Una de las mayores injusticias

Tal día de verano como hoy, el 10 de agosto de 1972, se cumplen 50 años de una de las mayores injusticias de las que nunca te hablarán los Medios de Comunicación:

Cuatro de los mejores hombres del Ejército norteamericano que formaban un comando, fueron encarcelados por un delito que no habían cometido. No tardaron en fugarse de la prisión militar en la que estaban recluidos. Hoy, buscados todavía por el Gobierno, sobreviven como soldados de fortuna. Si tiene usted algún problema y se los encuentra, quizá pueda contratarlos.

Eran las palabras con las que comenzaba una de las series más míticas de los 80, El Equipo A. Entre 1983 y hasta 1897, a lo largo de 98 episodios, Hannibal, Fénix, Murdoch y M.A. huyeron de la Policía Militar que siempre les pisaba los talones. El Coronel Decker les pisaba los talones, pero nuestros héroes siempre lograban escapar.

De todos modos, hay que preguntarse por qué un grupo de soldados a la fuga que quiere pasar desapercibido opta por llevar un vehículo tan reconocible. La lógica dice que deberían cambiar de coche cada poco tiempo para evitar ser localizados, o no ir con una furgoneta identificable a kilómetros, por molona que sea.

En el fondo, hasta la misma Guardia Civil no lo tenía tan difícil. Las grandes preguntas que quedan sobre todo este «incidente» son: ¿El gallo de la furgoneta cometió el delito del que se le acusaba? ¿Logró escapar? ¿Tenía al Seguro del vehículo al día? ¿Y la ITV? ¿Levaba chaleco reflectante y los triángulos de avería?

NOTA para Iturgaiz (Padre… el tramposo y absentista que llamó hijos de puta a miles de vasc@s): ¿Y si los contratas para que vayan a las jaiak a acompañar a quién diga sentirse «acosado»?

Y una duda: Si, a día de hoy, 10 de agosto de 2022, con la actual/vigente Legislación Iturgaiz volviese a llamar hijos de puta a miles de vasc@s, ¿Sería un delito de odio? Mucho me temo que sí, porque estaría insultando a toda una colectividad por motivos ideológicos. Así que se lo haga mirar porque, de ocurrir, esta vez, muchas y muchos no se lo íbamos a tolerar. Y no precisamente redactando un artículo, sino una demanda.

Publicado por

Iñigo Landa Larrazabal

Iñigo Landa Larrazabal (Bilbao, 1967) Destinado en la Agencia Espacial Vasca. Estudió Austronáutica en euskera y cursó el mismo máster que Pablo Casado en Universidad Rey Juan Carlos, el fugado. Vive en Bilbao

9 comentarios en «Una de las mayores injusticias»

  1. Hay tanto hijo de puta en esta vida, desde mis jefes puestos a dedo por el partido gobernante que no saben hacer un huevo frito, y van de un sillón a otro durante toda su puta vida, y alguno llega hasta la alcaldía de tu villa, y hasta el infinito y más allá.

    Por lo demás mi apoyo a todos los agredidos de este país por sexualidad, homofobia, misoginia, etc, … a los que lo son por política, que se jodan todos, sean por H o sean por B.

  2. Con relación al atentado terrorista del que fue victima el chaval de Don Carlos, atentado que certifica la existencia de «La ETA», tal y como nos advierte la ex consejera del G.V. con Ardanza, Doña Rosa Diez, me gustaria Iñigo que me refrescaras la memoria en un aspecto concreto.
    ¿Cuando el padre del chaval del culo pelao llamó HIJOS DE PUTA a miles de vascos, el Lehendakari Urkullu, a cuyo partido voto desde tiempos inmemoriales, condenó sin paliativos, criticó o siquiera mencionó el insulto gratuito de un politico en ejercicio a sus rivales políticos? Te agradecería que me indicaras a través de que declaración institucional o personal lo hizo. Es que chico, hay cosas que se me borran del cerebro.
    Dicho todo esto, condeno taxativamente cualquier acto de violencia, bien sea el de atribuirse la capacidad de sacar a alguien de un lugar contra su voluntad, que para eso están los miles de policías que con tanto éxito nos protegen, bien sea el de quien no controlando la ingesta de alcohol u otras sustancias dañinas provoque situaciones de crispación no resueltas por medios legales. Quedo atentamente a la espera de tus doctos comentarios

    1. Hola Juana: Cuando el tramposo, entonces eurodiputado absentista, monosabio de Jaime Mayor Oreja y padre del chaval del «culo pelao» nos llamó HIJOS DE PUTA a miles de vascos (y catalanes) el 29 de mayo de 2017, no hay constancia d que el Lehendakari de Euskadi, condenara sin paliativos, criticara o siquiera mencionara el insulto gratuito de un político en ejercicio a sus rivales políticos. Por el contrario si se encontró la dura crítica del President de la Generalitat de Catalunya.

      1. Gracias Iñigo.
        Ayer agredieron a dos personas en Gasteiz por su identidad de género, que entiendo que es tan digna de defensa como la identidad politica pero se ha quedado mudo nuestro Lehendakari, lo cual pone en duda muchas cosas. O a todos o a ninguno, creo yo.

    2. Urkullu y el gobierno vasco actual saltan como gorrioncillos al alpiste que les ponen desde el correo Español. Son muy blanditos, sin caracter, sin criterio, cagados de miedo. Una pena.

      1. Ya no sé si están cagaditos o es que están cómodos. Tanta comodidad transversal puede conducir a que el mensaje del partido se difumine. No me satisface un Lehendakari que en lugar de inclinarse ante el Árbol de Gernika se inclina ante España tan a menudo, pasándose de frenada en su afán de gustar a todos, algo que siempre termina no gustando a nadie salvo al aparato del PNV que tan plácidamente vive, pero el aparato no es la base.

          1. Urkullu es el mejor lehendakari que podemos tener. Se preocupa de que la mayoría de la sociedad se sienta a gusto con sus políticas, no de contentar únicamente a los «talibanes» (talibanes, ala dura, halcones … es una expresión, no lleva connotación negativa) porque ese camino es de corto recorrido, así no se ganan elecciones. Se da el primer día de 1° de Políticas.

            El siguiente en la línea de sucesión (Rementería) también lo va a hacer bien porque tambien sabe que es lo que de verdad interesa a la gente de a pie (y lo que de verdad le interesa a él para chupar de la teta; ambas cosas son compatibles).

            Ambos dos tuvieron al mejor maestro que fue Ibarretxe y su Master Class sobre «Planes estúpidos que no sirven para nada salvo para generar crispación y hacer perder tiempo y dinero».

            Eskerrik asko !!!

  3. Cada vez se dan más casos de acoso. El eminente comisario español Villarejo es una de las víctimas más notables. Este gran servidor de Marca España, aunque ahora renieguen de él por puro postureo, sufre la injusticia de estar condenado por su labor benemérita, pero como sufrió un pequeño ictus le dejan vivir en su casita, con sus cintas y sus cositas, en lugar de pudrirse en chirona, algo que se hace con todos los presos sin distinción. Pues el héroe de la Operación Catalunya se ha quejado porque la policía visita su mansión para comprobar que está enfermo y no hace trampa. Aquí debería intervenir el Equipo U (De ultra) dirigido por Margarita como guiño feminista y rescatarle de las garras de la policía bolivariana ¡Pobrecillo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.