¿Emancipación?

Hoy he coincidido con Paul Ríos, coordinador de Lokarri, en Azpimarra (ETB1). Él sabe qué opinión tengo de los últimos comunicados de ETA ([Enlace roto.] y [Enlace roto.]) y hemos hablado de ello. Le he dicho que he empezado a cambiar algo mi punto de vista. Aparte del voluntarismo de las manifestaciones de los portavoces de la izquierda abertzale heredera de Batasuna, que hay que ponderar en sus justos términos, me ha sorprendido lo que dijo ayer Txelui Moreno y, sobre todo, cómo lo dijo.

Utilizó el término “obedecer” para expresar la obligación que tienen todos los miembros de la izquierda abertzale no emancipada de aceptar las decisiones de las bases. Pareciera que en lo sucesivo, con idas y venidas, se van a producir pronunciamientos que reafirmen ese principio de emancipación. Así que es posible que dentro de unas semanas o meses, ya no podamos utilizar el calificativo “no emancipada” para esa izquierda abertzale. Sería magnífico.

Es seguramente mucho pedir que la valoración de las gamberradas terroristas sean calificadas como lo que son, ataques inaceptables a los bienes e integridad de las personas y de la colectividad. De momento vienen a decir que eso “no toca”, aunque sólo sea por razones tácticas. Por algo se empieza.

Otra cosa es lo que haga la organización terrorista, la vanguardia. En su día sostuve que ahí, en ese ámbito, se están echando un pulso unos a otros, políticos vs. terroristas, vanguardia vs. retaguardia. Y creo que eso es lo que hay. Los terroristas se resisten; eso es lo que a mí me sugieren los comunicados. Pero parece que los políticos están por la labor. Para mí sería ya mucho. Porque una cosa es que una cuadrilla de delincuentes se niegue a dejar de delinquir y otra, muy diferente, que esa delincuencia mantenga algún tipo de cobertura política. Podría ser, pues, que los políticos decidan, si ello fuera preciso, que ya se acabó eso de dar cobertura ideológica a la delincuencia terrorista. Tampoco podríamos, entonces, hablar de vanguardia y retaguardia. También eso sería magnífico.

20 comentarios sobre “¿Emancipación?”

  1. En primer lugar sobran calificativos de delicuentes,terroristas si alguien quiere tomar en consideración la opinión de este señor.Descalificando no se consigue nada,si son delicuentes habla mejor de los anuncios que ponen determinados periódicos sobre prostitución,o atrevase en llamar asesinos a los torturadores porque supongo que un torturador sea vasco,chino o yankee es un criminal aunque luego se obtengan informaciones que los periódicos que luchan contra la delicuencia etarra las publican y hagan enpanadas mentales
    Eso del pulso entre políticos y terroristas me recuerda mucho a blandos y duros.
    Usted ni siquiera los amigos de Rubalcaba y su coherte de amiguetes no tienen ni idea de lo que esta ocurriendo ni donde se están cociendo las habas en este tema,es más,creo que por primera vez los terrorista(etarras) está ganando por goleada en la campaña de propanga al gobierno(a los pnv and company)no hace falta mencionalrlos)
    Supongo que ahora los bravos a inteligentes gudaris(guardia civil,policia varias y los democrátas)intentarán hacer redadas para atrapar a delicuentes como mandela and company(basogoiti dixit)para haber si obteneis documentos que realmente sean de los terrorista de la ETA Y HACER SESUDOS ANÁLISIS para el bien de nuestra amada España

    1. La delincuencia de motivación política no deja de ser eso, delincuencia. Y terrorista, para mí, es quien practica la violencia queriendo infundir miedo e intimidar para obtener objetivos políticos. Ambos calificativos son adecuados en el caso que nos ocupa.
      Los torturadores son delincuentes, por supuesto.
      Los anuncios de prostutición nos podrán desagradar todo lo que queramos, pero no constituyen, a día de hoy, delito. Quizás lo acaben siendo, pero de momento no lo son.
      Me permitirá usted que tenga impresiones. Le aseguro que de esas impresiones no me informa nadie; pero hay indicios bastante claros para quien los quiera ver. Aunque está claro que no tengo mucha idea (no tengo ni idea, a decir verdad) de lo que se pueda estar cociendo. Me encantaría que eso fuera la desaparición de la delincuencia terrorista.

  2. Aprecio con cierto desaliento como varios (y ciertos) dirigentes del PNV y otros tantos voceros oficiales del mismo (y mi impresión es que este es su caso) redundan una y otra vez en el caso vasco desde un punto de vista meridianamente sesgado, reduccionista, y a todas luces bien empastado con el discurso oficial del Ministerio del Interior de un tal Perez Rubalcaba, que si mal no recuerdo, dijo siendo portavoz del PSOE en el congreso, allá por los años en los que afloró, y no sin dificultades, el caso GAL, que este no existía.

    Está usted en su derecho, faltaría más, de alinearse con las tesis que le parezcan más oportunas, y de desfilar por la pasarela que le ofrecen medios tutelados por el PNV y el PSOE, principalmente, y no emancipados de aquello que se conoció en su día como el Plan ZEN y que fue diseñado por otro tal Barrionuevo. Es decir, que en mi modesta opinión, hay algunos que como usted, siguen sin emanciparse (y haciendo la vista gorda) a las estrategias asimiladoras de un PSOE tampoco emancipado de su sesgo violento pasado y actual.

    Nunca me cayo mal usted, ni en su etapa al frente de la UPV cuando yo era un estudiante totalmente contrario a su gestión que prefiero no calificar; pero siempre me pareció, sin afán de ofender y si me lo permite, un títere o testaferro de sus amos políticos. Nunca me pareció que tuviera usted demasiado ojo crítico (menos aun autocrítico), criterio propio, y al leerle esta vez no se si esoty leyendo a Anasagasti, Urcullu, o al responsable de comunicación jeltzale. Con esto me refiero que lejos de decir nada nuevo, me da que se dedica a repetir, usando las mismas expresiones e imitando los adjetivos que el PNV solo pone a la izquierda abertzale.

    El título lo dice todo, conociendo al escribano. Dice usted que según se vayan produciendo pronunciamientos en el sentido que apuntaba Moreno en rueda de prensa, no «podrán» seguir utilizando dicho concepto en referencia a la izquierda abertzale. Lo que no entiendo es lo de poder o no poder. Está claro, en mi sencillo parecer, que usted y los suyos están en la linea de hacer cuanto se «pueda» contra la izquierda abertzale (cosa justa en cualquier dirección), pero lo que me desalienta es lo que ustedes entiender por «poder», hacer. Y es que lejos de asumir responsabilidades más allá de lo trazado por Interior, «podrían» ustedes hacer mucho más, en otros sentidos. Contra la izquierda abertzale todo vale, «todo se puede», desde el insulto hasta la tortura acallada que cuenta con muchos cómplices silentes, y opositores de boca pequeña.

    Vagamente se les escucha a los voceros clamar contra un hecho sistemático que también han practicado quienes les ofrecen las pasarelas para incidir en la ideologización (pueden llamarlo concienciación) de las masas. Hace no tanto (en los últimos meses del gabinete), con el lehendakari Ibarretxe a la cabeza, la Ertzaintza detuvo a un tal Manex de Billabona aplicando la incomunicación, y sin seguir el protocolo contra la tortura que hasta entonces y después de mucho pelearlo, fue aprobada por el parlamento vasco y aplicada por el último ejecutivo jeltzale. La portavoz y fiel amiga de Ibarretxe declinó pronunciarse ante un hecho que no se repetía en años; una denuncia de torturas contra la Ertzaintza. ¿Creé usted que el detenido tuvo una visión divina y supo que podría seguir el famoso manual de ETA que les anima a denunciar torturas porque no había cámaras que le grabasen, o en cambio, su sentido común le dice fue una actuación cuando menos equivocada? ¿Es alguien responsable de lo sucedido aparte de la izquierda abertzale? Ni que decir de cuando Atutxa se inventó los comandos Y tras recibir una amenaza de ETA, llevando a cabo detenciones a mansalva que con el tiempo se demostraron en su mayoría injustas e improbadas, recopilando un notable numero de denuncias por torturas que nunca fueron investigadas. ¿De verdad cree que es justo omitir lo dicho y las responsabilidades que de ahí se derivan usando términos de emancipación para algunos, cuando otros llevan décadas sin saber emanciparse de los artífices de la guerra sucia que ha día de hoy siguen empecinados con la vulneración sistemática de los derechos nacionales, colectivos e individuales (usando palabras de Moreno) de los vascos? ¿Solo y siempre toca mirar al mismo lado y hacer como que no se ve el resto? Si, si… Usted ha denunciado también estos atropellos, pero pongalos en una balanza, por favor, intentando que no se rompa hacia un lado, por fuerza, insistencia, dureza…

    Me parece lamentable el carácter democrático que le otorgan a unos vulneradores sistemáticos y sistémicos (por formar parte del sistema) de nuestros derechos. Hace unos meses vi en el programa del follonero (en prime time) a Rguez Ibarra y (nada menos que) Bono, justificando la guerra sucia y cargando contra Garzón. También salió Barrionuevo en una conexión, y se demostraron sus afectos y apoyos, volviendo a la justificación de dichos actos de Estado, por Razones de Estado. Tampoco les oí nada a ustedes, lo tienen más que asumido; no están en nada emancipados de quienes tampoco lo están de la guerra sucia que a todas luces siguen hoy practicando. Supongo que Jon Antza no le merecerá ningún respeto por su actividad, ni JM Sagardui que lleva más de 30 años a la sombra, ni los presos ni sus familiaren que llevan un año sin Bis a Bis por negarse a desnudarse y ser cacheados (cosa que no se le hace a nadie más), añadiendo otra medida excepcional (más) a esos presos que no son políticos, pero a los que se trata como tales. Según usted, meros delincuentes, a grosso modo, según su definición adecuada a la izquierda abertzale, como la Ley de Partidos, ad hoc, que tanto denostan sin denostar. ¿De verdad cree usted que el Estado (y el ejecutivo vasco anterior) no han usado la violencia (legal e ilegal) para infundir el miedo en determinada parte de la sociedad?

    Estoy convencido de que usted, y creo haberle oído decirlo, prioriza algunos derechos sobre otros (yo también), y pone el derecho a la vida sobre los demás. ¿Qué respondería usted si le dan a elegir entre ser asesinado o torturado? Se lo digo porque yo elegí morir, aterrado, humillado, sangrado… Pero ya se que estas cosas no se eligen… Pagazaurtundua no eligió ser asesinado, ni Martxelo Otamendi torturado. Y así están las cosas.

    Habla de vanguardia y retaguardia (después de oído); poco ideólogo le veo en ese aspecto, me apena. Usted está en la vanguardia también, en otra vanguardia. En la vanguardia de hacer el trabajo sucio desde casa. Unos a eso le llaman ser cipayo, yo no digo que lo sea, pero si le digo que echo en falta en sus palabras la valentía y la entereza de otros momentos.

    La semana pasada se volvió a dar otro caso de «Operaciones mediáticas by Rubalcaba-ZEN». Más detenidos por esa labor que usted parece admirar de llevar a los militares por la senda de la obediencia de la democracia interna de la izquierda abertzale. ¿Ha leído sus testimonios o mira para otro lado? Ha leído el informe que el Gobierno Español ha mandado a la ONU despreciando los informes y la persona del relator especial de la ONU Martin Scheinin y diciendo que el Gobierno Español está decidido a no cumplir ni una sola de las exigencias que se les hace desde la ONU? ¿Porqué no se emancipan de una vez y dicen algo? ¿Porqué no dedicarse de una vez a defender todos los derechos de todas las personas y emanciparse de lastres españolistas? Están ocupados con la transferencia de las políticas activas de empleo. Un gran hito, pero bastante afeado por tener que haber reconseguido lo explicitado por ley orgánica hace 30 años. De reir y de llorar.

    Yo nunca he escuchado al PSOE condenar la guerra sucia, ni los secuestros de militantes vascos (7 en total) que se han dado en un año (el año en que desapareció Antza). No respeta la ley ni la democracia que dicen defender; pero parece que a usted no le crea muchas contradicciones, y menos todavía al PNV que directamente o entre lineas, defiende usted en casi cada uno de sus artículos y participaciones en programas de radio y televisión.

    Su opinión, aunque estemos en las antípodas, me merece mucho respeto. Y me gustaría hacerle otras preguntas aunque no me las quiera responder (me he excedido en lineas en mi comentario y seguramente me lo borren).

    ¿Qué opina de la postura del PNV ante su insistente negativa a participar en los actos pretendidamente unitarios (con la presencia de mi adorado Ramón Labaien) del Aberri Eguna?

    ¿Y qué opina sobre la ausencia oficial del PNV de las manifestaciones prohibidas semanas atrás por la AN?

    ¿Le toca hacer autocrítica al PNV en algún sentido o debe seguir como hasta ahora omitiendo muchas de sus responsabilidades para con su ciudadanía y seguir tutelado por Rubalcaba?

    Un saludo, Rober.

    1. Rober:
      Me veo incapacitado para responder a todas sus afirmaciones. Y por otro lado, sería inútil. Usted tiene hecho un juicio que no va a modificar. Intentaré responder a sus tres preguntas finales. 1) Creo que el PNV hace lo que el resto de partidos, esto es, lo que cree más útil para alcanzar sus objetivos políticos, y sospecho que acierta no participando en convocatorias unitarias. 2) Me parece una ausencia perfectamente razonable. Entre otras cosas porque no está clara cuál es la jerarquía de derechos que se propugna. 3) Las responsabilidades, los partidos, las dirimen en los tribunales y en las elecciones. La idea de que Rubalcaba tutela al PNV me parece extravagante.
      Para terminar, dos consideraciones, o si prefiere, ruegos:
      1) Haga el favor de no aludir a mi persona. Aquí se valoran posturas y actuaciones políticas de carácter público. Mi persona no debe ser materia de comentario en el blog. Cualquier próximo comentario que contenga alusiones a mi persona no será autorizado o será borrado.
      2) No estoy afiliado al PNV (de momento), aunque el PNV es la fuerza política con la que más me identifico, algo que no he ocultado nunca.
      Un saludo

  3. No me ha respondido todo.¿Son la Guardia Civil,Ejercito Español bandas de asesinos y delicuentes?Me refiero por lo de Afganistán,por ejemplo.ETA es una BANDA criminal a cuyos miliatantse genocidas se le aplica la ley por ser criminales.Pero y¿ al resto?
    O sólo son terroristas los que maten a soldados y guardias civiles en Afganistàn?

    1. Lo siento pero no he sido capaz de leer su comentario entero. No he tenido tiempo. Por eso he respondido a las preguntas del final, pensando que el resto eran retóricas. ¿Seguirá haciendome preguntas así? Esta es también una pregunta retórica, porque le anticipo que no pienso responderlas. La guardia civil y el ejército, en tanto no sean declarados culpables de los delitos a los que usted se refiere por un tribunal legalmente constituido, no pueden ser considerados ni delincuentes ni asesinos. Y no puedo hablar de lo que sucede en Afganistán porque lo desconozco, pero nunca estuve de acuerdo con esa intervención militar. Creo que, como en Iraq, los problemas afganos han de resolverlos los afganos. Europa no pinta nada allí y es un tremendo error intervenir.

    2. Por cierto, usted no me ha preguntado eso en ningún mensaje. Y haga el favor de utilizar una única identidad para participar aquí.

  4. hola!

    1. Yo convengo con Alec Reid y Bryan Currin en que no sería conveniente ni util que Batasuna y Eta rompieran (se crearía otro partido y Eta seguiria). Lo util sería que las bases acompasen a toda Eta (sin que se creen facciones) al final de su actividad.Para eso sería necesario que no haya una «emancipación» total. Creo que al PNV le interesa eso aunque no lo pueda decir publicamente. Me parece que tu juicio carecia en ese sentido de pragmatismo y realismo (que sin duda utilizaras en tu frucifera labor cientifica), lo veo influido por una cierta pasión muy típica de aquí, de luchas banderizas.
    2.Yo entiendo tu definicion de terrorista. No la comparto , porque si la utilizaras coherentemente, no precisaria nada (y precisar es la funcion de las palabras). En el fondo, me parece que para este caso se deberian diferenciar contextos de valoracion y de descripcion. El miedo y el temor como medio lo utilizan los grupos clandestinos (como ETA, IRA antes, FARC…) y los ejercitos estatales en contextos de guerra, la violencia «legal» en muchos casos, y la violencia estatal ilegal por favor no neguemos la evidencia (solo que cuando lo usan los ejercitos y las policias en vez de miedo se le llama «disuasion», «daños colaterales»…). Con lo cual, si tomamos por cierta tu definicion, ese termino careceria de la mision fundamental, que es precisar, concretar. A mi, y en esto estoy de acuerdo con la BBC, me da que el termino «terrorismo» se emplea para filtrar una perspectiva moral disfrazada de descripcion de la realidad. Para eso prefiero quienes dan su juicio sincero que quienes pretenden disfrazar la valoracion de descripcion. Para eso prefiero que se hable sinceramente y decir «los de Eta son unos hijoputas» cuando decimos son «terroristas», o decir «que son los putos amos» cuando se dice que son «el ejercito de Euskal Herria»
    3. En una de tus opiniones me da la sensacion de que mezclas
    ley y etica.
    «La guardia civil y el ejército, en tanto no sean declarados culpables de los delitos a los que usted se refiere por un tribunal legalmente constituido, no pueden ser considerados ni delincuentes ni asesinos»
    Estoy de acuerdo en el hecho de la «delincuencia», dado que delincuente es quien infringe la ley. Pero con lo de «asesino», no estoy de acuerdo. Un ejemplo: hay estados que practican la pena de muerte. Ese acto no se puede calificar de «delincuencia» (!los tribunales aplican la ley!) pero los tribunales pueden decir misa que para mi eso es «asesinato».
    El problema, es cuando hoy por hoy, los estados son el límite del uso de la fuerza y no instituciones democraticas internacionales (!la ONU o la policia alemana no van a venir aqui a parar los pies a la guardia civil!). Cuando la policia de un Estado se pasa, los tribunales hacen como mucho maquillaje para no deslegitimar al propio Estado: el GAL mato a 28 personas, después de 20 años ha habido cuatro casos.
    Por lo tanto, todo esto te lo decia para deducir que a veces, no hay que esperar a los tribunales «legales» (que amparan esa violencia) para calificar a ciertos sectores de la guardia civil de «asesinos».

    1. Mikel:
      1. Sería ideal, claro, que ETA fuera de la mano de Batasuna en el abandono de la violencia. Pero yo veo difícil que eso ocurra, y mi preocupación es que Batasuna quede inmovilizada por ese factor. Lo mejor es enemigo de lo bueno.
      2. Yo soy un opinador, no la BBC. Y en mi opinión, en mi país se ha venido practicando el terrorismo entendido tal y como yo lo defino. Y estoy radicalmente en contra. Lo que hacen las policías es, en principio, violencia legítima, porque el estado ejerce, legítimamente el monopolio de la violencia. Esto no quiere decir que siempre actúe dentro de la legalidad, pero para eso están los tribunales. ¿Que el nuestro es un estado de baja calidad democrática? Sí, pero eso no impugna el argumento. Simplemente hay que mejorarlo, y ocurre que el terrorismo es un obstáculo, porque se erige en la razón (o la disculpa, si prefieres) para limitar derechos y libertades. Es lo que ocurre cuando se ataca a la sociedad abierta, que ésta reacciona cerrandose aún más.
      3. No creo que mezcle ética y leyes, aunque es posible que lo haga. La ética es una cuestión particular de cada cual. Las leyes no. Jurídicamente asesinato tiene una definición y tratamiento preciso, al margen d elo que tú o yo pensemos.
      Perdona que no me alargue más en la respuesta, pero no tengo tiempo.

  5. Ayer a la noche escribí aquí una opinión que en ningún momento hacia alusiones ofensivas, era eso, simplemente una opinión. Aun no la veo publicada.Guardo a Juan Ignacio Pérez un respeto dado que fue profesor de mi hermano, según dice mi hermano, muy bueno. Espero que no caigamos en la burda censura.

    1. Tiempo al tiempo Mikel. Tu comentario de anoche entró cuando ya estaba acostado. Y hasta media mañana no puede uno dedicar unos minutos a las aficiones.

  6. Egunon. Antes de empezar me gustaría pedirle que no censurara mi comentario por hacer alusiones a su persona. En este post solo solo me referiré a usted para pedirle disculpas.

    Disculpe señor Perez, pero he de decirle, y puede confirmarlo pidiendo la IP de mi comentario a quien corresponda en Deia, que solo he escrito un comentario y que por lo tanto, se equivoca en sus consideraciones al respecto. No pasa nada.

    Disculpe también, por las alusiones directas a su persona. Ni se me habría ocurrido que al criticar una opinión, no pudiera o no fuese oportuno exponer el vínculo entre el artículo y el opinador, por lo cual le pido disculpas ya que mi intención no ha sido en ningún momento faltarle al respeto; incluso sintiendo que en sus opiniones pueda haber faltas hacia otras personas.

    Y ahí va lo que me gustaría decir sobre la(s) respuesta a mi comentario…

    Antes de seguir el hilo entre usted y yo, me gustaría decir algo sobre lo que me dice a mí (o así lo he entendido) en alusión al comentario de Juan. Dice usted que «la guardia civil y el ejército, en tanto no sean declarados culpables de los delitos a los que usted se refiere por un tribunal legalmente constituido, no pueden ser considerados ni delincuentes ni asesinos». No le haré ninguna pregunta; solo decirle que si mal no recuerdo, el más alto responsable del cuartel de Intxaurrondo, varios altos responsables gubernamentales del PSOE y miembros de las FSE han sido juzgadas y condenadas por secuestro, asesinato, malversación de fondos públicos para financiar acciones ilegales y violentas, proxenetismo, tráfico de drogas… Aquellos acusados y condenados, o bien no han cumplido sus penas, o bien han sido indultados, o bien han disfrutado de medidas excepcionales en su favor, o bien han sido ascendidos en sus rangos, más allá de no haberse sometido a ninguna «deslegitimación» (más bien al contrario). Mi pregunta a ese respecto iba encaminada en el sentido de si no es de sentido común, y de conveniencia con el discurso moralista del PNV elevar la exigencia al PSOE en ese sentido, en vez de otorgarle un carácter democrático total y sin mención alguna de sus responsabilidades. Es cierto que esa violencia no está juzgada y condenada ni en la más ínfima parte de su haber, y que con la ley en la mano no cabe hacer ese tipo de acusaciones (si no quiere acabar uno ante Marlasca). De todas formas, me parece que eso no es óbice para plantear análisis políticos en los que se consideren estos hechos. En mi opinión, creo que ciertas actitudes responden a no querer ser responsables de sus procederes o de los procedimientos políticos que desde ciertas tribunas se defienden.

    Sobre su respuesta a mi comentario, he de decirle que me río yo de las extravagancias sobre tutelas y no tutelas, para que vengan a decir que no tiene lugar en un análisis juicioso que el PNV esté abocado en un seguidismo total hacia el PSOE, que es precisamente con el partido que sea cual sea la coyuntura, con algunas pequeñas disputas de cara a la galería, ha pactado historicamente todo. Pactos en los que o ha perdido, o si ha ganado, lo ha hecho muy parcialmente, tarde y mal. Si la otra parte del pacto no cumple y se sigue pactando sobre lo pactado, cabe decir que se actúa bajo la tutela (o sin poder de quitarsela de encima) de quien pacta, no cumple, y sigue mandando, mientras es además, y no cabe omitirlo, un gran actor en la conculcación sistemática y sistémica de los derechos de los vascos, sino el que más. El Estado tampoco ha sido juzgado y condenado por dichas conculcaciones, pero me parece haberle oído en ocasiones haciendo referencias parecidas al respecto. Ni el caso de Jon Antza, ni los secuestros, extorsión, palizas y amenazas contra JM Mujika, Lander Fernandez y otros cinco han sido juzgados ni condenados, y por lo que parece, esa debe ser la premisa, la condena firme por parte de unos jueces (y toda una jerarquía) especiales de tribunales excepcionales pocas veces se muestran imparciales.

    Es más, y el PNV lo ha hecho varias veces, tampoco dice nada sobre la práctica de la tortura, la nuevamente reiterada postura negacionista del Gobierno español ante la ONU, etc… No se lo plantea usted ni tan siquiera como pieza fundamental para la reflexión.

    Sobre la jerarquía que le suponía en materia de derechos humanos, me parece que no ha hilado usted muy bien en sus comentarios, aunque se le entienda. Esta mañana mismo, en Onda Vasca, ha reiterado su opinión sobre la ausencia del PNV en los actos unitarios en defensa de todos los derechos para todas las personas. Es la primera vez que oigo a nadie desde la esfera abertzale, no estar de acuerdo con defender todos los derechos de todas las personas.

    El derecho que tiene supremacía sobre los demás es de la vida; pero en mi opinión, eso también es una tesis reduccionista, aunque esté de acuerdo en parte. El primer derecho básico es el de la vida. ¿Pero qué vida? ¿Es vida la vida sin libertad, democracia y memoria? ¿Es vida la vida sin el resto de derechos, como el de manifestación, asociación, expresión, voto, participación…? ¿La esclavitud es vida? No volveré a la pregunta de muerte o tortura, veo en ello afán de evitarlo, pero… ¿Solo ETA conculca o ha conculcado el derecho a la vida en Euskal Herria?

    No seguiré con mis reflexiones, que para nada son estáticas, ya que dice no querer responderme con otras reflexiones, pero por lo menos, agradecería que no se escudase nadie en una supuesta irracionalidad mía en la que no caben modificaciones ni el debate. A mis veintitantos, he ido modificando mis juicios por muchos motivos. Prejuicios tenemos todos, y los análisis parten de juicios previos, los míos y los de todos, pero se plantean precisamente para ser rebatidos, contrarrestados y sometidos a otros criterios.

    Aunque se incline a no responderme o a no autorizarme en su blog, le agradezco su tiempo, su consideración, su respuesta previa y el respeto mostrado en ella. Solo quiero insistir en que estos dos son los únicos comentarios que he escrito y que los datos privados aportados en el loggin son reales.

    Un saludo, Rober.

    1. Rober:
      Una única cosa. No tergiverse mis palabras. En la tertulia de Onda Vasca no he dicho estar en contra de defender todos los derechos para todas las personas. Estoy en contra de esa formulación, porque esconde una trampa dialéctica. Para responderle, cito de memoria a Clint Eastwood en «Sin perdón»: «Cuando matas a una persona no sólo le quitas todo lo que tiene; también le quitas todo lo que podría llegar a tener.»
      El resto no se lo puedo discutir porque necesitaría dedicar un tiempo del que carezco.

      1. Ha dado en el clavo. Por lo menos coincidimos, aunque minimamente, en el cine. Pero pongámonos en antecedentes, que seguro que hacemos lecturas distintas.

        En el pueblo de Big Whiskey unos vaqueros maltratan a una prostituta realizándole varios cortes por la cara y el cuerpo. El sheriff (Little Bill) castiga a los hombres con una multa, indignando a las mujeres del burdel, que ofrecen una recompensa para quien les haga justicia matándolos. Entonces aparece Bob, el inglés, con su fama de gran pistolero y su carácter de pocos amigos, para hacer justicia. Pasa que el pistolero no es lo que todos creían.

        A mí, esta pequeña sinopsis parcial me parece más interesante para cualquier translación que la frase que usted aporta, aunque siendo sinceros, me parece que ese alguien a quien se refiere en la cita bien podría ser un algo colectivo.

        Por cierto, los comentarios de Mikel me parecen brillantes. El último punto, el número 3, me parece que es también materia a responder.

        Sobre lo de tergiversar sus palabras, no era mi intención, pero no tergiverse usted las mías. En ningún momento digo que esté usted en contra. No me malinterprete; solo le digo que no se ha mostrado a favor de hacerlo, con esa formulación, pero tampoco con ninguna otra. Nos permitirá que valoremos justamente sus palabras de esta mañana. Si prefiere que le leamos la mente, está en su derecho, pero no entra dentro de mis cualidades descubiertas hasta ahora, aunque nadie sabe si de verdad existen los X Men.

          1. …por no rectificar ni media palabra, como los buenos políticos.

            Un saludo y hasta pronto.

  7. 1.Mi opinión es que hoy por hoy no hay ningún dato que certifique que eta no haya decidido su final. Creo que la tregua y el emplazamiento de la declaración de bruselas, son indicios que pueden encaminar a eta a su fin. En ese contexto, ?por que cuando todavía las cosas no están claras hay tanta prisa a encaminar a batasuna por la senda de la ruptura, y no se refuerzan sus pasos dirigidos a encaminar a ETA hacia el fin de su actividad «unilateral» e «irreversible»? El día en que batasuna quede inmovilizada podremos decir hay que seguir la senda de lo bueno, pero mientras tanto, ?por que no aspirar a lo mejor?
    2. En tu definición has dicho que el terrorismo utiliza el temor, no decías nada sobre el monopolio legitimo de la violencia. Si lo que define el terrorismo es el temor, entonces los estados del mundo son terroristas.
    Sobre la distinción entre opinión y información lo único que te decía es, que incluso cuando opinamos, para valorar me parece mejor utilizar un vocabulario claramente valorativo -bueno, malo, carbón, majo- antes que utilizar uno, en el fondo valorativo, pero disfrazado de descriptivo.
    3.la guardia civil ha cometido asesinatos (los actos del gal satisfacen esa definición según el diccionario y los tribunales al margen de lo que pensemos tu y yo). La cuestion es que de 27 asesinatos solo se han juzgado cuatro. Pero eso no obvia, que los 23 no sean asesinatos. A eso le añadía yo que nunca se juzgaran todos hasta el final porque el estado español no se va a juzgar a si mismo.

    1. No dispongo del tiempo suficiente para seguir este intercambio. Lo siento. Creo que está claro que tenemos opiniones diferentes.

  8. Hoy parece que hay dos razones mas para creer en lo que te decia en el punto 1. Tu estabas de acuerdo de que era lo mejor pero improbable. Ojalá sea ya inevitable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *