El lenguaje «no-exclusivo» también «señala» a Miliki

«Así bailaba, así, así. Así bailaba que yo la vi…» O sea, que aquélla niña que fue almorzar pero no lo pudo hacer porque antes tenía que barrer, lavar, coser y planchar, se ha convertido en una especie de clon entre Irene Montero y Lily Vestrynge y ya no tiene que hacer nada de eso, sino cantar y bailar. Esperemos que no le de por «perrear» o por balbucear en ese extraño hispanglis de Rosalía. La canción completa de Los Payasos de la Tele venía a decir así:


– «Lunes antes de almorzar… Una niña fue a jugar,… Pero no pudo jugar… Porque tenía que lavar. Así lavaba así, así… Así lavaba así, así… Así lavaba así, así Así lavaba que yo la vi.»
– «Martes antes de almorzar… Una niña fue a jugar… Pero no pudo jugar… Porque tenía que planchar. Así planchaba así, así… Así planchaba así, así… Así planchaba así, así… Así planchaba que yo la vi.»
– «Miércoles antes de almorzar… Una niña fue a jugar… Pero no pudo jugar… Porque tenía que coser. Así cosía así, así… Así cosía así, así,.. Así cosía así, así… Así cosía que yo la vi.»
– «Jueves antes de almorzar… Una niña fue a jugar… Pero no pudo jugar… Porque tenía que barrer. Así barría así, así… Así barría así, así… Así barría así, así… Así barría que yo la vi.»
– «Viernes antes de almorzar… Una niña fue a jugar… Pero no pudo jugar… Porque tenía que cocinar. Así cocinaba así, así… Así cocinaba así, así… Así cocinaba así, así… Así cocinaba que yo la vi.»
– «Sábado antes de almorzar… Una niña fue a jugar… Pero no pudo jugar… Porque tenía que bordar. Así bordaba así, así… Así bordaba así, así… Así bordaba así, así … Así bordaba que yo la vi.»
– «Domingo antes de almorzar… Una niña fue a jugar… Pero no pudo jugar… Porque tenía que rezar. Así rezaba así, así… Así rezaba así, así Así rezaba así,.. así Así rezaba que yo la vi.
»

Pues bien… ahora tenemos que hablar de una canción machista que han cambiado Rigoberta Bandini y Amaia. El tema infantil se popularizó en los años setenta (no perdamos el contexto histórico) gracias a los mencionados Payasos de la Tele. Por aquel entonces Miliki nos presentaba a una niña que no podía jugar porque, durante los distintos días de la semana, tenía que limpiar, planchar, coser, cocinar, barrer y lavar. La putada es cuando llega el domingo y uno piensa que la pobre niña, que debía ser la mismísima Cenicienta o algo así, va a poder jugar y descansar. Pues tampoco: Tiene que rezar. Lo dicho. A esa cría la puteaban más que Irene Montero a sus chachas.

Niños y niñas, enseñando que el rol de cuidadora de la casa es para ellas. Es verdad que la canción es de los años setenta y en ese momento todavía quedaba mucho por aprender. Lo curioso es que hay versiones actuales como la de Circo de Bolsillo que, hace tan solo unos años, grabaron el tema con la misma letra, que podían haberla adaptado para los niños y niñas del siglo XXI.

El caso es que las dos artistas han lanzado «Así bailaba«, que se trata de una canción donde cambian el mensaje machista de ese tema infantil. No sé por qué me da a mí que eso de las niñas, los niños, les niñes y los señoros va a ser una fuente inagotable de ingresos. ¿Se imaginan cambiar las letras de canciones, supuestamente, susceptibles de tener unas estrofas no inclusivas? Pongamos por caso, sin tampoco exagerar, ¿Desde 1978 hasta la actualidad? ¿Desde Guns N’ Roses, Loquillo, Radio Futura, Siniestro Total o Los Ronaldos; hasta C. Tangana?

Pero si hasta al pobre Miliki le hicieron cambiar la letra para adaptarla a nuevos tiempos. De hecho existe una versión más «moderna» de Los Payasos de la Tele que, en lugar de “una niña” pusieron “un marido”. Eso sí, él quería «echar la partida», «tomarse un vinito» o se iba a «echar un ratito». Vamos, que la letra tampoco era para echar cohetes.

