El tongo y la regla

No han tardado demasiado en ┬źMarca Espa├▒a┬╗ en comenzar a viralizar la idea del tongo relacionado con la frikada de Eurovisi├│n. ┬┐Tongo? Mucho me temo que el voto popular (y, encima de pago, o sea, ┬źmonetary┬ź) no es ning├║n tongo. Por lo menos, en esta ocasi├│n, ese voto popular ha valido por encima del de un jurado (profesional). Recordemos que a la tal Chanel la eligi├│ el voto profesional (manipulado descaradamente por productoras musicales) y se pasaron por ah├ş mismo el voto popular, que hab├şa elegido a Rigoberta Bandini o a las Tanxugueiras.

Tampoco se olviden los patrios eurovisivos de la rojigualda que el voto popular espa├▒ol tambi├ęn fue a Ucrania. Pero claro, los defensores, defensoras y defensoros del Donbass no pod├şan votar a Rusia. As├ş que, ahora, hablan de tongo. Curiosamente es un segmento electoral que nada han dicho de eso de la ┬źcosificaci├│n┬╗ de la mujer relacionado con la citada Chanel y la letra de su tema musical, expl├şcitamente machista.

En el otro extremo de la piel de toro, tambi├ęn detectamos en una emisora de radio la opini├│n de se├▒oras que (por la voz) ya no deben tener la regla preocupadas porque su chacha filipina pueda pillar la baja menstrual. En la vida hab├şa o├şdo tanto machismo condensado en una sola emisi├│n de esa emisora de ┬źLa Caverna┬╗ como el de esa se├▒orass de bien del madrile├▒o barrio de Salamanca, las mismas que aporreaban las se├▒ales de tr├ífico con los palos de golf de sus maridos, y las mismas que obligaban a su ┬źservicio┬╗ a salir a la calle para aporrear, con cofia o uniforme, cacerolas con cucharas en pleno confinamiento.

Y es que los extremos se rozan más que lo que nos podamos imaginar.

Un comentario en ┬źEl tongo y la regla┬╗

  1. Es impresionante c├│omo se puede manipular a la gente y c├│mo ├ęsta se deja hacer sin mayores problemas. La expectaci├│n creada este a├▒o con el batiburrillo eurovisivo en Spain ha sido digno de an├ílisis sociol├│gico. La inicial trifulca chachipol├ştica tras la elecci├│n de la canci├│n y de la int├ęrprete deriv├│ finalmente en un elemento aglutinador de anhelos patri├│ticos comunes. Y la consecuci├│n de un tercer puesto que no va a ninguna parte ha sido festejada por altas instancias como algo ┬źhist├│rico e ilusionante┬╗
    Ni que lo hubiera organizado el CNI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.