Del uso bastardo de una figura legal

El edificio que alberga las instalaciones de las colonias de la BBK en Sukarrieta, de Ricardo Bastida, no ha contado hasta ahora con ninguna modalidad de protección oficial. Hace unos meses el Gobierno Vasco ha iniciado un procedimiento para que sea declarado “conjunto monumental”. La Diputación Foral de Bizkaia, tal y como ha informado hoy su responsable de Cultura, Josune Ariztondo, propone que en vez de “conjunto monumental”, se utilice la figura de “espacio cultural”, por considerarla más adecuada a las caracterísiticas, historia y contexto de las instalaciones; de esa manera ese edificio sería el primero protegido bajo tal figura.

Aclararé, antes de entrar en harina, que soy promotor y miembro de Gu Bai, plataforma ciudadana que campañea a favor del proyecto Guggenheim Urdaibai. Este proyecto pretende extender el museo Guggenheim Bilbao, de manera que esa extensión se instale en Urdaibai, en la ubicación actual de las colonias de la BBK en Sukarrieta para ser más precisos. La citada instalación se destinaría a la exhibición de arte y al desarrollo de actividades de creación, formación e investigación artística, así como la reflexión y debate sobre materias de índole social y cultural.

Pero no es el proyecto museístico lo que me interesa comentar hoy aquí, sino algo relativo a la protección del edificio de Bastida. Y tampoco voy a entrar en la cuestión de la mayor o menor adecuación de una u otra figura. No tengo criterio para ello. Parece ser que, sea como sea, el edificio no se va a derribar. Y eso supongo que es bueno. Pero hay algo que me ha producido bastante desasosiego en todo este asunto. Se trata de un edificio que diseñó en su día el arquitecto vizcaíno Ricardo Bastida y que, andando el tiempo, ha sufrido diferentes modificaciones y añadidos. Resulta que hasta ahora nadie se había interesado por el estatus de protección del edificio como patrimonio cultural, o al menos eso tengo entendido.

Por ello, no deja de resultar chocante que sea al calor del debate acerca de la conveniencia y oportunidad del proyecto Guggenehim Urdaibai cuando se suscita la cuestión de la protección. Esa posibilidad no se había considerado con anterioridad y sin embargo, surge ahora. Para mí es evidente que el propósito real del Gobierno Vasco, al iniciar el procedimiento para declarar “conjunto monumental” al inmueble, es el de poner obstáculos al proyecto del patronato de la Fundación Guggenheim-Bilbao. Y lo que me desasosiega es que de esa forma se está haciendo uso bastardo de una figura legal cuyo objeto es proteger el patrimonio cultural. Porque no me creo que la apertura del expediente y la figura de protección que se propone para el edificio y su entorno (la máxima protección) obedezca a un deseo genuino de proteger la obra de Bastida. Dicho de otra forma, no se hubiera iniciado ningún procedimiento de no haber existido el proyecto objeto de controversia.

Y claro, todo esto me conduce a una segunda reflexión, porque si ahora se hace uso de una figura legal con un propósito diferente del que le corresponde, en lo sucesivo no sabremos cuál será el verdadero propósito de las medidas que el departamento de Cultura u otros departamentos del Gobierno vasco decidan adoptar en relación con este o cualquier otro asunto. Son actitudes y modos de hacer las cosas que hacen que la credibilidad de un ejecutivo se resienta gravemente.

6 comentarios sobre “Del uso bastardo de una figura legal”

  1. Puedo entender que no hagan… puedo entender que quieran no dejar hacer a los demás para no quedar en evidencia. (p.ej., traspaso políticas activas de empleo). Puedo entender que pongan en marcha toda la maquinaria mediática para decir que lo que otros han echo por ellos no es tan bueno (ahora resulta que la transferencia va a ser deficitaria.. pues si lo es con 470 Millones como sería con solo 300).

    Pero lo que no entiendo es que hagan algo que nadie les ha pedido para impedir a otros que hagan lo que consideren mejor para su tierra… ¿A que cojones viene la protección de este edificio sin venir a cuento? ¿Que pasa, que temen que la diputación les puentee, y directamente consiga la financiación para la construcción del nuevo Guggenheim y quedar por enésima vez en evidencia..?

    Pues señores socialistas, pónganse a currar de una puñetera vez, y si no, dejen hacerlo a los demás, pero basta ya de poner palos en la rueda a este pueblo..

  2. Pues aparte de alucinar con el hecho de que un edificio de Bastida esté aún sin asignar un nivel adecuado de protección (en un ámbito híper-protegido como Urdaibai, en una CAV donde hasta la tejavana de un fielato en ruinas se trata como si fuera un vestigio romano, y en un país que dice estar orgulloso de su herencia cultural, tiene bemoles que las colonias de Sukarrieta no estén catalogadas hace ya un par de décadas), el artículo me ha valido para conocer de la existencia de Gu Bai (de la que estoy leyendo manifiesto y página web), y para interesarme por la cuestión. Tengo que confesar que no le he prestado mucha atención hasta ahora.

    «La exhibición de arte y al desarrollo de actividades de creación, formación e investigación artística, así como la reflexión y debate sobre materias de índole social y cultural» tiene muy buena pinta como objetivo. Ánimo. Porque en esta esquina tan pequeña del Cantábrico ya hay muchos espacios de exhibición de arte, y no digo ya aquellos otros destinados a reflexión social y cultural.

    Pero no sé si hay híper-producción de espacios e infra-utilización de los mismos una vez creados.

    Me atrevería a sugerir un objetivo muy concreto para el Guggenheim Urdaibai, para que no quedara disperso en las grandes ambiciones. Y va por el tercero de los aspectos antes citados como objetivos del proyecto: podría ser un buen lugar de formación, creación e investigación de artistas locales, que tendrían que tener siempre en mente su proyección internacional a través de la plataforma-trampolín Guggenheim.

    La parte de exhibición vendría de la mano de los proyectos desarrollados por los artistas integrantes de los distintos programas de formación e investigación. Lo de la reflexión y debate social dejádselo a Baketik, por favor, que acaba de empezar y algo tendrán que hacer estos giputxis, digo yo.

    1. ¡Cuánto me alegro de verte por aquí! Algún matiz: 1) El edificio de bastida está considerado por los que entienden de estas cosas una obra de menor enjundia que otras y además está bastante modificada con relación al proyecto original. 2) GuBai nació promovido, entre otros, por quien suscribe, porque estuve en el grupo que definió el concepto del proyecto y me entusiasmé con él. 3) Hay bastantes espacios de exhibición, pero bastante frecuentados, sobre todo en Bizkaia y por razones obvias (somos más) y mira lo que pasó con el museo de BBAA: el Guggenheim provocó que aumentaran las visitas al de toda la vida. 4) Lo que dices del objetivo concreto está contemplado; de hecho, la idea es que a la cantera propia le puede venir muy bien la interacción con la gente que venga de fuera. 5) Y me imagino que en los programas de reflexión y debate habrá participaciones diversas dependiendo del tema; de lo que se trata es de convertir Urdaibai en un foco de cultura y pensamiento, y de generar alrededor una dinámica nueva, con importante proyección internacional.

  3. Hablando de proyectos ilusionantes… me parece muy bien que reflexiones en blogs y participes en asociaciones culturales, pero tenemos una asociación muy importante y muy grande en la que muchos te echamos mucho de menos ¿cuándo volverás a la uni? Se entiende que de rector…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *