La última esperanza para salvar a la anguila europea

La anguila europea (Anguilla anguilla) es una especie muy vulnerable. Foto: Noticias de Gipuzkoa.

La anguila europea -la angula es el alevín o cría de la anguila- es una especie compleja desde el punto de vista biológico, con un ciclo peculiar, curiosamente la reproducción de las anguilas en su medio natural jamás ha sido observada. Se supone que debe ocurrir en algún lugar cercano al Mar de los Sargazos donde las larvas pasan de 2 a 3 años y al llegar a las costas europeas se transforman en angulas. Posteriormente entran y ascienden por los ríos y pasan en ellos buena parte de su vida para descender otra vez y migrar al Mar de los Sargazos para reproducirse.

La anguila europea es una especie muy vulnerable y con gran tradición pesquera en muchas zonas de su área de distribución. Presente en casi todos los ríos de Europa y del norte de África, realiza la mayor parte de su crecimiento en agua dulce, aunque se reproduce en el mar.

La población de anguila europea está en peligro crítico, según la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (IUCN).  Esta especie ha descendido tanto que actualmente sólo llegan a nuestras costas un 8,7% de las angulas que lo hacían antes de 1980. Su supervivencia está amenazada por el cambio climático, las barreras a la migración (en la península ibérica la anguila ha perdido el 80% de su hábitat), la contaminación, la explotación insostenible y el tráfico ilegal de la angula.

En 2007 la Comunidad Europea estableció un reglamento (CE 1100 / 2007) para garantizar que todos los Estados Miembros desarrollasen planes de gestión de la anguila. Sin embargo, la población no ha mostrado signos de recuperación.

La gestión de la anguila europea se ha visto obstaculizada por diversos factores, entre ellos, la falta de diálogo, de coordinación y de estrategias conjuntas de los actores involucrados en su conservación, así como la falta de conocimiento sobre la especie y la disparidad en las metodologías empleadas en la estimación de los indicadores para su evaluación. Así, aunque las anguilas que hay en las aguas españolas, francesas y portuguesas constituyen una única población, se han manejado como si fueran poblaciones aisladas, a nivel nacional e, incluso, regional.

La angula es el alevín o cría de la anguila. Foto: Azti.

Debido a ello, se ha puesto en marcha el proyecto SUDOANG que pretende contribuir a la recuperación de la anguila europea en el sudoeste europeo, estableciendo métodos conjuntos de actuación y reforzando la cooperación de los agentes implicados en la gobernanza de la anguila y su hábitat. gestores locales, regionales y nacionales, ONGs y asociaciones de pescadores.

El proyecto SUDOANG, coordinado y liderado por AZTI, está cofinanciado por el FEDER a través del programa Interreg Sudoe. Cuenta con un presupuesto de 1,6 millones de euros de los cuales el Programa Interreg Sudoe financia el 75%. (1,2 M). Para poder llevar a cabo el proyecto se ha construido un partenariado que incluye toda la cadena de valor relacionada con la gestión de la anguila en el área SUDOE:  diez centros de investigación y 27 socios asociados incluyendo gestores locales, regionales y nacionales, ONGs y asociaciones de pescadores.

Proyecto Sudoang. Foto: Azti.

Información de Azti: https://www.azti.es/es/el-proyecto-sudoang-contribuira-a-la-recuperacion-de-la-anguila-europea-y-de-su-habitat-en-el-area-sudoe-proporcionando-metodos-conjuntos-de-actuacion/

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *