¡Oh Cielos, qué horror!

A pesar de las imágenes de los Teleberris en las que se ve a personas humanas gozando plácidamente en las playas, en realidad los bañistas están más tensos que los de la película Tiburón-I que sabían ya que el bicho estaba ahí.

El miedo a septiembre, que antes era un simple estrés postvacacional se tiñe ahora de negro ante los malísimos augurios de la gente que se dedica a predecir cosas con el éxito que ya conocemos.

En cambio, hay una troupe que está descansando muy merecidamente y gratuitamente en Marivent y que transmiten serenidad al pueblo llano. El grupo VOCENTO publica una preciosa foto en la que se ve a un nutrido grupo de hiperpijos e hiperpijas del copón bendito haciendo contrapeso sentados en la quilla del yate real mientras Felipe el Navegante maneja con un una mano el enorme timón y endereza , se supone, el puñetero barquito con su cara habitual de ni fu ni fa. El titular pasará a los anales (de ano) de la prensita monárquica, o ssssea, genial: “El Rey endereza la Monarquía” No me digan que esto no tranquiliza al personal.

Si sumamos a ello el enésimo regreso de Don Patxi López al día a día de la política tras un lustro sabático (o más) con sus ilustradas declaraciones, también a VOCENTO, la estabilidad mundial está asegurada. Hay que cumplir la ley le dice al Lehendakari Urkullu. Y se lo dice unos días después de que el mismo Patxi se negara a desclasificar papelotes de los GAL. ¿Jeta o genio?

Pero hay cuestiones a las que no se les está dando la importancia suficiente. La despreocupación del Gobierno de coalición marxista-leninista con la escasez de cubitos de hielo en la Hostelería castiga otra vez a este sector tan afligido ya de antes. Y encima se les quiere obligar a tener el aire acondicionado a 27º. Es muy duro no poder preparar gin tonics como Dios manda y, encima, pasando calor. Por no hablar de la carestía de las verduras, sobre todo las exóticas, que les echan a la bebida lo que hace que los costes de esos combinados tonificantes se disparen. Como la cosa siga así, el Motín de Esquilache quedará como una minucia ante la rebelión de abastecedores y bebedores.

Así, en este ambiente pre-apocalíptico, pasan desapercibidas noticias que de otra forma arrasarían en las primeras páginas. Nadie, salvo el CNI de Margarita se llama mi amor, se ha dado cuenta de la última putada que está preparando el amado líder de los chinos Xi Jinping al estar más cabreado que una mona de Gibraltar con quien tenga sentimientos de pertenencia a «Marca España«, por la visita de Nancy Pelosi a Taiwán, que los pekineses dicen que es suya. Pues según Mortadelo (nombre en clave de uno de los agentes del CNI, que creo que es un primo lejano de Villarejo), Xi Jinping habría hecho posible dominar los rayos y hacer que caigan donde le dé la gana a él, que no va a ser Putin el único en eso de las armas hipersónicas.

Incluso llegó a hacer una prueba para electrocutar a Biden con un rayo de ésos pero a los chinos se les fueron un poco los cálculos y falló por unos metros cepillándose a dos jubilados y a un turista que estaban viendo la Casa Blanca desde la verja. Según Mortadelo, Xi Jinping estaría pelín disgustado por el fracaso pero sus asesores le han convencido de que las pérdidas humanas son insignificantes pues hay demasiados jubilados y turistas. Y, además, a Biden no hace falta cargárselo porque tiene una extraña tendencia a infectarse de COVID y tener accidentes tontos. Así que para qué gastar a lo tonto.

Y para rematar, ahora que estamos en fiestas patronales festejando a vírgenes y santos (que el resto del año nos la traen floja siendo además radicalmente ateos en estado sobrio), manifestemos nuestra condena más enérgica y nuestra repulsa más contundente por las agresiones a los Cabezudos de Gasteiz que representan lo más entrañable de las fiestas después de Celedón y a los que radicales muy ciegos de meterse cosas les confundieron con políticos fachas con macrocefalia. El señor Iturgaiz (el mismo resentido y acomplejado que llamó públicamente hijos de puta a miles de vascos) habría pedido ya la dimisión del alcalde Urtaran y de Arantxa Tapia. Esta última no pinta nada en la historia pero su política es sumisa a la política de PSOE-BILDU-ETA, o sea que a tomar por saco maja, declaró balbuceando el insigne estadista-tramposo-odiador-absentista. En definitiva, el mismo señor que inculcó a uno de sus hijos el refrán «hijo de gato caza ratones«.

Pues eso… como diría Tristón (el pesimista e inseparable compañero de Leoncio el León), ¡Oh cielos, qué horror! Por cierto, Tristón también tenía «el culo pelao«.

Publicado por

Iñigo Landa Larrazabal

Iñigo Landa Larrazabal (Bilbao, 1967) Destinado en la Agencia Espacial Vasca. Estudió Austronáutica en euskera y cursó el mismo máster que Pablo Casado en Universidad Rey Juan Carlos, el fugado. Vive en Bilbao

3 comentarios en «¡Oh Cielos, qué horror!»

  1. Como símbolo de esa monraquía moderna, ética, eejmplar y transparente de la que hablan, Felipe 6 posa muy sonriente con la plana mayor de VOX en Baleares. Su padre posaba con Franco pero como ya éste no se puede levantar pues posa con VOX. Oye, cada uno con los suyos.

  2. El deshielo de los polos junto con una intensa actividad volcánica están acelerando la rotación de la Tierra por lo que los días se acortan. Dicho así suena francamente mal. Pero si se sigue leyendo se habla de milésimas de segundo, con lo cual deducimos que de momento los días de vacaciones siguen durando lo mismo. Que luego en otoño la cosa va a más, pues no estaría nada mal porque con menos tiempo disponible gastaremos menos energía y las horas en el curro serán más llevaderas. Sí me da un poquito de miedo que el Alkate de Bilbao vaya a bailar el aurresku en el día de la Amatxu porque con los kilitos que ha cogido vete tú a saber si descentra unas milésimas el eje del planeta. A la Amatxu de Begoña le queremos mucho todos y todas los bilbainitos y bilbainitas, pero esa mezcla que hacemos entre curas, vírgenes y políticos está ya desfasada. La Tierra va más rápida pero muchas cosas siguen detenidas en el tiempo. De momento están dejando niquelados los alrededores de la Basílica allá hasta donde pueda llegar la vista de los ediles que suben ese día. El resto del año no hace falta ese postureo.

  3. Vamos de mal en peor. Los dueños de yates se quejan de que les han quitado la subvención del combustible. Menos mal que algunos y algunas en cambio pueden sostener su ritmo de vida gracias a la fortuna conseguida con su duro trabajo y esfuerzo. Es el caso de Vickyfe de la que los mismos plumillas que alaban su belleza borbónica y su naturalidad como influencer de masas pijas (con poquitos seguidores por cierto) critican (un si es no es) su estilo de vida veraniego, saltando de un sitio para otro, hospedándose en hoteles de 500 Euros la noche y comiendo en restaurantes de 200 Euros el cubierto. Muy bonita también la noticia de la «noche de chicas» que celebraron en Palma de Mallorca las mujeres empoderadas de la realeza española, o sea Letizia con sus niñas y con la suegra griega en plan carabina.La ggeina vigente llevaba para tan jocosa ocasión un vestido corto que ha causado sensación mundial y lucía un moreno intenso propio de la esposa favorita del rey de Swazilandia. Este tipo de anécdotas son las que a las sencillas gentes de pie nos alegran el día, sobre todo sabiendo que para mejorar la imagen de la monarquía parlamentaria borbónica juancarlista Letizia se queda de momento en Mallorca a pasar sus vacaciones en lugar de irse a un sitio exclusivo de ésos que le gustan. Y encima con la emérita pegada todo el rato y sonriendo. ¡Qué duro es ser ggey o ggeina!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.