Hipótesis no científica

Sostengo que el modo en que ha quedado configurado el entramado institucional vasco es, en cierta medida al menos, consecuencia de la política de alianzas que desarrolló el PNV durante la pasada década y, muy en especial, de la que dio lugar al último gobierno tripartito que finalizó su andadura en marzo de 2009.

Salvo que tengan carácter estable, nunca he sido partidario de coaliciones preelectorales. La formada por PNV y EA que ganó las elecciones de 2001, fue una respuesta de emergencia a la situación por la que atravesó el nacionalismo institucional durante el difícil bienio 1999-2000, y a las posibilidades reales que en aquel momento tuvo el PP de alcanzar la presidencia del gobierno vasco. Cuatro años después, sin embargo, aquella coalición no tenía sentido. Condujo a una representación excesiva de EA en el gobierno, situación de la que también gozó EB. Además, aquel tripartito dio aire a dos fuerzas en evidente declive y propició unas políticas públicas en los ámbitos de gobierno de esos dos partidos que poco tenían que ver con la tradición jeltzale. Pero ese fue, quizás, el precio que estuvo dispuesto a pagar el PNV por la pretensión de que el gobierno fuera el “cauce central” de la política vasca.

En marzo de 2009 aquella arquitectura se vino abajo. El excelente resultado del PNV resultó insuficiente, tanto por los efectos de la ilegalización de la izquierda abertzale, como por la debacle electoral de EA y EB. El PNV se había quedado sin fuerzas con las que pactar para evitar el gobierno de la coalición PP-PSE. Y aunque los partidos pequeños sufrieron un verdadero varapalo, no desaparecieron de escena.

En Guipúzcoa, el PNV ha promovido en estas elecciones una estrategia diferenciada que, bajo la denominación “Batu gaitezen”, ha querido revivir el planteamiento de un “cauce central”. Y lo cierto es que esa estrategia ha funcionado con notable éxito. El único problema es que los frutos del éxito los ha cosechado Bildu, coalición que, por nombre y naturaleza, encarna a la perfección el propósito de unidad que promovía “Batu gaitezen”. Esa parte del voto cosechado por Bildu que antaño había sido de EA, atendió a la llamada de unidad, solo que la unidad a la que se sumó fue a la encarnada por Bildu. Al fin y al cabo, la expresión “batu gaitezen” comparte campo semántico con “bildu gaitezen”.

En Álava las cosas podían haber ido mucho mejor para los jeltzales si la actitud que desde el principio mostró el Diputado General en relación con los casos de presunta corrupción hubiese sido adoptada con la misma energía y celeridad por el ABB y por los imputados. Los tres mil y pico votos que le faltaron al PNV para ganar, bien pudieron no haberse perdido. Pero se perdieron; esos y más. Y una parte importante seguro que también se fue con Bildu. Pero en este territorio las cosas no han sido como en Guipúzcoa. Han sido más tristes: un partido en descomposición el que ha acabado por enterrar las posibilidades de Xabier Agirre para repetir como Diputado General. Me muevo en el terreno de lo no contrastable, lo sé. Pero tengo la convicción de que la negociación con EB no hubiese acabado como ha acabado de no haber sido por la facilidad con la que esa fuerza política consiguió espacios de poder y de gestión en las negociaciones para formar los gobiernos anteriores, y muy en especial el segundo. No sugiero que en aquellos casos el PNV accediera a conceder lo que no se podía conceder. No era necesario, porque la sola presencia de EB en el gobierno ya servía para alimentar los comportamientos que denunció Xabier Agirre en la sesión de investidura, sin necesidad de complicidad por parte de nadie más.

No es posible contrastar la validez de la hipótesis que he formulado; tampoco es posible contrastar su falsedad. Está, por lo tanto, muy lejos de ser una hipótesis científica. Pero ello no es óbice para que sea válida; tampoco para lo contrario.

5 comentarios sobre “Hipótesis no científica”

  1. Iba a repetir un poco lo que ayer comenté -eso de que el PNV es un partido inteligente que sabe preveer-, pero leo al Sr Anasagasti y se me va la confianza al garete.

    Lo único que veo de fundamento en lo que hoy cuenta es eso de que el voto útil , a nivel estatal, es el voto al PNV; pero el resto me quita toda la fe.

    Lo de Xabier Agirre mejor ni comentar….para mí que se nos ha quedado demasiado «provinciano».

    Si PNV quiere conquistar Álava el Sr. Ibarretxe tiene que hacer una apuesta personal por Álava. Y mandar al Sr Agirre , como cerca, al departamento de agricultura. Yo lo mandaría al paro, pero bueno….

    Creo que va haciendo falta un relevo generacional importante en el PNV. Uno muy profundo.

  2. El PNV perdió la lehendakaritza porque el PPSE(que no olvidemos tienen un estado detrás de su estrategia en la CAV,un estado con sus tres poderes+ el cuarto poder mediático unido en UTE transversal Española a su disposición plena)optimizó la estrategia que comenzara Aznar,o sea,consumó el pucherazo el año 2009.Esto unido a que López se pasó la campaña mintiendo a la ciudadanía enfatizando que «jamás» pactaría con el PP y al «urrezko botoa» llevaron a López a la lehendakaritza.Conviene no olvidar que Ibarretxe le metió 80.000 votos al PSE,y que era en todas las encuestas y en la de las urnas también,el lehendakari más deseado,de largo,por los vascos de la CAV.
    En Gipuzkoa,el «batu gaitezen» se hiló cuando la presencia de la IA en las urnas se antojaba casi imposible y el rival a batir era el frente nacional Español PPSE.Con «batu gaitezen» o sin él,Bildu habría barrido de similar manera,sin duda.
    En Araba todos sabemos lo que ha pasado y porqué.
    Escuché a Egibar que la coherencia y la dignidad también son parte de la política;por eso no gobierna Olano en Gipuzkoa,por eso no gobierna Agirre Araba.También dijo un día a los del PPSE tras sus acusaciones de radicalidad hacia él,que «no conocían a los radicales del PNV….»,y es verdad.
    Por otra parte,estoy un poco aburrido de escuchar eso de que «Bildu pretende sustituir al PNV»,lógico,lo que pasa es que el PPSE no es que esté también a ello,es que el PPSE previo pucherazo y mentiras,y sin el respaldo ciudadano mayoritario,ya ha sustituido al PNV.Debe el PNV «reflexionar» porque haya sido sustituido por el nacionalismo Español?,sí,en qué clave?,pues yo creo que en la contraria a la que «invitan» algunos,o sea;El frente Español con el estado en pleno detrás,está dispuesto a lo que sea,a mentir,a chulear la voluntad mayoritaria de la ciudadanía de la CAV,a legislar tramposamente para conseguir la aritmética que la ciudadanía no les da etc,etc……por lo tanto,y como conclusión,el PNV sabe que el PPSE sólo se arrimará al PNV cuando,ni así,la sume les dé,el PNV sabe que al frente Español la voluntad ciudadana y la «transversalidad» se la trae al pairo y que del enemigo el consejo.
    Yo ya he realizado mi propia reflexión,reflexión compartida,al menos,en mi ámbito político más próximo por la mayoría,y esa reflexión me lleva a que mis 26 años de voto fiel al PNV acabarán el año 2013 ante la más mínima sospecha de posible conchabeo con el PSE tras dichas elecciones.
    Ellos han sido los que nos han demostrado a qué van y cuando y para qué es válida la «transversalidad» para ellos.Se acabó,esa vía ha muerto,al menos para la próxima legislatura y hasta que la «transversalidad» sirva para lo que debe servir que no es otra cosa que para buscar puntos de encuentro en la divergencia político identitaria con honestidad y buena voluntad,ese punto común no será la independencia,seguramente,pero tampoco el actual estado de cosas en el que mi identidad y la de cientos de miles de vascos debe pasar por sus cojones por la Española,por la suya.Por mi,pueden ser López,Pastor o Ares vasco-Españoles,Coscojaleños, o de la república independiente de Ikea,me alegro,pero que nos dejen decidir a los demás lo que queremos ser.Ta difícil es?.Para casar y hacer factible todo eso
    debería servir la «transversalidad»,no para pillar cacho y llorar su»exclusión» cuando la suma no le da al frente nacional Español PPSE.
    Tras el rollo que he metido no parece fácil decirlo,pero a veces,la mayoría de las veces,las cosas son mucho más sencillas de lo que pretenden nuestras «hipótesis».

  3. Pucherazo sobre pucherazo.Ahora con la ley de cajas.Hecha para que mande el 30% sobre el 70% desde un gobierno y un parlamento fabricado (pucherazo tras pucherazo) a la medida del nacionalismo Español más sinvergüenza, sectario y excluyente.
    El PNV debe reflexionar…cada día estoy más convencido de ello.

  4. Yo, que había previsto la posibilidad que lo de Alava acabara como ha acabado, todavía me encuentro con la boca abierta y una inmensa tristeza.
    No sé si el PNV ha acostumbrado mal a EB, lo cierto es que la impunidad con que los dirigentes de EB han venido actuando en el interior de la organizción -sin respeto a unas mínimas reglas de comvicencia y a los derechos básicos de los afiliados- la han querido trasladar a sus relaciones con otros y su quehacer político y ha ocurrido lo que ha ocurrido.
    Han medido mal, evidentemente, y más de un militante de los que está ahí por ideas, de los que piensa ingenuamente que la honradez es patrimonio exclusivo del pensamiento de izquierdas, se siente profundamente estafado, avergonzado y utilizado por unos pseudo líderes que se creyeron que «esto es normal», que esto «es parte del juego político» y que «todos lo hacen». En palabras de Kontxi Bilbao, «que esto es legal», por mucho que huela a extorsión pura y dura.
    Recuerdo en alguna ocasión haberme reunido con el señor González de Txabarri o alguno de sus diputados forales para negociar la abstención de EB a los presupuestos ordinarios y a unos fondos extraordinarios. Y recuerdo haberle pedido pantallas acústicas para la autopista o la autovía a su paso por tramos urbanos, convenios entre la cárcel de Martutene y el KM para facilitar el acceso a la cultura de los allí internados; o huertos ecológicos para pensionistas, o bidegorris, o… Jamás un duro para el bolsillo de nadie, mucho menos para el propio. Y no tuve sensación alguna de mérito propio por no querer robar.
    Y recuerdo a una EB valiente que firmaba Lizarra, a una EB que en el Gobierno Ibarretxe finalizaba con la discrecionalidad en la adjudicación de muchas VPOs y lo hacía por ley, a una EB que cometía errores pero que pretendía dejar una impronta en un gobierno junto al PNV.
    Pero ahora solo recuerdo las miserias de una mesa a y una mesa b, ese tono francamente mafiosillo de que si una sube la otra baja, la nocturnidad y alevosía de varias mesas negociadoras, el sálvese quien pueda que esto se acaba…
    Y me digo qué tristeza, qué inmensa tristeza la de los buenos vasallos si hubieran habido buen señor.
    Mi único consuelo es haberle negado el voto a esas siglas en las últimas convocatorias electorales, consciente de la inmensa oquedad que ya representaban en el panorama político vasco.
    La soberbia, qué mala es la soberbia…

  5. Lo mas evolucionado que he oido ,es que si la poblacion Vascoparlante ‘mayoria’ ha votado y opta porque se le reconosca su autonomia como una nacion dentro de la UE ,pues que mas da que Euskal Herria sea la proxima capital del pais de los Vascos dentro de Europa ,seria lo mas evolucionado desde el razonamiento de reconocer la expresion y la libre democracia de una cultura dentro de Europa ,los primeros en reconocer al pais Vasco como pais dentro de Europa serian los ingleses e irlandeses ,viva la Libertad ,el mas puro de todos los instintos .

Responder a Cantabrico Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *