Caduca Hoy

Que sirva esta entrada de hoy en este Blog para rendir un diminuto homenaje a aquel suplemento de risas que se publicaba con DEIA y que fue ejecutado tras un juicio sumarísimo por meterse con algunos intocables con menos sentido del humor que una lombriz con almorranas y, después de haber pasado incluso por la Audiencia Nacional, alguno de sus «pérfidos graciosillos». Descanse en Paz Caduca Hoy.

La noticia que ayer era fresca y que al quedar reducida a un espacio pequeñito, fue rápidamente olvidada, salvo para los que leen en el W.C. el periódico del día anterior con noticias ya muy desfasadas.

De Shanghái, procede una de ellas que puede considerarse como un hito del humor negro azabache. Unos funcionarios chinos se llevaban una camilla sobre la que transportaban un saco de plástico de los que se utilizan para llevarse a alguien cuando la palma. Como están todos encerrados en sus casas para no morirse de COVID, y para que no les fusilen si los ven por calle, cuando alguno que viva solo la diña, avisan los vecinos porque no le ven, o por el olor, o porque no recoge la bandeja de arroz que les lleva el Gobierno.

Iban a llevarle a incinerar en la furgo cuando los cuatro chinos responsables del asunto se dieron cuenta de que el plástico se agitaba. Abrieron un poco la cremallera y vieron que el vejete estaba vivo. Empezaron entonces a discutir entre ellos mientras el paciente permanecía expectante a su conversación sobre la conveniencia de seguir el procedimiento una vez comenzado, dado que por un muerto más tampoco se iba a notar y con un martillazo en la cabeza dejaría de patalear. Estaban de acuerdo algunos mientras los otros gesticulaban, como sólo sabe hacerlo un chino cabreado, para volver a meterle en el edificio e intentar salvarle con los consiguientes gastos extra para la República Popular China y su Plan Quinquenal o lo que tengan ahora. Al final ganó la versión moderada y con un suspiro (que no era el último), el afortunado ciudadano se salvó. De momento.

Hechos tan trágicos no se hubieran producido en ningún caso en algunas de las residencias de ancianos de la CAM Ayusiana durante la primera ola. Allí, una vez que el celador becario, tocando al inerte viejecito con el mango de una escoba, certificaba la defunción, no se hacía nada así corriendo y sin pensar. Se dejaba el cuerpo macerando durante un par de días y luego si persistía en su pasividad se lo llevaba, o bien la UME, o si no la funeraria que pagaba la mordida correspondiente por fiambre recogido al comisionista de la residencia. ¿Qué se creen? ¿Que sólo se hacía con las mascarillas?

Queda, así, de manifiesto una vez más la superioridad moral católica sobre el budismo, el taoísmo y todas esas falsas religiones. Nunca incineren a un anciano vivo. Esperen un tiempo, que queda por delante toda una eternidad repleta de Pegasus, Zedarriak, y cosas «raras» de esas.

Publicado por

Iñigo Landa Larrazabal

Iñigo Landa Larrazabal (Bilbao, 1967) Destinado en la Agencia Espacial Vasca. Estudió Austronáutica en euskera y cursó el mismo máster que Pablo Casado en Universidad Rey Juan Carlos, el fugado. Vive en Bilbao

3 comentarios en «Caduca Hoy»

  1. En aquellos tiempos me chupaba tanto «Caduca hoy», como «cocidito madrileño», eran muy, pero que muy buenos. Conservo los libros que sacaron.

    Sus creadores o parte de ellos, se han agriado con el tiempo, una pena.

  2. Ya, ya, mucho criticar a los chinos pero tal y como recoge un digital español de la ultraderecha : En el Pais Vasco continúa la limpieza étnica pero sin sangre. (EL BUCLE MELANCOLICO. 25 AÑOS )
    Y lo dice también un eminente intelectual que no es otro que el olvidado Jon Juaristi. Para quienes no se acuerden ya de este chupasangre de dineros públicos diremos que es el Toni Cantó vascongado, uno de los tipos más hábiles en imitar a la garrapata en chiringuitos oficiales en los que se enquista para alimentarse a cuenta de decir de vez en cuando alguna gilipollez contra el nacionalismo vasco al cual estuvo enganchado tiempo ha, pero no le pagaban bien al parecer.
    Si el tipo fuera camillero chino y se le despertara el cadáver en plena conducción mortuoria le preguntaria al semifinado por su adscripción politica y procedería en consecuencia. O eso o le pediría pasta para sacarle del aprieto o le vendería un libro de los suyos de ésos que tanto abundan en las librerías o ferias de saldos. Tan ilustre intelectual ha militado en ETA, en el PC, en el PSOE y actualmente en DANAES, organización de la extrema derecha nacionalista española ligada a VOX. Dada su inquietud intelectual y reversibilidad ética se convirtió al judaismo pero no se descarta que a continuación se haga mormón, talibán, sincretista, hinduista o animista.
    Es por tanto evidente su integridad moral, su equilibrio mental y
    la jeta que le echa a la vida. Esperemos que no regrese a Euskadi para llevar a cabo una limpieza étnica ahora que los nazis vuelven a estar en el candelero y como dijo su colega María Jamardo «los nazis no eran malos».
    A su lado Toni Cantó es un modelo irreprochable de sentido común y fidelidad a una idea, o a varias, depende.

  3. Bastante duro es lidiar con un lunes como para que desde
    EL CORREO ESPAÑOL digital y tal te amarguen la mañana desde muy tempranito, amenazando con desintegarte. ¿Será con un misil hipersónico o con una bomba nuclear putinescos, con un cohete coreano norteño? Pues miren por dónde, no. Según el eminente profesor de la UPV el señor Tajadura : «Si desaparece la monarquía parlamentaria no vendrá la república sino la desintegración»
    El gobierno socialista lo sabe y por eso junto con los pandilleros callejeros del PP yel Efecto Feijoo frustró cualquier intento de limitar o eliminar la inviolabilidad del Transparente.
    Tiene Vd. toa la razón y es de agradecer su proselitismo mesiánico entre alumnos, conocidos y lectores afines y despistados. Mimemos a la monarquía. Quedar desintegrado, ser desmenuzado en átomos pequeñitos es una posibilidad horrible. No se sienta republicano porque está jugando con un arma de dsetrucción masiva. Dios siempre ha sido el Rey de los Cielos, nunca ha sido el Presidente de los Cielos. No nos salgamos de la senda marcada tan sabiamente por el profesor Tajadura. El nos guiará al sueño eterno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.