Correlaciones electorales

Un análisis estadístico detallado de los resultados de las elecciones municipales del pasado mes de mayo en la CAV pone claramente de manifiesto que existen asociaciones entre el voto a determinadas fuerzas políticas y factores de índole identitaria. Esto no supone novedad alguna, -cierto es-, pero conviene tenerlo presente y conocer la entidad del fenómeno.

En primer lugar, existe una clara correspondencia entre el voto que recibieron las candidaturas de Bildu en las pasadas elecciones municipales y el porcentaje de vascohablantes que hay en un municipio. De manera inversa, el porcentaje de voto al PP y al PSE tiende a ser menor cuanto mayor es el porcentaje de vascohablantes en un municipio, y esa tendencia es más clara y más intensa en el caso del PP. El PNV es el único de los grandes partidos cuyo porcentaje de voto prácticamente no varía con el factor sociolingüístico. Esto es, las diferencias que se produjeron entre unos municipios y otros en el porcentaje de votos que obtuvo ese partido apenas están relacionadas con las diferencias entre los correspondientes porcentajes de vascohablantes.

Estas constataciones suscitan interesantes cuestiones. La estrecha asociación entre voto a Bildu y “vascofonidad” indica que en ese voto la componente identitaria es muy marcada, algo que ya se sabía, pero ¿dónde queda la componente “izquierdista” de ese electorado? Porque no hay razón alguna para pensar que los vascohablantes son (somos), en general, más rojos que los que no lo son.

Las tendencias apuntadas para PP y PSE dan cuenta de algo ya sabido también, la mayor aceptación de estas opciones por los electores que desconocen la lengua vasca, con lo que ello implica en términos identitarios. Por otro lado, es remarcable el hecho de que el voto al PSE es el único que varía con factores socioeconómicos, ya que se produce una cierta relación inversa entre sus porcentajes de voto y la renta per capita media de cada localidad.

Y por último tenemos al PNV. La inexistencia de variaciones consistentes de sus porcentajes de voto con respecto a ningún otro factor es, seguramente, consecuencia de tratarse del partido con más amplio apoyo en la sociedad vasca. Puede sorprender que en este caso no exista relación entre el voto recibido y el factor sociolingüístico, pero eso se debe, quizás, a dos factores. Por un lado, Bildu parece ser la fuerza que mejor refleja la incidencia de lo identitario ligado a la vascofonidad. Y por el otro, hay sectores importantes de población que, por razones generacionales, desconocen la lengua vasca, pero cuyo sentimiento de pertenencia es principalmente vasco; para ellos, mayoritariamente, su opción ha sido el PNV. A esos sectores se debe, quizás, parte de los excelentes resultados que ha obtenido el partido jeltzale en Bilbao y su entorno metropolitano.

Así pues, el PNV ocupa una posición sociológicamente central en la política vasca, con las ventajas que ello comporta. Pero también entraña riesgos. Porque un excesivo énfasis en elementos de carácter identitario puede provocar la pérdida de una parte de su electorado. Aunque lo contrario también puede ocurrir, si deja en manos de la izquierda abertzale la defensa de los elementos culturales más ligados a la adscripción nacional vasca. Esto es, para seguir ocupando la centralidad que ahora ocupa su reto principal consiste en mantener el equilibrio entre esos dos componentes. Tampoco esto es una novedad, pero conviene no perderlo de vista.

Nota técnica final: Los índices de correlación entre el porcentaje de vascohablantes de cada localidad y el de votos a las diferentes fuerzas políticas son los siguientes: +0’73 (Bildu), -0’57 (PP), -0’50 (PSE) y +0’06 (PNV). Y los de la renta per capita media de cada localidad y el porcentaje de votos a las diferentes fuerzas políticas, los siguientes: -0’08 (Bildu), +0’04 (PP), -0’23 (PSE) y +0’10 (PNV). Esos índices se obtuvieron a partir de un análisis con los 134 municipios de la CAV de más de 1000 habitantes, y en los que se han presentado las cuatro principales fuerzas políticas.

5 comentarios sobre “Correlaciones electorales”

  1. el euskera, desde luego, tiene un importante voto cautivo a un lado y el otro del espectro, pero es un huerto en el que no voy a entrar porque estoy haciendo las maletas para irme de vacaciones.

  2. He tenido un deja vu con este artículo.

    Vale, después de muchas reflexiones le voy a dar la razón: Puede que el PNV sea un partido más situado en el centro de lo que yo pensaba.

    Esperemos no tener que variar de opinión.

  3. Los datos que maneja me parecen interesante; habría que completarlos, me parece.

    Bildu, o sea lo que usted suele denominar «izquierda patriótica» y yo visualizaba como «el entorno del entorno de la cosa», se ha hecho con el poder municipal en un montón de municipios, incluido el de San Sebastián. Lo identitario ligado a la vascofonidad no está repartido de modo uniforme y hasta donde alcanzo, va bastante ligado al tamaño del municipio, aunque admito que puedo estar equivocado en esa apreciación.

    Si no fuera errónea mi apreciación, ¿no piensa que sería necesario completar ese estudio con los datos que relacionaran el tamaño del municipio y el éxito de la candidatura en las pasadas municipales y forales?

    Con información del Censo del INE al 1 de enero de 2010, me salen 251 municipios en esta Comunidad Autónoma y 100 de ellos con menos de 1000 habitantes. ¿En cuántos sacó mayoría el PNV, en cuántos Bildu, en cuantos el PSE, en cuántos el PP?

    No tengo recogidos esos datos.

    Saludos.

    1. En efecto, en su día completé el estudio; hice una cosa que se llama regresión múltiple, que es un procedimiento que permite valorar el grado de dependencia de una variable (el voto a diferentes opciones) con respecto a varios factores potenciales a la vez. En su día, cuando analicé los datos, también introduje la variable «tamaño» en el modelo, pero no explicaba un mayor porcentaje de variación en el voto a Bildu. Esto quiere decir que el factor es el porcentaje de vascofonidad, lo que ocurre es que ese factor covaría con el tamaño. Esa covariación, no obstante, no es tan estricta, porque en Rioja alavesa y en Encartaciones hay pueblos pequeños muy poco vascófonos, y en esos no se vota a Bildu. De ahí viene que el efecto del tamaño no alcance significación estadística. La cuestión, en todo caso, es muy interesante, y se presta a estudios muy jugosos (que sorprendentemente no se han hecho).
      Salud

  4. TIPS …He leido que estan haciendo un censo de vascoparlantes , ahora hay prisa por hablar vascuence cuando durante años solo se oia en las ferias de ganado, habia una en la parte de arriba de lo que llamaban Avda. Joseantonio y alla se oia, eso era por los años 40. Dicen que la lengua es signo diferencial para una independencia , en Brasil se hablan mas 100 Hay vascos que se han ido de Bilbao por la presion insoportable de familiares y amigos por hacerles aprender vascuence . De visita en Bilbao me dieron un plano con informacion de que visitar en la ciudad , en vascuence, no lo encontre a pasar de buscarlo en otra lengua. Esto que les digo no me lo han contado. Puede alguien decirme que esta pasando?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *