Doña acabada (1º Parte)

Elena Borbón (de profesión NADA) se enfada con una reportera y le recrimina que no le llame «Doña Elena«. La reportera trató de adular y ser amable con semejante sanguijuela (o chupa sangre del Erario público), para ver si así le respondía a alguna pregunta. Le dio la «enhorabuena» por «haber saltado en «un tiempo tan fabuloso» (no sé qué cojones «saltó» esta prototipo) pero volvió a encontrarse con la negativa de la hermana de Felpudo Sexto, que estalló ante la Prensa: «¿Me puede dejar por favor? Que yo ya estoy acabada. Me puede dejar, no voy a contestar a nada«. La periodista se interesó por saber cómo se encontraba su hija y si estaba ya mejor (tampoco sé de qué tenía que «estar mejor» esa cría pija, más fea que pegar a un padre y a la que, también, parece faltarle una patata para el kilo). Acto seguido le preguntó si había visto las fotos del quinqui Iñaki Urdangarin y cómo se encontraba su hermana, la también quinqui Cristina Borbón. Al ver que Elena no respondía a nada, y viendo que se marchaba, le dijo: «Muchas gracias, Elena«.

Al escuchar esto, la fenómena giró la cabeza y le recriminó el modo en el que se había dirigido a ella: «Doña Elena, por favor, ¿vale?«, dijo enfadada la parásita. La periodista apostilló inmediatamente: «Doña Elena, Infanta«. Las dos primeras conclusiones: Una parásita ejerciendo de lo que no es y una periodista acongojada siguiéndole el rollo a esa piltrafa a la que su rojigualda Ciudadanía le subvenciona hasta el agua de su caballo.

La respuesta que dio Elena (que no es ni «Doña» ni hostias) ha causado una gran polémica y le están lloviendo críticas en las redes sociales. Entre ellas se pueden leer algunas como estas: «Doña Elena, la acabada«, «Qué gran servicio lleva haciendo esta mujer a la República desde hace tiempo. Es que es insufrible«, «Lo de estoy acabada lo ha dicho ella«, «El nepotismo borbónico«, o «El fugao, el preparao y la acabada… vamos a dejarlo aquí…Joder, que familia!!!«.

Otra usuaria arremetió contra ella diciendo: «Doña Elena» altanera, mal educada, debe su vida de lujos a los impuestos que pagamos todos, y por ello al menos nos debe respeto«. Sin embargo, otra usuaria respondió: «El respeto y la educación es algo que debemos tener todos. Si te vas a dirigir a alguien por profesionalidad un señora o un doña es lo suyo. Pero no solo con esta señora, con todo el mundo«. A este paso vamos a tener que acabar tratando de «don» a Inda, Marhuenda, Losantos, Girauta, Ferreras; o de «doña» a Belén Esteban, Macarrona Molona, Cuca, IDA ,o a la fracasada motapollos Arrimadas.

¿En serio esta señora tan inútil cree que puede obligar a los demás a llamarla «Doña Elena«? ¿En serio millones de ciudadanos son tan inútiles como para creer que eso es «normal» y lo aceptan? Lo dudo mucho, Elena «a secas».

Vamos a ver: Que el clon de Rosendo está acabada no hay duda. El jaleo es que la Duquesa deFormentera, que tiene menos luces que el barco pirata de Playmobil, está educada así desde su difícil e inadaptada infancia… Educada en la prepotencia, la chulería y la altanería. ¿Pero quién coño se cree que es esta tipa? Llamar «doña» a ese engendro es como llamar demócrata a su fugado padre, heredero de de asesino Franco. Si llego a ser yo la periodista y me chulea de esa manera con eso de «Doña Elena» le vuelvo a llamar Elena, y si se me pone flamenca, se le llama «Doña Jeta» y no pasa absolutamente nada. Así, sin anestesia.

Que se dedique a engrasar el patinete y el hemisferio inferior derecho a su marido, que lo sigue siendo porque, al margen de lo que se entienda por «temporal», aquella chorrada del «cese temporal de convivencia» no tiene recorrido alguno en la jurisdicción Civil española, o sea, que eso, sencillamente, NO EXISTE. Mejor que se dedique a seguir malcriando a Vickyfé, la influenccer del cerdito vietnamita y a Froi el binguero. ¿Alguien se imagina que este par de niñatos le digan a un periodista que se dirija a ellos como Don Froilán o Doña Victoria Federica? ¿No se dan cuenta que, además del total descrédito, son el descojono en estado puro?

Aunque, por otro lado, seamos objetivos: Quizá esta banda que vive a la chepa de la Ciudadanía sea la que se descojone del Pueblo. Con esta gentuza solo hay una forma de actuar: Se les desposee de todo lo que no es suyo y se les manda al exilio a que les mantenga Perico el de los Palotes. Están acostumbrados a ello, sin ir más lejos, su padre, su abuelo y su bisabuelo ya han pasado por ese «Erasmus«, pero a la fuerza.

Don sin din, campana sin badajo: Es lo que sufren los españoles con esa banda de vividores que, al margen de gastos, no les aportan absolutamente nada y que viven en una especie de realidad paralela, y entiéndaseme bien: Para-lela.

Publicado por

Iñigo Landa Larrazabal

Iñigo Landa Larrazabal (Bilbao, 1967) Destinado en la Agencia Espacial Vasca. Estudió Austronáutica en euskera y cursó el mismo máster que Pablo Casado en Universidad Rey Juan Carlos, el fugado. Vive en Bilbao

8 comentarios en «Doña acabada (1º Parte)»

  1. La alternativa en el Estado para acabar con este desmadre monárquico sería recurrir a lo dicho por Gandhi: «ganamos justicia más rápidamente si hacemos justicia a la parte contraria»…única forma de terminar con la impunidad total del que disfrutan estos sinvergüenzas gracias a la leyes que aprobaron sus lacayos políticos…y mientras el pueblo siga sumiso a ellos, seguiremos en las mismas.
    Habrá alguien que sea tan incauto que crea que Hacienda tiene puesto algún control sobre los ingresos y egresos de la familia real…de todos y cada uno de ellos?…o que regresarán a las arcas del pueblo los capitales mal habidos, que acumuló y lo tiene escondido en los paraísos fiscales, el emérito una vez fallezca…por mucho que el nuevo Jefe de Estado haya dicho que renunció a su herencia (a quién pretenderá engañar)?…a dónde irá a parar ese dineral?…
    …no seamos tan ingenuos, y tomemos nota para buscar soluciones…porque «la igualdad de la riqueza debe consistir en que ningún@ ciudadan@ sea tan opulent@ que pueda comprar a otr@…y ningun@ tan pobre que vea la necesidad de venderse.

  2. Siendo Doña Letizia de origen asturiano seguro que hace algo para que se puedan exhumar los restos de tres rojos en un pueblo de por alli. Los jueces españoles pararon la excavación durante 15 meses, se reanudó y la policía judicial la ha vuelto a putear.
    Mientras tanto la insoportable hija de la infanta de la mala hostia se ha ido a París de juerga con sus amiguitas tras recuperarse de sun peritonitis
    República y monarquia. Unos pusieron los muertos y otros se llevan los dineros ante la pasividad social, tan tolerante con la lluvia dorada que vierten sobre nuestras cabezas las doñas.
    Ahí te quiero ver campechana reina

  3. Para llevar la contraria a su cuñada, Doña Letizia se ha puesto en plan simpaticón y entrañable. El otro día al embajador en USA le dijo que le saludara como si ella fuera un hombre incluso le agarró del brazo al peripatético diplomático en plan «Hola bro ¿qué haces al salir del curro?» y ayer le le dio por achuchar a una señora mayor que vive sola, un caso único por lo que se ve eso de vivir solo/sola.
    Supongo que tras verse a sí misma en las exequias de la súper difunta, sus asesores y asesoras le dijeron que ahora toca ser guachi para variar.
    Hace unos días una periodIsta especIalizada en husmear bajo las alfombras zarzueleras declaró que a Doña Ortiz le encanta hacer cosas políticas con políticos como ir a la ONU. Quizás, opino yo como plebeyo protestante, que antes de dedicarse a hacer política tendría que pasar por unas elecciones, como le pasa ahora a Macarrona Molona.
    Justifican los lamecoronas la mala hostia de Doña Rosendo como algo genético bubónico. Yo simplemente lo considero como dicen por ahí de que le falta una patata para el kilo.

      1. Que nunca ha ido sobrada de luces es evidente. Su mirada recuerda un poco a la de Joseba Egibar.

        Por cierto, a qué no sabes a quién ha propuesto el PNV como candidato a la alcaldía de Bilbao (según publica DEIA)?

        «La ejecutiva jeltzale de Bizkaia junto a las 13 Organizaciones Municipales de Bilbao plantean la candidatura de Aburto para su debate»

        Lo de «para su debate» siempre queda muy bien y da imagen de «democracia interna» pero qué te voy a contar que no sepas, Don Iñigo, de la democracia interna en los partidos …

        Eskerrik asko !!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *