La familia de los gorriones

Gorrión común. Passer domesticus. Txolarre arrunt. Salinas de Galar (Navarra). 25.07.18.

En la península Ibérica existen hasta cinco especies de gorriones: el gorrión alpino, que cría en alta montaña; el gorrión moruno, que lo hace en Extremadura y Andalucía, aunque ha llegado a Madrid; el gorrión chillón, más escaso y habitante de medios forestales y roquedos; el común, ligado a las ciudades, y el molinero, presente en núcleos rurales.

Hay cada vez menos gorriones. Es una tendencia evidente en las ciudades, pero también en el campo, donde la despoblación rural está pasando factura a dos de las cinco especies que habitan en la península, según los datos del programa de seguimiento de aves comunes de SEO/BirdLife. Se trata del gorrión común, con un declive global de su población por encima del 15% desde 1998; y del gorrión molinero, que presenta una caída del 6%. También el gorrión alpino está muy afectado.

Gorrión común. Passer domesticus. Txolarre arrunt. Espejo (Alava). 25.04.17.

Tanto el gorrión común como el molinero, una especie de menor tamaño y aspecto delicado, guardan una estrecha relación con la actividad humana, hasta el punto de que anidan en edificios y otras construcciones. A menudo, cuando el ser humano abandona un espacio, estas aves siguen su camino, aunque hay otros factores que están contribuyendo a su declive. Entre ellos, la intensificación agraria, el despoblamiento rural y el uso de pesticidas. En las zonas urbanas, una amenaza importante es la limpieza de ciudades, parques y jardines, donde los gorriones se alimentaban de los desperdicios humanos, unida a una mayor competencia por el escaso alimento, fruto de la llegada de especies foráneas, como la cotorra argentina, o el aumento de la población de palomas y urracas. Otra de las causas es la ausencia de lugares de nidificación, el uso de insecticidas y la creciente población de gatos callejeros, el principal depredador del gorrión.

Gorrión molinero. Passer montanus. Txolarre landa. Lomas de Campos (Palencia). 15.05.17.

El gorrión molinero es el más rural de las cinco especies, y es el más pequeño y delicado gorrión de la fauna española. Es un habitante de las campiñas arboladas, los sotos y las dehesas, siempre que en sus proximidades cuenten con áreas abiertas en las que obtener alimento. Aunque en los años ochenta del pasado siglo la especie experimentó una cierta expansión demográfica, en la actualidad parece que la competencia con especies más prolíficas y la intensificación agraria están provocando un descenso de sus efectivos.

No corren tan mala suerte otras dos especies de gorriones -chillón y moruno-, cuyas poblaciones han aumentado desde 1998 gracias a su expansión por diferentes zonas de la península. En ambos casos, su dependencia de la actividad humana es menor. El gorrión chillón se parece a una hembra de gorrión común debido a su apagado y pálido plumaje. Su canto es parecido al del gorrión común, con un sonido más chirriante, de donde toma el nombre de “chillón”.

Gorrión chillón. Petronia petronia. Txolarre harkaitz. Pedraza de Campos. (Palencia). 23.07.17.

El gorrión moruno (Passer hispaniolensis. Txolarre ilun), es nuestra cuarta especie de gorrión, y uno de los más bonitos, especialmente los machos. Su profuso barrado negro en el pecho y vientre, permite diferenciar fácilmente a los machos de otros gorriones. Las hembras, en cambio, son muy parecidas a las del gorrión común, y a menudo es imposible diferenciarlas.

Finalmente, la quinta especie de gorrión, es el gorrión alpino, con sus inconfundibles tonos blancos en el vientre y la cola, lo que le hace ser fácilmente distinguible. Es característico del Pirineo central (Huesca, Navarra y Lleida) y de la parte oriental de la Cordillera Cantábrica (Asturias, León, Cantabria y Palencia), normalmente por encima de los 1.500 metros de altitud. Es una especie, que al vivir en un hábitat duro y difícil, podría desaparecer o disminuir drásticamente su población debido al cambio climático.

Gorrión alpino (Montifringilla. Elur-txonta). Foto: Wikipedia.

Más información: Cómo distinguir los gorriones españoles, por Gabriel Martín.

https://www.seo.org/2015/03/20/como-distinguir-los-gorriones-espanoles-por-gabriel-martin/

 

 

4 comentarios sobre “La familia de los gorriones”

  1. No es correcto hablar de cotorra argentina. Es un ave del sur de Brasil, de Uruguay, Paraguay, Chile y Bolivia también. Sería incorrecto llamarla cotorra uruguaya y brasileña por ejemplo. Creo que cotorra monje es más acertado, o cotorra verde-gris, aunque tenemos una mutación con cabeza y parte del lomo de color amarillo.

  2. Hola. Llevo años leyendo que cada vez hay menos gorriones. Quizá haya sido verdad, pero este año, por la zona de mi casa (en Donosti) los hay en cantidad. Están constantemente por aquí, y a cualquier hora del día. Así que, según en qué sitios, a lo mejor se están recuperando. Saludos

Responder a Pablo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *