una sintomatología clara de que la enfermedad ronda cerca o está latente.

    Es un poco como lo del loco que llama locos a todos los demás..

    Lo que tampoco tiene tratamiento son las mentiras compulsivas, fruto de transtornos obsesivos, ni las teorías conspiratorias.
    Es bastante obvio que no hay una única persona en este foro criticando (te).

    Para SINPAS los que viven de gorra con cuponazo y privilegios forales.

    Ni los millones de JuanCar, ni los de Pujol, ni los de la Junta de Andalucia.

    Unbeatable & unmatched.

    1. Que sí, Merche, que sí.
      Ya superarás el pataleo.
      Y no llames «marciana» en plan gracios@ a una compatriota tuya, porque quedas en evidencia entre tus pares.
      No te sirve lo del famoso teclado (que ya has utilizado) por que entre la «a» y la «u», salvo que tengas los dedos más largos que el cobarde figado del Borbón, no cuela.
      Me alegra que ya no hagas SINPAS de forma compulsiva.
      Permíteme un consejo: Míratelo con un o una profesional especializad@.

  4. Frijolito debe inmolarse por el bien de España.
    Sólo necesita acercarse una cerilla cuando ésta puesto u echar el aliento.
    Y quedaría como un héroe de la patria.

    1. Pobre!!!
      Si no fuese por nosotros, ya no le conoce nadie.
      Está olvidado. Y, lo cojonudo, es que los suyos no le quieren ver ni en pintura.
      Por eso intenta medrar en Vox.
      De hecho, siempre ha sido un fascista y, su mujer, ni te cuento: Blas Piñar le haría los recados.
      Lo dicho: Pobres gentes!!!

  5. Sr. Ruiz, su comentario, gustará más o menos, pero acostumbrados como estamos a escritos y comentarios macarras y paletos se agradece el tono.
    Es por lo del bachiller, algunos lo están estudiando todavía.

    My time…..

    1. Lo suscribo. No está nada mal (por eso lo reproduzco) pero, en efecto, estamos acostumbrados a comentarios macarras, paletos y hasta que dicen hablar un inglés «nivel» Ana Botella. Comentarios de gentes con o sin bachiller pero con demostrados serios problemas psicológicos como lo puede ser la múltiple identidad. Siempre identidades anónimas pero duplicadas. Una disfunción que, afortunadamente tiene tratamiento.
      Lo que, por desgracia, no tiene tratamiento es el fascismo. Es algo congénito y «heredado». Una tara como cualquier otra, My darling Enrique, Marche o «fijolito» (the king of the SINPA).

  6. Y te digo yo que dentro de bastante menos de 40 años se dira que Felipe uve palito nos salvó de la epidemia. Y de la crisis economica que la epidemia trajo consigo. Al tiempo.

  7. Excelente reflexión, Juan Ignacio.

    «Juan Carlos», estamento oficial de la «enseñanza nada académica».

    Asaltante buque insignia PIRATA de la Ciencia Política españolista más pendenciera, inmoral y de ilegalidad Universal absoluta, creada fomentada y protegida por el Franquismo, para encubrir sus desmanes golpistas, obligando a sus cautivos Antifranquistas y Republicanos en general, a ser los contribuyentes que mantengan todo este CRUEL CIRCO de VALIENTES NACIONALES, y aparentar ser DEMOCRATAS y SALVADORES, cuando solo confirman ser Cobardes «Salva slips Armados «, de marca y fabricación de economía sumergida muy PARDA-NEGRA, de la heredera escuela, de los más Criminales Genocidas Cobardes NAZIS «hitlerianos engreídos», que se asociaron, para apoderarse del Mundo generando 50 millones de muertos.

    Este «FORRADO» VIVIDOR EVADIDO bien que lo sabe y se ha aprovechado, pero sus encubridores oligarcas, aquí en esta su FINCA, nos seguirán, tratando de estafar, y tomar por idiotas, con su poder de INTOXICACIÓN, por su extenso control de MEDIOS DESINFORMATIVOS y abusos ilegal de espionaje POLITICO, para que nadie se les escape de su REDIL ACORRALADOR.

  8. Recomendable el libro de Rebeca Quintáns :
    JUAN CARLOS I. UNA BIOGRAFIA SIN SILENCIOS
    Tan pronto como salió a la venta lo «escondieron» por recomendaciones «democráticas».
    Se encuentra en AMAZON.
    Aunque Iñaki Anasagasti ya ha comentado en sus libros muchas de las guarradas del tipo, en este libro se cuentan muchas más.
    Unas conocidas por la rumorología y otras desconocidas.
    Antes de leerlo es conveniente tomar un antiácido estomacal y después ingerir un ansiolítico ante la imposibilidad de desempolvar la guillotina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *