Sinsorgos y txotxolos

Las palabras de Iturgaiz criticando al PNV por apoyar al ministro vegano Garzón demuestran la lentitud de este amortizado personaje en la preparación de sus discursos cuando éstos no se tratan del «Todo es la ETA«, saliendo a la palestra una semana después de caducar la noticia.

Nuestro equipo de investigación compuesto por un reportero armenio jubilado y un becario de Aulesti han averiguado, poniendo sus miserables vidas en peligro, que el empeño del corrupto PP en defender que las susodichas granjas monstruosas intentan ocultar la existencia de otro tipo de instalaciones intensivas de cría que gestionaría desde hace lustros el partido corrupto y en las que, según hemos sabido, Iturgaiz no fue admitido por llegar tarde a la entrevista de admisión.

Se trata, ni más ni menos, que de las FAEST, acrónimo de FACTORIAS ASOCIADAS ESPAÑOLAS DE SINSORGOS Y TXOTXOLOS, que dispondría de varias plantas repartidas por las ricas y variadas regiones españoles y en las que se producirían a ritmo trepidante sinsorgos y txotxolos genéticamente modificados destinados al consumo interno de emisoras de radio y TV, redes sociales, Consejos de Ministros, el IBEX TREINTAYTANTOS, y para su utilización indiscriminada en los sectores que utilizan la crispación como fuente de emprendimiento patriótico, es decir, lo que Steve Bannon llamaba las FYMA (Fucking Your Mother Again), que es la vuelta al pasado rancio y casposo del 36.

Entre los ejemplares salidos de estas factorías a lo largo de los años nos encontramos con importantes nombres de tertulianos, presidentes autonómicos descerebrados (pero atractivos para el gran público), barones cabreados de partidos, directores del CNI en excedencia, especialistas en recalificaciones, financiaciones y pufos varios, coachers de candidatos tontos del culo, asesores en todos los niveles de la administración, ex reyes cleptómanos, ex clientes de Villarejo, y toda una amplia gama de pendejos salidos de la FAEST que, desde sus puestos, encaminan al personal a los más insondables abismos sin vacilación alguna.

Cualquiera no sirve para despuntar entre los miles de sinsorgos y txotxolos diplomados cada año. Es imprescindible dominar el arte de no saber de nada en concreto y hablar de todo en general, desconocimiento de cualquier idioma que no sea el español básico de Cantó, gran desparpajo y jeta de hormigón armado. Se valorará la falta de escrúpulos, la insensatez y el espíritu supremacista manchego (o de donde sea cada cual), no descartándose ninguna candidatura de aspirantes a ser criados en estas macrogranjas por muy inútil que sea uno. Eso sí, son imprescindibles las referencias de pendejos veteranos salidos también de estas factorías.

Por último, se requiere disponibilidad mental tipo para adaptarse a las distintas alternativas ideológicas conservadoras (de bonito en aceite de girasol), carnet de conducir B1 por si el chófer coge la COVID y se primará también poseer licencia de armas de destrucción masiva.

Y si tienes lagunas y balbuceas, de la misma triunfas.

Publicado por

Iñigo Landa

Iñigo Landa Larrazabal (Bilbao, 1967) Destinado en la Agencia Espacial Vasca. Estudió Austronáutica en euskera y cursó el mismo máster que Pablo Casado en Universidad Rey Juan Carlos, el fugado. Vive en Bilbao

10 comentarios en «Sinsorgos y txotxolos»

  1. Para unos todo es ETA y para otros todo Venezuela, cada loco con su tema. Y de donde no hay, no se puede sacar.

    Gente del pasado , ya caducados, que no saben donde poner el huevo.

    Y no empieces tu también con el culebrón de Urdangarín, que para un vasco que trabaja por la Republica de los españoles, encima le pondrás a parir.

      1. ¿No sabes aquello de que el enemigo de mi enemigo es mi amigo?.

        Déjale al hombre, que no ha hecho nada que no viese en palacio y tiene derecho a rehacer su vida.

        Si al final el más majo va a ser Marichalar, por Dios.

  2. Iturgaiz es un especialista en hacer el ridiculo . Verdaderamente el mundo cada vez está en peores manos
    No se libran ni los estirados ingleses .
    La familia real siempre ha tenido sus líos pero ahora se hacen públicos
    Mientras tanto la plebe anestesiada se divierte debatiendo sobre quién es el malo de la película el guapetón de Gasteiz lo tiene crudo , no tiene nada que hacer ante
    Los baboseadotes del reino,a ella la señalan como la víctima y por supuesto buenísima persona y nada corrupta , Su real familia tiene patente de corso . El plebeyo y alumno del emérito se comió el marrón solito .

  3. Yo, cuando oigo «txotxolo» me acuerdo del «txotxolo» por antonomasia…joder, ¿cómo se llamaba aquél? ya no me acuerdo. Cómo me reí con su fiasco de programa… Ah, sí, Antxon Urrosolo.

  4. Y ya para más regocijo, Iturgaitz, que quería tener su minuto de gloria con vacas, se hace un vídeo y al poco lo han tenido que retirar porque en el corral dos animalitos del atrezo se han puesto a follar mientras habla (o balbucea).

  5. Al hilo de lo que se comenta un poco más arriba sobre el ex yerno sinsorgo y preguntada la infanta Cristina por sus prominencias frontales la muy cuca respondió: «Yo no sé nada. Las cosas de faldas las lleva mi todavía marido». Si en el chupijuicio de NOOS le sirvió para evadir el talego, por qué no aprovechar la misma táctica.
    Otra cosita curiosa al respecto del Txotxolo ligón es lo de su hijo mayor, que interrogado por la prensa del cuore en la calle respondió con mucha educación, cosa que ha sorprendido tanto a los reporteros como al público en general. Un borboncillo joven bien educado y respetuoso. Joder qué raro no!
    Siguiendo con lo de los sinsorgos y los txotxolos, el ex novio de IDA ha pasado de ser peluquero a dirigir una consultora financiera que trabaja para la CAM, o sea para IDA. Quien vea algo raro en ello es un resentido.

      1. Salvo que el ex te busque ansiosamente para hacer negocios, agarraditos los dos, espumas y terciopelo que cantaba María Dolores Pradera.

  6. Todo son digustos para quien fue el Number One de la primera promoción de la FAEST. La INTERPOL anda a la busca y captura de su amiguete del alma y compiyogui en los negocios, el traficante sirio de armas que compartía veladas con él. Y ahora el Sinsorgo más tonto de todos por ser el único en ir a la trena (de mujeres) por cinco miserables millones de Euros, se lía con una señora y le deja tirada a la segunda hija favorita del anteriormente mencionado. Lo más divertido del curioso caso de la familia en la que todos y todas se divorcian porque no se aguantan ni ellos/ellas (bueno, cesan temporalmente su convivencia) es que el eméggito se ha cabreado mucho cuando ha visto las inocentes fotos del balonmanista y su nueva churri agarrados de la manita. Va a ser por jodida envidia de que a él no le funciona ya el rifle.
    ¿Es todo esto cotilleo rosa? Pues no. Es la situación actual de quienes han estado y están a cargo del pais con la adoración maliciosa, simplona o simplemente babosa de muchos españoles y muy españoles . ¡Es Historia amigos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.