Las nuevas generaciones de niñas vienen han puesto sobre la mesa las prioridades de la protagonista de la canción: aprender a bailar y si es twerkTuerquing«), mejor.

Ni lavar, ni planchar, ni fregar, ni coser, ni bordar, ni tender”, termina diciendo un coro de niñas en la canción. Sin duda, «Rigo» ha vuelto a marcarse otro himno. Esta vez junto a Amaia.

Tampoco extrañaría que Amaiay Rigoberta compusiesen esta canción cuando se encontraban escuchándola con el hijo de la segunda. ¿Y cómo lo sabemos? Pues por el post que compartió la intérprete de Mamá cuando anunció la colaboración: “Hace un año Amaia vino a casa para componer juntas una canción para su futuro disco. Nos encerramos en el estudio con un pequeño invitado y contra todo pronóstico fue una tarde muy productiva. Al terminar su canción nos pusimos a crear otra para una posible colaboración juntas”. Así de sencillo.

Lo dicho: Este nuevo negocio de adaptar letras de canciones a lo «políticamente correcto» apunta alto. De resucitar Los Payasos de la Tele, si actuasen en la Corporación pública RTVE, deberían empezar la función con un «Hola niños, niñas y niñes… ¿Cómo están ustedos, ustedas y ustedessssssssss?».

Y las criaturas seguirían respondiendo, invariablemente, «¡biennnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn!«, que «bien» no tiene género ni «transgénero».

Es lo que hay.

Publicado por

Iñigo Landa Larrazabal

Iñigo Landa Larrazabal (Bilbao, 1967) Destinado en la Agencia Espacial Vasca. Estudió Austronáutica en euskera y cursó el mismo máster que Pablo Casado en Universidad Rey Juan Carlos, el fugado. Vive en Bilbao

4 comentarios en «El lenguaje «no-exclusivo» también «señala» a Miliki»

  1. Algún día también tendrán que actualizar las letras de Soto y Bertín, los chistes de Arévalo y las películas de Alfredo Landa.
    Mucho futuro profesional.
    ¡Ah y la Biblia!

  2. Pues…si no hay que lavar, ni fregar, ni planchar, ni coser…ni nada…se nos va a comer más la mierda…o quienes se lo puedan permitir tendrán que pagar unos eurillos a alguien para que limpie su mierda, frigue sus platos sucios y lave sus gayumbos y bragas. Y no sé esto último es aceptable para Rigoberta.
    No me parece el mejor mensaje para lanzar a la chavalería, que es el grueso de su público.
    Estoy especialmente concienciado en ello porque en verano me toca sufrir las oleadas de parientes que vienen a pasar «unos diitas» al norte y se le meten a uno en casa y tanto los papis como sus vástag@s tienen muy interiorizado el libertario de Rigo y Amaia; ni lavar, ni fregar, ni recoger…nada. Cuando se van…la casa queda como si hubiesen celebrado el BBK Live.

    Así que queridos niños, niñas y niñes, amiguitos, amiguitas y amiguites, seres humanos de todo tipo de género, orientación y militancia; Sí hay que fregar, lavar..etc…

  3. En pocos días han sido txikinoticias dos sentencias que claman al cielo y ante las que las feministas y feministos de profesión no han reaccionado apenas. sólo han hecho mohines de fastidio, ni una triste batucada.
    Dos policías y un civil han sido condenados por violación en sendos casos a un curso de educación sexual y una multa o una indemnización económica.
    En el caso de la persona violada por dos policías, se llegó a un acuerdo económico porque la víctima quedó tan destrozada sicológicamente que no tiene fuerzas para litigar.
    La víctima del segundo caso fue una temporera, sector socil que ya de por sí no tiene medios pra defenderse de las injusticias.
    Las sinsorgas y sinsorgos que se indignan por auténticas memeces y sólo buscan protagonismo se han hecho lo locos y locas, quzás porque en el primer caso eran policías los victimarios y en el segundo porque la víctima era insignificante. La Justicia tiene nombre de mujer, algo que resulta curioso en estos dos casos. Marco Españo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.