Rebatiña gubernamental

Cuando era chaval y andaba en pantalón corto por las calles de Salamanca no era raro que, algunos domingos, algún padre feliz saliera a la calle con chucherías y golosinas y las lanzara al grupo de chiquillos que se apelotonaba frente a su portal para lanzarse a coger al vuelo o del suelo lo que se pudiera. Es algo parecido a lo que hacen los Reyes Magos y el Olentzero ahora en los desfiles navideños. Y es parecido, también, a lo que se propone hacer el Gobierno Vasco con los [Enlace roto.]: una rebatiña.

El plan del Gobierno Vasco de gastar casi un millón de euros en los próximos meses para, -supuestamente-, apoyar al comercio riza el rizo. El año pasado fueron los coches, los electrodomésticos y los muebles. Se recurrió entonces a la concesión de ayudas públicas para estimular un consumo deprimido, poniendo en práctica una medida de efectividad económica más que discutible. Y no nos engañemos, lo que entonces se gastó el Gobierno vasco en aquellas ayudas lo tendrán que pagar nuestros hijos dentro de unos años con sus impuestos.

Hace unas semanas salieron con lo de entrar en el capital de la Naval, prestos a resolver con dinero público los problemas que genera la falta de competitividad de la empresa. Y ahora vuelven a las andadas. El objetivo dicen que es el comercio. Y el procedimiento es de chiste: se sortearán bonos de compra. Medio millón de euros para comprar, y el otro se irá en publicidad. Dicho con otras palabras: medio millón de euros que se gastarán entre unos cinco mil afortunadosciudadanos vascos (a razón de 100€ por cabeza) por un lado, y cerca de otro medio millón de euros que irá derecho a empresas de comunicación y de publicidad. [Excurso: a mí me parece que son estas empresas las verdaderas beneficiarias de este plan y en las que se ha pensado para ponerlo en marcha].

Insisto en que todo esto saldrá del bolsillo de nuestros hijos dentro de unos años. Y eso es injusto; ellos no tienen la culpa de que nosotros no hayamos sabido administrar debidamente nuestros recursos ahora. Pero hay más, el dinero que gasta la administración ahora se detrae del circuito económico, donde podría estar ayudando a que otros sectores, esos sí, eficientes, tengan más dinamismo del que tienen.

Ese dinero se va a gastar en vísperas electorales. No soy un ingenuo; eso se hace con un propósito, pero para mí eso es lo de menos. No les va a dar ni un solo voto. El problema es la ideología que subyace a este tipo de operaciones y los efectos que ellas acaban teniendo sobre el dinamismo económico del país y la eficiencia y competitividad de sus empresas.

7 comentarios sobre “Rebatiña gubernamental”

  1. Muy buén comentario , lamentablemente el PSE sólo sabe aplicar medidas cortoplacistas , generadas desde y para la cultura de la subvención . Quieren aplicar las mismas medidas que en otras regiones en las cuales llevan trenta años gobernando , regiones estas que no destacan ni por su generación de riqueza , ni por su carácter emprendedor , sino por todo lo contrario. Siento pena y rabia a la vez por ser gobernados por gente sin criterio , y sin principios .

  2. Asier ,estoy muy de acuerdo en tu comentario ,pero una sociedad que no posea grupos sociales ,clases sociales que sean capaces de como bien manifiestas ,de generar riqueza ,crear riqueza ,empleos ,como sociedad se precipita ,una sociedad para su sustento economico y financiero necesita de una politica fuerte de caracter capitalista ,concentrar productivamente monopolios dentro de la empresa privada .

  3. A falta de ideas, pues lo facil, dar dinero, que es lo que les gusta y de lo que presumen. Que piensen otros. Pero a esta burbuja del gasto le queda poco recorrido.

  4. Juan Ignacio una vez más lo que escribes va en consonancia con el realismo de lo que pasa y no con tus ideas políticas estas o las otras, sinceramente mi enhorabuena de nuevo por tu genial y realista blog.
    Sería un placer un día conocerte, tomar un café y seguro segurísimo diría yo aprender bastante de tu forma de reflexionar. Un saludo muy fuerte sigue así.

  5. La falta de capacidad de este gobierno es impresionante. Esto no son mas que palos de ciego de un equipo que sabe no va a repetir.

    En medio de todo este mercadillo me extraña que desde el PP -que finalmente compromete su imagen con el apoyo al señor López- no se alcen voces exigiendo un poco de cordura y un rumbo determinado -sea el que sea- para la acción de gobierno.

  6. A ver como me las apaño para darle la razón y no contradecirle lo más mínimo…

    Bueno, la cosa es sencilla:Leo lo que quiero leer, obvio lo que no me ha gustado leer, y con eso evito que usted me diga que , tal vez, yo haya podido imaginar ciertas cosas… algo que yo sé que es cierto.Porque al decirme usted que yo he podido imaginar algo que sé que es cierto pone en tela de juicio mi verdad Y yo, por respero, no deseo decirle qe tiene usyted mucha imaginación al imaginar que yo me imaginado lo inimaginable, sino lo cierto Pero claro, a ver como alguien de mi nivel y situacón le discute a usted nada…

    No hay manera, entrariamos en un debate absurdo en el que yo le diría cosas como ¿Y si me ponga traje chaqueta me creeería?

    Y eso usted lo tomaría como ofensa

    Y borraría el comentario

    Y no habríamos arreglado nada.

    Sólo que usted se hubiese dado por ofendido.

    Eso sería tanto comop decir que yo he intentado hacerle daño

    Lo cual no es verdad

    Pero si no me pongo traje chaqueta no me va a creer

    Y probablemente, ni con esas

    Conclusión: mejor callada

    Aunque algo me dice que un tío con sombrero tiene, a la fuerza, que se más abierto.

    Seguiremos intentándolo.

  7. Acabo de darme cuenta que el anterior comentario es , también, escapismo.

    Y, aunque soy dada a asociar ideas, de socialista no tengo ni la s.

    Como mucho la terminación.

    Vamos, lo echado y algo más, que se dice vulgarmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *