Los jabalíes habían comido porquerías

Cuando se constituyó el actual gobierno vasco algunos pensamos que la apuesta del PSE era temeraria. El gobierno contaba con suficiente apoyo parlamentario, por supuesto, pero todos éramos conscientes de que esa mayoría parlamentaria era en cierto modo artificial, consecuencia de un artificio. Pues de artificio cabía calificar la exclusión de una fuerza que entonces contaba con un apoyo del orden del 10% del electorado y que resultaba determinante a la hora de definir el margen de la mayoría absoluta.

El hecho de estar sustentado en una mayoría tan problemática conllevaba, ya entonces, dos grandes, -por no decir enormes-, problemas. Por un lado, un gobierno con apoyo tan problemático, se iba a ver necesariamente limitado a la hora de proponer y sacar adelante propuestas políticas de cierto calado. Y, por si lo anterior fuera poco, su socio no ha dejado de marcar de manera férrea el límite de lo que puede y lo que no puede hacer. A esas limitaciones obedecen, seguramente, los resultados que arrojan las encuestas de opinión en las que la ciudadanía muestra de manera sistemática una desconfianza profunda y creciente hacia el gobierno.

Y luego está la economía. En marzo de 2009 ya se sabía que nos enfrentábamos a una crisis económica severa. Las crisis son siempre difíciles de gestionar. Como es comprensible, gran parte de la ciudadanía, y sobre todo los sectores más afectados por las condiciones adversas, no aceptan con facilidad las medidas que suelen ponerse en práctica en esas circunstancias. Y por esa razón, es muy conveniente que esas medidas cuenten con amplio apoyo por parte de las fuerzas políticas; de otro modo los gobiernos no pueden actuar con la confianza y autoridad que la situación requiere. Pero el PSE prescindió de esas consideraciones y asumió el riesgo. Del PP no cabe decir lo propio, porque lógicamente no arriesgaba nada con su actitud.

Tras dos años y medio de legislatura, el gobierno vasco se encuentra hoy en una situación muy delicada. En lo que se refiere a políticas públicas, su balance de resultados es ciertamente pobre. Hay alguna excepción, por supuesto, pero el tono general del gobierno es de una atonía asombrosa. Y en lo económico las cosas, como era de prever, se han puesto verdaderamente complicadas. Con unas recaudaciones casi sistemáticamente por debajo de las previsiones y una insuficiente contención del gasto corriente, la deuda no ha dejado de crecer.

Ante estas circunstancias, el lehendakari ha hecho lo peor que se podía hacer. Durante los dos primeros años de legislatura se dedicó a hacer la oposición a la oposición y a los gobiernos del pasado. Y durante los últimos meses no ha dejado de decirle a los demás, incluido el propio Rodríguez Zapatero, lo que tienen que hacer.

Su última actuación, esta misma semana, ha sido antológica. Sin haber concretado ante la ciudadanía en qué consiste su propósito de reforma fiscal, -ámbito en el que, dicho sea de paso, el gobierno vasco carece de competencias-, y en alusión a la respuesta dada por parte de la Diputación de Vizcaya, se ha permitido la licencia de acusar por anticipado a su diputado general de ser el responsable de un hipotético futuro cierre de escuelas y hospitales. Su actitud, tanto por el fondo como, sobre todo, por las formas, ha sido impropia de un lehendakari.

Tras oir esas declaraciones me ha venido a la cabeza una conocida escena de comic. Asterix no ha podido ganar la carrera en los Juegos Olímpicos, y para justificar el chasco, Abraracurcix, el jefe, dice que la pista estaba en malas condiciones, y Edadepiedrix, el anciano, afirma que los jabalíes que había comido Asterix habían comido porquerías. Pues eso, no hay que darle más vueltas, los jabalíes habían comido porquerías.

12 comentarios sobre “Los jabalíes habían comido porquerías”

  1. Completamente de acuerdo con todo lo expuesto.Pienso que otras actitudes de este desgobierno que han hecho mucho daño a su imagen y credibilidad son,por una parte,el «espíritu redentor» con el que entró,y por otra la falta de humildad y autocrítica.Entraron a redimirnos,nos lo decían,cuando nadie se lo había pedido ni lo necesitábamos, y lo hacían,además,desde la minoría social y ciudadana,habiendo llegado como llegaron (mentiras de López y aritmética trucada).Incluso el mismo López se permitía al medio año de gobierno y entre datos lamentables para él y su gobierno del euskobarómetro,declarar que «nos habían normalizado a tal velocidad que ni nos habíamos dado cuenta de ello».Con dos cojones.
    Otra es la de «txiringuitos» del PNV que iban a desmantelar y con la claridad con la que ellos iban a diferenciar «país» y «gobierno» de «partido».Pues bien,al parecer,los «txiringuitos» los desmontaron pieza a pieza y los volvieron a montar en las casas del pueblo,los desmontados y alguno más,montando una agencia de colocación para fracasados del aparato del PSE tras las elecciones del 20-M además de practicar un nepotismo descarado desde el minuto uno.Todo esto convenientemente silenciado por la prensa y medios afines (95%).La omertá funciona de coña con este desgobierno……..Como ejemplo de la «exquisita frontera» que pone este desgobierno entre «partido» y «gobierno» vale el episodio de los correos con membrete del departamento de industria a los empresarios convocando a una reunión con el candidato del PSOE a presidente del gobierno.Cualquiera dice que no…….Exquisito.
    Este desgobierno es un dislate desde el minuto uno.Para qué seguir.

  2. Lo que más me alucina y , al hilo de su atinado comentario, es que estos » sasi-gobernantes» se permitan la defachatez de comentar sobre el resto de los representanten de sus no-votantes…. » En Peneuve vuelve a la matraka de Ibarretxe»… » Bildu lo que tiene que hacer es condenar a …»
    Apuesta temeraria dice usted? la insolencia del ignorante es atrevida…. ya queda menos!… Mientras tanto han provocado la desidia institucional y la desesperanza de todos/as… así hasta 2013! ¿No se pueden adelantar las autonómicas a la navidad 2012?
    Sería un olentzero estupendo poder llevar carbón a estos carbones..kar-kar!

  3. Muy bien post. Acertado diagnóstico.

    Especialmente agradecido por la mención al Jefe Abraracurcix (recuerdo perfectamente la viñeta).
    Me has dado plan para la lluviosa tarde: sofá y álbumes de Asterix (me parece hacerles de menos llamerles tebeos); El Adivino, La Cizaña, La Hoz de Oro, La Residencia de los Dioses..oohhhhh

  4. De todos modos, es cierto que la apuesta fue temeraria pero las opciones no eran tantas una vez vista la caprichosa aritmética electoral.
    Desde mi punto de vista lo inteligente hubiera sido entrar en un gobierno de coalición con el PNV y además, en segundo plano, dejándoles la lehendakaritza. De esa forma, asumes responsabilidad de gobierno, cuota de poder, pero le dejas el mayor degaste (en coyuntura de una crisas que le pasa factura al gobernante) al pnv. Por otra parte, centras al partido, te situas en la mitad del tablero y vuelves a la transversalidad que tanto nos gusta a muchos vascos. Y todo ello consiguiendo centrar tb de paso al pnv, haciéndole meter en la nevera aventuras soberanistas, Jugada perfecta Y muy buena para el pais, desde mi punto de vista.
    Eso pensando con la cabeza.
    Pero creo que obedecieron más a las tripas.
    Por un lado pensaron (creo) que sería la segunda vez (tras 1986) que podían entrar en ajuriaenea y segunda vez que se rajaban y se quedaban fuera (eso era dar la imagen como de que aquí sólo puede gobernar el pnv).
    Y, además, el pnv no estaba dispuesto a dejar fuera a Ibarretxe. Y para el pse, mantener a Ibarretxe en ajuria enea y sostenerle. Buf, duro. Había demasiadas cuentas pendientes, incluso desde el punto de vista personal (lo de buesa y muchos otros episodios que tal vez el gran público no sepa…y mejor así). Querían la cabeza de Ibarretxe.

    Un último apunte sobre el pnv; el pnv estuvo dispuesto a formar gobierno con el pse manteniendo a Ibarretxe de lehendakari. El documento que presentó el pnv al pse era perfectamente asumible por el pse (sólo que les dijeron. «Perfecto, lo suscribimos todo, pero mandamos nosotros porque a nosotros nos da el número y a vosotros no» y ahí encayó la cosa).
    Un programa que metía en el cajón cualquier atisbo de soberanismos.
    Si la aritmética hubiera sido otra…el pnv hubiera propuesto a ea e Iu en ese momento un programa lleno de iniciativas soberanistas para poder sumar.

    Conclusión: para mantener el poder el pnv estaba dispuesto a una cosa y a la contraria según tuviera que ser con unos u otros

    1. Efectivamente,estás totalmente desinformado.El propio Ibarretxe ofreció su cabeza en la reunión con Egiguren y los demás;
      -«Si el probrema soy yo,quiero que sepáis que no hay problema».
      -«El problema no eres tú,el problema ahora es el PNV»,respondió Egiguren durante una reunión en la que su tono y maneras evidenciaban el resentimiento y sed de revancha que iban a protagonizar esta legislatutra.
      No es literal,pero casi.
      López se pasó la campaña electoral mintiendo y engañando a la ciudadanía,demostrando la misma noche electoral que la honestidad y la dignidad no forman parte de su diccionario.El PSE se pensaba capaz de ganar las elecciones al PNV,o de quedar muy cerca en el peor de los casos y formar así un gobierno con el PNV con lehendakari del PSE.No fue así,Ibarretxe sacó 80.000 votos a López,un López apoyado a saco por el 95% de los medios de comunicación,todos los aparatos del estado y hasta la casa real (esto es obvio,lo que no es muy normal es que se explicite como se hizo) a la vez que Ibarretxe era denostado e incluso ridiculizado hasta el límite.La maquinaria estaba engrasada y lista,tras el fiasco del 2001,el nuevo pucherazo (la amputación del cuerpo electoral que interesaba al nacionalismo Español) se había puesto en marcha.Todos a una y contra el mismo objetivo:Ibarretxe y el PNV.
      A López y al PSE se le complicó la cosa tras conocer los resultados;El PNV les había ganado con rotundidad,la ciudadanía había hablado y la «marea» de votos para el cambio que auguró López no fue tal,más bien al contrario.Aun así,y a sabiendas de que un lehendakari del PSE pasaba por ser un gobierno con base social muy minoritaria y contrario a la voluntad ciudadana mayoritaria,basado en un pucherazo y que dejaba en evidencia que López es un mentiroso ventajista capaz de cualquier cosa con tal de ocupar un puesto en contra de la voluntad ciudadana mayoritaria,decidieron seguir adelante.El resentimiento,la sed de revancha,y la constatación de que en unas elecciones libres en las que todos los actores estén presentes sus posibilidades de ostentar la lehendakaritza son tendiendo a cero parecieron llevarles al «ahora o nunca».Y en esas estamos,poniendo en evidencia la desafección ciudadana a este desgobierno de manera contundente cada vez que se nos pregunta,ya sea demoscópica o electoralmente,pero López y los suyos no se dan por enterados,por supuesto;»Los jabalíes habían comido porquerías».
      Han confundido un «oasis» con un «espejismo»,pero hacerse el tonto y expandir mensajes para imbéciles que dan vergüenza ajena a través de sus morrois mediáticos tiene fecha de caducidad,lo mismo que su poder, alcanzado por razones muy lejanas a la voluntad ciudadana.
      Y lo de «Buesa y otros muchos episodios que tal vez el gran público no sepa….y mejor así»,mejor lo dejas,no vayas a volver a hacer el ridículo.

  5. Una aclaración xabier; entro en los blogs y foros a opinarm a debatir, no pretendo ganar ninguna batalla, ni ningún partido, ni derrotar a nadie. Por supuesto que entro con lo que tengo; que es mi información y mi opinión y asumo perfectamente que la una pueda ser errónea y la otra equivocada, o al menos no creo estar en posesión de la verdad absoluta. A mi la versión me la dio en su momento alguien a quien considero bien informado pero no tengo dudas de que la información de Juan Ignacio Pérez es más fidedigna. Y si la tuya es mejor tambiém, pues estupendo, me corriges y punto.
    Tengo la suficiente formación y madurez (no mucha pero la suficiente) para que no me suponga ningún problema ni complejo ni sentirme ridículo porque me lleven la contraria, me corrijan o me demuestren que estoy equivocado. Menos aún si lo hacen con la educación con la que lo hace Pérez.
    Tu agresividad y tus formas, pues tú sabrás a qué obedecen.

    Que en el pse estaban muy dolidos por lo que aconteció en los funerales de Buesa y en algunos otros episodios en capillas ardientes es un hecho objetivo. Si lees con un poco de calma y menos testosterona te fijarás en que no digo si tienen o no razones para estar dolidos por aquello. Digo que lo estaban y que eso supuso un obstáculo para poder llegar a ese acuerdo. Tú mismo hablas de resentimiento, ganas de revancha. Pues a algo obedecería ese rencor y ese resentimiento ¿no?
    Y creo que en aquellos días todos lo hicieron muy mal, el pnv e ibarretxe y tb figuras destacadas del pse (como Rojo). Nunca debió suceder aquello pero quedó un sentimiento de agravio recíproco que lleva pesando mucho tiempo.

    Dicho lo cual y al hilo del texto; una cosa es qué se decidiera en ese momento y por qué y otra que una vez tomada pues tenian que gobernar y que hacerlo bien y no ha sido así. El balance es muy negativo. Perfil bajo, ineficaz, obsesiones identitarias sin sentido, a la defensiva, etc.
    Esto último, Xabier, también te parece ridículo o esto ya te parace más atinado?

  6. Por si sirve de algo mi opinión en torno a la manifestación por el asesinato del Señor Buesa y lo que sentí personalmente: yo acudí a la manifa, casualmente el lehendkari Ibarretxe y su séquito se incorporaron unos metros por detrás, lo que provocó una avalancha de gentes que desde ambos lados de la calle hicieron aparecer por arte de birlibirloque una serie de folios con eslóganes tales como Ibarretxe kanpora o Viva la Constitución. Tan mala fortuna fue la mía que mi ojo derecho fue a chocar justo con el pico de uno de los folios más constitucionalistas, lo cual me causó un dolor intenso y una pequeña herida que me tortuó durante largo tiempo, especialmente por las mañanas a la hora de abrir los pápados tras el reparador sueño.
    Aquel día mismo, dos horas después del accidente, tuve que conducir hasta Donostia, y lo hacía con el ojo lloroso.
    Lo que sí me extrañó mucho fue no verme al día siguiente abriendo los telediarios en plan «agrede con su ojo a los desarmados constitucionaloistas».
    Es mejor no acordarnos de lo cada uno sintió en su momento, y mirar para adelante.
    Y sí, Patxi llegó a lehendakaritza mediante «artificio», es decir, ilegalizando a parte de la oposición, cosa que si ocurre en otros países tiene un nombre muy feo.
    Lo dicho, lo pasado pasado, y nos queda el futuro

  7. Lo último me parece una evidencia,sencillamente.
    El resentimiento y ganas de revancha respondía a la impotencia.Impotencia al no poder ganar limpiamente a alguien que ellos consideraban un «iluminado» y al que(ante su incredulidad e impotencia y a pesar de poner todos sus morrois mediáticos y portavoces a destajo a desprestigiar,insultar y criminalizarlo)jamás consiguieron ganar en las urnas,a base de votos,como lo hacen los demócratas.A tal punto llegó la inquina y las campañas contra Ibarretxe y sus gobiernos que tuvo que soportar insultos como «asesino» en concentraciones tras atentados ante la impasividad de destacados miembros del PSE y hasta se inventaron supuestas «enfermedades» al lehendakari.Y ahora exigen «respeto» para la figura del «lehendakari»…para mear y no echar ni gota.Recuerdo también,que una consejera comentó a su vuelta de un pueblo de Huesca del funeral de dos guardias civiles asesinados que hubo gente que les preguntaba:»Por qué no condenáis los atentados?.
    A qué vienen mi agresividad y mis formas?,pues en este caso a que llueve sobre mojado y uno está ya hasta las narices de insinuaciones tipo «(lo de buesa y muchos otros episodios que tal vez el gran público no sepa…y mejor así)» que alimentan la leyenda de un Ibarretxe desalmado,»lo peor de lo peor».Máxime cuando se parte de una desinformación en grado máximo como es tu comentario anterior.
    Una aclaración,Larry:A los debates se entra para convencer;con argumentos,con datos,con lo que sea…..a veces se convence y otras te convencen.Llámalo «ganar» o «perder»,como quieras.Personalmente no me gusta perder ni a las chapas,pero a veces pierdo…me jodo,y aprendo.Muchas veces la agresividad y las formas están implícitas en el «argumento» o el «dato»,otras veces se explicitan en el lenguaje utilizado y no dejan de ser una respuesta a la agresividad implícita o viceversa,agresividad al fin y al cabo.Efectivamente,yo no voy de guai.

  8. Je,je,pues parece que sí que te importa perder……………..en el fondo,a todos nos importa.No cuesta nada reconocerlo,aunque quede mejor ir de guai.

  9. Es que eso de perder..

    Por ejemplo; ¿Consideras que la IA ha perdido al haber cambiado de estrategia y pasar de justificar la lucha armada a rechazarla? ¿son unos perdedores?

    Si eta deja las armas y se disuelve ¿les llamarás perdedores por esa decisión?

    Si mañana Patxi López reflexiona y entiende que su gobierno es insostenible, que gobierna contra la mayoría social y que ahora que está Bildu en el juego son necesarias elecciones con Bildu tb presente para que el parlamento sea el real…y va y termina la legislatura y convoca elecciones…¿dirías que ha perdido, que es un perdedor? etc, etc, etc, etc.

    Pero tienes razón; a nadie le gusta perder y justo por eso es un error plantear los debates y discusiones en términos de ganar o perder porque si uno entiende que si se deja convencer y da la razón al otro se convierte en un perdedor, como eso no mola, se aferrará a su posición, buscará argumentos debajo de las piedras con tal de no «dejarse ganar» por el otro.

    Y lo de ir de guay, no sé, es tab subjetivo. Para unos unas formas más suaves o menos directas será ir de guay, para otros los que van de guais son los que van de directos, agresivos, en plan Perez reverte, que está muy de moda,porque llena sus artículos de insultos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *