El fascinante viaje de las grullas, desde Escandinavia a la península Ibérica

En la última semana del mes de octubre y primeros días de noviembre las grullas comunes (Grus grus) efectúan su migración hacia la península Ibérica y el norte de África, aunque lo pueden hacer antes, a primeros de octubre. La ruta que siguen invariablemente es una ancha banda de unos cientos de kilómetros que atraviesa Europa, alcanzando la península Ibérica por el Pirineo occidental. En el mes de marzo utilizan el mismo camino para regresar a sus zonas de cría en el norte de Europa y Rusia.

Una V formada por grandes aves, volando a gran altura, con el cuello estirado, con pesadas y amplias batidas de alas y con un “kru-kru-kru” incesante, denota el primer bando de grullas. A diferencia de los gansos, las grullas no conservan mucho tiempo esta disposición en V.

En el Estado Español invernan en número elevado en puntos del centro y todo el sudoeste. Sus lugares habituales de estancia en esta época son los encinares y campos cultivados de cereales, que les proporcionan alimento abundante, aunque utilizan zonas peladas como dormideros, siendo espectacular el trasiego al amanecer y anochecer.

Pero este fascinante viaje desde el Norte de Europa y cuyo destino es la península Ibérica y el norte de África, se inicia a finales de septiembre, cuando los vientos fríos del norte del Viejo Continente anuncian el otoño y las primeras nieves

Una vez que las primeras grullas crucen los Pirineos por Navarra, se dirigirán a la laguna de Gallocanta (entre Zaragoza y Teruel). Por allí pasarán, en algún momento, casi todas las 150.000 grullas que hacen la invernada en España y Marruecos. Desde allí se irán distribuyendo en bandadas por las dehesas del suroeste peninsular.

Entre el 45% y el 50% de todas las grullas de Europa Occidental eligen las dehesas extremeñas para pasar los meses de invierno. El resto de las grullas que entran en la península se reparten entre los Parques nacionales de Castilla-La Mancha de Las Tablas de Daimiel y Cabañeros, y más hacia el sur, en La Janda en Cádiz y otras prosiguen su viaje a las regiones costeras del norte de África vía Marruecos, donde una de las poblaciones invernantes más importantes se encuentra en la desembocadura del río Massa.

La invernada de la grulla común se ha convertido en uno de los grandes atractivos turísticos de las zonas citadas, que durante los meses de invierno acogen a miles de ejemplares de estas aves que llegan a la península ibérica desde el norte de Europa.

La grulla es un ave gregaria, que salvo en la época de cría, se agrupa en bandadas, que durante la migración vuelan en forma de uve. Buscan alimento, beben y duermen en grupos, que pueden consistir en parejas, grupos familiares, o bandadas invernales según la época. Sus bandadas pueden llegar hasta los 400 individuos durante la migración. En las paradas de descanso de la migración pueden verse miles de grullas reunidas en un solo lugar. Su canto, consiste en un trompeteo característico, articulado gracias a una larga tráquea varias veces curvada y alojada en la cavidad torácica, que actúa en conjunto a modo de caja de resonancia.

Durante su estancia en la Península Ibérica la grulla común se alimenta mayormente de semillas, bulbos, tubérculos y rizomas, pero también incorpora pequeños animales (invertebrados o pequeños vertebrados) a su dieta si puede capturarlos mientras se aprovisiona de vegetales.

Grulla común. Grus grus. Kurrilo arrunt.

Las fotos están sacadas por este orden en:

  • Laguna de la Nava (Palencia). Mediados de noviembre 2016.
  • Montoria (Álava). Primeros de noviembre 2016.
  • Montoria (Álava). Primeros de noviembre 2016.

 

 

10 comentarios en «El fascinante viaje de las grullas, desde Escandinavia a la península Ibérica»

  1. Acabamos de ver y oir un grupo de grullas en Zaragoza ciudad. Hoy 18 ze febrero. Dirección norte a los Pirineos. Es posible que ya inicien la vuelta?. Gracias.

    1. Si, Jesús. Para mediados de febrero y primeros de marzo las grullas se dirigen al centro y el norte de Europa, conforme va desapareciendo la nieve, a criar. Normalmente, para el 19 de marzo, festividad de San José, ya no quedan grullas en la península. En el norte y centro de Europa permanecerán durante la primavera y el verano, con tiempos no tan cálidos como los de aquí. En septiembre, iniciarán la vuelta a la península, haciendo varias etapas. Saludos.

  2. Yo vi hoy 4 de noviembre una bandada que sonaban sus trompeteros y venían de Madrid y se dirigen al sur dirección Illescas también observe que hacen círculos y avanzan no se porque…..

    1. Hola Jose Manuel. No todas las grullas van a Gallocanta, aunque bastantes sí. Algunas se dirigen directamente a las dehesas extremeñas, a Andalucia, y también a Castilla-La Mancha. Las grullas utilizan tres rutas migratorias. La occidental, usada por unas 130.000 aves, las lleva a pasar el invierno en España, Portugal y Marruecos (son las que pasan por la península Ibérica). Pero es sin duda Extremadura con un 53%, es la comunidad a la que más individuos arriban. La central o báltica, en la que aproximadamente unas 140.000 grullas intentan llegar a África desde Polonia atravesando Serbia e Italia. Por último la oriental, utilizada por un numero indeterminado de grullas, parte de Estonia y Rusia, atraviesa Turquía y Egipto llegando hasta Etiopía. La mayoría de bandadas acaba formando una especie de letra “V”, con un individuo liderando y el resto ocupando una posición escalonada detrás. El por qué de esta formación tiene una explicación muy lógica. El vuelo exige un gasto de energía importante para las aves y el vuelo en “V” es una forma de optimizar este gasto. Un saludo.

  3. Hola a todos.

    Hoy 17 de febrero de 2019 he avistado en la vertical de Pinto una gran bandada de grullas. Daban vueltas como si estuvieran poniéndose de acuerdo para formar varias V y han tomado dirección noreste. Ha sido al atardecer sobre las 18h.

    Saludos

    1. A las puertas de la primavera, en Marzo, las grullas vuelven a pasar por encima de nuestras cabezas, pero esta vez para volver a sus paises de cría en el norte de Europa. Pero este año, están adelantadas. Un saludo, Emilio.

  4. Hola, vivo en Suecia no lejos de la frontera con Noruega. La llegada de las grullas marca el fin del invierno, este año han llegado hacia el 15 de marzo. Oigo sus gritos cuando pasan volando sobre mi casa, a veces se quedan en el campo del fondo. Los gansos han llegado algunos días antes, los cisnes no se han ido en todo el invierno, que este año no ha sido especialmente frío, como lo fue el anterior y no había más que hielo en la marisma.
    Un saludo
    Juan Carlos

    1. Gracias por tu comentario, Juan Carlos.La migración de aves está cambiando totalmente. El cambio climático y sus efectos, es una de las causas. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *