¿Por qué le llaman deporte si es un chanchullo?

Un partido de fútbol sin cerveza es como un matrimonio sin mascota, un jardín sin cannabis, o una peli en el cine sin palomitas. Mira que, aparte de dictadores, son raritos los qataríes pero la han armado buena. A falta de dos días para que comience el Mundial de las 6.000 muertes prohíben el consumo de cerveza en los estadios y en sus alrededores.

Según dice la FIFA, a los aficionados que vayan hasta Qatar “el alcohol no es parte de la cultura local, pero la hospitalidad sí”. Por ello “el alcohol estará disponible para su compra para los aficionados que quieran disfrutarla en restaurantes y bares con licencia, y hoteles en el país”. Todo esto tras saberse que BUDWEISER, propiedad de la multinacional belga AB InBev (y que tiene la exclusiva del tema cervecero) esté contribuyendo con 75 millones de euros anuales a la siniestra FIFA.

Los puntos de venta de alcohol que serán, aparte de los locales ya autorizados para ello en tan lindo país, serán los lugares de concentración de las diferentes aficiones en los cuales se venderá al módico precio de 14 dólares la media pinta. Una pinta equivale a cerca de medio litro de cerveza, lo que significa que un cuarto de litro cuesta más de 13 euros de la vieja Europa, lo que no está nada mal. A ese precio, y con limitaciones, pues sólo se venderá alcohol desde tres horas antes de los encuentros y hasta una hora después de los mismos. Luego, el que la quiera agarrar bien, al hotel. Las multas por estar en estado de ebriedad fuera de los horarios o lugares permitidos podrían ascender a los 800 dólares.

Y no solo eso: Quienes incurran en actos impropios (leer la Sharia para saber cuáles son) en la vía pública, podrían ser consignados a las autoridades qataríes y purgar una condena en una prisión preventiva, esperar a que se esclarezca su situación legal en un juicio y, mientras todo eso sucede, no podrán salir del país. Es decir, que quien se pase por la entrepierna los particulares «Derechos Humanos» que rigen en Qatar para saciar su hambre de balón y acudan al show de los jeques, pues corre sus riesgos, oiga. Y a ver quién protesta, porque eso de cortar la cabeza a la gente revoltosilla no está tan mal visto como aquí, que somos más blandengues y más «sueltos» a la hora de emborracharnos sin tanta gaita.

De lo que no se habla es de lo que sucedería si, a quien pillen pedo en la calle o levantando el codo en los estadios, fuese una mujer musulmana. Lo tendría realmente tan crudo como quedaría su cuerpo tras unos latigazos o unas pedradas (y, ojo, esta gentuza apunta a la cabeza). Para hacernos una somera idea (recordemos que allí se aplica la Sharia. Como nos recuerda Amnistía Internacional, la, también llamada ley islámica, es la base del derecho islámico y establece cómo deben de ser la conducta y la moral de las personas musulmanas, así como dibujar los límites entre ‘el bien’ y ‘el mal’. Esta ley religiosa, que está inspirada en el Corán y la Sunna, establece castigos que van desde los citados latigazos, lapidaciones, hasta la amputación de órganos (normalmente, extremidades).

Como nos describe Human Rights Watch, las mujeres ocupan en Qatar un lugar “especial” ya que deben tener un tutor masculino que autoriza y supervisa sus movimientos o decisiones como puede ser trabajar, casarse, viajar al extranjero y «hasta recibir algunas formas de atención de la salud reproductiva». En el caso de los castigos, las mujeres también sufren desventajas, ya que el adulterio puede conllevar la lapidación, mientras que los hombres pueden tener hasta cuatro mujeres. Son sus costumbres y, al parecer, hay que respetarlas. Lo que supongo es que si, por el contrario, la que se cuece como un mirlo-hembra es una occidental o señora pudiente no musulmana, pues el castigo será como el de los hombres. O sea, 800 dólares y para casa sin lapidaciones por medio, que se han civilizado mucho.

Pues nada, quien no tenga remilgos morales que disfrute de un espectáculo en el que el país anfitrión se ha pulido 220.000 millones de dólares, y en el que la FIFA ha suscrito una póliza de seguro para cubrir posibles cancelaciones por razones de fuerza mayor valorada en 900 millones de euros. Así que imaginemos sus beneficios. Al lado de estas cifras los premios de los ganadores son una birria: Ganador del Mundial: 40 millones de euros. Segundo equipo clasificado: 29 millones de euros. Tercer equipo clasificado: 26 millones de euros. Cuarto equipo clasificado: 24 millones de euros.

Las recaudaciones tampoco son muy allá. Según una agencia especializada en valorar estos eventos se estima que la recaudación será de unos 17.000 millones de dólares y asistirán 1,2 millones de turistas, un dato importante teniendo en cuenta que la población total de Qatar es de 2,8 millones de habitantes, de los que el 80% son foráneos y ni pinchan ni cortan.

Está claro que, aparte de las masas de dinero que mueven vampiros y prebostes varios, contratistas, tipos de la FIFA, intermediarios y todo el circo de especuladores propios de este mundillo, el objetivo fundamental es el de blanquear al estado de Qatar y meterlo en el Mapa Mundi, aunque deje su paso muerte, intolerancia, machismo enfermizo y fundamentalismo medieval.

¡Y todo eso con poca cerveza y cara! ¡El próximo, en Bilbao y sin tanta hostia, oye pues!

Publicado por

Iñigo Landa Larrazabal

Iñigo Landa Larrazabal (Bilbao, 1967) Destinado en la Agencia Espacial Vasca. Estudió Astronáutica en euskera y cursó el mismo máster que Pablo Casado en Universidad Rey Juan Carlos, el fugado. Vive en Bilbao

7 comentarios en «¿Por qué le llaman deporte si es un chanchullo?»

  1. El otro día vi un vídeo de los palcos de lujo ¡tienen hasta una cama! Y yo me pregunto ¿van a ver los partidos o a tralará? No permiten beber a los demás pero a saber lo que se soplan ellos en los palcos. En cuanto a los derechos humanos 😪😪

  2. Los que han hecho una ekintza son los autores del ciberataque al Grupo Noticias. No hay que rascarse mucho la cabeza para adivinar de dónde vienen los odios.
    Con todo mi cariño y solidaridad hacia nuestro medio favorito de comunicación desde 1977, decirle también a la directora de DEIA que si bien les jode a los fachas violentos que salgan cada dia los diarios del grupo en sus versiones gráfica y digital, sacar a la venta un periódico sin apenas noticias como es el caso de hoy es sencillamente lamentable. Muchos quieren que los periódicos de nuestra tierra desaparezcan y otros parece que buscan la eutanasia. Más chicha y menos paja para rellenar. Salvo que el caso de hoy haya sido por el ciberataque. Aurrera pero con más ganas.

  3. ¿Vas a realizar alguna de tus intrépidas ekintzas para boicotear el evento?

    ¿No estarás pensando en presentar tu candidatura a presidente de la FIFA?

    1. No. Simplemente divulgar el boicot en la medida de mis posibilidades. Muchas gotitas pueden hacer una gran charca aunque, soy consciente, que esa mafia es un océano. ¿Y tú? ¿Tienes pensado hacer algo?

  4. Los habrá que se sentirían a gusto a gusto alli. Mujeres sin derechos, amputaciones y lapidaciones, represión a lo bestia, inmigración animalizada, no hay comunistas bolivarianos, ni partidos políticos, un solo lider absoluto, sueldo vitalicio para los nativos, etc. y vicios los que quieras pero en la intimidad. El paraiso del fascista. Doha Libertad que diría la jequesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *