Cortejos en las alturas

En las próximas semanas entramos en invierno y parece que la vida tanto vegetal como animal comienza su letargo. Sin embargo, dentro de unos días, en diciembre, es cuando florecen varias decenas de plantas, cuando se aparean unos pocos animales y sobre todo cuando se encelan dos buitres, el leonado y el negro, y el quebrantahuesos.

Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus. Ugatz). Autor: Mikel Arrazola. Buseu (Pirineo Lleida). 20.07.18.

Los buitres, leonado (Gyps fulvus) y negro (Aegypius monachus) y el quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), acuden a lo alto para exhibirse. Porque estas aves, de cierto aspecto intimidador cuando están quietas o alimentándose, son bellísimas para nuestros ojos cuando vuelan. Un cuarto buitre es el alimoche común (Neophron pernoptenus) pero es más friolero y migra a tierras africanas.

El quebrantahuesos es un ave que puede alcanzar una envergadura de 2,80 m y llegar a pesar 7 kg. Requiere grandes sistemas montañosos, abruptos y con cavidades, cuevas y cantiles donde nidificar. Las puestas son dobles, pero nunca llegan a criar con éxito dos pollos, el hermano mayor mata siempre al menor, que le sirve de comida. Son aves carroñeras, necrógafas (comen animales muertos) que se alimentan principalmente de carcasas de huesos de mamíferos.

Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus. Ugatz). Autor: Mikel Arrazola. Buseu (Pirineo Lleida). 20.07.18.

Navarra cuenta con nueve territorios de quebrantahuesos, algunos de ellos compartidos con Aragón y Francia, y algunos individuos dispersos que se pueden encontrar desde Aralar hasta el Pirineo, sin que hasta la fecha se haya constatado la reproducción en los montes vascos. Estas especies y sus hábitats proporcionan importantes beneficios para el equilibrio de los ecosistemas y a los seres humanos por los servicios ecosistémicos que generan.

Buitre leonado (Gyps fulvus. Sai arre)
Gardelegi (Vitoria-Gasteiz). 18.05.18.

El buitre leonado es el único que no está amenazado, ya que en el último censo de 2008 se contabilizaron más de 24.600 parejas reproductoras repartidas por la península y Baleares, lo que representa el 94 % del total europeo.

El buitre negro, que figura en el Libro Rojo de las Aves de España elaborado por la organización conservacionista SEO/BirdLife clasificado como “vulnerable”, contaba según los últimos censos con 1.845 parejas reproductoras, es decir, el 98% de la población europea.

4 comentarios en «Cortejos en las alturas»

  1. ¿Porque el buitre negro no existe en esta zona de Peninsula Iberica?. Solo se extiende en el sur. Me llama la atención que habiendo en Nafarroa semejante cantidad de buitre leonado, no haya ningun ejemplar del negro.Eskerrik asko

    1. Según SEO BirdLife, el buitre negro selecciona para reproducirse bosques maduros, con poca accesibilidad, huyendo de las molestias causadas por los seres humanos. Prefiere laderas con cierta pendiente, evitando las partes más bajas de las mismas. Las colonias de cría se ubican principalmente en bosques de encina, alcornoque y pino. El buitre negro en España suele preferir bosques mediterráneos de sierras o montes no demasiado elevados. No obstante, las colonias más norteñas del Estado español, ubicadas en el sistema central —que suponen el 14% de la población—, no cumplen estas características, pues se encuentran en altitudes un poco extremas para el buitre negro, entre los 1.400 y los 1.900 metros, donde las nevadas son muy frecuentes en plena época de incubación. Adjunto una publicación del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que tiene cierto interés. https://www.miteco.gob.es/es/parques-nacionales-oapn/publicaciones/edit_libro_02_05_tcm30-100323.pdf
      Un saludo, Patxi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *